Capítulo 480: Lo quiero


Han Shuo no pudo aguantar el mirar a semejante joven de apariencia perfecta siendo profanada por el zombi élite de agua sólo así. Sin embargo, justo cuando él estaba por darse la vuelta y mirar en otra dirección, repentinamente sintió una transformación inusual ocurriendo en la joven dentro de la estatua de la Diosa del Hielo.

Observó que la energía dentro de la joven con piel suave y tersa estaba fluyendo rápidamente en el zombi. El zombi élite de agua presiono su cuerpo en contra de esa joven desnuda no para realizar algún alto obsceno como Han Shuo había imaginado, sino para absorber rápidamente la energía dentro de la jovencita a través del contacto de su piel.

Él quedo en blanco antes de regresar rápidamente a sus sentidos y volverse regocijado. Ceso sus maldiciones silenciosas en contra del zombi élite de agua y se volvió tan emocionado como éste.

La joven rebosaba con alguna clase de energía de agua helada y exótica, pero no contenía el más mínimo rastro de energía divina conferida por la Diosa del Hielo. Eso era algo extraño y contrario a lo que alguien hubiera esperado.

Cuando anteriormente intentó romper la Jaula de Jade Helado, él usó al zombi élite de agua para absorber la energía divina dentro de la jaula. Sin embargo, como éste no podía asegurar una conexión con la energía divina en la jaula, el plan fallo.

Por consecuencia, en esta ocasión cuando Han Shuo vio que había una joven dentro de la estatua, él no pensó en enviar al zombi élite de agua para absorber la energía. Pero ahora parecía que aunque el zombi élite de agua no podía absorber la energía divina que la Diosa del Hielo repartía entre sus creyentes, aun así podía absorber el elemento agua y la energía exótica de la mezcla de agua helada.

En el abrazo del zombi élite de agua, la joven fue envuelta en una nube blanca de vapor de agua. La energía dentro del cuerpo sin vida de la joven fluyó en diminutas hebras al cuerpo del zombi.

Han Shuo podía sentir la emoción viniendo del zombi élite de agua, sus ojos brillaban con vigor. Mientras absorbía la energía dentro de la joven, le transmitió a Han Shuo, “¡Gracias padre, gracias padre!”

“¡Erm, tú pareces ser alguien afortunado!” Han Shuo lo elogio y se sintió un tanto avergonzado por sus pensamientos sucios.

“¡Padre, creo que después de esto, él será capaz de fusionar su energía en la formación!” transmitió el zombi élite de metal mientras se colocaba al lado de Han Shuo.

Cuando el zombi élite de metal le recordó eso, Han Shuo se deleitó. Los zombis de fuego, metal y tierra habían tenido éxito al fusionar sus energías en la Formación No Muerta de los Cinco Elementos. En cuanto a los zombis de agua y madera, aún no podían, y además de eso estaba el hecho de que ellos no poseían ningún tesoro de sus respectivos atributos, por lo que quizás nunca serían capaces de fusionar sus energías con los otros tres zombis de élite.

El zombi élite de agua ahora estaba absorbiendo la energía utilizada por el Santuario del Hielo para producir un dios. Una vez que el zombi absorbiera completamente la energía, él no tenía idea de cuál reino podría alcanzar, pero de lo que sí estaba seguro era que daría un enorme paso en su evolución. El fusionar con éxito su energía en la Formación No Muerta de los Cinco Elementos no sería muy complicado para entonces.

Mientras su corazón estaba eufórico, repentinamente sintió una actividad anormal entre esos del Santuario del Hielo. Un grupo de expertos quienes estaban sanando sus heridas, liderados por el Hielo Celestial Corey, de pronto convergieron en un instante.

El muro desde donde los discípulos se habían marchado nuevamente comenzó a raspar y extenderse.

Han Shuo inmediatamente se dio cuenta que su plan había sido expuesto. Esa estatua de la Diosa del Hielo manufacturada por el Santuario del Hielo de alguna forma desconocida para él debía tener alguna clase de conexión con ellos. Como la energía dentro de la joven fue drenada rápidamente, los discípulos debieron de haberse alarmado.

Dado que había resultado así, él sabía que un baño de sangre era inevitable. Un pensamiento cruel emergió en su corazón. Inmediatamente, se dirigió a una distancia superior con el zombi élite de metal creando un túnel para él.

En ese momento, la energía dentro de la joven en la estatua aún tenía que ser absorbida completamente por el zombi élite de agua. Ya fuera o no que él pudiera evolucionar a su capacidad completa, todo dependía de cuánto tiempo pudiera Han Shuo comprarle al zombi.

“¡Padre, la quiero, quiero esta energía!” Aún abrazando a la joven y absorbiendo rápidamente la energía de su cuerpo, el zombi élite de agua le transmitió codiciosamente a Han Shuo como un niño demandando un dulce.

“Tú apúrate y haz que cada segundo cuente. ¡Absorbe rápidamente esa energía y olvídate de todo lo demás!” Han Shuo lo apuro. Él entendía lo que la energía significaba para el zombi élite de agua y estaba preparado para pelear con todo su poder para comprar un amplio tiempo para él.

Finalmente, la plataforma se extendió completamente. El grupo de los discípulos del Santuario del Hielo lanzaron sus miradas a la magnificente estatua de la Diosa del Hielo en el centro de la montaña.

Aparte de algunos discípulos del Santuario del Hielo quienes se habían retirado, estaba la tropa que Han Shuo había encontrado la última vez en el cañón de los dragones oscuros. Con sólo una mirada a estos, él tenía la certeza que ellos debieron estar involucrados en la batalla a larga distancia en el lugar extremo de fuego días antes.

Cuando el grupo fue aplastado al extremo, él midió la oportunidad y ataco sus almas usando su conciencia y fuerza mental. Habiendo sido capturados con la guardia abajo por ese ataque, obtuvieron heridas serias. Cuando se encontraron anteriormente, aunque sus cuerpos eran helados como el hielo, sus apariencias eran completamente normales. Pero ahora, sus rostros eran pálidos como muertos.

En contraste con sus modales despreocupados durante la gran batalla en el cañón de los dragones oscuros, sus cuerpos daban una increíble aura caótica. Eso indicaba que aún tenían que recuperarse completamente de sus heridas.

“¡Oh mi Diosa! ¿¡Qué, qué es esa cosa!?” uno de esos discípulos chillo, temblando de la cabeza a los pies, con una mano colocada sobre su pecho y la otra señalando al zombi élite de agua abrazando fuertemente a la joven.

Cuando sonó el chillido de ese discípulo, otros discípulos del Santuario del Hielo en la plataforma también atestiguaron la situación bajo ellos. Todos esos discípulos, el Hielo Celestial Corey incluido, instantáneamente explotaron en rabia, furia y aturdimiento. Sus gritos y quejas llenaron toda la cámara.

“¡Cómo entro esa cosa sucia en la estatua de la Diosa!” El Hielo Celestial Corey rugió con rabia. Una bofetada aterrizo en el rostro de uno de los discípulos a su lado. Éste escupió una bocanada de sangre y cayó de la plataforma.

¡Silbido, silbido! Antes de que el subordinado hiciera contacto con el suelo de abajo, la barrera mágica alrededor de la estatua de la Diosa del Hielo fue repentinamente activada, enviando algunas estalactitas que corrieron a través de su cuerpo. Antes de que cualquier sangre saliera de las heridas, su cuerpo entero se congelo y se partió en pedazos cuando cayó en el suelo.

“Lord Corey, por favor perdónenos. Nosotros en verdad no tenemos idea de que está ocurriendo. ¡Si nos mata a todos, será imposible completar el Proyecto Crear un Dios!” uno de los discípulos grito con miedo, arrodillándose ante Corey el Hielo Celestial.

El furioso y cenizo Corey, quien estaba preparado para asesinar a todos esos discípulos que anteriormente habían bajado a reabastecer los cristales de energía, ya había sujetado a otro discípulo por el cuello y estaba listo para matarlo por su negligencia. Pero después de escuchar esa ruidosa súplica, por el bien de completar el proyecto, al final contuvo su impulsiva urgencia.

“Entren inmediatamente a la estatua de la Diosa con energía divina y manden a esa cosa sucia a la muerte. ¡Quiero que su alma sufra!” Corey el Hielo Celestial dijo enojado después de soltar al hombre en su mano. Parecía estar muy enojado.

Desde luego lo estaba. Ese Proyecto Crear un Dios que el Santuario del Hielo había estado conduciendo por cientos de años, por fin iba a completarse pronto y el enorme deseo del Hielo Celestial de sobrepasar a la Iglesia de la Luz y la Iglesia de la Calamidad estaba a un paso de completarse y entonces semejante desgracia tuvo que alzarse en el momento crucial. Habiendo esperado por años y años, él estaba más enojado de lo que cualquiera pudiera imaginar.

“¡Si, si mi Señor!” Incluso esos verdaderos expertos quienes se esforzaron por servir al Santuario del Hielo por muchos años temblaron con miedo bajo la violenta furia de Corey. Estos aceptaron apuradamente y comenzaron a tomar cuidado del zombi élite de agua.

¡Silbido silbido silbido!

Repentinamente, ruidosos sonidos de silbidos pudieron ser escuchados. Múltiples lanzas de hueso afiladas volaron por el cielo. Como esquirlas de bambú, filas de lanzas de hueso se dispararon hacia Corey y los otros.

“¡Maldita sea!” Éste bramo con una voz severa. Rápidamente saco su helada espada larga. Después rayos de espada destellaron a través, brillando, un aire helado translúcido se solidifico en la forma de un muro de hielo, obstruyendo las lanzas de hueso.

“¡Ustedes idiotas inútiles, piérdanse!” después de bloquear apresuradamente el ataque de la ola de lanzas de hueso, el Hielo Celestial Corey llovió con maldiciones mientras pateaba al discípulo que estaba arrodillado ante sus pies.

Los discípulos quienes previamente entraron en la cámara, a pesar de ser sacerdotes para el Santuario del Hielo, estudiaban en su mayoría alquimia, farmacología, matrices mágicas y toda clase de complicados e intrincados temas. Sólo entonces el Proyecto Crear un Dios pudo ser realizado. Pero estos no eran particularmente fuertes.

Bajo la alta convergencia del ataque de Han Shuo era muy posible que uno o dos quizás hubieran sido descuidados y se mataran a sí mismos. Si él fuera a perder a la gente quien estudio meticulosamente el proyecto por muchos años, era muy probable que este estuviera condenado a fracasar. Además, aunque el Hielo Corey el Hielo Celestial anhelaba matarlos a todos, por el bien del proyecto, no tenía otra opción que ponerlos a salvo en la plataforma.

Corey gritaba abusando de ellos mientras los empujaba y pateaba con sus manos y pies, forzando a esos discípulos que poseían una verdadera experiencia en sus dominios de estudio a escurrirse en el túnel por el que vinieron. Después de eso, como un lunático, rugió en voz alta, “Sal, Bryan. ¡Sé que eres tú, tú asqueroso y malvado nigromante!”

El usualmente calmado y de modales imperturbables Corey, estaba lleno de ira. En ese momento, casi se asemejaba a Han Shuo en su estado demoníaco, no era diferente de un lunático. Incluso sus pocos subordinados a su alrededor estaban estupefactos ante su salvajismo.

“Ve tras esos pocos que están escapando. ¡Mátalos a todos!” Han Shuo le transmitió calmadamente una orden al zombi élite de metal para que asesinara a esos investigadores. Después de eso, con calma y un comportamiento compuesto, camino a través del túnel que fue abierto.