Inicio Blog

Capítulo 114: Flor del Olvido

0

Sabiduría dijo una palabra que no había dicho en voz alta durante mucho tiempo.

“¿Primos?”

“Sí. Él es el hijo del hermano mayor de mi padre.”

“No estaba preguntando porque no sé qué significa la palabra. Es solo…”

“Lo sé” Dijo el jugador Jang-Wan, Choi Seo-Yoon. “Es bastante irónico para ser coincidencia”.

Sabiduría asintió.

“Entonces podría haber algo en eso.”

“¿Qué quieres decir con que hay algo?”

“Al principio pensé que todos los jugadores fueron elegidos al azar. Pero luego pensé que era extraño porque Nebula y Hegemonia estaban aquí. A pesar de que son los jugadores de primer y segundo lugar, eso no significa que tengan más posibilidades de ser elegidos de todos los jugadores. Y aparentemente, Nebula pensó que hacia el otro lado.”

“¿Al revés?”

Sabiduría movió su dedo en sentido horario, pero sólo a la mitad del círculo.

“Antes de conocernos, pensaba que los jugadores convocados aquí eran aquellos que se clasificaron del 1 al 27.”

Jang-Wan dijo sin rodeos: “Lo sabía. Él solo piensa en sí mismo”.

“¿Deseas que esté de acuerdo con eso?”

“… No, lo que sea.”

La cabeza de Sabiduría comenzó a girar alrededor.

“De todos modos, si no es completamente aleatorio, pero tampoco de acuerdo con una regla en particular, existe una gran posibilidad de que haya otra razón por la que estamos aquí. Y según lo que acabas de revelar, esa parece ser la explicación más probable.”

“¿Otra razón?”

Sabiduría respondió: “Alguien seleccionó a los que jugarían este juego”.

Jang-Wan parecía perplejo.

Sabiduría continuó diciendo: “No hay necesidad de sorprenderse tanto ahora. ¿No sabemos que un ser no identificado llamado Aldin nos había hecho elegir si íbamos a jugar o no el juego al principio?”

“¿Estás diciendo que hay algo detrás de escena?”

“Tal vez, pero pienso un poco diferente.”

“¿Entonces?”

La cabeza de Sabiduría dejó de girar.

“Estoy pensando que podría haber algo más. Pero también me pregunto si hay otra razón aparte para ello. En realidad había 32 jugadores al comienzo, y cinco de ellos no participaron. Según lo que dijo Aldin, volvieron a la Tierra. ¿Crees que tomaron la decisión equivocada?”

“… No.”

“Exactamente. Esas personas realmente tomaron una decisión normal. ¿Quién elegiría quedarse dentro de un juego? En el momento en que elegimos quedarnos aquí, ya no éramos normales. Y 27 de 32 podrían verse como bastante anormales.”

Jang-Wan asintió en comprensión.

“¿Entonces estás diciendo que se dirigieron a personas que participarían desde el principio?”

“No creo que esa sea la única razón por la que nos eligieron, pero supongo que esa fue al menos una de las condiciones. Bueno, al menos eso se aplica a mí, y probablemente…”

Sabiduría señaló a Jang-Wan.

“Lo mismo va para ti.”

Jang-Wan hizo señas de rechazo, negando la declaración.

Las águilas volaron sobre los sacerdotes Kobold muertos en el desierto rocoso. Y las águilas más valientes ya habían comenzado a llenar sus estómagos.

“Así es. Pensé que si me eligieron, ese hombre también debería haber venido. Y ese hombre seguramente le iría bien, y ganaría a menos que alguien interfiera. Por eso elegí jugar el juego.”

Después de escuchar la razón de Jan-Wan, Sabiduría dijo: “Hm. Sería grosero preguntar más, ¿verdad?”

“Es mi privacidad… Por ahora.”

Jang-Wan se dio la vuelta.

En ese momento, un fuerte viento sopló, llevando el olor a sangre fresca que aún no se había endurecido y arruinando el cabello de Jang-Wan, haciéndolo volar hacia el este. Jang-Wan se acomodó el cabello. Y sus ojos afilados vieron a Sabiduría.

“De todos modos, me gustaría ir al siguiente tema.”

“¿Qué quieres decir con eso?”

“¿No puedes usar estratégicamente el hecho de que soy la prima de Nebula?”

Sabiduría se cruzó de brazos como si fuera una pregunta inesperada, y luego apoyó la barbilla en sus manos.

“¿Por qué no podríamos hacerlo?”

***

Redin Br Oser pensó que había caído en una trampa.

Mangul invitó al Rey Delmardin en una iniciativa propia. Era el día de un gran festival celebrado cada diez años en Mangul, y según la costumbre, el Rey de Mangul invitó al Rey de cada país. Sin embargo, una costumbre era solo una costumbre, y no había una razón para que los Reyes participaran.

Mangul estaba cerca del borde del continente. A diferencia de Ojo Dorado y Danyum, que compartían fronteras con Mangul, Asbestos estaba tan lejos que el Rey tendría que cruzar a los grandes países para llegar allí, por lo que casi parecía grosero solicitar tal viaje.

Pero, por supuesto, Delmardin sabía que el evento fue dirigido por los sacerdotes en lugar del Rey de Mangul. La naturaleza sagrada del trabajo que hicieron los sacerdotes fue reconocida por todos los Reyes del continente. Por lo tanto, era necesario al menos mostrar cierta sinceridad. Y así, cada Rey envió a alguien de la Realeza para celebrar el festival del Cielo Vacío en Mangul. A diferencia del festival que se celebra cada primavera en Escala negra, este era un festival que se celebraba irregularmente cada diez años más o menos, por lo que ningún país que busque cooperación diplomática con Mangul podía ignorarlo.

La razón por la que Redin se dirigía al festival fue porque estaba en Ojo Dorado en ese momento. Si estuviera en Asbestos, Delmardin no hubiera querido enviar a su fiel hijo al lejano Mangul. Sin embargo, Redin fue una vez más en medio de tratar con el trabajo sucio de Delmardin sin que los aristócratas o ciudadanos lo supieran.

Uno de los aristócratas de Ojo Dorado estaba tratando de revelar uno de los muchos trapos sucios de Delmardin, por lo que el Rey necesitaba a alguien que pudiera lidiar con el asunto en silencio sin causar ningún problema diplomático, y tenía que ser alguien en quien podía confiar; Por lo tanto, a Redin se le ordenó asumir la tarea. Después de hacerlo, se le dijo a Redin que asistiera al evento diplomático. Era bastante tibio al respecto, pero lo aceptó sin quejas de todos modos.

Redin generalmente enfatizaba a sus subordinados que cuanto más se dedicaban al trabajo difícil, más deberían descansar. Desafortunadamente, a Redin realmente no le importaba mucho las culturas de otros países, por lo que no sabía de antemano que el festival del Cielo Vacío en Mangul era un tipo diferente de festival de lo que esperaba.

Los Kobolds creían en el Dios de Cueva de Piedra, el Dios Desbordante, y tenían una forma especial de orar. Estaba el Dios de Escala Negra, que hizo que sus creyentes demostraran su Fe al ofrecer carne podrida antes de aceptar su tributo, pero recientemente, estos tipos de eventos se habían vuelto menos comunes y fueron reemplazados por rituales más simples.

Sin embargo, el Dios Desbordante siguió las tradiciones más antiguas. Y eso fue cavar un túnel. Se creía que la tradición comenzó en regiones de Mangul donde no había ningún cuerpo de agua para beber agua, pero ahora, el significado no era tan importante. Los Kobolds de Mangul simplemente cavaron túneles para demostrar su fe a su Dios. Y entre ellos, hubo algunos que se desafiaron a sí mismos a pasar por pruebas más atrevidas. Eran los sacerdotes del Dios Desbordante.

Los Kobolds de Dios Desbordante tuvieron que pasar por una ceremonia especial que tuvo lugar cada diez años para convertirse en sacerdotes oficiales. Al principio, solo habría unas pocas docenas de candidatos que deseen convertirse en sacerdotes de Dios Desbordante, pero con el tiempo, el número creció a varios cientos, y los sacerdotes fueron enviados para ir a una parte remota de Mangul con los ojos cubiertos. Luego quitarían la venda de los ojos en los profundos subterráneos que los otros sacerdotes habían cavado. Además de beber agua y comida simple, había dos cosas que se les dieron. Uno era un hacha para cavar el suelo, y el otro era una flor del olvido.

Las flores del olvido eran una de las hierbas raras que crecía en Mangul, y tenía una propiedad única: Hizo que una persona perdiera su sentido de dirección.

A pesar de que los Kobolds eran físicamente adecuados para vivir bajo tierra, consumir la hierba haría que pierdan su sentido de izquierda y derecha, así como hacia arriba y hacia abajo. Aquellos que no habían tenido las flanadas se preguntarían cómo uno podría fallar en discernir de abajo cuando estaban de pie, pero una vez que uno consumió la flor y se puso bajo tierra, cualquier parte del cuerpo podría tocar el suelo y un gran mareo los abrumaba. Entonces la persona no solo perdería su sentido de dirección, sino también su sentido del tiempo, y su conciencia también podría debilitarse.

Lo que los candidatos sacerdotes tuvieron que ver con su pico después de comer la hierba, era cavar el suelo en busca del cielo. Parecía simple, pero no podrían saber en qué dirección estaba el cielo, y tampoco sabían qué tan lejos tendrían que cavar. Incluso si estuvieran seguros de la dirección al principio, sería imposible saber si iban directamente al túnel oscuro sin luz. Y así, si alguien lograra encontrar el cielo cavando de regreso al suelo, el evento terminaría.

Eso era lo que implicaba el festival del Cielo Vacío.

Incluso bajo la supervisión exhaustiva de los sacerdotes superiores, las eliminaciones y las muertes continuaron ocurriendo, y fue un gran evento que comenzaría y tomaría unos años en terminar. Era una locura que incluso Kobolds vivieran en el metro oscuro mientras cavaba sin esperanza. Sin embargo, la agradable sensación de romper el terreno duro y llegar al aire fue cautivadora para los sacerdotes de Dios Desbordante, por lo que la tradición continuó.

Por supuesto, el Dios Desbordante, o el jugador Jang-Wan, lo consideró una forma eficiente de acumular puntos de Fe, ya que era un método que las otras especies y los jugadores con otras Áreas Pequeñas no podían replicar fácilmente.

De todos modos, los Kobolds de Mangul realmente creían que el ritual de oración era bueno, y era común que creyeran que otros simplemente no entendían ya que no lo habían hecho y los empujaron a intentarlo.

Y, por lo tanto, Redin debería haber predicho que los invitados de cada país tendrían que experimentar cavar un túnel en el Festival de Cielo Vacío.

***

Redin se dio cuenta de que algo andaba mal en el túnel frío.

“Realmente, qué broma es esta. Ni siquiera es gracioso.”

Redin pensó en cómo lo habían traído de repente aquí. Todo parecía ir bien. Los Kobolds habían explicado el procedimiento varias veces, y Redin se había negado tantas veces. Sin embargo, no tuvo más remedio que conceder cuando el sacerdote Kobold dijo que era su última solicitud.

“De todos modos, es solo un evento performativo.”

“Soy un príncipe.¿Qué pasa si el túnel se derrumba y yo muero?”

“Es un túnel que todos los sacerdotes han revisado de antemano. No hay forma de que colapse.”

“Um.”

“No hay forma de que dejemos a invitados como usted cavar en el mismo túnel que los candidatos sacerdotes. Terminará en dos o tres horas. Pero si realmente no te gusta, puedes escapar. Solo necesitarías volver a salir de la manera en que entras.”

“Entonces, ¿cuál es el punto de hacerlo en primer lugar…?”

“¿Quizás quieras hacerlo realmente?”

Redin tiró una cara larga y sacudió la cabeza, lo que hizo reír al sacerdote Kobold.

“Si es demasiado trabajo cavar el túnel, puedes quedarte quieto. Una vez que termine el evento, uno de nuestros sacerdotes vendrá a buscarte.”

“Hm.”

“Pero eres un Troll y eres mucho más fuerte que nosotros, por lo que seguramente avanzarás en poco tiempo. Incluso podría surgir más rápido entre todos nuestros invitados esta vez.”

“Si como esa hierba, ¿no perderé la capacidad de contar desde abajo?”

El sacerdote respondió: “Ese es solo el caso de aquellos que carecen de sabiduría”.

Redin no sabía por qué la declaración sonaba tan cargada, pero sin el tiempo de preguntar al respecto, el sacerdote lo empujó a la espalda.

“Adelante y sigue rápidamente a esos sacerdotes. Una vez que vuelvas a subir, pensarás que todo es para mejor. Por favor, vete.”

Así, a Redin le vendaron los ojos y entró en el túnel como una aproximación de la ceremonia por la que pasarían los candidatos sacerdotes de Dios Desbordante. Y recibió una hacha y una flor del olvido. Los flujos no solo hicieron que uno perdiera su sentido de dirección, sino que también energizaron el cuerpo y contenían muchos nutrientes, por lo que podría reemplazar una comida completa.

Redin no tenía intención de participar en el evento, por lo que planeaba simplemente irse a dormir y despertarse más tarde.

“Obtuve el permiso para hacer eso de todos modos. Si tomo una siesta, el evento terminará cuando me despierte. Entonces puedo desempolvarme y relajarme en la famosa acelerada Cueva de Piedra.”

Con ese plan en mente, Redin se despertó pensando que algo estaba mal. Aunque estaba bajo tierra, no estaba muy lejos, por lo que había estado escuchando los ruidos del festival. Sin embargo, cuando se despertó, no podía escuchar nada desde arriba.

“¿Se acabó el festival?”

Redin finalmente llegó a la conclusión de que el sacerdote se había olvidado de él y se puso de pie.

“Debería salir de aquí.”

Tomó la antorcha y caminó hacia el agujero detrás de él. Pero se detuvo una vez que llegó allí. No podía decir cuál de los siete caminos era la salida que conducía afuera.

Capítulo 113: Como Entrelazar el Destino

0

Unos años antes del día de la sangre.

A Sabiduría no le gustaba el Rey de Asbestos, Delmardin.

“Es competente y cruel, pero rápidamente cae en la presunción. Lo que necesito es una máquina de guerra, no un narcisista-”

Sin embargo, Delmardin Br Oser estaba empuñando una poderosa autoridad real. Delmardin había sido un poco extraño desde que se convirtió en Rey hace 24 años.

Era el primer príncipe, por lo que era más probable que se convirtiera en Rey de todos modos, pero para mantener a sus otros hermanos bajo control, continuamente buscó oportunidades para asesinarlos y envenenarlos hasta la muerte, y tuvo éxito la mayor parte del tiempo. Aquellos que criticaron su brutalidad fueron expulsados del palacio o se les hizo desaparecer sin dejar rastro.

Una vez que se convirtió en Rey, Delmdardin no era necesariamente un Señor Oscuro para los ciudadanos, pero otros aristócratas le temían. Los aristócratas, que habían perdido su poder para mantener a Delmardin bajo control, cumplían con Delmardin, y los señores de las tierras fronterizas donde los aristócratas centrales no podían alcanzar fácilmente eran débiles en el poder.

Para fortalecer su poder, Delmardin convirtió a su prima en Reina, y recientemente, había quemado vivos a sus primeros y terceros hijos con cargos de traición. Cuanto más gobernaba, más veía a sus hijos como competidores.

Incluso con eso, Sabiduría no lo vio como un gran problema. El país Troll que Sabiduría hizo se volvió violento para elecciones eficientes. Un dictador podría tomar una decisión equivocada en cualquier momento, pero al menos podrían tomar una decisión. En algunos casos, era mejor elegir rápidamente cualquier cosa que no tomar una decisión y dudar. Pero, por supuesto, a Sabiduría no le gustaba tal dictadura.

Cuando Sabiduría estaba en la tierra, nunca había pensado que la dictadura debía ser tolerada. Pero este fue un juego. Aunque era un mundo real en el que se basaba el juego en Lost World, Sabiduría era cada vez más consciente de que no era un jugador regular jugando un juego regular, sino un Dios. Los Dioses tenían poder ilimitado y ninguna responsabilidad. Por lo tanto, actuó cruel hacia los Trolls para hacerlos actuar de manera eficiente.

Los Trolls se rindieron al Dios Vinculante, cuyo nombre simbolizaba los hilos enredados al jugar la cuna del gato, y se enteraron de su brutalidad. También aplicaron esa brutalidad hacia las otras especies en la tierra que dominaron. Por lo tanto, numerosas especies se arrodillaron ante los Trolls por miedo. Y debido a eso, los Trolls pudieron gobernar la tierra más grande del tercer continente.

“… Sin embargo.”

A pesar de ser una tierra grande, la brutalidad no garantizó una nación poderosa. El país más fuerte en el tercer continente no era Asbestos, era Escala Negra, y la diferencia entre ellos no era insignificante. Escala Negra tenía la capacidad de ir contra todos los demás países combinados. Y para comprender cómo llegó a ser capaz de eso, cada paso tenía que ser examinado y cada aspecto desarmado. Pero después de pasar más de 150 años observando a Escala Negra, Sabiduría aún luchó por llegar a una conclusión.

Sabiduría sabía que Nebula hizo un récord que nadie podía romper fácilmente, y que su estrategia era sobresaliente, pero le resultó difícil entender cómo Nebula creó una gran diferencia entre ellos. Y eso fue porque el propio Sabiduría también había hecho un juego ejemplar.

Sabiduría pensó para sí mismo: “¿Cuál es el problema?”

Con la guerra contra Escala Negra en el horizonte, Sabiduría mostró optimismo y creía que su juego todavía era ejemplar.

Era cierto que los cinco aliados tenían una ventaja y seguirían así incluso si alguien traicionara a la alianza.

Sabiduría luego encontró la respuesta en su metodología.

“¿No fue lo suficientemente eficiente?”

El dodecaedro giratorio de la sabiduría, que fue el más grande de los poliedrones Kepler-Poinsot, se detuvo.

“No, ¿fue brutalidad?”

Su juego estaba bien. Cuando se examinó objetivamente, no podía decir que su actuación fue excelente, pero aún era prominente. En comparación con jugadores como AR1026, que fue aplastado por Jeol Woo-Bi, y Lunda, cuyo crecimiento se había estancado por alguna razón en la etapa media del juego, Sabiduría era en realidad un jugador bastante competente y, por lo tanto, no fue por una falta de competencia de que cayó detrás de Nebula.

La razón por la que Sabiduría había perdido la oportunidad de hacerlo mejor fue porque los Trolls no llevaban exactamente la voluntad de Sabiduría. Estaban bien, pero no era suficiente. Hubo una gran diferencia entre él y Nebula cuando pensaba en cómo Nebula había estado controlando Escala Negra como sus manos y pies.

“No puedo saber los caminos de Nebula. No tengo otra opción que actuar de acuerdo con el método que conozco.”

Sabiduría sabía que se acercaba la guerra. Entonces, incluso si tomaría un tiempo, decidió que el Rey debería ser reemplazado. Y encontró a alguien que calificó. Era el hijo de Delmardin, Redin.

***

La piel de los Trolls era generalmente verde, pero se veía más cerca del gris. Sin embargo, de vez en cuando había Trolls nacidos con piel roja debido a mutaciones, y generalmente nacieron con un rasgo recesivo, por lo que eran físicamente débiles y no vivían mucho. A diferencia de los Trolls sanos con piel verde, los Trolls nacidos con piel roja se llamaban marchitos.

El vigésimo primer hijo de Delmardin, Redin Br Oser, fue marchito. Aunque era de la Realeza, era el hijo de una amante que tenía la piel roja, por lo que fue criado fuera del palacio. De hecho, dado que no había posibilidad de que Redin se convirtiera en Rey, solo tenía a su lado un sirviente que lo cuidaba y un chico de los recados que se quedaba cerca para informar al Rey si estaba vivo o muerto, así como cualquier otra noticia. La madre de Redin también era un Troll ordinario, por lo que no tenía motivos para ayudar a Redin.

Sabiduría había estado prestando atención a Redin. Las habilidades de Redin se consideraron en el 1% superior, por lo que era competente, pero no era especial. El 1% superior podría parecer excelente, pero aún demasiado numeroso para que se convierta automáticamente en la elección correcta. Sin embargo, valió la pena señalar que su fuerza, inteligencia y sociabilidad estaban dentro del 1% superior.

“Es el más notable de todos los hijos de Delmardin. Y me gusta el hecho de que fue expulsado del palacio.”

Cuanto menor era el Estado con el que comenzó un personaje, más espacio había para que un Dios interviniera y lo colocara en un lugar más alto. Y cuanto más dramático era el aumento del poder, mayor crecería la Fe del individuo.

Pero el problema era que Redin estaba satisfecho con su situación actual. Lo aceptó como una progresión natural de las cosas y lo acompañó. A pesar de que nació de un Rey, tenía 15 hermanos mayores, y nadie lo había alentado a convertirse en Rey hasta este momento. Incluso un barón no Real tendría una mayor posibilidad de convertirse en Rey al comenzar una rebelión.

“Si él fuera un burro, podría haber soñado con convertirse en Rey, pero Redin no lo es.”

Entonces Sabiduría decidió darle a Redin la oportunidad de convertirse en Rey con su creación, Schtreihner.

– ¿Su pedido?

“Mata a la madre de Redin. Pero debes dejar un rastro.”

– ¿Qué quieres decir con eso? ¿Dejo una señal que dice que era yo?

“No. Como si alguien de la familia real lo hiciera.”

Schtreihner hizo lo que ordenó Sabiduría. Y esto consumió puntos de Fe de Sabiduría porque matar a un cierto jugador se consideró una intervención activa. Aún así, no era suficiente para ser preocupante.

Como Sabiduría había percibido, el principio de causalidad no exigía muchos puntos de Fe a menos que un jugador fuera totalmente en contra.

“La madre de un Príncipe abandonado sin posibilidad de convertirse en Rey. El principio de causalidad apenas se sacude.”

Pero había algo que estaba muy sacudido, o más bien alguien. Fue Redin. Redin aprendió negocios de un comerciante de la aldea durante el día y regresó a casa cuando era de noche. A su regreso de hoy, descubrió que su madre había sido asesinada y encontró una daga que pertenecía a la familia real a su lado. Redin, que había vivido sin expectativas sobre la familia real hasta entonces, ganó un nuevo propósito en la vida: Venganza.

“Schtreihner.”

– ¿Me llamaste?

“Necesitamos un chivo expiatorio ahora. Busca algún chivo expiatorio entre la Realeza.”

– ¿Qué hago después de eso?

“Mata al chivo expiatorio para que Redin no pueda vengarse.”

– …Con el debido respeto, ¿puedo preguntarle la razón por qué?

Sabiduría lo encontraba novedoso cada vez que su creación hablaba con él.

Luego explicó con gusto su razonamiento.

“Si Redin tiene éxito en su venganza, su historia termina allí. Su deseo de venganza no debe estar satisfecho.”

– Pero, ¿Qué sucede con el deseo de venganza que no tiene lugar a donde ir?

“Debe ser sublimado en una emoción diferente… ahora haz lo que digo.”

Redin se propuso ir a la capital de Asbestos. Y la noche antes de conocer a su padre, un asesinato golpeó al Palacio Real. La persona asesinada era el sexto hijo de Delmardin, el dueño de la daga que Redin estaba buscando. Perdiendo la oportunidad de vengarse, la esperanza de Redin estaba vacía, pero encontró otra evidencia. Era evidencia de que el hermano muerto de Redin podría haber sido asesinado por otro hermano. Y al mismo tiempo, Redin se convirtió en el sospechoso por matar al sexto hijo, y suplicó la oportunidad de demostrar su inocencia. En el proceso, la habilidad prominente de Redin se reveló, y fue absuelto.

Y llamó la atención de Delmardin.

– ¿Qué debería hacer ahora?

“Ve a descansar.”

– ¿No hay trabajo aquí que aún no he hecho?

‘Está hecho.’

Sabiduría agregaba.

“El trabajo sobrante es mío.”

Redin finalmente terminó viviendo en el palacio y recibió la atención y el favor del Rey, que nunca había experimentado antes.

En medio de su lujoso estilo de vida, continuó su investigación, y pronto se dio cuenta de que la enemistad se había estado elaborando en secreto entre sus hermanos desde hace mucho tiempo. Redin juzgó que todo era muy irrazonable e incorrecto.

“¿Hay alguna razón para continuar esta brutal pelea cuando padre todavía está vivo?”

Luego agarró una idea que le vino a la mente. Se dio cuenta de quién beneficiaría a los mejores de todos esos enfrentamientos.

‘… Padre. ¿Eres el culpable?’

Sabiduría se manifestó ante él como un sueño metafísico y complejo. Luego, Redin aceptó todo hasta ahora como destino, no coincidencia.

La revelación de Sabiduría fue clara y simple.

“Ese hombre de diámetro débil no aplica para el trono. Pero independientemente, ese hombre tiene miedo y balancea su espada a aquellos que ni siquiera se preocupan por el poder. Ahora se necesita alguien para permitirle descansar en paz.”

El deseo de venganza de Redin fue reemplazado por otra emoción. Y decidió aceptar la voluntad de Dios. Redin primero fue a servir a Delmardin e hizo todo el trabajo variado y sucio. Y mientras lo hacía, lentamente ganó confianza y comenzó a hacer un trabajo peligroso e importante que Delmardin quería que su hijo hiciera en su lugar.

Poco después, Redin, el hijo de una amante, el vigésimo primer niño que los asistentes ni siquiera podían recordar el nombre, y el Marchito, miró hacia abajo por los otros Trolls, finalmente se convirtió en el fiel sirviente del Rey.

Mientras Redin buscaba la oportunidad de superar el trono, se inventó la pólvora, aparecieron los Magos y la guerra estaba a punto de comenzar.

Sabiduría tenía la intención de darle una señal en el momento correcto a través de una revelación divina. Pero Jang-Wan de repente lo contactó.

***

“No debería haberme involucrado contigo.”

Mientras Sabiduría revisaba sus ventanas de estado, Jang-Wan se le acercó nuevamente. Jang-Wan todavía tenía el disfraz de león.

Con una expresión ansiosa, Jang-Wan preguntó: “¿Fue el cálculo… Correcto?”

A pesar de que todos los sacerdotes Kobold habían muerto, su Dios permaneció solo con su nivel de Divinidad. Y debido a que Jang-Wan comenzó con un alto nivel de Divinidad, no se convirtió en un vasallo.

“Sí, pude hacer a Redin un Apóstol.”

“Eso es lo suficientemente bueno. Ahora tenemos una carta para jugar también.”

Ante esas palabras, Sabiduría respondió: “Ahora que las cosas están hechas, ¿está bien hacerte la pregunta?”

Jang-Wan le había dicho a Sabiduría que no preguntara hasta que llevaran a cabo su plan, y Sabiduría estuvo de acuerdo. Ahora que las cosas se hicieron, Sabiduría pensó que tenía derecho a preguntar.

Jang-Wan asintió.

Sabiduría preguntó: “¿Por qué odias tanto a Nebula? Es poco probable que hayas interactuado mucho durante el juego, por lo que sería difícil formar cualquier tipo de relación, y mucho menos una mala. Tus sentimientos… Son difíciles de entender.”

Por un momento, Jang-Wan guardó silencio. Entonces ella dijo claramente: “Porque conozco a Nebula.”

“¿Lo conoces?”

“Sé exactamente quién es Nebula. Su verdadero nombre es Choi Sung-Woon, y es un idiota que siempre se queda en casa y juega juegos.”

Jang-Wan apretó los dientes.

“Nebula es mi primo mayor.”

Capítulo 112: Explotación

0

“¿Que hizo Escala Negra para que el mago de Asbestos los traicionara?”

Un mes antes, Escala Negra, Orazen.

En el Gran Salón del Palacio, los ministros estaban teniendo una conversación acalorada antes de que llegara Kyle.

“Se sabe que el Príncipe Vasen podría haber persuadido al Mago cuando lo venció.”

“¿Es eso cierto?”

“No hay forma de saberlo.”

Todas las noticias sobre Escala Negra terminaron llegando a los de Orazen, pero dependía de ellos juzgar si las noticias eran verdad

“¿Cómo terminó el Príncipe Vasen allí? ¿No solo iba a explorar las montañas orientales al principio?”

“¿Viste la demostración de la nueva arma llamada cañón no hace mucho? Aparentemente, el equipo de expedición tuvo la tarea de transportarlos al archipiélago del sur también porque no había suficientes barcos militares.”

“Entonces, ¿Su Majestad sabe sobre todo esto?”

“¿Pero no había mucha oposición en ese momento? Por eso se incluyó un supervisor en el equipo de expedición, ¿verdad?”

Los ministros habían pensado que estaban a cargo de cada materia en Escala Negra; Se confundieron cuando surgió un evento sin precedentes en el continente.

“Dejemos de hablar del Príncipe Vasen ahora. Lo más importante es que las cinco naciones aliadas nos desaprueban.”

“¿Qué quieres decir con ‘desaprobar’? Esa es una palabra demasiado suave. Están solicitando sin rodeos una disculpa y compensación. Y el Príncipe Vasen está más o menos en el centro de todo esto. Por supuesto que no podemos dejar de hablar de él.”

“Estoy diciendo que es una excusa. Simplemente han estado buscando una excusa hasta ahora. ¿Has olvidado que siempre trataron de pelear con Escala Negra?”

“Exactamente, entonces digo que si se trata de razonar, no podrán pelear y…”

Justo entonces, se abrieron las puertas del Gran Salón.

“¡Aquí viene su majestad, Kyle Lak Orazen!”

Los ministros de la izquierda entraron apresuradamente y se alinearon en ambos lados de la puerta, y Kyle caminó por el camino que habían hecho.

Kyle luego se sentó en su trono y dijo: “Estoy ocupado, así que saltemos los procedimientos extraños. Estoy seguro de que todos han escuchado las noticias”.

El ministro de administración, Ravwin, dijo: “¿Te refieres a las noticias de que Asbestos culpaba a Escala Negra por su Mago incendiando a su barco y huyendo?”

“Sí.”

“Los ministros habían estado aquí desde la mañana para tener una reunión sobre eso.”

“¿Hay algún avance?”

Ravwin resumió los puntos principales y dijo: “En primer lugar, existe la necesidad de verificar si Asbestos tiene razón, y si es así, tendríamos que averiguar si la responsabilidad de la conquista pirata se encuentra con el Príncipe Vasen y el general Ian Tata, e incluso si la acusación es cierta, si debemos cumplir con la solicitud de Asbestos considerando nuestro interés nacional.”

Todos los ministros eran sensibles ya que habían tenido una reunión sobre el asunto desde el amanecer, pero todos asintieron en respuesta al resumen de Ravwin.

Sin embargo, Kyle sacudió la cabeza.

“Parece que no has discutido el tema importante.”

“¿Perdón? Por tema importante te refieres a… “

“¿No deberíamos prepararnos para la guerra?”

Los ministros intercambiaron miradas preocupadas.

Las solicitudes que Asbestos había hecho fueron algo ridículas. Y también era cierto que Escala Negra y las otras cinco naciones no estaban en los mejores términos, ya que continuaron teniendo peleas con Escala Negra durante los últimos cien años. Sin embargo, las naciones habían mantenido la paz durante mucho tiempo, por lo que estaba la suposición de que una guerra realmente no estallaría.

Pero Kyle no lo creía.

“Lucharemos contra los cinco aliados. Y como Lakrak, el primer Rey, dijo una vez: Si peleamos, necesitamos ganar.”

El ministro de finanzas dio un paso adelante.

“Pero Su Majestad, ¿no está el asunto que todavía no está en piedra? Puede mencionar eso como una posibilidad, pero Escala Negra debe evitar la guerra a toda costa, incluso si sufrimos algunas pérdidas.”

Era una declaración que se opuso por completo a la voluntad del Rey, pero la mayoría de los ministros parecían estar de acuerdo.

Kyle lo encontró arrepentido.

“También desearía que ese sea el caso.”

“¿Entonces por qué…?”

Kyle se dio la vuelta.

El verano se acercaba. Una de las tres puertas con bisagras en el Gran Salón estaba abierta. El sol todavía estaba bajo, pero su luz estaba llena de calor.

“Si eso es lo que los Dioses desean, ¿cómo podrían detenerlo aquellos que caminan en la tierra?”

***

La clase Noble de Escala Negra tenía el deber de ir a la guerra como soldados. Además, un alto porcentaje de la población de Escala Negra eran Hombres Lagarto, y los Hombres Lagarto masculinos y femeninos podrían participar en la guerra debido a sus características como especie. Como resultado, también hubo una alta proporción de soldados Lagarto en el ejército.

Lo mismo tendió a ser cierto en otros países. La rama Noble del ejército con buen equipo y entrenamiento en técnicas de combate generalmente era la especie principal cuando se estableció por primera vez un país. Estos soldados Nobles se consideraban una rama separada del ejército, por lo que harían cosas como proteger a Orazen, la ciudad capital, evitar que los piratas invadieran y protegerían las fronteras. Y en Escala Negra, los soldados Nobles ascendieron a un poco más de diez mil.

“Pero no puedo movilizar a todo el ejército.”

Sung-Woon se enteró de lo que Lunda le había dicho a Eldar, pero realmente no le importaba, porque al final, el panorama general no cambiaría incluso si Lunda se pusiera del lado de la alianza. Sin embargo, no creía que Lunda lo iba a traicionar.

“Lunda es simple. Ella se adhiere al lado más fuerte.”

Sung-Woon descubrió que podía calcular fácilmente lo que haría Lunda. De hecho, Eldar era en realidad el que lo confundía. Se dio cuenta de que Eldar no mostró signos de traicionarlo, pero no sabía el por qué, lo que lo incomodó.

“¿Eldar no me va a traicionar incluso cuando se le presente esta oportunidad?”

Pero, por supuesto, Sung-Woon no fue alguien que dejara que sus sentimientos dicten su juego.

“El problema no es el ejército permanente, sino los reclutas.”

No fue posible enfrentar a la alianza de las cinco naciones enteras con solo diez mil soldados. Y tampoco fue posible para él enviar a todo el ejército permanente a la guerra.

“Un cierto porcentaje debe quedarse atrás para proteger la región, y un cierto porcentaje debe enviarse. El ejército permanente son los soldados de élite, por lo que si cualquiera de las divisiones se agota, la calidad de todo el ejército disminuirá.”

Afortunadamente, Sung-Woon no estaba demasiado preocupado por este asunto.

En Lost World, hubo factores que podrían controlarse, pero muchos más no pudieron. Especialmente en temas relacionados con los asuntos estatales, fue difícil para los jugadores interferir con el sistema mismo. Sin embargo, era necesaria la interferencia indirecta para identificar las habilidades y disposiciones de los nobles y manipularlos para que se unan a la corte real o asumieran los puestos externos.

Debido a estos problemas, era común que el número, la calidad o la formación de las tropas no cumplan con las expectativas del jugador. Las cosas irían bien si los jugadores lograron dar forma al Palacio Real como pretendían, pero si ese no fuera el caso, existía la posibilidad de que tuvieran que luchar con un ejército mediocre.

Sin embargo, Sung-Woon no estaba muy preocupado.

“Como se esperaba, Kyle lo está haciendo bien.”

A Kyle Lak Orazen se le ocurrió un plan militar razonable en una sola sesión. En primer lugar, dividió el ejército permanente en dos: El ejército central y el ejército regional. El ejército regional se desplegaría para defensa regional, y el Ejército Central era una unidad reorganizada que sofocaría los disturbios y mantendría la seguridad en Orazen. Según Kyle, el ejército central actuaría como guardias para poder atacar activamente a los enemigos externos.

Pero aparte del Ejército Central, Kyle decidió reunir tropas adicionales, que también se dividirían en una unidad central y una unidad regional por la misma razón que el Ejército Permanente estaba dividido.

“Incluso cuando estalla una guerra, el ejército central se asigna a regiones que no son críticas para el esfuerzo de guerra. Por otro lado, el ejército regional tendría que reunir tropas adicionales si van a luchar en un partido de defensa. Sin embargo, el entrenamiento básico y las tareas militares se dejarán para más tarde. Hasta que sean necesarios, cumplirán rutinas diarias, como la agricultura, para acumular tantos recursos como sea posible para la guerra.”

Y como resultado, se reunieron cuatro mil tropas del ejército central y ocho mil reclutas principales. El reclutamiento gradual de tropas era para minimizar la reacción inmediata de los ciudadanos y abrir la posibilidad de reclutar más tropas en el futuro.

“Si desplegamos todas las tropas para luchar en la guerra, estaríamos en una ventaja al principio, pero a la larga, sería perjudicial. La población que se estanca debido a un desajuste en la relación de género es común cuando la guerra continúa durante mucho tiempo. Y esta guerra…”

Sung-Woon trató de hacer una estimación concreta, pero terminó sacudiendo la cabeza.

“… Durará mucho tiempo.”

Incluso en la historia de la Tierra, no era común ver una guerra para el reclamo sobre un solo continente. Hubo conquistadores que ganaron muchas veces debido a las diferencias en el nivel de desarrollo de las civilizaciones, pero la mayoría todavía estaría arriesgando sus vidas. Y hubo descendientes que siguieron sus pasos. Además, Sung-Woon no creía que Kyle o él fueran tan buenos como esos grandes conquistadores.

“Sobre todo, todos estamos en el mismo continente, por lo que las civilizaciones están en una etapa similar.”

Aparte de eso, los rápidamente reunidos ocho mil reclutas centrales principales recibieron entrenamiento militar lo antes posible. Y mientras tanto, la situación diplomática se deterioró rápidamente.

Como algunos ministros de Escala Negra eran del tipo amistoso, enviaron un mensajero no para cumplir con la solicitud de Asbestos, sino con la esperanza de que pudieran llegar a un acuerdo, pero Asbestos envió al mensajero muerto a Escala Negra para ridiculizarlos.

Era una guerra que iba a estallar incluso si no hicieran nada, y pronto, los ciudadanos se enteraron del inminente conflicto, y la sombra de la guerra se extendió rápidamente por los dos países, así como todo el continente.

Kyle nombró a las diez mil tropas el primer ejército, que constaba de dos mil soldados centrales y ocho mil reclutas centrales principales.

El primer ejército se dirigió a la región norte de Orazen.

***

En una tierra que nadie conocía.

“¿Tenemos que hacerlo de esta manera?”

“Sabes que la estrategia que podemos ver no es todo … ¿no?”

Sabiduría giró lentamente su cabeza en forma de estrella.

Frente a él había una persona con una gran máscara de león. Era Jang-Wan.

Sabiduría dijo: “¿Realmente estarás bien?”

“No.”

“… ¿Entonces por qué?”

Jang-Wan respondió: “No me gusta la Nebula, así que no quiero permitirle dominar este continente.”

Sabiduría luego dijo: “Pero aún así, es solo un juego. Tampoco quiero perder ante Nebula, pero no se puede hacer nada si me derrotan después de hacer mi mejor esfuerzo.”

“Exactamente como dijiste, Sabiduría.”

Jang-Wan parpadeó con los ojos de la máscara de león y luego sacudió la cabeza como si estuviera molesto por algo. Luego, despegó y arrojó a un lado el gran disfraz de león que tenía sobre la parte superior de su cuerpo. Allí había una mujer con cabello negro, que llegó al pecho de Sabiduría.

“Esto es solo un juego” Dijo Jang-Wan. “Y solo estoy llevando a cabo la estrategia que creo que es mejor.”

“… Hm.”

“Sabía que nunca lo harías, pero la traición puede suceder en cualquier lugar. Por lo tanto, necesitaba un seguro.”

“Pero si continúas con esto, tu poder se debilitará. Entonces no puedes decir que es solo un beneficio para ti.”

“Lo es.”

Sabiduría sabía que Jang-Wan tenía razón. Hubo una brecha entre Nebula y los otros jugadores que era difícil de reducir.

Apóstol.

Jang-Wan asintió.“Incluso si todos los preparativos se hacen perfectamente, tener un Apóstol puede marcar la diferencia entre la victoria y la derrota. Para ser honesto, no soy el mejor versado en este juego, pero al menos eso es lo que dicen las estadísticas.”

“Tienes razón.”

“Entonces supongo que la conversación está hecha. No te sientas cargado. Esto no es algo como la explotación. Es una estrategia… Por el bien de todos.”

Mientras Sabiduría miraba hacia abajo, vio a muchos sacerdotes Kobold rezando. Y el sacerdote principal en el frente levantó la cabeza. Sus ojos brillaban de vértigo.

Jang-Wan había usado el Control Divino.

“Vamos.”

Sabiduría llamó al ser más fuerte de su especie. Fue Redin, uno de los hijos ocultos de Delmardin, el Rey de Asbestos.

Sabiduría usó el Control Divino para hacerse cargo de Redin y sacar una daga.

Comenzó la masacre que más tarde se llamaría “el día de la sangre”.

***

Después de que todo terminó, Sabiduría miró la ventana del sistema frente a él.

[¡Tu nivel de Divinidad ha aumentado!]

[20 → 21]

[Ahora puedes elegir un Apóstol.]

TEG Capítulo 1

0

Así habla el viajero de otro mundo

Mi mirada estaba fija en el hombre que comía frente a mí.

En el momento en que comenzó el banquete, cogió con impaciencia la sabrosa carne y la mordió como un bruto. Una vez que terminó, comenzó a morder el hueso sobrante solo para tragárselo por completo después. Una vez hecho esto, pasó a la envoltura de carne enrollada.

La forma en que comía era demasiado repugnante y espantosa para llamarla encantadora; era más bien como si hubiera estado poseído por el espíritu del festín.

Todos estaban completamente concentrados en el festín que tenían delante, tal como lo estaba el hombre.

Todos menos yo, de todos modos. Yo era diferente.

Presioné violentamente mis uñas contra mi piel hasta que la sangre se filtró en un intento de resistir la tentación maligna.

El hombre frente a mí terminó su carne y pasó a la sopa de entrañas. Su rostro estaba casi oculto, lo que me impedía ver sus expresiones mientras se daba el gusto.

Comencé a abrir la boca para gritarle, pero me detuve ante la sensación de indigestión que llenaba mi estómago.

Murmuré el nombre de la chica en mi mente mientras apretaba con más fuerza la carta arrugada.

———

De repente, me levanté de golpe en mi cama y me di cuenta de que todo era sólo un sueño. Parece que me levanté temprano para variar; todavía estaba oscuro. A pesar del frío, sudaba bastante.

Probablemente soñé con eso porque hoy era el día.

Me sequé el sudor de la frente y me levanté para buscar un poco de agua. Mi marido dormía profundamente en la habitación de al lado.

Está por terminar.

Seguramente hoy es el último día que tengo ese sueño.

El tiempo de Clear Kay está cerca.

Éste fue el tema de la carta que escribí a la corte real a principios de mes. Mi marido, o más bien su salud, empezó a deteriorarse hacia el cuarto mes del año pasado. Hizo todo lo posible por recuperarse, pero fue en vano. Según el médico, mi marido padecía una enfermedad hepática ya avanzada. El médico supuso que le quedaba poco menos de un año de vida.

Su condición empeoró día a día hasta que ni siquiera podía mantenerse en pie correctamente. Me acostumbré a mantener informados a nuestros viejos conocidos sobre su condición, pero en ese momento decidimos que era hora de hacer la llamada.

El primer golpe en la puerta sonó en toda la casa unos momentos después de que termináramos de desayunar. Al abrir la puerta, vi a alguien a quien no había visto en varios años: Saliman, el ex aprendiz de mi marido y actual chef real.

“Ha pasado mucho tiempo, señora.”

Cuando miré por la puerta, fui recibida con una actitud amable y cortés. Era la misma actitud que recordaba de él mientras vivía en la corte real. Un joven que no reconocí estaba detrás y me saludó de la misma manera. Mientras los guiaba a la habitación de mi esposo, Saliman y yo tuvimos una breve conversación:

“Mi madre dijo que vendría tan pronto como pudiera. ¿Cómo está la salud del maestro?”

“Él está bien, por ahora. Puede comer sin problemas y hoy se encuentra en condición estable. El médico, sin embargo, dice que sólo le queda un mes.”

La expresión de Saliman se volvió sombría al escuchar mis palabras. Llamé a la puerta de la habitación de mi marido y esperé una respuesta antes de abrir, sólo para encontrarlo sentado en su cama leyendo algo.

“…Maestro.”

“Oh, Saliman. Ha sido un tiempo.”

Él esbozó una sonrisa cansada al ver el rostro de su aprendiz. Por el contrario, Saliman puso cara de silencioso dolor.

“Escuché que te ascendieron recientemente, ¿estás bien? Parece que has perdido algo de peso. Bueno, supongo que puede resultar extraño que alguien como yo hable de tu peso.”

Mi esposo, que se retiró de la cocina real hace cinco años, alguna vez fue un anciano robusto que ahora parecía notablemente más delgado que todos los demás en la habitación, a pesar de estar en ropa de dormir. Las cuencas de los ojos que descansaban detrás de sus gafas estaban hundidas. Los brazos que alguna vez balanceaban con facilidad las ollas y sartenes más pesadas ahora eran como ramas marchitas.

Saliman permaneció en silencio, todavía con la misma expresión abatida mientras mi marido se reía con cara alegre. Reaccionó igual incluso después de que el médico le dijera cuánto tiempo le quedaba. Estoy segura de que no fue porque se rindió, sino que ya no temía a la muerte después de todo lo que había pasado.

El maestro y el aprendiz disfrutaron de su reencuentro mientras conversaban. Cuando terminé de preparar los refrigerios, Saliman finalmente comenzó a sonreír un poco. Mientras servía a todos mi té de flores hecho con Torj, mi marido nos miró con calma antes de hablar:

“Bueno, entonces, como está escrito en la carta, ¿empezamos?”

El joven que nos acompañaba era un escriba y aparentemente estaba aquí con la misión de registrar la historia de mi marido.

“Sí.”

“A su orden, maestro.”

Una vez que Saliman y yo lo confirmamos, mi esposo alcanzó el alféizar de la ventana y agarró la carpeta que estaba leyendo antes.

Era un diario que contenía los acontecimientos de su juventud. La cubierta de cuero dañada y los cordones sueltos eran testimonio de las decenas de años que había pasado. Lo he visto leer ese diario innumerables veces en las varias décadas que llevamos juntos, pero esta probablemente será la última.

“Lo que estoy a punto de compartir con ustedes es la historia de un anciano a punto de encontrar su fin. Sin embargo, puede llevar un poco de tiempo, así que relájese y disfrute de algunos refrigerios mientras escucha.”

Abrió la carpeta y miró los extraños caracteres escritos en su interior:

Japonés: un idioma de otro mundo que solo él puede leer en este mundo .

“Todo comenzó en el quinto mes del año 485… en el desierto cerca de este pueblo. Todavía recuerdo muy bien ese día.”

Mi esposo comenzó a contar sus primeros días mientras el joven funcionario del gobierno escribía su historia.

La biografía de Clear Kay, el registro de un anciano viajero de otro mundo , comienza en el momento en que se topó con el nuestro .

———

Así que esto es todo, ¿eh?

Eso era lo único que tenía en mente mientras descansaba contra una gran roca.

Han pasado tres días desde que me encontré perdido en este desierto. Sin comida, sin mapa, sin medios de comunicación, solo. Caminé por este páramo en busca de civilización, pero olvídate de la gente, no pude encontrar ni una sola gota de agua. No importa lo lejos que caminé, no había nada más que arena, arena y más arena.

La intensa luz del sol quemó mi piel y el aire seco minó los pocos fluidos que quedaban en mí. La arena bajo mis pies agotó sin piedad mi resistencia mientras luchaba por dar cada paso siguiente. La única comida que logré encontrar fueron dos lagartos y una sola criatura que se parecía a un híbrido de ratón y topo. Estaba en mis límites.

Mis piernas sobrecargadas de trabajo estaban entumecidas en ese momento, sintiéndolas como si fueran postes rígidos. Sólo podía caminar gracias a la raíz de un árbol marchito que usaba como bastón improvisado.

Mi último gran hallazgo fue una roca gigante que usé para cubrirme del sol hasta el anochecer. Sin embargo, cuando llegó la noche, no sólo no podía levantarme, sino que estaba completamente agotado. Finalmente, la fatiga me invadió y mi conciencia comenzó a desvanecerse.

La idea de morir pasó por mi mente innumerables veces durante estos tres días, pero esta vez estaba seguro. Iba a morir, solo yo y la arena.

¿Cómo sucedió esto?

Esa pregunta surgió desde que me encontré en este lugar desolado. Desafortunadamente, no tuve respuesta ni idea de cómo terminé aquí.

Acabo de abrir un restaurante en Tokio hace tres días, eso era todo lo que sabía.

Después de graduarme de la escuela secundaria, pasé de un trabajo a otro y usé mis ahorros para viajar al extranjero y pulir mis habilidades culinarias, trabajando como aprendiz en restaurantes de todo el mundo.

Perfeccioné mis habilidades durante diez años mientras trabajaba en países de América del Norte, Europa y Asia antes de decidir regresar a Japón y abrir mi propio restaurante. Era un sueño que tenía desde que era joven y finalmente se estaba haciendo realidad.

Pero ese entusiasmo fue en parte el culpable de que estuviera en este infierno. La emoción me hizo trabajar demasiado hasta que me desmayé por agotamiento. Lo último que recuerdo fue que me desplomé repentinamente en mi cocina. Cuando desperté, estaba en medio de este desierto aparentemente interminable.

Al principio pensé que era sólo un sueño extraño, pero el calor abrasador que me quemaba la cara y los dolores de hambre que me retorcían el estómago lo convirtieron en una pesadilla.

Todas las noches me enterraba en la arena para no congelarme y contemplaba el cielo. Esperaba usar las estrellas para deducir vagamente dónde podría estar, pero no pude reconocer ni una sola constelación. Aparte de lo que parecía la luna, el cielo parecía completamente diferente al que había visto cuando crecí. Cuanto más estudiaba el cielo nocturno, más me preguntaba si ya estaría en la Tierra.

Por favor sea un sueño. Por favor despierta ya.

Mientras oraba, mi visión se volvió borrosa y mi cuerpo se entumeció. Mi esperanza de que todo fuera un sueño se desvaneció, junto con mi miedo a la muerte. Sólo quería que esta pesadilla terminara.

¿Alguien me encontrará aquí?

Me preguntaba si mi familia y mis amigos me extrañaban o si siquiera estaban pensando en mí. Me sentí mal por los colegas que me ayudaron a lograr mi sueño y por mis empleados recién contratados. Pero, más que nada, temía la idea de no encontrar nunca lo que había estado buscando toda mi vida.

Pero, aunque todos mis otros pensamientos se desvanecieron, el único deseo que me impulsó a convertirme en chef permaneció:

Quiero comer comida deliciosa.

Abrí la boca para gritar, pero sólo me desmayé. La muerte estaba dando sus últimos pasos hacia mí-

Y luego, tocó mi lengua.

Sabroso, jugoso, exquisito. Ninguna palabra podría describir el sabor que me devolvió a la vida.

La rica, suave y sabrosa fragancia pasó de mi boca y nariz a mis nervios, y la sangre corrió por todo mi cuerpo. Era un sabor que despertaba el alma, y ​​no había dudas. Nada podría saber mejor.

Cuando abrí los ojos, fui recibido por el mismo paisaje desolado de antes, pero ahora había una niña a mi lado, mirándome. Cuando mis ojos se abrieron, los de ella se abrieron como platos…

“Ah, uh… ¿quién eres…”

“¡-!”

Mientras intentaba hablar con voz seca, ella respondió en un idioma que nunca había escuchado. Parecía aliviada mientras me rodeaba con sus pequeños brazos, devolviéndome a la realidad. Por algún milagro, todavía estaba vivo.

El cielo del atardecer que la rodeaba quedó grabado en mis recuerdos. Ese momento marcó mi primer encuentro con este mundo y, más importante aún, con ella.

Junto a la niña estaba un joven, mayor que ella. Era justo decir que ninguno de los dos era japonés, pero no tenía idea de dónde podrían ser. Los dos parecían haber llegado montados en un extraño animal parecido a un híbrido de vaca y camello. Con la cantidad de equipaje cargado en él, ciertamente encajaba en el papel de ambas criaturas empaquetadas en una.

Mientras bebía de un odre de cuero, el joven usó un trozo de tela para protegerme la cabeza y el cuello del sol. Era una versión improvisada del parasol que llevaban los otros dos. Con el sol obstruido, finalmente pude sentirme al menos un poco cómodo por primera vez en días.

Después de recuperarme un poco, me cargaron en la extraña criatura y me llevaron a un pueblo cercano.

Algún tiempo después llegamos a lo que parecía ser un oasis en el desierto. Las plantas y los animales adornaban la ciudad cuando se construyó para rodear el oasis. La ciudad en sí era considerablemente grande y los edificios parecían viejos, pero cuanto más miraba, más cosas extrañas sentía.

Los edificios estaban hechos de barro o arcilla, y no se veían caminos pavimentados. No se pudo encontrar ni un solo automóvil o bicicleta, sino que había carros tirados por criaturas similares a la que me trajeron.

Había oído hablar de ciudades que tenían un estilo arcaico para atraer turistas, pero esta ciudad iba más allá de la simple arquitectura antigua. Los ciudadanos, la tecnología, los edificios, todo parecía anticuado por cientos, sino miles, de años. Nunca he oído hablar de una ciudad hoy en día en la que incluso sus ciudadanos vivan sin gas ni electricidad.

“¿Dónde estamos?” Intenté preguntarle al joven en todos los idiomas que conocía, pero fue en vano.

La sensación de alivio fue lentamente consumida por la confusión cuando me di cuenta de cuán diferente era este escenario de todo lo que conocía. Cuando empezó la confusión, me llevaron a una de las chozas de barro que parecía ser una casa. Entré con la ayuda del joven que me prestaba su hombro y lo escuché hablar con alguien que estaba adentro. El hombre parecía ser una especie de médico, ya que me estaba examinando poco después.

Una vez examinado minuciosamente, el joven me condujo a otra habitación con una cama para descansar. Era rígido, pero cien veces más cómodo que el lecho de arena que hice anteriormente. El cansancio me golpeó y caí en un sueño profundo.

Pasó bastante tiempo, pues ya estaba oscuro mirando por la ventana. La joven ahora estaba mirándome junto a mi cama y trajo comida en el momento en que abrí los ojos.

Aunque parecía ser un tipo de papilla de arroz, estaba servida con leche que nunca había probado. Es posible que proviniera del animal en el que montábamos, pero no tenía forma de preguntarlo.

Incluso si hubiera podido preguntar, de dónde venía era lo último que tenía en mente. Me lo bebí todo, como si esta comida fuera mi gracia salvadora.

Lamiendo mis chuletas, me volví para mirar a la niña sentada a mi lado. Era una niña pequeña con un comportamiento lindo, probablemente en su adolescencia. A diferencia de los demás en la ciudad con piel más oscura y cabello negro, ella tenía un cabello plateado largo y hermoso y una piel impecable de color ceniciento. Sus brillantes ojos azules se parecían al océano en toda su belleza.

“Ah… um-”

Estaba a punto de intentar agradecerle, pero luego recordé que no hablo su idioma. La niña notó que yo dudaba sobre qué decir y dio un paso señalándose a sí misma:

“Aisa.”

“¿Eh?”

“Aisa.”

Mientras repetía la palabra mientras se señalaba a sí misma, me di cuenta de que debía haber estado diciendo su nombre.

“…Kei. Kuria Kei.”

Coloqué la bandeja junto a mi brazo e imité a la niña señalándome y pronunciando mi nombre.

“¿Kay…?”

“Kei.”

“¡¡Kay!!“

Tomó mi mano y me llamó con voz alegre. Para alguien que estaba dispuesto a morir solo apenas unas horas antes, su amable voz sonaba muy refrescante.

A partir de ese día, la familia de Aisa me cuidó y me ayudó a recuperar la salud.

La familia estaba formada por Aisa, sus padres y su hermano mayor. Su padre, Sazan, fue el hombre que me examinó; y un médico como sospechaba. Muchos pacientes lo visitaban para recibir tratamiento todos los días. El nombre de su madre era Karajan, parecía estar a cargo de las tareas del hogar como limpiar, cocinar y otras tareas diversas. El hermano mayor, Shizam, estaba con Aisa cuando me encontró en el desierto. Vivía en el barrio con una mujer, supongo que su esposa o amante, y ayudaba en el trabajo de Sazan casi todos los días.

Después de recuperarme gracias a su padre, pude ayudar con trabajos menores y comencé a conectarme con los lugareños. La barrera del idioma fue obviamente un gran obstáculo que superar, pero pude aprender cada día más gracias a las enseñanzas de Aisa.

Saqué tiempo para caminar por el pueblo con ella todos los días. Me presentaba a amigos y vecinos, me pedía que la ayudara en la ciudad y poco a poco me acostumbré a su forma de vida. Nunca entendí las conversaciones que tenían, pero cada vez que la escuchaba decir ‘Kay’, me sentía un poco mareado.

Siempre que vamos al mercado utilizamos una extraña bestia de carga para llevar nuestras cosas. Según Aisa, su familia no tiene uno, por lo que se lo prestan los vecinos.

En nuestro segundo viaje, me untó la cara con su lengua maloliente. La niña, que observaba, se echó a reír antes de decir algo:

“Dendel”, dijo, señalando al animal.

Al parecer, es el nombre de la cosa. No fue hasta más tarde que supe que Dendel era su especie y no su nombre real. De cualquier manera, seguí repitiéndolo para memorizarlo.

Aisa, pareciendo molesta, sacudió la cabeza y volvió a pronunciarlo. Parece que lo dije mal. Repetí mientras me aseguraba de hacerlo bien esta vez. Después de un par de intentos más, Ella asintió con satisfacción.

Pasando mis días como hoy, gradualmente mejoré mi vocabulario tomando notas de cada palabra que aprendía en una carpeta de libros. La idea principal era escribir caracteres y ver si la gente los reconocía. Desafortunadamente, no se reconocieron alfabetos, caracteres chinos, árabes ni siquiera números, así que tuve que usarlo de otra manera.

Anoté todo, desde los nombres de nuestros vecinos y cualquier objeto hasta los nombres de la flora, la fauna local y las estrellas que pude identificar. 

Posteriormente llegué a averiguar el nombre de este pueblo, Asilia.

Lo principal que atrajo mi curiosidad mientras estuve en Asilia fue, como es de esperar de un chef, la cocina local. El mercado que frecuentaba con Aisa siempre estaba repleto de ingredientes que nunca antes había visto.

Las patatas existían, pero en innumerables formas en comparación con las patatas normales y las batatas eran de tipo rojo y esférico. También me atrajo una fruta que parecía un albaricoque exprimido y algunas verduras de hojas negras.

En cuanto a la carne, había carne de res, cerdo, carne de dendel y varios tipos de aves. A veces incluso vendían lagartos vivos y criaturas parecidas a ratas que comía en el desierto.

Navegar por el mercado se convirtió en uno de sus pasatiempos favoritos. Podía sentir la emoción creciendo cada vez que iba al mercado, especialmente aquí en este nuevo lugar.

De camino a casa, cuando decidí preguntar a los padres de Aisa si me dejaban cocinar para ellos, me llamó la atención un camino que partía de la calle principal.

Más adelante se extendía a ambos lados un huerto, de donde procedían los frutos. Estaba obsesionado con los árboles hasta que finalmente noté una colina ligeramente elevada que se asomaba detrás del huerto. Se construyó una gran cúpula en lo alto de la colina que parecía completamente diferente a cualquier otro edificio de la ciudad. Cediendo a mi curiosidad, le pregunté a Aisa si podíamos verlo de cerca.

“No puedes… no allí.”

“¿Ni siquiera para verlo?”

“…No.”

Sacudió la cabeza con una expresión bastante culpable.

Me pregunto de qué se trata. A juzgar por su reacción, pensé que podría ser un establecimiento religioso o algo por el estilo. Quizás los forasteros como yo debamos mantenernos alejados de ese tipo de lugares.

“Bueno, no hay necesidad de preocuparse por eso por ahora”, pensé, y lo olvidé.

Hice mi primer intento de cocinar al día siguiente, aunque todo lo que hice fue seguir a Aisa y Karajan hasta una fogata pública con una canasta de verduras.

Hay muy pocos en el pueblo que tienen cocina propia, la mayoría de las familias tienen que salir a cocinar. Si necesitábamos agua, teníamos que sacarla del pozo más cercano; y teníamos que conservar la temperatura manteniendo suficiente leña en el fuego.

Todo era demasiado primitivo en comparación con las cocinas modernas que conocía. Dicho esto, me emocionaba ver a estas mujeres empuñar sus cuchillos y cocinar su comida.

Al poco tiempo, me encontré rogándole a Aisa y a su madre que me dejaran cocinar algo repitiendo la palabra Sãky, que significaba cocinar, hasta que entendieron.

Como nunca antes me habían visto cocinar, Karajan dudó en dar permiso hasta que Aisa logró convencerla.

Terminé salteando un poco de carne dendel ahumada, verduras y una rata de arena, la criatura que comí en el desierto. Le corté la cabeza, le saqué las entrañas y luego la corté con un cuchillo grueso.

Usé especias, sal y alcohol para borrar la acidez y lo piqué hasta que se volvió lo suficientemente pegajoso antes de moldearlo en bolas y echarlas con las verduras.

Aunque tomó algo de tiempo darle forma, la carne estaba sorprendentemente tierna y le dio un sabor delicioso al salteado que era mucho más sabroso que los otros tipos de ratas, ardillas y conejos comestibles.

No pensé en tomarme el tiempo para saborearlo en el desierto porque estaba ocupado preocupándome por los virus y parásitos, así que me impresionó mucho saber que sabe tan bien.

La familia de Aisa quedó sorprendida con mi cocina y la disfrutó. Me alegré de haberles devuelto un poco el favor. Fue la primera vez que sentí que había aportado algo aquí.

Desde entonces, además del trabajo físico, me hice responsable de la cocina en la casa. La idea de tener un trabajo me motivó a acercarme más a mi entorno y, como resultado, mi lenguaje mejoró mucho más rápido.

Llevé una vida diaria plena desde el día que comencé a cocinar. Hubo un tiempo en el que incluso pensé en conseguir un trabajo real como chef en un restaurante local. La razón por la que suspendí ese plan fue porque todavía tenía dos preocupaciones con respecto a la comida.

El primero fue sobre el sabor supremo que probé cuando estaba al borde de la muerte. Definitivamente estaría muerto si no lo hubiera probado. Sin embargo, Aisa y Shizam no parecían tener comida con ellos en ese momento.

“¿Me diste algo cuando me salvaste? ¿Algo que supiera realmente bien?” Le pregunté a Aisa, pero su respuesta fue negativa.

Tenía una suposición; Mi último deseo me hizo imaginar un sabor similar al de una experiencia cercana a la muerte. Decidí seguir con eso por el momento ya que no tenía otros medios para explicar ese sabor divino.

La segunda preocupación se refería a una costumbre particular relacionada con la comida aquí. Cuando comencé a hablar con cierta fluidez, se difundió en el barrio la noticia de la muerte de una persona mayor. Aisa, junto con todos los familiares, se dirigieron al funeral de esa persona mientras yo me quedaba atendiendo la casa. El funeral estaba cerca, lo que me permitió verlos hacer fuego. Vi salir humo del interior de la casa y finalmente me di cuenta de algo:

No recuerdo haber visto nunca una tumba en este pueblo.

Es cierto que era muy probable que nunca hubiera ido a un cementerio, o que las tumbas en sí tuvieran un aspecto diferente. También recordé la cúpula de esa colina y pensé que podría ser el cementerio.

De todos modos, al darme cuenta de que tal vez no fuera lo mejor preguntar en público, decidí preguntarle a Aisa más tarde.

“¿Dónde entierras a tus muertos?”

“…¿Enterrar a nuestros muertos? No enterramos a nadie.”

Le pregunté cuando regresó; Recibí una respuesta vaga a cambio.

“Nos los comemos, por supuesto.”

Fue entonces cuando supe de un banquete fúnebre conocido como ganzara , costumbre en la que el cadáver del difunto se manipula de manera similar a la carne de cualquier otro animal; masacrado, cocinado y presentado a todos los familiares en el banquete fúnebre.

“Está bien, ¿por qué te los comes?”

Sintiendo un escalofrío, continué, planteando otra pregunta. Esta vez, Aisa respondió de inmediato:

“Porque a partir de hoy una parte del abuelo va a estar dentro de mí. ¿No te sentirías tranquilo sabiendo que una persona cercana podría convertirse en parte de ti?” Explicó mientras se frotaba el vientre. Parece que ella también se comió a esa persona en el funeral.

Canibalismo. Este grave acto considerado tabú en la mayoría de los países del mundo fue realizado por esta pequeña niña con una cálida sonrisa y ojos emocionados.

Me horroricé muchísimo al descubrir esto, pero luego recordé el día en que mis padres me obligaron a colocar mi mano sobre la cara del cadáver de mi abuelo y, de hecho, sentí empatía con la costumbre. Casi podía entenderlo desde un punto de vista espiritual, pero no podía dejar de lado la idea de cocinar y comer cadáveres.

“¿Quieres un poco, Kay?”

“Tu abuelo ya fue devorado por todos los demás.”

No hay manera posible de que pueda comerme un cadáver cocido.

Aisa, al sentir un fuerte rechazo en mi respuesta, puso una cara ligeramente triste. Por alguna razón, sentí una especie de implicación en su pregunta, aunque no me enteré hasta algún tiempo después.

Antes de que eso sucediera, hubo otro evento que se convirtió en un punto de inflexión en mi vida. Fue iniciado por los mensajeros de este país provenientes del castillo real en el lejano oriente.

Un día vino a verme un grupo peculiar de hombres.

Todos vestían un uniforme imponente con sombreros con flecos que nunca había visto en ningún otro lugar de Asilia. Me preguntaron si yo era Clear Kay y declararon su posición como mensajeros del rey cuando afirmé.

“El rey fue informado de la aparición de un hombre desconocido en Asilia y te ordena que te presentes ante él. Vamos a hacer que vengas con nosotros a la corte real.”

Estaba nervioso por primera vez desde que llegué aquí, pero al mismo tiempo lo pensé como una oportunidad. Interactuar con el corazón del país es la forma más rápida de obtener respuestas a mis preguntas sobre este lugar. Después de todo, todavía no tengo idea exactamente de dónde estoy o cómo terminé aquí.

Me sentí invadido por la ansiedad y no me atreví a dar mi consentimiento hasta que Aisa intervino:

“Todo estará bien, Kay. Iré contigo.”

“Uh, no puedes simplemente ir conmigo…”

De ninguna manera aprobarían el acompañamiento de un ciudadano común y corriente a la corte real, ¿verdad?

“Aisa-sama vive en la corte real”, explicó uno de los mensajeros como si viera la incertidumbre en mi expresión.

“¿Ella vive en la corte real?”

“Correcto. Aisa-sama vino a Asilia sólo por un breve período. Nuestra misión original era recuperarla y traerte si estabas aquí.”

“Sí. Así que vamos juntos, Kay.”

No podía encontrarle sentido a las cosas. Quizás Aisa en realidad sea una princesa o algo así, pero eso no cambia el hecho de que nació en este pueblo. La actitud de sus conocidos, sin embargo, era más o menos la misma.

Inseguro del giro de los acontecimientos, obedecí la orden de los mensajeros y comencé a prepararme para el viaje. De todos modos, no tenía derecho a negarme, así que lo mejor era aceptarlo.

Esa noche celebramos un pequeño banquete en el que preparé un festín para la familia y los vecinos de Aisa. Guiso Dendel, hierbas fritas y pollo relleno. Puse más esfuerzo de lo habitual esta noche e hice que todos se divirtieran con los kumis que fermenté con leche dendel. Fue una noche divertida y animada.

Al día siguiente cruzamos el desierto y llegamos a otro pueblo junto a un gran río. Cruzar el desierto que casi me quita la vida fue bastante cómodo gracias a que tenía suficientes provisiones y un dendel para montar.

El río era una ruta de transporte vital que atravesaba todo el país. Nos subimos a un barco que partía de la ciudad, pasamos dos días navegando antes de llegar a tierra y finalmente montamos en un carruaje tirado por caballos hasta la capital, Ishq Band.

Según lo que escuché, la capital se construyó hace 500 años. Fue entonces cuando la monarquía establecida por una tribu de viajeros derrocó a un país importante en la época de su quinto rey y construyó su nueva corte real en la tierra conquistada.

Ver las cosas desde arriba realmente ilustra el paisaje urbano blanco que se extiende a lo largo de la curva costa, con barcos de varios tamaños anclados en el puerto. Uno de los mensajeros alardeó de que la capital es considerada el “puente del mundo” por ser un punto clave en el comercio internacional.

Dentro de este paisaje urbano blanco, dos grandes edificios resaltaban en rojo y azul.

El rojo ubicado en las colinas cercanas al puerto era la iglesia, mientras que el azul era el palacio real construido en el centro de la capital, nuestro destino final.

Altas murallas rodeaban el palacio. La única forma real de entrar era a través de una puerta de león gigante. Una puerta que, como su nombre indica, tiene tallada en un lateral la cara de un león. Pasando la entrada protegida por soldados armados, en su interior nos esperaba una zona del tamaño de un pequeño pueblo, donde se alineaban edificios de diversos tamaños.

Un dulce aroma asaltó mi nariz mientras caminaba por el camino hacia el palacio principal.

“¿Quieres saber qué es ese olor, Kay?”

“Hm, sí… ¿qué es?”

Aunque preguntó, Aisa se mantuvo en silencio y sólo reveló una sonrisa descarada.

El palacio principal era majestuoso, mirarlo solo era abrumador.

Las limpias paredes azules emitían un brillo semitransparente y el colorido vidrio tenía impresionantes pinturas de flora y fauna insertadas. El interior estaba meticulosamente decorado con delicados adornos e incluso el suelo estaba pulido con un intrincado patrón. Los castillos y palacios se hicieron lo más lujosos posible para mostrar la grandeza y la autoridad de un gobernante a otros en posiciones similares. Fue una exageración para un plebeyo como yo, no he podido calmarme desde que entramos.

“Voy a ir a saludar a Isela y Hattie. Hasta luego, Kay.”

Con eso, Aisa se separó de nosotros. Luego me llevaron a una habitación similar a un hotel de negocios y tuve que pasar por una inspección sanitaria que me exigía cambiarme y ponerme la vestimenta formal de la corte imperial, que consistía en una bata blanca y pantalones negros.

Cuando terminé de cambiarme, me dijeron que me cortara el dedo con un cuchillo y vertiera mi sangre dentro de un pequeño frasco. También me dijeron, después de preguntar por qué, que era necesario que un extraño se reuniera con el rey. Significa que el forastero promete nunca mentir ni actuar con rudeza ante el rey. En resumen, fue un juramento de sangre.

Me tomó un tiempo reunir el coraje para cortarme el dedo a pesar de haberme rendido una vez ante la muerte.

Luego, me enseñaron los gestos de inclinarme y me dijeron que los repitiera durante veinte minutos antes de que, por fin, me condujeran al salón del trono. El salón era sorprendentemente simple y sencillo, a diferencia de cualquier otro lugar del palacio.

Era espacioso, pero eso era todo. Las paredes, los pilares, casi todo el interior estaba desprovisto de decoración. El único mueble era una pequeña silla colocada en medio del pasillo. Del otro lado, un hombre estaba sentado rodeado de soldados reales y sirvientes a su izquierda y derecha.

“Clear Kay.”

“S-Sí.”

Al escuchar mi nombre pronunciado de manera solemne, sin darme cuenta enderecé mi espalda.

“Toma asiento allí.”

“…Sí.”

Me abrí camino hacia las sillas con cojines redondos de una manera incómoda y me senté después de hacer una reverencia como me enseñaron.

“Puedes levantar la cabeza.”

“¿Sí?”

“Levanta tu cabeza.”

“¡S-Sí!”

El hombre al que me enfrentaba era de hecho el rey de este país.

“Soy el decimoséptimo rey de este país, Shayde.”

Shayde, el propio rey, vestía de forma sencilla. Una capa de color rojo oscuro que se asemeja a un yukata con pantalones blancos; sin accesorios adornados.

Parecía mayor, pero el brazo fornido que asomaba por su manga decía lo contrario. Su característico cabello rojo era largo y se extendía como la melena de un león, mientras que sus ojos deslumbrantes exhibían su feroz dignidad y orgullo.

“Clear Kay.”

“…Sí.”

“No hay necesidad de estar nervioso. Ten un poco de té.”

“Sí.”

Sí fue la única palabra que salió de mi boca en el último minuto. El rey no pudo evitar sonreír cuando me vio completamente asustado.

Tomé una taza de té colocada frente a mí y le di un sorbo. Este tenía un olor similar al del té chino. No sé si tuvo un efecto calmante, pero me sentí un poco relajado después de beberlo. El rey esperó a que dejara la taza antes de volver a hablar.

“Parece que entiendes las palabras de nuestro país.”

“Lo hago, lo suficiente para sobrevivir.”

“Ya veo…”

Un momento de silencio invadió la sala antes de que el rey continuara. Habló a un ritmo lento mientras elegía palabras que podía entender.

“Eres un cocinero de un país llamado Japón. Apareciste en el desierto de Asia sin previo aviso y fuiste rescatado por Aisa. ¿Es eso cierto?”

“Es como usted dice, su majestad.”

Después de asentir en señal de confirmación, el rey intercambió miradas con un anciano que estaba junto a los soldados. El anciano llevó algo a la mesa cerca de mí.

Era una esfera que parecía un globo terráqueo.

“Este es un modelo mundial. Es un mapa modular creado a partir de los hallazgos de un sabio del oeste que descubrió que el mundo es una esfera enorme. Refleja la estructura del mundo, deducida con gran detalle mediante investigaciones exhaustivas y medidas científicas.”

Era evidente que este globo era una pieza importante, pero lo que más me atrajo fue el hecho de que no se parecía en nada al de la Tierra. No había ejes y, lo más importante, la forma del terreno era inusual.

“¿Conoce alguna de las tierras de ese modelo, Clear Kay?”

“…No.”

La estructura geográfica parecía elaborada. Siendo ese el caso, su tecnología de medición debe ser bastante avanzada para que puedan generar tal trabajo. Ver este globo despejaría muchas dudas que he tenido hasta hoy y me dejaría con una única conclusión.

“Esto sugiere que no eres originario de este mundo.”

Declaró esa conclusión como si la hubiera leído en mi mente. No pude evitar estar de acuerdo. Esta no es la Tierra que conozco. He estado en un mundo completamente diferente desde el día que me trajeron al desierto.

Pensé que este era el caso desde que llegué, pero para estar seguro, lo dejé en el fondo de mi mente y nunca lo mencioné. Ahora que está a la vista, no veo ninguna posibilidad de regresar.

“Su Majestad.”

“Habla.”

“¿Sabías… que vengo de otro mundo?”

El rey asintió. Lo supuse por su actitud serena y la forma en que hablaba.

“Sabía de ti por las cartas de Aisa. Un hombre vestido con ropas extrañas y hablando un idioma misterioso apareció en Asilia mientras mencionaba el nombre de un país desconocido.”

Una carta de Aisa, según veo. Ella debe ser la razón por la que me han convocado. Pero hay algo de lo que no estoy seguro. No es normal que alguien en su sano juicio asuma que vengo de otro mundo. Sólo quien lo experimentó lo aceptaría fácilmente. El rey, habiendo leído sobre mí sólo en las cartas de Aisa, naturalmente debería concluir que le estoy engañando. Eso es lo que debería decirse, pero mi historia no le sorprende en lo más mínimo.

Debe haber algo que le dé motivos para creerme.

“¿Podría ser que no soy el primero?”

“…Oh. Muy inteligente, ¿no?”

Parece que estaba en lo cierto.

Impresionado por mi suposición, se rió y bebió un trago de vino.

“¿Sabías que el origen de este país proviene de Asilia?”

“Sí.”

“Hm… hay una historia sobre cierto hombre de ese período.”

Hace 500 años, Shadin, jefe de la tribu nómada del desierto, se encontró con un hombre extraño.

Pronunció palabras que nadie entendió, su apariencia y vestimenta no eran adecuadas para el calor del desierto. Era una persona sabia y aprendió a hablar el idioma tan pronto como se integró a la tribu. Les dijo a todos que no sabía cómo terminó en el desierto y también mencionó el nombre de un país desconocido.

Si bien deseaba regresar a su tierra natal, el hombre compartió su sabiduría y conocimiento con la tribu. Desde táctica militar, psicología y comunicación no verbal hasta organización y gestión gubernamental. Les enseñó todo lo que una persona necesita para ser gobernante.

Los miembros de la tribu que cumplieron con sus palabras se hicieron más fuertes con el tiempo, lo que hizo que Shadin naturalmente deseara que él se quedara y continuara apoyándolo, incluso hasta el punto de ofrecer a su hija en matrimonio.

Finalmente, la tribu conquistó el oasis de Asia, encima del cual establecieron su país. Ese fue el ascenso de la actual monarquía inaugurada por el primer rey.

“En consecuencia, los ciudadanos de Asilia creen que quienes deambulan por el desierto traen consigo una gran fortuna. Precisamente por eso te trataron tan bien.”

“El hombre… ¿qué pasa con el hombre? ¿Qué le sucedió?”

“Puedo ver que tienes curiosidad, pero ten paciencia.”

Sólo me di cuenta de que estaba inclinado hacia adelante cuando el rey me enderezó levantando su mano. Luego bebió de un trago su copa de vino mientras yo apuraba mi taza de té y me preparaba para lo que vendría después.

“Sobre el hombre, se dice que desapareció.”

“¿Desapareció?”

“Mientras celebraban el establecimiento del país y el matrimonio de la hija de Shadin, se dice que ambos desaparecieron abruptamente para no volver a ser vistos nunca más.”

“En-Entonces, esto significa…”

“No pasó nada después. La única información que vale la pena mencionar es que el país contado por el hombre no se ajustaba al modelo revelado posteriormente por los científicos. No había nada que confirmara que fuera siquiera un humano. Algunos dicen que podría haber sido un profeta enviado por Dios. Bueno, el hecho de que ahora estés diciendo cosas similares es lo más importante.”

El rey concluyó la historia señalándome con la barbilla.

“¿Esto quiere decir que este hombre también vino de otro mundo?”

“Si lo que afirmas es cierto, es probable que lo sea.”

Sólo queda confirmar si el hombre vino de la Tierra. Al menos ahora sé que alguien de otro mundo llegó a Asilia antes que yo. Si eso es cierto, entonces muchas cosas empezarán a tener sentido. Incluso tengo esperanzas de regresar si la historia es precisa.

“¿El hombre regresó a su mundo?”

“Se dice que desapareció . Sólo Dios sabe lo que les pasó a él y a su esposa.”

“…Dios, ¿eh?”

Lo más probable es que sea debido a mis raíces japonesas que sentí sospechas de todo el asunto una vez que se mencionó a Dios, pero considerando la escala de todo esto, realmente no puedo descartar la idea de que algún tipo de dios pueda estar detrás de esto. De cualquier manera, deberían enviarme de regreso a la Tierra en algún momento en el futuro.

“Me pregunto por qué el hombre desapareció.”

“Si Dios lo envió, es posible que haya sido enviado de regreso después de cumplir con el deber que se le había encomendado.”

“Un deber…”

“Apoyó al primer rey con su sabiduría y sirvió como piedra angular en el establecimiento de la monarquía. Una vez que el país se estabilizó, desapareció. Quizás también te hayan enviado aquí para lograr algo.”

El rey detuvo allí sus palabras y simplemente me dirigió una mirada llena de expectación.

Quizás te hayan enviado aquí para servir a este país y salvarlo.

Sin embargo, no creo que tenga lo necesario para salvar un país. Incluso si hubiera vivido en un mundo avanzado, no conozco lo suficiente la política, la economía o la tecnología para ayudar a que este país se desarrolle.

“No tengo la sabiduría del hombre de la historia… Sólo soy un chef común y corriente.”

“Está bien. ¡Aisa!”

Tan pronto como el rey la llamó, ella salió por la puerta opuesta del salón.

“Ejeje, estaba esperando. Te extrañé, Kay.”

“Ah sí…”

Sólo ha pasado una hora desde que nos separamos, pero Aisa se veía completamente diferente.

Se aplicó un poco de maquillaje en la cara y mantuvo sujeto su largo cabello ceniciento con un pasador plateado. Sus ojos grandes y sus labios cubiertos de lápiz labial solo ayudaron a acentuar su piel blanca.

“¿Cómo me veo vestida?”

Estiró los brazos y giró, haciendo que el dobladillo dorado de su vestido girara suavemente con ella.

“… Te ves… hermosa…”

“G-Gracias.”

Aisa miró hacia el suelo mientras sus mejillas blancas adquirían un tono rosado. Se veía sorprendentemente linda, como uno esperaría que se viera una niña de trece años. El vestido sólo complementaba aún más su rostro juvenil.

“Soy consciente de que ya se conocen, pero se la presentaré de todos modos. Esta es Aisa, una sakla y la mejor amiga de mi hija.”

Sakla. Lo escuché de Aisa hace algún tiempo. Aparentemente es un término que se refiere a su posición en la corte real. Quizás sea su papel como la mejor amiga de la princesa. Asumí el significado de su título en mi cabeza y continué la conversación.

“Escuché de Aisa que eres un experto cocinero . Nuestro país valora profundamente su cultura gastronómica. Estoy seguro de que has notado un gran edificio blanco en el camino. Esa es la cocina real que gestiona todos los asuntos alimentarios de la corte.”

Finalmente entendí la sonrisa significativa de Aisa en nuestro camino hacia aquí. Apuesto a que ahora estaría poniendo la misma cara.

“Quiero que compartas la cultura alimentaria de tu mundo con este país. Si aceptas, te garantizaré un alojamiento cómodo hasta que regreses a tu mundo. Sin embargo, aún eres bienvenido en mi palacio si te niegas.”

“Yo-”

Suponiendo que la historia del hombre sea cierta, si me enviaran inmediatamente al cumplir con mi deber, sería un final bastante conveniente.

Aunque sea así, no puedo decir que lo mío sea cocinar para el país.

Muchas preguntas todavía llenan mi cabeza, pero sólo puedo aceptar mi destino y esperar lo mejor. Además, si realmente hubo un dios que me envió aquí para compartir mis habilidades culinarias, eso es algo de lo que estar feliz.

“Entiendo. Haré todo lo posible para cumplir con mi deber.”

“¡Hurra!” Gritó Aisa mientras aplaudía y me daba un susto.

A partir de entonces me convertí en chef de la corte real; Esa noche lo celebramos con un pequeño banquete.

Los únicos participantes éramos Aisa, el rey, la princesa y yo. La princesa Isela tenía la misma edad que Aisa y tenía el pelo rojo como su padre. Tiene tres hermanos mayores que rara vez visitan el palacio y pasa la mayor parte del tiempo junto a Aisa.

Parecía de mal humor cuando su padre nos presentó, pero eso fue sólo antes de sentarse junto a Aisa. Parecían llevarse muy bien. A Isela le encantaba su pescado al vapor y lo compartía con su amiga a su lado. El menú fue fácilmente la cocina más exquisita que he probado aquí.

“La cocina de Kay también es realmente deliciosa. ¿Por qué no pruebas un poco, Isela?”

Aisa le recomendó mi cocina a la princesa y me miró como diciendo que me apoyaba.

Dudé sobre cómo responder durante unos segundos antes de ser interrumpido cuando estaba a punto de hablar.

“No… estoy bien.”

“Cielos…”

Isela me miró fijamente por un segundo e inmediatamente desvió la mirada nuevamente. Sentí una pizca de hostilidad en esa mirada.

Mi formación culinaria comenzó al día siguiente.

Los conocimientos y habilidades que cultivé en la Tierra se basaron naturalmente en los ingredientes, equipos y herramientas que había allí. Por lo tanto, no pude utilizarlos hasta que me familiarizara con la cultura alimentaria de este mundo.

Como era de esperarse del centro de comercio de la monarquía, la variedad de ingredientes de la capital era incomparable a la de Asilia. Todo tipo de alimentos eran traídos de diferentes regiones del país, o incluso importados del exterior y comercializados. También había una gran cantidad de mariscos que no estaban disponibles en Asilia.

Me propuse consultar a los vendedores ambulantes locales para tener una mejor idea de las preferencias alimentarias dentro y fuera del palacio.

El anciano de barba blanca que estaba junto al rey cuando nos conocimos era Hagan; se convirtió en mi nuevo instructor de artes culinarias.

Parecía mayor que el rey, pero tenía la espalda recta. Sus gestos culinarios eran agudos y pulidos. Si se me permite ser tan audaz como para comparar a la gente de este mundo con la de la Tierra, no hay muchos chefs en la Tierra que sean tan competentes como él.

Practicaba las técnicas de cocina que él me enseñó todos los días y, cuando tenía algo de tiempo libre, iba a la cocina y observaba a los otros chefs. Hice esto durante tres meses hasta que fui admitido oficialmente como chef de la corte real.

Fue entonces cuando ocurrió el segundo evento que cambió mi vida en este mundo.

El rey, Hagan, Aisa, Isela y yo participamos en un pequeño banquete celebrado para celebrar mi admisión. El buffet fue preparado todo por mis manos.

Estofado dendel, pollo relleno, sashimi, pollo al vapor marinado con algas, mariscos al vapor en vino y finalmente un postre endulzado con arroz, melaza y leche. El resultado de mi formación lo expuse en la mesa del banquete incluyendo los platos más famosos de la capital. La fiesta fue más bien una prueba de graduación.

Tanto el rey como Hagan asintieron con satisfacción cuando probaron el guiso. Aisa cortó por la mitad el famoso pollo relleno de Asilia y le dio un mordisco antes de recomendárselo a Isela.

Vi los labios de Isela acercarse a regañadientes a la segunda mitad del pollo relleno con la esperanza de que no supiera mal. Teniendo en cuenta el hecho de que ella me ignoró cada vez que la saludé durante los últimos tres meses, era seguro decir que me odiaba por alguna razón.

Por suerte, mis preocupaciones resultaron en vano. Isela se comió la segunda mitad del pollo relleno y buscó los otros platos, cautivada por el sabor.

Dejé escapar un suspiro de alivio y dejé mis preocupaciones a un lado, sumergiéndome por completo en la comida y la compañía. Al menos hasta que se lanzó cierta bomba.

“¿Recuerdas cuando mi hermano y yo te encontramos en el desierto?” Aisa preguntó de repente.

“Por supuesto. Es gracias a ti que ahora estoy vivo y bien”, respondí de manera casual, dándome cuenta rápidamente de que su pregunta solo conducía al problema real.

“Una vez me preguntaste si te di algo de comer cuando estabas a punto de morir, ¿verdad?”

“… Sí, lo recuerdo.”

“Te dije que no te di nada, pero eso no es cierto. Se suponía que no debía hacerlo, así que mentí.”

Mis ojos se abrieron con asombro. El sabor supremo que devolvió la vida a mi alma, el sabor que creía tener y que sólo podía saborear en mis sueños, en realidad resultó ser real.

Miré a todos los que rodeaban la mesa. Hagan estaba haciendo su habitual expresión rígida mientras el rey revelaba una amplia sonrisa; Isela no tanto.

Me dolía el pecho. Pregunté con cuidado, tratando de controlar el temblor de un terrible presentimiento que sentía a punto de venir:

“… Entonces, ¿qué fue lo que me diste de comer?”

“Sangre. Mi sangre.”

Me tomó un segundo registrar lo que dijo. Luego me mostró su muñeca en la que noté una pequeña cicatriz.

Me devané los sesos tratando de imaginarme a Aisa cortándose la muñeca, alimentándome con su sangre y devolviéndome a la vida.

Era increíble que tal sabor pudiera provenir de su sangre, sangre humana.

“Existe una costumbre en Asilia según la cual los padres prueban la sangre de sus recién nacidos para ver si son sakla, ya que los sakla rara vez nacen con una sangre con un sabor extremadamente delicioso que se dice que revive incluso a los muertos. Aisa es exactamente una de esas niñas. Ella es una sakla.”

El rey Shayde aclaró mi confusión con su explicación. No era algo fácil de creer, pero habiéndolo probado personalmente, naturalmente no podía negarlo.

“Nunca probé mi sangre, pero me alegré mucho cuando me dijiste que estaba deliciosa, Kay.”

Todavía recuerdo vívidamente ese sabor.

“Se cree que los Sakla son regalos de Dios y se crían en el palacio hasta que maduran.”

“¿Ma-maduran…?”

¿Qué pasa después de que maduran?

Imaginé una respuesta plausible, pero aterradora, que no me atrevía a pronunciar. El rey adivinó lo que tenía en mente y no pronunció una palabra como para afirmar mi suposición.

Recordé mi conversación con Aisa cuando descubrí la cultura de su buffet funerario, ganzara. ¿Podría ser que la expresión triste que mostró ante mi actitud de rechazo no se debía tanto a mi rechazo de su costumbre, ¿sino a algo más… personal?

“Hey, Kay.”

Me volví y encontré a Aisa mirándome fijamente a los ojos con una sonrisa brillante y alegre.

“Quiero que… me conviertas en un manjar.”

Capítulo 111: Incluso si las Preparaciones Están Listas

0

“Eldar, ¿crees que puede ganar esta guerra?”

Quien hizo la pregunta fue Lunda, que se había puesto en contacto con Eldar de la nada.

Lunda estaba vestida con su ropa habitual la cual exponía sus hombros y piernas. En el contexto de una montaña nevada en el norte, se veía muy fría.

Eldar notó algo inusual.

“Estás usando anteojos.”

“¿Eh? Oh sí. Quería parecer más intelectual. ¿Qué opinas? ¿Hacen juego?”

“Lo que acabas de explicarme, ¿puedes decirle eso a Nebula también?”

“… No.”

“… Y debes saber bien por qué es eso.”

Lunda se quitó las gafas y las arrojó detrás de ella.

“De todos modos, ¿qué piensas sobre la primera pregunta que hice?”

Eldar cayó en un dilema. Era difícil para ellos responder la pregunta hasta que pudieran confirmar la situación en persona, y parecía que Lunda había estado presentando cosas con sus propias opiniones coloreando su perspectiva. Lo mismo era cierto para Eldar, pero no había muchos casos en los que Lunda hablaría sola con Eldar. Ambos estaban atados a Nebula, también conocido como Sung-Woon.

“En términos generales, ambos tenemos una alianza suelta con Nebula, pero…”

Hablando fundamentalmente, había una diferencia entre ellos.

La razón por la que Eldar se metió en una alianza suelta con Sung-Woon en primer lugar fue porque Eldar había recibido ayuda de Sung-Woon. Aunque Eldar fue saqueado y dominado por Sung-Woon, Eldar había visto esos eventos pasados de manera positiva y consideró que la acción de Sung-Woon era un movimiento puramente táctico.

Lunda, por otro lado, hizo que su debilidad sea aprovechada por Sung-Woon desde el principio.

‘Pero ella parece cooperar bastante bien y es amigable con Nebula…’

Lo que Lunda le había mostrado parecía ser su verdadero yo en lugar de un acto.

‘Pero ahora quiere tener una conversación separada conmigo. ¿Eso significa que ella cambió de opinión?’

Eldar no era bueno para mentir, por lo que decidió responder honestamente.

“La situación es realmente difícil.”

“Sí” Dijo Lunda. “La alianza ni siquiera ha reunido todas las tropas todavía, y ya tenemos más de cien mil soldados. Por otro lado, Escala Negra solo tiene veinte mil. Por supuesto, ese tampoco es un número pequeño. En realidad, podría ser suficiente si Escala Negra juega a la defensa. Sin embargo, Escala Negra es más rápida y más eficiente para reunir tropas, pero es cuestionable si pueden reunirse más.”

Eldar estuvo de acuerdo. “Pero como dijiste, los números no son lo único que importa. Hay una gran posibilidad de que esto se convierta en una batalla de defensa. Y cuando miras la fuerza militar individual, dos quintas de las tropas aliadas se construyen en especies pequeñas.”

Eldar se refería a los Renards y los Kobolds. Entre los dos, los Renards se consideraban pequeños, y los Kobolds eran aún más pequeños. La altura promedio de un Renard era de 140 centímetros y 110 centímetros para Kobolds; También tenían la desventaja de ser mucho más débiles.

Lunda sacudió la cabeza.

“Pero un quinto se considera grande, ¿verdad?”

Lunda se refería a los Trolls. Su altura promedio era de 230 centímetros, y fueron los representantes entre las especies más fuertes.

Al mirar solo el tamaño físico, los Ogros eran, por supuesto, más grandes. Eran físicamente más fuertes, ya que tenían cerca de tres metros de altura promedio y pesaban cientos de kilogramos. Sin embargo, no tenían una inteligencia lo suficientemente alta como para llevar a cabo una guerra, por lo que era común excluirlos incluso cuando eran una de las principales especies.

Lunda continuó diciendo: “Aunque en general, admito que los Hombres Lagarto escala negra son sobresalientes debido a las excelentes bendiciones físicas que recibieron. Y también ocasionalmente son Elegidos.”

“¿Bien?”

“Pero eso fue solo una ventaja hasta hace poco.”

Eldar quedó perplejo por un momento antes de darse cuenta de lo que quiso decir.

“Con la aparición de armas de fuego, los Elegidos ya no tienen mucha ventaja.”

Los Elegidos. Pudieron atacar con un rayo a través del poder mágico de la electricidad, pero no podían usarlo sin límite. El poder consumía el poder mental, y para restaurar su poder mental, tuvieron que tomar hierbas medicinales. Por lo tanto, Sung-Woon nunca exageró su valor.

Eldar recordó la evaluación de Sung-Woon.

‘Actúan como un cañón corriendo, como un tanque, por lo que vale la pena usarlos para romper temporalmente la caballería del enemigo o dispersar la falange de la infantería del enemigo. Sin embargo, sólo hay alrededor de diez tanques, y si hay decenas de miles de enemigos, su valor operativo y táctico sería muy limitado. Pueden ser útiles en algunas batallas, pero los enemigos pueden soportar eso.’

Descontrado, Eldar dijo: “Ah, hay otra ventaja”.

“¿Qué es?”

“Su nivel de Divinidad.”

La última vez que Eldar verificó el nivel de Divinidad de Sung-Woon, estaba en el nivel 21. Por otro lado, el jugador con el nivel más alto entre la alianza era Sabiduría, que estaba en el nivel 19.

Eldar continuó diciendo: “Debido a que tiene un alto nivel de Divinidad, podría usar muchas más Creaciones. Y las Creaciones especializadas en combate pueden actuar como armas de asedio, ofreciendo una mayor fuerza militar que cientos de soldados”.

“Pero hay cinco dioses de este lado.”

“No, pero Lakrak el Apóstol…”

A mitad de la oración, Eldar finalmente se dio cuenta de la fuente de la falta de armonía que había estado sintiendo desde antes.

“Oh… ¿Cinco Dioses?”

“Sí. Los cinco Dioses de la alianza. Sabiduría, AR, Jang-Wan, Crampus y yo.”

Era difícil saber lo que Lunda estaba pensando en base a su expresión facial.

Eldar se aclaró la garganta y respondió: “Bueno, así que solo estás pensando en ti misma como parte de la alianza por ahora, ¿verdad?”

“No es solo por ahora. Era un aliado de ellos en primer lugar. Tuve una alianza con Crampus desde el principio, y AR, Jang-Wan y Sabiduría se han agregado después, de hecho.”

“Entonces tu cooperación con Nebula hasta ahora fue…”

“No estás preguntando porque realmente no lo sabes, ¿verdad? ¡Tenía mi debilidad!”

Lunda gritó repentinamente con una expresión llorosa antes de alejarse. Cuando se volvió hacia Eldar, ya había educado su expresión en una de calma.

“Para ser honesta, no estoy muy segura. Pero tú, Eldar, ahora estás absorbido por Escala Negra” Dijo Lunda.

“… Absorbido. Eso suena un poco, pero básicamente, sí.”

La ciudad de la costa norte, Zarin, había estado manteniendo de alguna manera su independencia. Pero cuando se preguntaba si pertenecía o no a Escala Negra, la mayoría diría que sí.

Lunda luego respondió: “Pero yo no lo soy. Para ser honesto, pensé que esto era mejor hasta ahora. Pensé que no importaba si me beneficiaba de la alianza o de Nebula. ¿Pero si estalla una guerra?”

“Ya veo.”

Eldar se dio cuenta de la preocupación de Lunda.

“Tienes que elegir un lado, ¿no?”

“… Sí.”

Eldar miró su palma como si esperara que hubiera una respuesta allí.

“¿Qué pasa si me quedo con Nebula, pero Nebula pierde? ¿Crampus y los demás me perdonarían por haberle dado información a Nebula a sus espaldas?”

Eldar respondió: “Pero si te quedas con la alianza, eh… ¿Tu debilidad no estaría expuesta? No creo que Nebula se quede quieto y mirara.”

“No. Estaba planeando apagar la culpa a Crampus y apegarme a Sabiduría en ese caso, pero el plan ahora es obsoleto. Por supuesto, podría tener que pagar un precio. Aún así, probablemente me perdonará.”

“Jaja… Ya veo.”

“A pesar de que Nebula tiene mi debilidad, he estado en contacto constante con él hasta ahora, por lo que podría saber alguna información que podría ser de ayuda para la alianza. Nebula me dijo sus planes sin dudarlo, por lo que debería ser suficiente influencia para que yo sobreviviera.”

Eldar sonrió y se dio cuenta de que Lunda miró sus relaciones interpersonales de una manera muy calculada. Más allá de calcular qué lado sería un beneficio o una pérdida para ella, también había tenido en cuenta los sentimientos de la otra persona por ella.

‘… ¿No es eso también un talento?’

Pero a diferencia de las relaciones interpersonales, parecía que Lunda tuvo dificultades para calcular el resultado de la guerra.

Lunda dijo: “Para ser honesta, a partir de ahora, parece que me quedo con la alianza, porque una pelea 5:1 tiene una mayor probabilidad de victoria que si me pongo del lado de Nebula y sea 4:2. Quiero seguir con un lado que ganará.”

“Bueno, eso es un poco…”

“¿Sucio? Lo sé. El camino a la victoria es normalmente sucio.”

Eldar se preguntó si eso era algo que decir con tanta determinación, pero no comentó sobre ella.

“Gracias por decirme todo esto, pero ¿por qué?”

“¿No estamos en los mismos zapatos?”

“¿Qué?”

Parecía que estaba cuestionando cómo Eldar no sabría.

“Los Elfos han dominado la costa norte, por lo que no sería extraño exigir independencia.”

“Pero están bajo el control de Escala Negra.”

“¿Eso es lo que realmente piensas? Si se abre una guerra, está obligado a perder el control. Es una oportunidad de oro. E incluso si ha cooperado con Nebula hasta ahora, no son aliados reales. Siempre que pueda causar incluso un poco de daño a Nebula, la alianza lo considerará positivamente y lo aceptará como un aliado.”

Eldar pensó que era un punto válido. Era un momento en que el equilibrio de poder entre los Dioses podía revertirse en el tercer continente.

‘Pero no voy a traicionar a Nebula.’

Eldar pensó que Sung-Woon era una persona un poco extraña. Cuando Eldar intentó hacer una pequeña charla, Sung-Woon siempre cambiaría el tema al juego. Y las únicas otras conversaciones que habían tenido hasta este punto eran sobre Go, Janggi, Ajedrez u otros juegos similares. Sung-Woon nunca habló de sí mismo, por lo que Eldar nunca tuvo la oportunidad de hacerlo tampoco. Sung-Woon actuó como si no tuviera vida fuera de Lost World hasta que de repente cayó a este mundo.

‘Pero no creo que eso sea cierto.’

De todos modos, Sung-Woon tenía un lado encantador para él. Uno no podría decirlo con solo mirarlo. Y Eldar solo conoció este lado de Sung-Woon a través de su juego. Todo lo que Sung-Woon hizo podría interpretarse como un acto para lograr la victoria, pero Eldar sintió que había algo más, algo que no podía explicar.

‘Aunque todavía no sé qué es eso…’

Eldar quería averiguar qué era.

‘Entonces así es como debo responder.’

Eldar dijo: “Necesito tiempo para pensar en ello”.

“… ¿En serio?”

“No tomará demasiado tiempo, ¿podrías darme algo de tiempo?”

“Bueno.”

Eldar terminó el chat de video con Lunda e inmediatamente solicitó otra conversación de susurro.

Y pronto, apareció una cara familiar en la ventana de chat de video.

“Eldar, ¿qué es?”

Fue Sung-Woon.

Eldar se aclaró la garganta y dijo: “Lunda parece tener una preocupación”.

***

“¿Una preocupación? Eso no es una preocupación. Ella solo te estaba diciendo que te unieras a su lado. Para jugar un juego de 6:1.”

Cuando Sung-Woon concluyó el resumen de Eldar de lo que Lunda le dijo, Eldar dijo: “¿No habría espacio para persuadirla?”

“Probablemente lo haya. Pero no tengo intención de hacer eso.”

“¿Qué? ¿Por qué no?”

Sung-Woon saludó con su mano en lugar de responder de inmediato.

“Lunda está juzgando mal el juego actual en primer lugar. Dijiste que creía que un juego de defensa sería más ventajoso para mí, ¿verdad?”

“Sí.¿Qué hay de eso?”

“¿Por qué solo defendería? No quiero perder.”

“¿Qué?”

Sung-Woon explicó: “Tendré que defender porque los enemigos atacarán a través de todos los medios posibles. Pero si no hacemos nada y los dejamos ser, se harían cargo de todos esos puntos de ataque. Necesitamos avanzar también para evitar que eso suceda.”

“Ah.”

“Y es una guerra total. No podemos defender y esperar a que el enemigo pierda todos sus suministros porque mientras ellos tienen tierras más grandes, además de hacer intercambios entre ellos mientras tanto. Las cosas solo se volverían más difíciles para que el lado esté aislado.”

Eldar entendió lo que decía Sung-Woon.

“¿Y qué hay de Lunda?”

“Persuadirla es inútil. Lunda piensa de forma muy simple.”

“¿No es complicado?”

“No, su proceso de pensamiento es simple. Ella no sabe la respuesta, por lo que las cosas son complicadas para ella porque está tratando de calcular todo para obtener la respuesta. No me importa si la dejamos. En realidad, es mejor que ella tenga una mente simple, ya que no necesito hacer tanto esfuerzo para persuadirla.”

“¿Qué pasa si ella se une a la alianza entonces?”

Sung-Woon sacudió la cabeza.

“Ella no podrá decidir hasta el último minuto.”

“Entonces, ¿qué debo decirle?”

“Um, hagamos esto” Dijo Sung-Woon. “Dile que decidirás después de ver el resultado de la primera batalla. De esa manera, ella no hará nada hasta entonces. Eso es más que suficiente.”

“¿Qué? Entonces, ¿qué pasa si pierdes…?”

Sung-Woon sacudió la cabeza nuevamente.

“Eldar, la guerra es algo simple. Calcular las cosas puede parecer importante, pero eso no es suficiente. No importa cuánta ventaja y preparación tenga un lado…”

“¿Prepararse mucho…?”

Sung-Woon sonrió.

“El lado que pelea mejor ganará.”

***

Un mes después.

Las diez mil tropas de Escala Negra fueron a la batalla en el desierto y aplastaron a las treinta mil tropas de Danyum.

Capítulo 110: Tres Magos

0

Lakrak se rió.

“Por supuesto que no.”

Lakrak lanzó la Creación de AR1026 hacia los tres magos. El ahora muerto Dasamu voló al aire y aterrizó a sus pies.

“Ustedes habrían muerto si me quedara quieto, entonces, ¿por qué me habría molestado?”

Mazdari echó un vistazo más de cerca a Dasamu.

“… ¿Es realmente una Creación de un Dios?”

No era un monstruo conocido o algo de buena fortuna. Existía la posibilidad de que fuera un Demonio o Abominación desconocido, pero dado que era desconocido, tenían que considerar que podría ser una Creación hecha por otro Dios.

“La carne es suave y aún cálida. No ha pasado mucho tiempo desde que murió. Es poco probable que esté mintiendo sobre que esto no es un Demonio o una Abominación.”

Aunque estaban en el mismo lugar, los Magos no compartían los mismos pensamientos.

El Gnomo, Yan, dijo: “Hmph, podemos manejar este tipo de cerdo”.

Yan era un viejo Gnomo, por lo que llevaba trabajo de vidrio para ayudar a su miopía. Yan nunca había dicho específicamente cuántos años tenía, pero debido a que los Gnomos generalmente vivían mucho tiempo, Mazdari asumió que Yan tenía alrededor de cien años. Si fuera Humano o Mediano, ese sería el equivalente de sesenta años. La parte del cuerpo maldito de Yan era su oído derecho. Era negro y sobresalia, por lo que no parecía una oreja de ninguna otra especie y se llamaba el oído del diablo.

“No estaba hablando del cerdo, Gnomo” Continuó Lakrak. “Estaba hablando de los que vendrán después de este cerdo. Esta cueva no se ve muy agradable, teniendo en cuenta que ustedes desprecian a los Dioses”.

Yan se quedó en silencio.

Y esta vez, el Ent, Talay, dijo: “Gracias por su ayuda. Pero a pesar de que este cerdo nunca terminó llegando a nosotros, ¿no se reveló nuestra ubicación a través de la muerte de este cerdo?”

Solo mirando la silueta de un Ent, no eran tan diferentes de otras especies bípedas, pero eran diferentes en la naturaleza de la manera más fundamental: Todas las partes que formaban su cuerpo era madera. Interactuaron socialmente con otras especies, pero lo que las distinguió fue el hecho de que podían vivir de la luz solar y la humedad solo en la naturaleza.

Desde la perspectiva de un jugador, también eran una especie rara como los Garudas, pero eran una opción aún menos popular. No consumir alimentos era tanto una ventaja como una desventaja. No había necesidad de comida, por lo que no requerían un territorio más grande o más recursos. Dado que el objetivo de un jugador era desarrollar tecnología y recursos compitiendo con otras especies, los Ent rara vez se elegían a menos que el jugador buscara un concepto particular.

La parte del cuerpo maldito de Talay no era evidente en el exterior. Simplemente tenía un tinnitus horrible.

Lakrak estrechó su mano ante las palabras del Ent, Talay.

“No tienes que preocuparte por eso.”

“¿Cómo?”

Lakrak frunció las cejas.

Este legendario Hombre Lagarto estaba abrumando a los Magos con su existencia, e incluso un ligero cambio en su rostro hizo que los Magos sintieran sudor frío. Sin embargo, Lakrak solo se preguntaba por un momento cómo debería proceder con la complicada explicación.

“El Dios Insecto Azul ha intervenido.”

Mazdari fue perplejo brevemente por el antiguo nombre de Cielo Nocturno, pero rápidamente lo recordó.

Lakrak continuó explicando: “En primer lugar, cortó la conexión entre la Creación y su Dios. Lo había hecho solo ocasionalmente hasta ahora, por lo que el Dios conectado con la Creación no sentiría que algo estaba mal. Después de eso, lo maté, y el Dios Insecto Azul creó otra Creación que se parece al cerdo. El Dios conectado a la Creación muerta estaría mirando a un cerdo al azar ahora.”

Talay asintió como si ahora estuviera totalmente convencido de que no tenían nada de qué preocuparse.

Entonces Mazdari preguntó: “Entonces Lakrak, te volveré a preguntar. ¿Por qué has venido a nosotros?”

“… Hm.”

Lakrak cruzó los brazos y cambió su peso a una pierna. “¿Ya han comido?”

***

Lakrak estaba a cargo de la cocina.

Los tres Magos solían ser Alquimistas, por lo que sabían cómo cocinar hasta cierto punto. Después de todo, la Alquimia solo cocinaba cosas que no eran comestibles. Pero el tipo de cocina que Lakrak sabía hacer era completamente diferente.

Lo que hizo Lakrak fue quitar la carne del animal, prepararlo para cocinar, encender un fuego y asar la carne, que era una forma nómada de hacerlo.

“La habilidad de cortar y cocinar un trozo de carne del tamaño de una casa es otra cosa.”

Los otros dos Magos se susurraron ansiosamente mientras miraban el proceso de cocción.

Yan dijo: “Mazdari, ¿qué debemos hacer? ¿Podemos comer eso? ¿No deberíamos huir?”

Mazdari se encogió de hombros.

“¿Puede un Mago luchar contra un apóstol de Dios?”

Mazdari pensó que no era imposible. Sería difícil en este momento, pero si su Magia fuera restaurada, y combinaran cada truco que se les ocurra, podrían pelear. Pero en este momento, simplemente no era una opción.

Los Magos necesitaban mucha preparación anticipada para una batalla. Tuvieron que preparar los materiales necesarios para la Magia, preparar los círculos mágicos y también considerar el tiempo y colocar donde la Magia debe activarse para lograr el mejor resultado.

Por otro lado, si todas las leyendas sobre el Apóstol de Dios frente a ellos fueran ciertas, tomaría menos de tres golpes de su espada para que Lakrak cortara las cabezas de los tres Magos.

Mazdari luego dijo: “Piensa positivamente. Si Lakrak fuera a hacer algo, ya lo habría hecho, pero es amigable, ¿no?”

Talay respondió: “Estoy preocupado por algo más”.

“¿Qué es?”

“Sobre si se nos permite comer algo como la carne de la Creación de un Dios. ¿No seríamos maldecidos o algo así?”

“… Uh, ese es un punto interesante. No estoy seguro, no creo haber leído algo así en la literatura antigua…”

Lakrak luego respondió: “No te preocupes. La carne es solo carne.”

Lakrak cortó piezas grandes del cerdo asado y lo tragó sin siquiera masticar algunas veces.

“Mmm, está bien cocido. Deberías comer.”

A pesar de su incertidumbre, los tres Magos siguieron a Lakrak. Una parte de ellos simplemente no pudo resistir. Los tres Magos habían utilizado todo el conocimiento a su disposición para evitar ser rastreados por los Dioses, y actuaron con el mayor cuidado posible incluso cuando parecía necesario. Esto naturalmente incluía reducir sus comidas y comer cosas crudas.

El olor de la cocción, especialmente la carne de cocción, era especialmente seductor.

Cuando Lakrak cortó el cerdo y les dio una pieza a cada uno de ellos, los tres Magos se olvidaron de su orgullo y masticaron la carne arrancándola de los huesos.

Por lo que Mazdari sabía, Lakrak era sagrado y no tenía que comer, pero lo hizo, al igual que los tres Magos hambrientos.

Y mirándoles mientras comían, Lakrak dijo: “Ah, es difícil satisfacer este tipo de deseo más allá de la muerte.”

“¿Por qué es eso?”

“Cuando todas las vidas después de la muerte son eternas, ¿qué sentido tendría incluso comer carne?”

Mazdari consideró ese comentario con interés. No fue una gran pregunta o una respuesta, pero aún abordaba un asunto fundamental.

Incluso si uno creía en un Dios y fuera a una vida futura, ese lugar tampoco sería perfecto.

Cuando los Magos se llenaron y comenzaron a comer a un ritmo más lento, Lakrak les dijo: “Entonces, ¿cuánto tiempo crees que durará?”

“¿De qué estás hablando?”

“Sus vidas.”

Yan se ahogó y tosió.

Mientras que el Ent, Talay, le dio a Yan algo de agua, Lakrak dijo: “Ustedes tres tuvieron la suerte de encontrarse conmigo esta vez. ¿Pero ese será el caso la próxima vez? Ser cuidadoso y vigilante te compraría un período de gracia. Y debido a que hay tres de ustedes, si corres por separado, podrías comprar más tiempo. Además, si haces tiempo para criar discípulos y convertirlos en Magos, eso los mantendría a salvo más tiempo”.

Mazdari respondió: “Sabemos que es más una apuesta. No somos nada en comparación con los Dioses.”

“¿Y aún así te rebelaste?”

En este momento, los tres Magos, Mazdari, Yan y Talay, no mencionaron a Cielo Nocturno. No habían traicionado a los otros Dioses solo porque Cielo Nocturno los había instigado, sin mencionar que Cielo Nocturno ahora refutaría su punto.

Los tres Magos dieron sus opiniones.

“Estábamos vivos en los días en que los Dioses no estaban presentes.”

“Eso significa que los Dioses solo nos están ayudando para controlarnos.”

“La Magia es una prueba de que podemos mantenernos solos sin la ayuda de un Dios.”

Mazdari agregó: “Y nada termina con nuestra muerte. Si morimos a manos de los Dioses, preferiría permanecer como prueba de que los Dioses nos tienen miedo. Y la Magia continuará.”

Lakrak sonrió.

“Así es.”

“… Tú, el apóstol de Dios, ¿de acuerdo con lo que estamos diciendo?”

“Sí. Solo los tontos decidirían si actuar o no dependiendo de la existencia de Dios, y también es cierto que Dios nos usa.”

“Si lo sabes, entonces por qué…”

“Porque lo sé.”

Mazdari se arrugó la cara preguntándose si Lakrak estaba haciendo algún tipo de juego de palabras.

Lakrak dijo: “Si sabes que podemos estar de pie sin Dios, ¿no deberías saber que no somos una pieza de Janggi, incluso si estamos en un tablero de Janggi de Dios?”

“Eso es sofistismo. Uno solo puede probar eso al negar la voluntad de Dios.”

“¿Pero qué pasa si la voluntad de Dios y la mía son siempre las mismas?” Preguntó Lakrak. “Entonces, ¿cuál es el punto de negar la voluntad de Dios para demostrar eso?”

“Te estás engañando a ti mismo.”

En esas palabras, Lakrak estuvo de acuerdo.

“Tal vez sea así.”

“¿Qué?”

“Si ese es el caso, entonces este es un truco feliz.”

Mazdari no podía entender todo lo que Lakrak había dicho, pero se le recordó nuevamente que Lakrak era seguro un Apóstol de Dios.

“… ¿Cuál es el punto de hablar de Fe con alguien que no es solo un sacerdote, sino un Apóstol de Dios?”

Entonces Mazdari dijo: “Entonces, ¿estás diciendo que deberíamos creer en Cielo Nocturno porque no viviremos por mucho tiempo? ¿Que nos vas a proteger? ¿Cielo Nocturno hizo la profecía de que traicionaremos a nuestros propios países y Dioses para este momento? Si eso es lo que pensaste que sucedería, estás equivocado. No tenemos intención de dejar que ningún Dios nos ordene.”

Lakrak sacudió la cabeza.

“Si no crees en Cielo Nocturno, no puedo hacerte buena voluntad ni protegerte.”

“¿Entonces?”

“Sin embargo, las cosas serían diferentes con una relación contractual.”

“… Como dije, no tenemos intención de actuar de acuerdo con la voluntad de Dios.”

Larkrak asintió como si fuera la respuesta que esperaba.

“Pero Cielo Nocturno solo le pide una cosa de ustedes tres, y no creo que se negarán.”

“… ¿Qué es?”

“Seguir con vida.”

Mazdari se unió el pico y dijo: “¿Qué significa eso…?”

“Eso es todo. Solo mantente vivo. Por supuesto, hay un límite de cuánto Cielo Nocturno puede ayudarte, y Escala Negra pronto irá a la guerra, por lo que no será fácil. Pero sería mejor aceptar este trato que dejar sus vidas en peligro.”

Mazdari parecía haberse dado cuenta de algo y dijo: “Lo entiendo. Es valioso para nosotros mantenernos vivos porque permanecer vivos amenaza a los otros Dioses, ¿verdad?”

“Supongo que puedes pensarlo de esa manera.”

«Si no, ¿qué más?»

Lakrak respondió: “¿Si no? Fuiste abandonado por la razón de ser maldecido. Pasó por todo el mundo mientras soportaba la hostilidad y luego conociste a personas en las que podías confiar, pero incluso eso se ha ido. Y después de que apenas sobrevivieran, ahora se están reuniendo en una cueva para protegerse de la lluvia, hablando de su futuro mientras mueren de hambre.”

Lakrak luego agregó: “¿Qué razón hay para no mostrar ninguna simpatía?”

Mazdari permaneció en silencio y miró a los otros dos Magos. Eran sus colegas de mucho tiempo, por lo que podía ver cómo se sentían.

‘Ya se han enamorado.’

Mazdari pensó que era el único que quedaba para objetar el trato. Sin embargo, de repente miró hacia abajo y vio la carne que había estado comiendo en su mano.

‘Bueno, hacernos comer es parte de la negociación, ¿no?’

Era inevitable que la parte recibiera el beneficio primero a cambio de una desventaja en una negociación.

Mazdari se desanimó.

La apariencia de Lakrak no era parte de un plan inteligente. Fue un truco de negociación universal y básico.

“Muy bien, Lakrak, primer Apóstol de Cielo Nocturno. Aceptaremos ese acuerdo.”

Capítulo 109: Dos Reuniones

0

El arco volcánico Anapacshio.

Anapacshio era la montaña más alta en el centro del continente y un volcán inactivo con un pico hueco resultante de una erupción que ocurrió hace mucho tiempo. La cuenca tenía varios kilómetros de diámetro, y si uno miraba hacia arriba desde el centro del arco volcánico, parecía que estaban en un tazón grande que contenía el cielo.

Sin embargo, a pesar de la excelente vista, los cinco jugadores reunidos allí parecían molestos.

“Me engañó” dijo Sabiduría con calma. “Olvidé que no debía confiar en Nebula por un momento. Debo haber pensado que nos acercamos un poco desde ya que nos vimos con bastante frecuencia. Me estaba divirtiendo puramente mientras jugaba Go, y no me di cuenta de que Nebula tenía otras intenciones”.

Jang-Wan respondió: “No me importan tus heridas emocionales. Ustedes dos diviertanse mientras juegan, no es asunto mío”.

Jang-Wan luego levantó las cejas de su máscara de león y sacudió la cabeza mientras continuaba: “Entonces, ¿qué vas a hacer? ¿No eran los Magos nuestra arma secreta? Ahora que los hemos perdido, no tenemos otras cartas ocultas para jugar si vamos a la guerra contra Escala Negra. También tienen pólvora”.

“Uh…” Lunda intervino vacilante: “Sé que está fuera de lugar decir esto en tal situación, pero aunque hemos perdido a nuestros Magos, tampoco es como si Nebula tenga uno, ¿verdad?”

“¿No tiene a Ravina? La que tiene cuernos.”

“No creo que ella sea un Mago todavía.”

Crampus asintió. “Ella no es un Mago. Y tampoco parece interesada en convertirse en uno.”

Jang-Wan inclinó su cabeza. “¿Ella no se convertirá en un Mago? ¿Por qué piensas eso?”

“Bueno, en primer lugar, ella parece no tener el deseo de convertirse en uno basado en lo que vi en su historia.”

“¿En serio? Bueno, eso es inesperado.”

“Y sobre todo, Nebula parece ir por la estrategia anti-mágica.”

“… ¿Anti-Magia?”

Anti-Magia fue otra estrategia en el juego.

Si un jugador pudiera controlar a un Mago, sería una gran ventaja incluirlos en una batalla. Pero el problema era que los Magos no podían controlarse fácilmente. Además del riesgo de perder el control sobre un Mago, también estaban las posibilidades de que el Mago se diera la vuelta para atacar al jugador.

De hecho, los tres Magos que habían pertenecido a la alianza de los cinco países, Yan, Talay y Mazdari, todos causaron daños a sus respectivos países antes de escapar. Para evitar tales riesgos, era necesario prohibir estrictamente la Magia, a los Magos, y cultivar una desconfianza y miedo por ellos. En lugar de perder la ventaja que traería la Magia, este tipo de estrategia permitiría al jugador cumplir con la demanda que la Magia no podría cumplir con el desarrollo científico, mientras evita la pérdida en los puntos de Fe que apoyar a la Magia podría provocar.

Jang-Wan luego dijo cuidadosamente: “Pero Escala Negra es demasiado abierta sobre los Magos y la Magia para usar la estrategia Anti-Magia. Se castiga con la ley nacional, pero el Rey ha sido tolerante respecto al uso de la Magia”.

“Eso es cierto, pero Escala Negra tuvo la oportunidad de obtener conocimiento mágico adicional. Con tantos alquimistas huyendo de la Torre Alquimista, podrían haber atrapado a algunos de ellos, pero no buscaron el conocimiento de otros Alquimistas. Era como si todo lo que necesitaban era Hwee Ravina Muel.”

Jang-Wan asintió.

Tuvieron que admitir que Sung-Woon iba con Anti-Magia cuando pudo haber hecho un Mago, pero no lo hizo.

Entonces, AR, que había estado escuchando la conversación detrás de un velo nupcial negro, dijo: “Por cierto, Crampus y Sabiduría, ¿han descubierto dónde han desaparecido los Magos?”

AR1026, Crampus y Sabiduría tenían un Mago que habían atraído a sus países y ayudaron a crear: Yan de Ojo Dorado, Talay de Danyum y Mazdari de Asbestos.

Crampus sacudió la cabeza y respondió: “En mi experiencia, es difícil encontrar un Mago perdido. ¿No es eso correcto, Sabiduría?”

Sabiduría asintió estando de acuerdo. “Porque los Magos tienen el hechizo de engaño. Si hay un sacerdote cerca del Mago, podrían ubicarlos, pero no podemos simplemente buscar al Mago en este enorme tablero de juego.”

No había tal cosa como una función de búsqueda en Lost World. Incluso con alguien que no era un Mago, se necesitaría mucho esfuerzo para dar a sus seguidores la información relevante y decirles que busquen una persona al azar. Por lo tanto, era aún más difícil buscar a alguien escondiéndose deliberadamente, y alguien con los medios para eludir el escrutinio de un Dios sobre todo.

“… Eso solo se aplica cuando los buscamos nosotros mismos” Dijo Ar.

Sabiduría y Crampus se volvieron hacia ella.

Entonces Sabiduría dijo: “Oh, ¿quieres decir…?”

“Sí.”

AR1026 llamó a una ventana del sistema y dijo: “Hice una Criatura”.

En la ventana había una bestia que parecía un cerdo.

Crampus preguntó: “¿Por qué un cerdo?”

“¿Los cerdos no tienen un buen sentido del olfato?”

“… ¿No tendría más sentido un perro entonces?”

“Aparentemente, los cerdos tienen un mejor sentido del olfato que los perros. Los cerdos se usan para encontrar trufas.”

“¿En serio?”

“Su nombre es Dasamu.”

“… Me gusta el nombre.”

AR1026 continuó diciendo: “De todos modos, puse muchas funciones relacionadas con el seguimiento, y por suerte, terminó obteniendo la habilidad Sentido del Olfato Excelente.”

Solo entonces Sabiduría expresó su aprobación y dijo: “Eso es bueno. Con eso, encontraremos a los Magos tarde o temprano”.

A un jugador le tomaría mucho tiempo encontrar a un individuo por su cuenta, por lo que usar una Creación sería el mejor método. E incluso después de que un Mago desaparece, los objetos que habían tocado permanecieron. Por lo tanto, una Criatura con la habilidad Sentido del Olfato Excelente tendría una gran posibilidad de encontrar al Mago.

Encontrar y lidiar con un Mago perdido fue una tarea importante para el jugador que los perdiera.

Entonces Sabiduría dijo: “Eliminaremos las variables inciertas tratando con los Magos… Incluso si ese no es el caso, tal como dijo Lunda, ¿no hay mucho de qué preocuparse?”

“Bien.”

Sabiduría continuó: “Podemos asumir tentativamente que Nebula está buscando la Anti-Magia, y para decirlo, su estrategia no es tan diferente de la nuestra, mientras que somos cinco veces más grandes que él.”

En términos de territorio, el Ojo Dorado de AR1026 era el país más pequeño entre los cinco, pero aún era más grande que Escala Negra.

Escala Negra pudo ganar una ventaja en el desarrollo económico y convertirse en una nación poderosa porque Sung-Woon había logrado un éxito estratégico. Sin embargo, la guerra sería una historia diferente. A diferencia de la cultura, la política y la diplomacia, la guerra era estrictamente una cuestión de matemáticas. Tener un territorio más grande significaba que se podían cosechar más cultivos, que a su vez apoyarían a una población más grande y permitirían más espacio para el crecimiento.

“Incluso con una comparación simple, el número de tropas que podemos movilizar para la batalla es hasta ocho veces en comparación con la suya. Y probablemente podríamos reunir un poco más.”

Jang-Wan sacudió la cabeza.”No seas complaciente después de hacer un cálculo simple. Creo que deberíamos permanecer algo atentos. Sé que es un poco molesto alabar al oponente como mejor jugador… Pero sigue siendo cierto que es mejor que nosotros, ¿no?”

“Pero entre nosotros y Nebula, tenemos la misma tecnología y ninguna de las partes tiene Magia, mientras que tenemos más tropas.”

“Hm …”

“Por supuesto, hay una gran posibilidad de que Escala Negra ingrese a una carrera armamentista con nosotros. Si no aprovechamos esta oportunidad ahora, su tecnología de artillería será más avanzada, y será más difícil para nosotros aprovechar la asimetría de la fuerza militar que existe en este momento. Esta es nuestra mejor apertura. No hay forma de que Nebula no lo sepa. Si entramos en una batalla de asedio con los cañones en este momento, tenemos una mayor oportunidad de ganar al observar las tasas de mortalidad de las tropas en cada lado. ¿Qué parte te parece riesgosa?”

Jang-Wan revisó su preocupación y sacudió la cabeza.

“Simplemente quise decir que deberíamos ser más cautelosos.”

“Y estoy de acuerdo con eso, pero no creo que sea necesario plantear preocupaciones sobre algo que aún no existe. Si tenemos alguna debilidad, esa sería la debilidad de explotar entre nosotros.”

“Elabora.”

Sabiduría explicó: “Necesitamos enfrentar a Nebula. Afortunadamente, Nebula no es un enemigo desconocido para nosotros, ya que hemos estado observando su juego hasta ahora. Nebula tiene un estilo de juego constante cuando se enfrenta a enemigos más grandes que él.”

“Ah, sé lo que es. Divide y conquista, ¿verdad?” Dijo Jang-Wan.

“Sí” Dijo Sabiduría. “Y es lo mismo esta vez. Para que Nebula gane, probablemente espera que nos separemos y peleemos entre nosotros, pero no esperaría que eso ocurra naturalmente. Entonces intervendría activamente para que eso suceda”.

“Entonces, mientras nuestra alianza se mantenga fuerte…”

“Ganaremos sin ningún problema.”

Con esas palabras, Lunda sintió una punzada de culpa, pero no dejó que se mostrara en absoluto.

***

El Valle del Sabio era uno de los lugares sagrados de la orden religiosa de Cielo Nocturno, ya que era el cañón donde los Vampiros se convirtieron en seguidores de Cielo Nocturno y murieron de hambre voluntariamente hasta la muerte.

Había sido una tierra seca donde no se podía cultivar comida, e incluso ahora, permaneció desierta porque los Vampiros muertos todavía estaban en las cuevas. El lugar rara vez veía visitantes.

Sin embargo, en lo profundo del Valle del Sabio, había un camino largo que aún no se había nombrado. Y al final del camino, tres personas se sentaron en asientos poco brillantes. Tenían algo en común: todos eran Magos.

El Garuda, Mazdari, dijo: “Finalmente nos hemos reunido”.

El Gnomo, Yan, respondió: “Es una pena que solo tres de la Torre Alquimista puedan llegar aquí”.

El Ent, Talay, luego dijo: “¿Qué pasa con Hwee Ravina Muel?”

Tanto Yan como Talay recurrieron a Mazdari, que conocía a Ravina.

“Ravina no parecía muy interesada en convertirse en un Mago.”

“Bueno, esa es una posibilidad. Ella no necesita sufrir más cuando ya nació con una maldición.”

Mazdari asintió de acuerdo.

Los malditos se probaron constantemente para mantener su cordura mientras hablaban con los espíritus de Magia Demoníaca. Por supuesto, algunos espíritus tenían otros motivos ocultos, pero otros no tenían problemas. Y esos espíritus malhumorados fueron más allá de las intimidaciones a las maldiciones e infligieron activamente dolor en ellos o trataron de matarlos. Si la conciencia del espíritu de la Magia Demoníaca y la maldición se asimilara, esa persona se corrompería. Se convertirían en un villano o se volverían locos.

Después de una larga investigación, los Alquimistas se enteraron de que esas eran las razones por las que los maldecidos fueron rechazados. Por lo tanto, los Alquimistas hablaban sin cesar con los espíritus de Magia Demoníaca dentro de ellos y entrenaron sus mentes para aplacar y contener los deseos de los espíritus.

Sin embargo, convertirse en un Mago era otro asunto. Convertirse en un Mago significaba asimilarse con tal espíritu de Magia Demoníaca.

Los tres magos esperaban que Ravina prosperara en el camino que eligió y comenzaron su reunión. Cada Mago podría haber creado una familia por su cuenta, pero hace mucho tiempo, habían acordado un lugar de reunión para que se unieran si algo como su situación actual sucedió.

Tenían la intención de restaurar la Torre que había caído debido a los Dioses, pero esta vez, iban a nombrarla la Torre del Mago en lugar de la Torre Alquimista. Y planeaban difundir sus poderes y conocimiento.

Talay, que estaba inmerso en la planificación, luego dijo: “Espera, ¿qué es ese sonido?”

“Creo que es solo lluvia…”

Cuando Yan miró a su alrededor, Mazdari sacudió la cabeza.

“No, hay algo más en medio de la lluvia.”

Luego vino un sonido agudo, y todos los Magos sacaron sus armas. El círculo mágico que habían dibujado en la entrada de la cueva para repeler a los intrusos se había activado.

Después del sonido de algo que se arrastraba por el suelo, apareció un Hombre Lagarto.

“¿Quién eres?”

El Hombre Lagarto no respondió a la pregunta de Yan. Tenía en su agarre a un animal parecido a un cerdo que era más grande que él.

Entonces el Hombre Lagarto preguntó: “¿Son los Magos? Hm. Parece que si. Gnomo, Ent y un pollo”.

“Soy un Garuda.”

“Ah, Garuda. Me disculpo. Nunca he visto a tu especie durante mi vida útil.”

Mazdari reaccionó ante la palabra “vida útil”.

“Preguntaré de nuevo, ¿quién eres tú?”

“Mi nombre no es importante. Digamos que soy un mensajero de Cielo Nocturno, por ahora.”

Mazdari frunció el ceño después de escuchar el nombre del Dios una vez más.

Yan luego dijo: “¿Cómo nos encontraste?”

“No te seguí. Seguí a este cerdo hasta aquí.”

Los Magos miraron al cerdo a su alcance.

“Tan pronto como lo vi, supe que no era un cerdo normal, sino una creación que otro Dios había hecho para encontrarlos. Te vuelves descuidado cuando estás demasiado inmerso en algo.”

El Hombre Lagarto parecía estar diciendo que los Magos tenían la culpa. Los Magos mismos habían estado llenos de confianza porque habían engañado a los Dioses.

Entonces Mazdari dijo: “Sé quién eres. Eres un Apóstol de Cielo Nocturno, que tiene suficiente poder para matar fácilmente la Creación de un Dios”.

El Hombre Lagarto levantó la cabeza como si sugiriera a Mazdari que lo llamara por su nombre real.

“Lakrak, ¿has aparecido frente a nosotros para matarnos?”

WMW – Capítulo 815

0
no pos esta pto

Capítulo 815: Planes de retorno y secretos

En el momento en que se bajó del barco, Leylin vio a alguien inesperado. El mayordomo de la mansión, Leon, había venido antes que él. Era evidente que había estado esperando durante mucho tiempo, e incluso había gotas de agua en su ropa formadas por la niebla. “¡Joven maestro, joven maestro! ¡El maestro está de vuelta, y ha dicho que debes notificarlo una vez que estés en la costa!”

“¿Mi padre ha vuelto? Bien, lo veré de inmediato. Cuida las cosas aquí, así como el botín de guerra y los cautivos…” En comparación con escabullirse durante el último ataque, Leylin ahora se pavoneaba audazmente. Incluso esperaba intimidar a aquellos que albergaban pensamientos ilegales con esta victoria.

Sin embargo, el único barco que ingresó al puerto fue el propio buque de guerra de Leylin. El tigre negro mismo había desaparecido con su prima Isabel, acompañado por una parte de los piratas.

Solo unos pocos piratas desafortunados estaban aquí además del poco botín de guerra. Por supuesto, también estaba el ex capitán, Steve.

“¡Entendido, joven maestro!” Leon hizo una reverencia baja. Solo las heridas de los soldados detrás de Leylin dejaron en claro que esta batalla había sido muy intensa.

“Mm. Jacob, trae a Steve. ¡Salgamos!” Leylin se subió al carruaje solo, seguido de Jacob con su prisionero. Steve tenía un saco negro sobre su cabeza, ya que Leylin no confiaba en un cautivo de tan alto rango para sus subordinados. Si lo hiciera, había una posibilidad de que algo saliera mal.

“Padre…” En el momento en que el carruaje llegó a la mansión, Leylin vio a sus padres actuales, El Baron Jonas y la señora Sarah. Estaban al acecho en la puerta de la mansión, con los ojos llenos de preocupación.

Leylin inmediatamente se bajó del carruaje y fue empujado a los brazos de la Señora Sarah. “Oh, mi pobre hijo…” Era obvio que a pesar de que tenía una idea de lo que había hecho Leylin, la Señora Sarah todavía estaba preocupada.

“¡Es bueno que estés bien!” El barón Jonas mantuvo su aplomo como noble, aunque había un toque de alegría en sus ojos.

Leylin miró más allá de su padre y luego a su mentor Ernest. El Mago le dio una mirada alentadora de aprobación y arrastró su túnica de mago más cerca de sí mismo, escondiéndose con la multitud. Los Magos no eran tan buenos para expresarse.

En este momento, Leylin vio numerosas tropas de élite detrás del barón Jonas, todos con armadura. Sus miradas frías le hicieron sentir una sensación de peligro.

“¡Guerreros de rango 5! Y hay tantos. Padre, ¿de dónde los sacaste?” Leylin podía ver el respeto en los ojos de los luchadores, especialmente de su líder, pero no había la confianza y la preocupación que tenían sus propios hombres. Estas tropas eran evidentemente refuerzos de una fuente externa.

Sin embargo, este era un asunto trivial.

“Hijo, no seas tan imprudente en el futuro. Es impropio de un noble liderar precipitadamente a las tropas solo…” Jonas advirtió a Leylin. Si su único sucesor muriera en esta batalla, no sería capaz de manejarlo.

“Por cierto, padre, permíteme mostrar mi botín y los cautivos…” Leylin aplaudió, y el propio Jacob llevó a Steve.

Aunque sus miembros ya habían sido cortados, y él era básicamente un lisiado sin la ayuda de hechizos divinos de alto nivel, aún necesitaba ser vigilado.

“¿Oh?” Las cejas del barón Jonas se alzaron, sin reaccionar en absoluto ante los cautivos y la basura que mostró Leylin.

En su opinión, Leylin simplemente había eliminado una pequeña ola de piratas, tal vez menos de 20 en total. Probablemente eran pescadores que habían perdido su deseo de riqueza, por lo que no les prestó mucha atención.

Pero luego Leylin levantó el saco negro sobre la cabeza de Steve, exponiendo la cara maliciosa a la luz del día. Debido a la pérdida de sangre, su rostro palideció, lo que no hizo nada para reducir el miedo causado por mirarlo. Incluso la señora Sarah gritó, retrocediendo unos pasos en su sorpresa y disgusto.

“Leylin, asustaste a tu madre. No deberías ensuciar los ojos de una mujer noble con un cautivo tan humilde…” Barón Jonas había nacido como un noble de una familia militar, y no se sintió incómodo cuando se encontró con esta situación. Pero incluso sus cejas se fruncieron ligeramente.

Jonas no podía entender por qué Leylin había traído a un repugnante cautivo con sudor, sangre y heridas graves frente a él. Lo que no vio fue que los guerreros de élite detrás de él ahora tenían una mirada diferente en sus ojos.

Aunque Steve estaba lisiado, los gruesos callos en su cuerpo y los músculos firmes se mezclaron con el poderoso aura de un luchador de alto rango que aún no se había disipado. Tenían una idea de lo que era esto.

“Este es Steve, líder de los Tigres Negros.” Leylin dijo simplemente, pero eso hizo que los ojos del barón Jonas se abrieran.

“¡Dioses!” Al barón Jonas ya no le importaba la suciedad del cuerpo de Steve cuando se acerco a él, apartando el cabello desordenado de su frente para medirlo cuidadosamente.

“De hecho es él. ¡Este es el líder de los Tigres Negros, el luchador de rango 10 Steve! ¡Numerosas cámaras de comercio grandes han creado conjuntamente una recompensa de 500 monedas de oro para su captura! Una de las publicaciones de recompensa esta incluso en nuestro puerto, no podría equivocarme…”

Mucho tiempo después, el barón suspiró y miró a su hijo con una expresión complicada. Este chico siempre parecía sorprenderlo. Su expedición podría incluso haber resultado en que los asesinos lo mataran si Leylin no le hubiera pedido a Ernest que fuera a ayudarlo.

Aun así, preguntó con incredulidad: “Ya que Steve está aquí, ¿dónde están los Tigres Negros?”

“Han sido aniquilados.” Respondió Leylin a la ligera. Jacob y los soldados detrás hincharon sus pechos con orgullo, mirando fijamente a los guerreros de élite detrás del Barón.

“¡Bueno! Parece que necesitamos tener una conversación seria.” El barón Jonas tenía una expresión complicada en su rostro.

Después de que Leylin regresó, la risa y la alegría volvieron a la mansión una vez más. Incluso el mayordomo Leon, que siempre se veía sombrío, reveló una rara sonrisa mientras ordenaba a Clara y Claire que prepararan el banquete.

Durante este período de preparación, el barón se quedó en su sala de estudio, despidiendo a las sirvientas para que lo dejaran solo con Leylin y Ernest.

“La información que Leylin proporcionó fue muy útil. Aunque tuve que pagar un precio enorme, me ocuparé de los problemas con la iglesia del conocimiento…” La voz del barón Jonas era ronca y baja. Leylin notó astutamente sus ojos inyectados en sangre y las puntas de cabello blanco cerca de sus orejas.

Era obvio que ser oprimido por una persona de alto estatus como el marqués Louis dejó al barón estresado y molesto. Aunque ahora podrían actuar un poco más libremente, el trauma de las acciones del marqués aún no se había disipado.

“Es solo mi deber. ¡Después de todo, soy parte de la familia Faulen!” Leylin parecía ser muy humilde.

Esta actitud hizo que el barón Jonas asintiera por dentro: “Como sabemos quién es nuestro oponente, las cosas serán más fáciles. Aunque me encontré con algunos intentos de asesinato durante el viaje al continente, afortunadamente estoy ileso. ¡Incluso pude ver a Earl Griffith!

“Earl Griffith, ¿el señor de la guerra de ese lugar?” Los ojos de Leylin brillaron, inmediatamente recordándolo. Parecía que el barón Jonas había pagado un precio, prometiendo una parte de las ganancias para obtener algo de apoyo de la nobleza regional.

“Han enviado un grupo de jinetes con numerosos luchadores de rango 5. El líder es de rango 9, lo que será suficiente para garantizar la seguridad de nuestra mansión…” El barón Jonas observó a Leylin con una mirada triste en sus ojos.

Creía que el intento de asesinato de su hijo se debía a que se había llevado a la mayoría de las élites. Si no fuera por eso, no se habría visto obligado a luchar contra un terrible grupo de piratas.

Había tratado de dejar atrás a Ernest y Jacob, que eran profesionales para proteger el puerto. Sin embargo, confiar en la protección de otros no fue una solución a largo plazo. Leylin frunció el ceño ligeramente.

El barón Jonas vio todo esto y le hizo asentir aún más. “Este chico ya tiene suficiente sabiduría para dirigir a nuestra familia.”

“Bueno, entonces, ¿cómo crees que se debe tratar a Steve? Después de todo, él es tu prisionero…” Barón Jonas se rio entre dientes, queriendo ver cómo actuaría Leylin.

“Despacha un mensajero para hacer negociaciones y luego devuélvelo al marqués Louis. A cambio, podemos establecer un tratado de paz. ¿Qué hay sobre eso? Nuestra familia es bastante débil después de todo…” Leylin no se contuvo mientras hablaba.

“¡Bueno!” El barón Jonas estuvo a punto de aplaudir a su hijo. Definitivamente no había sido tan racional a esa edad; se habría quejado de su venganza después de la humillación.

Al ver esta capacidad de darse por vencido y mantener un perfil bajo, el Barón Jonas entregaría la familia a Leylin incluso si era inútil en otras áreas.

“¿Quién crees que es el más adecuado?”

“El Obispo Tapris de la iglesia del conocimiento. Es amigo de ambos lados, por lo que sería un mensajero adecuado.” Leylin enfatizó que él era un “amigo”, y el Barón Jonas obviamente podía decir lo que implicaba Leylin.

Murmuró para sí mismo: “Es una buena opción…”

Con su condición de obispo de la iglesia del conocimiento, Tapris fue el mediador más adecuado. Incluso podría aumentar el prestigio del dios del conocimiento de esta manera, por lo que probablemente no los rechazaría.

Después de que todo se resolvió, Leylin murmuró: “Padre, todavía tengo algunas cosas que decirle al Maestro Ernest…”

Capítulo 108: Noche de Traiciones

0

Oldor ardió en las llamas radiantes e intentó gritar.

“¡…!”

Sin embargo, las llamas que quemaron dentro de Oldor también ardían dentro de sus pulmones, y el aire creciente perdió el impulso para hacer que sus cuerdas vocales vibraran. Por lo tanto, Oldor contactó para atacar a Mazdari de cualquier manera posible, pero un simple paso atrás fue todo lo que le tomó a Mazdari hacer que su última resistencia sea inútil.

Oldor colapsó.

“No te preocupes, Oldor. Ese fuego es mágico, por lo que no se extenderá al barco.”

La mano podrida de Mazdari habló.

<Es un poco temprano, pero deberíamos comenzar.>

“Hubiera terminado si hubiera completado el dibujo de todos modos.”

El círculo mágico qué Oldor había pisado se hizo en caso de que venga un sacerdote del Dios Vinculante.

El círculo mágico del engaño. Se sabía que engaña los ojos de un Dios, pero eso no se aplicaba a sus sacerdotes.

“Todavía no creo que la muerte de Oldor haya sido descubierta.”

Para hacerse cargo de la nave, Mazdari había dibujado círculos mágicos en varios lugares durante los últimos días. Tuvo que mantener al Dios Vinculante y a los sacerdotes en la oscuridad con engaño, por lo que le había llevado mucho tiempo.

<¿Deberíamos activar el hechizo?>

‘Sí.’

Mazdari recitó el hechizo con su mano podrida. Era hora de llevar a cabo el plan para el que se había estado preparando desde que regresaron de la Isla Doltan.

Los círculos mágicos dentro de la habitación de Mazdari activaron los otros círculos mágicos utilizando las Reglas que creó. El último círculo mágico activado se dibujó en el piso de un almacenamiento debajo de la cubierta, donde no podía alcanzar la luz y solo vio a los visitantes de vez en cuando cuando el intendente entró para obtener comida y agua. En una esquina oculta del almacenamiento, el círculo mágico brillaba de color rojo, y el ratón muerto tumbado sobre él comenzó a moverse.

El estómago del ratón muerto estaba expuesto, y cada vez que se movía, el líquido rezumaba del agujero, pero aún así olfateaba en curiosidad como si estuviera vivo; Incluso parecía con hambre. El ratón muerto podía comer los suministros de alimentos mantenidos en el almacenamiento. Por lo general, tendría que roer durante unas horas, pero de alguna manera, el ratón era varias veces más fuerte que cuando estaba vivo, por lo que no tardó demasiado en obtener acceso y deleitarse con los granos.

Sin embargo, el ratón muerto sabía que los granos no serían suficientes para satisfacer su hambre. Con una audacia que no había poseído antes de su muerte, fue sobre la cubierta donde la luz del sol brillaba durante el día, un espacio que pertenecía a los marineros. El ratón muerto deambuló por los marineros dormidos y encontró los pies de un marinero Troll sobresaliendo de la delgada tela utilizada como una manta. Emocionado, el ratón muerto corrió hasta los pies del Troll y mordió uno de sus dedos.

El marinero Troll se despertó gritando de dolor, y los otros marineros encendieron una luz. Para entonces, el ratón muerto ya se había escapado, y la sangre goteaba desde donde solía estar el dedo del pie del Troll. Un marinero senior trató de detener el sangrado, pero no fue fácil hacerlo, y después de vendar la herida con un trozo de tela, le dijeron al marinero Troll que había perdido un dedo del pie, y que verificarían la lesión cuando fuera brillante.Solo hicieron que el Troll bebiera alcohol fuerte.

Sin embargo, mientras los otros marineros cerraron los ojos y volvieron a dormir, el marinero Troll se despertó nuevamente. No era que el Troll no pudiera volver a dormir. Su corazón en realidad se había detenido. Ahora muerto, el Troll no podía pensar racionalmente. Su cerebro ya había dejado de funcionar sin suficiente flujo sanguíneo, y las bacterias y los virus se estaban volviendo excesivamente activos y comenzaron a comer las células del cuerpo. El marinero no pudo recordar el dolor que había sentido cuando se le masticó el dedo del pie, ni el fuerte alcohol que le dieron para dormirse. Tampoco podía identificarse. Y su sentimiento de vacío fue reemplazado por un apetito no declarado.

El marinero Troll notó al marinero senior, que acababa de intentar evitar que el sangrado siguiera estando. El marinero senior estaba durmiendo al lado del Troll con el cuello revelado. Y otra conmoción ocurrió en su parte del barco nuevamente. El marinero senior gritó de dolor y sangró, y los Caballeros llegaron corriendo.

Varios marineros y caballeros fueron mordidos en el proceso de atar el marinero Troll. El marinero Troll aulló como una bestia, pero no se pudo dar castigo hasta que se resolviera la situación.

Cuando los Caballeros escuchaban a los otros marineros explicar lo que había sucedido, el marinero senior murió debido a un sangrado excesivo, y se dijo que el marinero Troll debería ser ejecutado.

Un caballero subió para encontrar al mayor, pero Oldor no se despertó. Por lo tanto, la noticia fue entregada a Mazdari.

“Hay ley militar, entonces, ¿por qué se trata arbitrariamente el asunto? No hagas eso. Bloquea al Troll y observelo hasta que el general Oldor pueda lidiar con ellos al día siguiente-”

Y las cosas se hicieron como él dijo.

Los tripulantes fueron mordidos nuevamente mientras intentaban encerrar al Troll marinero. Y cuando la situación parecía establecerse, aquellos que habían sido mordidos colapsaron con fiebre. Poco después, otra persona murió.

Aterrorizado de que se hubiera roto una epidemia repentina, los Caballeros entraron en cuarentena. Luego estallaron gritos de los cuartos de la tripulación. Los que habían muerto volvieron a la vida, mordieron a varios mataron a los vivos. Los tripulantes que apenas habían sobrevivido llegaron a la cubierta a través de los agujeros que se habían hecho a los lados del barco para disparar cañones. Sin embargo, algunos de ellos ya habían sido infectados.

Unas pocas horas después.

Antes de que el sol se levantara, Hueso de Ballena ya estaba lleno de nada más que cadáveres caminantes mientras el barco continuaba su viaje.

Sudando, y usando Magia que lo ocultaba de los cadáveres, Mazdari subió a la cubierta. La Magia que había usado era la peste zombie. Un hechizo que podría salirse de control como la mano de Talajin, pero Mazdari había seguido las Reglas.

“Si se va a usar este hechizo, debe usarse en un espacio cerrado, ¿no?”

Un barco en el mar se encontró perfectamente con la condición.

Mazdari fue hacia cada cada zombie y les llevó círculos mágicos para que mantuvieran el barco en funcionamiento. Había estado observando cuidadosamente qué órdenes dieron el capitán y qué trabajo hicieron los tripulantes durante el viaje, por lo que no fue difícil replicar la operación.

Mazdari miró la tabla de navegadores y verificó la región donde estaba la niebla marina. El barco líder, Ballena Marina, ordenó a los siguientes barcos militares que cambiaran su curso.

Y después de navegar con éxito el barco fantasma durante unos días, desaparecieron en el mar.

***

[Profecía: “El Mago, Mazdari, traicionará a Asbestos” se ha cumplido.]

Sung-Woon señaló el mensaje del sistema y dijo: “¿Ves? Te dije que las cosas funcionarían.”

Lunda hizo un puchero.

“¿Cómo es eso una profecía? Si digo: “Comeré una manzana hoy” y comeré una manzana después de decir eso, ¿sería eso satisfacer una Profecía?”

“… ¿No es ese ejemplo demasiado extremo?”

Entonces Eldar dijo: “Eso se llama una profecía autocumplida. La profecía en sí se usa como un elemento para cumplirla.”

“Bueno, lo que dijo.”

Lunda asintió.

Si uno se convirtiera en un Mago, incluso un Dios no podría leer todos sus pensamientos. El conocimiento sobre la Magia no era todo lo que se necesitaba para convertirse en un Mago; Uno tendría que reunir conocimiento arcano, así como una comprensión sistemática del arte. Hubo un procedimiento complejo involucrado en la adquisición y comprensión del conocimiento, y los aprendizajes tendrían que ser internalizados a través de la meditación.

Pero aún así, los jugadores podían ver las acciones de un Mago y notar cuándo hicieron algo insolente. Por mucho que fuera una tontería dejar que un Mago se saliera de control y traicionarlos, un jugador con un Mago bajo su influencia tenía la responsabilidad de prestar atención al Mago a largo plazo.

‘Pero Lost World es un juego que requiere multitarea. Hay muchos más elementos para realizar, lo que hace que sea imposible prestar atención constante a un Mago.’

Otro problema con los Magos fue que aumentaron la carga de un jugador. Otro jugador podría hacer que un Mago traicione a su Dios original y escape de la influencia de Dios jugando las cartas correctas.

‘Porque los Magos están predispuestos a ser rebeldes con los jugadores en primer lugar.’

Una vez escapen de la influencia de un Dios en particular, un Mago establecería su propio taller, reclutarían discípulos y desarrollarían su propio poder, un paso a la vez. Un Mago sólo podría compararse con cientos o quizás miles de soldados. Y una vez que se salieran de control, podrían convertirse en un monstruo que consumió todos los puntos de Fe de un jugador.

Así que Sung-Woon se movió. Se acercó a Mazdari, el Mago, cuando pidió la primera reunión de jugadores. Luego verificó la historia del Mago e hizo una profecía para facilitar la traición del Mago. Con la base del trabajo hecho, le dio al Mago la oportunidad de llevar a cabo su traición. Realmente no importaría si el Mago simplemente desapareciera un día sin previo aviso, pero sería mejor si causara daños al otro país en el proceso. Solo entonces aquellos que sirvieron y siguieron al Mago temerían el poder del Mago. Luego, los jugadores estarían atentos a los Magos, por lo que era necesario proteger a Mazdari del escrutinio de los otros Dioses.

El nivel de Sung-Woon fue afortunadamente lo suficientemente alto como para tener acceso a Bloqueo de Divinidad, pero no solo confió en eso.

Había llamado a Sabiduría la noche en que Mazdari estaba extendiendo la peste zombie.

“¿Por qué me llamaste, Nebula?”

“Bueno, tenemos una tregua por ahora, y realmente no hay nada más que hacer. Me preguntaba si podríamos jugar algo como Go, Janggi o Ajedrez juntos. No soy alguien que realmente se sienta aburrido, pero tampoco hay necesidad de perder el tiempo.

“… ¿No tienes a Eldar?”

“¿Eldar? ¿Estás bromeando? Eldar no es partido para mí.”

Sung-Woon pensó que Sabiduría lo estaba mirando sospechosamente, pero eso realmente no importaba.

“Y para tu información, he ganado a todos los demás además de Eldar, y siempre fue aburrido. No te molestes si no tienes confianza, supongo.”

“Nunca dije que no tenía confianza.”

“Entonces, ¿estás dispuesto a asumir el desafío?”

Sabiduría se rió.

“Tú eres el que asume el desafío.¿Qué debemos jugar?”

“¿Deberíamos jugar Go?”

“Espera un segundo.Tendré que crear un tablero de Go.”

Y, de hecho, las habilidades de la Sabiduría fueron excelentes. Era casi tan bueno como Sung-Woon y ganó al final debido al error de Sung-Woon.

“¿Es mi victoria esta vez?”

“Um, sí. Eres el rey de Go en el tercer continente.”

“Me siento honrado de ser reconocido por el jugador número uno de Lost World.”

“No lo menciones.”

Sung-Woon en realidad no se sintió molesto. Mientras tanto, Mazdari había tomado por completo el barco.

Sabiduría no se dio cuenta del hecho hasta que el barco en el que estaba Mazdari desapareció.

“Pero ya lo habría notado.”

Lunda luego dijo: “Nebula, sé que has cumplido tu profecía, pero hay un problema”.

“¿Qué es?”

“Mazdari ya no es el único Mago.”

Eso era cierto. Asbestos fue el más rápido para acumular el conocimiento mágico. Y debido a eso, Mazdari se convirtió en el primer Mago. Ojo Dorado y Danyum también habían capturado a los individuos malditos que huían de la Torre Alquimista y reunieron conocimiento. Y así obtuvieron la cooperación de dos Magos más.

Pero Sung-Woon dijo dudoso: “¿Cuándo dije que solo haría que Mazdari traicionara a su país?”

“¿Eh?”

“Sé cómo hacerlo y tengo la oportunidad de hacerlo. ¿Por qué no lo aprovecharía?”

Sung-Woon reabrió los mensajes del sistema que habían aparecido hace unos momentos y se los mostró a Lunda.

[Profecía: “El mago, Yan, traicionará a Ojo Dorado” se ha cumplido.]

[Profecía: “El Mago, Talay, traicionará a Danyum” se ha cumplido.]

Sung-Woon dijo: “Todos los Magos del tercer continente se han vuelto independientes”.

Capítulo 107: Final del Acto

0

Vasen Lak Orazen no entendió adecuadamente lo que Hwee Ravina Muel había dicho. Todo lo que entendió fue que la mano del Talajin había tratado de usar magia, y que Ravina tenía el poder de evitar que eso sucediera. Pero en realidad fue una materia más complicada que eso.

<Dejar sin efecto la Magia tampoco es fácil. Un círculo mágico generalmente no contiene información innecesaria.>

Cada parte de un círculo mágico se dibujó para conjurar el hechizo que un Mago quería lanzar. Por lo tanto, la Magia podría activarse parcialmente siempre que no todos los elementos hubieran fallado.

<En ese caso, los accidentes más allá u opuestos de las intenciones del Mago podrían ocurrir.>

Ravina respondió al murmullo de su cuerno.

‘Es información que el Príncipe Vasen no necesita saber. Probablemente se aburrirá si lo explico en detalle.’

La razón por la que las manos de Talajin habían fallado en la Magia y no había desencadenado nada era porque Ravina también tenía una amplia comprensión de la Magia. Su maldición con un espíritu de Magia Demoníaca sola no fue suficiente para detener la Magia; Ella tuvo éxito porque estaba más cerca de convertirse en un Mago después de Mazdari. Ravina no pudo entender todo el ritual necesario para conjurar Magia debido a su conocimiento incompleto, por lo que ni siquiera era una aprendiz de Mago. Sin embargo, toda la Magia siguió un conjunto particular de reglas y procedimientos.

La escritura antigua se usó como elementos para especificar parámetros u objetivos particulares, y Ravina entendió lo que significaba cada componente del círculo mágico.

Su espíritu de Magia Demoníaca que manipulaba la probabilidad interfería con los músculos de la mano de Talajin dibujando el círculo mágico, el viento del mar, los fragmentos del mástil roto, la balanceo del barco en el agua y la sangre que dibujaba el círculo mágico, todo como Ravina pretendía. Como resultado, la mano de Talajin no pudo dibujar correctamente las largas filas de acuerdo con las Reglas del círculo mágico. Al final, las líneas se burlaron de aquí y allá, y el círculo fue manchado con la escritura que no era reconocible.

“Solo, ¿cómo lidiamos con eso?”

Afortunadamente, la pelea se calmó, y todos se dieron cuenta del alcance de las manos de Talajin, como lo indicaba la sangre de los muertos salpicada en la cubierta.

“Y creo que lo que dijo Mazdari sobre establecer esas manos solo para apuntar a los Profundos.”

Sin embargo, Mazdari se había escondido cuando Ravina tenía el espacio para mirar a su alrededor.

Ella le dijo a Vasen: “Sería mejor ir a otro barco”.

“¿Por qué?” Respondió Vasen.

“Si dejamos la Magia, no hay forma de saber cuándo desaparecerá. Quizás podría demorar allí. Entonces, hasta que se garantice la seguridad, sería mejor que no haya nadie en el barco.”

“¿En serio? ¿El círculo puede seguir quedando allí?”

Ravina asintió como si no fuera algo impresionante.

“Entonces se convertiría en una buena decoración.”

“Bueno, eso no es exactamente…”

Ravina notó tardíamente la sonrisa en la cara del Lagarto y se dio cuenta de que era una broma.

“Como has visto, esas manos son peligrosas. A pesar de que Mazdari estableció una Regla para que sólo persigan a los Profundos, si se los deja a su propia suerte, podrían balancear indiscriminadamente y lastimar a las personas.”

“Hm.”

“Además, esa no es la mano de un monstruo ordinario. Tiene su propia conciencia y deseos. Incluso tienen conocimiento que no conocemos. ¿No los viste usar Magia?”

Ravina no pudo entender exactamente qué tipo de Magia usaban. Pero según Mazdari, las manos estaban enojadas, lo cual era evidente en la forma en que se movían.

Vasen no necesitaba una explicación para saber que las manos eran peligrosas.

Él dijo: “Entonces es más problemático ir a otro barco. Si dejamos esas manos allí, se volverá más peligroso que los piratas de Yaboon.”

“Me quedaré y los veré.”

“¿Por tí misma?”

“Sí.”

Vasen miró a su alrededor.

“¿Qué pasa con Mazdari?”

“Mazdari… No está aquí.”

“Por lo general, es difícil encontrar a alguien durante una batalla.”

Ravina decidió decir la verdad.

“Eso no es todo. Mazdari no vendrá.”

“… ¿Por qué piensas eso?”

“No se convirtió solamente en un Mago” Explicó Ravina. “Cuando los Caballeros de Asbestos atacaron la Torre Alquimista, todos los Alquimistas se fueron por caminos separados. Y muchos Alquimistas murieron. Tuve la suerte de haber escapado a Escala Negra, pero la mayoría de los Alquimistas no lograron salir de Asbestos. Y ese fue probablemente… El caso de Mazdari.”

Vasen miró las manos de Talajin a tientas alrededor de la cubierta como si estuvieran caminando con los dedos. Parecían estar inquietos, pero él podía sentir el nerviosismo y la molestia que sentiría el dueño de las manos.

“Esencialmente, estás diciendo que Mazdari es un Mago de Asbestos.”

“Sí. Y sobre todo, deberíamos ser más cautelosos de él, ya que él fue el único Mago que hemos visto emergiendo. Probablemente vendió a los otros Alquimistas para convertirse en un Mago.”

Vasen sacudió la cabeza; No se sabía si el gesto significaba que entendía o algo más.

Ravina continuó diciendo: “Su Majestad me pidió que luchara contra los Magos de otros países que llegaron al archipiélago del sur. Y eso se debe a que mi conocimiento y habilidades son una de las pocas formas en que hay para contrarrestar la Magia. Pero no sentí la necesidad de detener las manos de Talajin.”

“¿Por qué no?”

“Debido a que puedo leer el círculo mágico, supe que Mazdari lo dibujó tal como había explicado. Sin embargo, había una trampa.”

Ravina señaló al círculo mágico que las manos de Talajin habían tratado de dibujar. Los rastros de destrucción eran las únicas cosas que quedaban del círculo, pero la destrucción sólo sirvió para hacer que el lugar particular en la cubierta se destaque más.

“Es el hecho de que las manos de Talajin pueden usar Magia por su cuenta. No sé exactamente cuál era el hechizo, pero ciertamente pondría a Escala Negra en peligro, y Mazdari lo hubiera sabido. Mazdari probablemente esté en otro barco, esperando que el caos ocurra en nuestro barco desde una distancia segura.”

Con esa explicación, Ravina esperaba que Vasen se apresurara y diera órdenes de confrontar a las armadas aliadas. Ahora que los Piratas habían huido de regreso a la isla Doltan, Escala Negra y las otras marinas aliadas se enfrentaron entre sí. En la próxima pelea, sería importante tomar el punto ventajoso para los disparos de cañones.

Pero al contrario de lo que quería, Vasen dijo algo completamente no relacionado.

“No hay necesidad de hacerlo.”

“… ¿Qué?”

Vasen miró los hombros de Ravina y se levantó la barbilla.

Ravina se dio la vuelta.

“Qué grosero, Ravina.”

El Garuda, Mazdari, cojeaba hacia ellos.

***

“No pensé que nuestra amistad fuera tan superficial.”

Ravina estaba nerviosa por las palabras de Mazdari.

Ravina señaló a sus cuernos, y luego a la cabeza de Mazdari.

“¿No somos tan cercanos como cómo una vaca y un pollo?”

“Oh, qué analogía maravillosa… ¿Se construyen los mejores estudiantes de manera diferente? ¿Fui el único que ha sido sincero todo el tiempo?”

“¿De qué sinceridad estás hablando?”

Vasen los interrumpió: “Las bromas están bien, pero ahora que has escuchado lo que pasó, ¿por qué no te explicas, Mazdari?”

“Hm.”

“Estaba listo para comprar la historia de Ravina. Lo habría hecho si no aparecieras frente a mí.”

Mazdari se tocó ligeramente la cabeza. Hubo una herida de sangrado real, pero de un vistazo, parece que estaba haciendo un acto para comprar algo de tiempo.

“Príncipe Vasen. Sé cómo hacer Magia, lo cual me da el título de Mago. Sin embargo, todavía no he dominado todos los hechizos en mi repertorio.”

“¿Es eso así? ¿Supongo que es bastante descabellado pensar que las cosas convocadas por la Magia podrían usar la Magia ellos mismos?”

“Excepto por esa parte.”

“… ¿Hm?”

“No creo que Ravina ni ningún otro Alquimista lo hubieran leído porque era un libro que recibí directamente de mi maestro, pero en documentos antiguos, hay numerosas advertencias sobre la mano de Talajin. En particular, enfatizan que las manos no deben dejarse durante demasiado tiempo. Si bien son poderosas, también son manos de Magos de alto rango. Con suficientes materiales alrededor, incluso un brazo sería capaz de expandir el círculo mágico y permitir que los propietarios de las manos traspasen esta tierra.”

Ravina se sintió cautelosa.

“Entonces, Mazdari, lo hiciste…”

“No, no” Negó Mazdari firmemente.”Sabía que detendrías la Magia que las manos de Talajin intentarían usar.”

“Podría haber fallado.”

“No pensé que eso sucediera… Pero había una necesidad de tal apuesta.”

Vasen luego preguntó: “¿Apuesta?”

“Sí, apuesta.”

“Explica con más detalle.”

Mazdari asintió y dijo: “Príncipe Vasen, ¿cuántos espías que se comunican con otros países crees que están en la nave de Escala Negra?”

Ravina pensó que era una pregunta absurda. Y ella pensó que Vasen respondería con confianza que no había ninguno, pero su respuesta no fue esa.

“Hay muchos que no puedo identificar exactamente, así que diría que más o menos diez.”

“Entonces, ¿cuántos habrían visto la táctica de Ram Naval que has empleado para chocar contra el monstruo, habrán presenciado mi Magia para derrotar al monstruo, pero también habrán notado que mi Magia se salía de control e intentaban usar Magia ellos mismos?”

“Uno o dos.”

“Eso es un alivio.”

Ravina preguntó: “¿Por qué lo llamas alivio cuando hay un espía?”

“Porque ese espía probaría que yo, un Mago de Asbestos, intenté engañar a Escala Negra y causaría un gran daño a los soldados de Escala Negra.”

“¿Qué?”

Vasen parecía haber entendido lo que Mazdari quiso decir antes de explicarlo exactamente.

“Ravina, la espía del que está hablando Mazdari no es el que espía a nuestros soldados, sino que espía a Mazdari. Justo como dijiste, Mazdari subió a este barco con la orden de atacar Escala Negra.”

“… Oh.”

“No estoy seguro de si ha cambiado de opinión, o si no tenía intención de hacerlo en primer lugar, pero te dio la oportunidad de detener la Magia que las manos de Talajin intentaron usar. Y gracias a eso, Mazdari pudo engañar con éxito a los espías mientras minimizaba las víctimas que sufrió Escala Negra… ¿Tengo razón, Mazdari?”

Mazda asintió.

Vasen sacó su espada.

“Entonces los dos debemos luchar.”

“Sí.”

Al ver a Mazdari también sacar su espada, Ravina estaba desconcertada.

“E… ¿Espera? ¿Cómo llegaron las cosas a este punto? Estás diciendo que Mazdari no tenía intención de atacarnos, ¿Verdad? Solo dijiste que solo estaba fingiendo atacarnos para engañar a Asbestos.”

Mazdari levantó su espada. Era una espada que se ajustaba a la altura de un Garuda. Un soldado de una construcción ordinaria tendría que sostenerla con dos manos, pero Mazdari se las arregló con una.

“El Mago que se esconde entre el enemigo lanzó un hechizo para matar a los enemigos. Pero esa Magia falló debido a la interferencia del enemigo, y el Mago fue atrapado con las manos en la masa. Por lo tanto, el enemigo puso su resistencia final.”

Vasen sonrió y dijo: “Significa que el acto aún no ha terminado”.

Ravina pensó que necesitaba detenerlos, pero luego se dio cuenta de que sería difícil a través de la lógica o la fuerza física.

Mazdari luego dijo: “Aunque es un acto, no estaría de más tener la historia de que te haya dominado al final, ¿verdad? Seré gentil, así que no te preocupes”.

“¿Qué tonterías estás diciendo, Mago?” Vasen hizo señas con un dedo. “Yo soy el que va fácil. Reduciré mi movimiento.”

Mazdari nunca rechazó una oferta gratuita.

El gigante Garuda cargó contra el Hombre Lagarto.

***

En la playa de arena de la isla Doltan.

Los barcos de Escala Negra y las marinas aliadas se enfrentaron en aguas costeras, y los soldados estaban alineados en dos grupos en la playa. Liderando los grupos, respectivamente, el líder del equipo de Escala Negra, Vasen, y el general de Asbestos, Oldor.

Vasen dijo sin rodeos: “¿No es un precio demasiado bajo para un Mago cautivo?”

“Debes tener en cuenta que las marinas aliadas son el doble de grandes que la fuerza de Escala Negra. ¿No sabes también que nuestras capacidades de artillería están aproximadamente al mismo nivel?”

“¿Qué pasa con la amenaza a mi vida?”

“… No se puede decir que el precio para entregarlo es insignificante.”

Vasen dejó escapar una bocanada de aire de la nariz y la envió a Mazdari, que estaba atado con la cuerda, y al general Oldor.

Vasen había ganado la batalla con Mazdari, y Asbestos hizo una oferta para recuperar al Mago. No había precedente de cuánto debería valer un Mago, por lo que el acuerdo se prolongó un poco, pero en última instancia no tardó demasiado. Lo bueno para ser intercambiado estaba justo en frente de ellos, o debajo de sus pies, por así decirlo.

“¿Te vas a ir de inmediato? A pesar de que la isla Dolton es nuestra ahora, no somos tan despiadados como para expulsarlos de inmediato.”

“… Hm, tomaré un chequeo de lluvia. No somos aliados ahora, entonces, ¿qué bien harían las bromas?”

A cambio de entregar a Mazdari, Escala Negra recibió una tregua de docenas de días, así como la Isla Doltan.

Doltan fue el pasillo del continente sur, por lo que fue doloroso que las marinas aliadas lo dejaran cuando habían derrotado a los piratas juntos. Además, el Mago solo pertenecía a Asbestos, por lo que Asbestos también tuvo que compensar a los otros países.

Pero, por supuesto, Oldor y las otras armadas aliadas creían que podrían recuperar la isla de Doltan una vez que la tregua haya terminado, por lo que no pensaron en su pérdida. Y sobre todo, la pelea con los piratas Yaboon fue un escenario que mostró el poder de un Mago. Oldor pensó que había ganado el Mago a un precio barato antes de que se estableciera el valor de su tipo.

‘Sí, esto es suficiente. Mientras tengamos este Mago, podemos ganar la pelea en cualquier momento.’

Unos días después, las marinas aliadas fueron a Bavrin para reabastecerse. Una pelea más grande iba a estallar una vez que terminara la breve tregua.

‘¿Sucederá pronto? No estoy muy seguro de eso. Pero Escala Negra no podrá superar fácilmente el próximo ataque del Mago.’

Oldor buscó a Mazdari para advertirle que Escala Negra podría romper la tregua y desplegar sus barcos militares. Sin embargo, se dibujaron círculos mágicos extraños en toda la habitación de Mazdari, que se había dejado sin control durante unos días.

“… ¿Cuáles son estos círculos mágicos?”

“¿Eh? Oh, eres tú, viejo.”

Absorto en el dibujo de pequeños círculos mágicos, Mazdari dejó escapar un suspiro de alivio.

Oldor vigilaba los círculos mágicos y dijo: “¿Qué te sorprende tanto?”

“Bueno, en caso de que venga un sacerdote de Dios Vinculante.”

“¿Un sacerdote?”

Oldor continuó haciendo preguntas porque no sabía a qué se refería Mazdari.

Mazdari se sentó en una silla y respondió con una actitud lánguida: “Estaba probando algunos círculos mágicos.”

“¿Por qué estás haciendo algo tan peligroso en un barco?”

“No, es necesario.”

Oldor mostró interés.

“¿Qué tipo de Magia es?”

Mazdari respondió: «Es Magia que engaña a los ojos de un Dios. Simplemente se llama engaño. No es nada significativo. Solo lo suficiente para evadir la atención activa de un Dios. Y parece funcionar correctamente mientras esté vivo. Si no fuera por esto, el Dios Vinculante habría intervenido en mi acto con Vasen, pero aún no estaba seguro de si hubiera funcionado correctamente ya que Cielo Nocturno podría haber ayudado. Al ver que todavía estoy vivo, sin embargo, este círculo mágico definitivamente funciona. Los antiguos Magos aparentemente no estaban controlados por los Dioses, y ciertamente había una explicación para eso.”

“¿Qué demonios…?”

“Oh.”

“¿…?”

Mazdari señaló los pies de Oldor.

“Esa es la Magia de combustión espontánea.”

Las llamas surgieron de debajo de la piel de Oldor y lo devoraron.

Capítulo 106: Mano de Talajin

0

Wooong…

Una vibración sacudió la atmósfera. En lugar del aire que realmente vibra, era más una alucinación auditiva. Todos los que luchaban en el mar lo escucharon. Parecía que un ser muy grande estaba torciendo su cuerpo y gimiendo en incomodidad.

Los soldados que habían estado empuñando espadas y lanzas el uno al otro se detuvieron por un momento, y se volvieron para mirar la parte delantera de cada barco, donde se activaba la Magia. Y por un momento, no pasó nada.

Yaboon exclamó: “¡Ja! ¡Por supuesto! ¡Fallaste!”

Mientras se enfrentaba a Yaboon, Vasen Lak Orazen amplió lentamente su distancia desde el frente de la nave, donde estaba la serpiente marina.

Yaboon luego miró a Vasen y dijo: “Parece que no sabes mucho sobre la Magia, ¿verdad? La magia falla fácilmente. Falla incluso si el círculo mágico se dibuja un poco diferente, o si el hechizo se recita con un tartamudeo. Así que no hay forma de que tenga éxito en este campo de batalla…”

¡Krawawawawawa…!

Vasen se cubrió las orejas en el fuerte chillido. Sin embargo, el sonido no estaba golpeando sus oídos, sino que venía de él. Vasen se apoyó contra la barandilla para evitar caer. Mientras tanto, muchos soldados se cayeron de la cubierta gritando de dolor.

Afortunadamente, Vasen no fue el único tomado por sorpresa. Yaboon también retrocedió apresuradamente, y Mazdari, que estaba ejerciendo su Magia, tropezó, y no se veía tan bien. Sin embargo, el monstruo que se suponía que sería noqueado por la Magia parecía estar bien, quien permaneció atascado entre los barcos y estaba mirando a su alrededor con cautela.

Vasen miró a Mazdari como si fuera patético.

“¿Qué has hecho, Garuda? De esta manera, no solo los enemigos no pueden luchar, sino que nosotros tampoco.”

Mazdari sonrió torpemente.

“Solo espera. Ni siquiera he comenzado todavía.”

¡Boom!

En el lado opuesto de donde estaba Vasen, se produjo una explosión frente al círculo mágico dibujado sobre La Humillación de los Piratas.Y un pilar de la sombra negra se levantó.

“No, no es una sombra.”

Era un brazo. Era difícil saber a qué especie pertenecía el brazo. Era lo suficientemente grande como para agarrar a tres o cuatro personas, y al final había una mano. La mano estaba tocando y a tientas alrededor de la parte delantera del barco como si estuviera buscando algo.

“¿Qué es eso? Parece la mano de un gigante.”

Mazdari luego respondió: “Tienes ojos agudos. Eso es Magia de invocación.”

“¿Magia de invocación?”

“Los círculos mágicos se usan como señales de cambio, pero también se usan como puertas entre mundos. Abrí una puerta para una criatura de otro mundo, que se conocía como Talajin en la antigüedad.”

La mano del Talajin hurgó aproximadamente alrededor del frente del barco y pronto atrapó a un Profundo.

“¡Sueltame!”

La resistencia de del Profundo fue de corta duración. Con un crujido, el cuerpo entero del Profundo fue completamente aplastado por la mano de Talajin. Luego, la mano arrojó al muerto Profundo en la cubierta y comenzó con el siguiente objetivo.

Poco después, una segunda y tercera mano de Talajin apareció en las partes delanteras de otros barcos.

Los gritos de los soldados continuaron.

Vasen miró las manos y dijo: “Parece que están buscando algo… ¿qué están buscando?”

Mazdari se rió.

“Me están buscando.”

“¿A tí?”

“Este hechizo mágico se llama ‘mano de Talajin’. Enoja a los Talajins. Imagina, Vasen.”

Vasen miró los ojos de Mazdari, que brillaban con su círculo mágico.

“Estás tomando una siesta en una colina soleada en un día de otoño. El sol está caliente, y cuando parece estar caliente, una brisa ligera sopla y enfría el calor. Pero luego una hormiga se arrastra hasta tu oreja, y los ruidos de susurro te despiertan. Lo encuentras más desagradable. ¿Por qué la pequeña hormiga tuvo que pasar justo por su oído en esta ancha colina?”

Mazdari señaló el cuarto círculo mágico que dibujó en el barco del Profundo.

“Así que encuentras un hormiguero que estaba justo a tu lado y pones tu dedo.”

Desde el círculo mágico, la mano de un cuarto Talajin se levantó. Inmediatamente, rompió el final del mástil, agarrando y aplastando al observador que le estaba disparando flechas. La sangre y los órganos se derramaron de la boca del Profundo.

Vasen respondió: “Entonces… ¿no es peligroso?”

“Toda la Magia es peligrosa.”

“… Hm.”

“Sin embargo, hay medidas establecidas. La Magia establece reglas. Primera regla, esas manos de Talajin solo reconocen a los Profundos como personas.”

Vasen pudo confirmar que cuando miró la parte superior del barco. Varias almas desafortunadas fueron eliminadas, pero todas las manos de Talajin agarraban y aplastaban solo a Profundos.

“Segunda regla, ven a ese monstruo como yo.”

Una de las manos que se encontraba en la parte delantera del barco alcanzó la barandilla. La serpiente marina era muy cautelosa de la mano.

“¿¡Qué estás haciendo!? ¡Muerde la mano!”

Vasen se volvió para ver la fuente de la voz y encontró a Yaboon corriendo a lo lejos, a una distancia segura donde la mano no lo alcanzaría.

Justo cuando la mano del Talajin estaba a punto de tocar la serpiente marina, la serpiente marina giró y mordió la muñeca.

“¡Sí! ¡Eso es todo!”

Sin embargo, la satisfacción de Yaboon sólo duró un momento. Tan pronto como mordió la primera muñeca, las otras manos se concentraron en la serpiente del mar. Uno de ellos agarró la cabeza de la serpiente del mar, haciéndola gritar.

¡Kuuoooo!

Si bien la mano del Talajin era grande, apenas era lo suficientemente grande como para agarrar la cabeza de la serpiente del mar. Aun así, eso parecía no tener influencia respecto al daño que podría infligir.

La mano del Talajin arrancó la carne de la carne de la serpiente del mar.

¡Kuuoo…!

Escamas, carne y sangre salpicadas en todas partes como la lluvia.

Las otras manos se unieron y forzaron la boca de la serpiente del mar. En medio de la serpiente de mar y el chillido de dolor, estaba el sonido de su mandíbula rota, seguido de sus ligamentos.

La mandíbula de la serpiente del mar fue arrojada hacia los Profundos.

Kooo…

Entonces la cuarta mano comenzó a cavar en la garganta de la serpiente de mar y a agarrarla. Y al mismo tiempo, las otras manos arrancaron la carne de la serpiente de mar mientras aún estaba vivo.

Observando desde detrás de un refugio, Vasen dijo: “La Magia es realmente peligrosa”.

“Sí. Es por eso que los círculos mágicos no deberían dibujarse demasiado.”

“¿Por qué?”

Mazdari golpeó su hombro.

“Si salieran más cosas además de las manos, las cosas se saldrían de control en ese caso.”

“Hm… Las cosas se saldrán de control, eh.”

Vasen tenía curiosidad sobre cómo se veían los Talajins más allá del círculo mágico, pero pensó que había cosas que era mejor seguirlas teniendo en duda.

Vasen luego se volvió para mirar la popa del barco, donde estaba Yaboon.

“Es mejor capturarlo mientras estamos a bordo.”

“Bien. No puedo volver ahora. Necesito supervisar esas manos en este momento. No creo que se entretengan con esto durante demasiado tiempo.”

“Volveré pronto.”

Vasen miró a la serpiente de mar que ya estaba siendo rota en los coágulos de sangre antes de correr hacia adelante. Con la serpiente marina ocupada de otra manera, las probabilidades estaban inclinadas a favor de Escala Negra y las marinas aliadas.

Los barcos piratas se habían acercado a pesar de los disparos provenientes de los barcos de Escala Negra, pero con la serpiente de mar bajo asalto, su coraje disminuyó. Mientras tanto, las marinas aliadas habían tratado con los Profundos a bordo y ahora estaban detrás de los barcos de Escala Negra.

“¡Maldita sea…!”

Los Caballeros que Yaboon había tomado prestado del Rey Gyo no habían podido demostrar su pleno poder, y la serpiente marina que le dieron como prueba de que se convirtiera en el sacerdote mayor de Luz Profunda fue derrotado por la magia.

A medida que la situación se deterioraba, Yaboon se preguntó por qué punto había salido las cosas mal.

‘¿Faltaron nuestra estrategia y tácticas? ¿Es por las nuevas armas que trajeron?… No. Todo es porque me empujaron al mar abierto.’

Yaboon sintió su destino como el partido más débil. Y el guerrero que terminaría el destino de Yaboon apareció ante él.

“Pirata Yaboon. Te castigaré de acuerdo con la voluntad del Rey de Escala Negra, Kyle Lak Oazen.”

Yaboon sacudió la cabeza y levantó un hacha.

“No seas ridículo. Incluso si muero, es de acuerdo a la voluntad de Luz Profunda. Tu Rey no tiene nada que ver con esto.”

“¿Luz Profunda?”

“¡No te atrevas a pronunciar el nombre de nuestro Dios en vano!”

Yaboon luego acusó a Vasen. Vasen se preguntó qué debía hacer, pero los ataques agudos y feroces de Yaboon no debían ser ignorados.

‘No es coincidencia que él sea el jefe de un grupo pirata. Es un guerrero que ha luchado innumerables batallas. Es más fuerte que yo y más experimentado que yo. Es un enemigo fuerte.’

Vasen se preguntó si era un error venir a matar a Yaboon solo.

‘… No. Esta es nuestra única oportunidad de lidiar con el jefe de este grupo pirata. Si no hubiera aprovechado la oportunidad, habría corrido lejos hacia el continente sur, y eso podría terminar dándole innumerables oportunidades de atacar el archipiélago del sur. Aunque es peligroso, era necesario saltar a esta situación.’

Con esa pregunta y respuesta, Vasen también sabía que estaba por delante de Yaboon.

Vasen cruzó las cuchillas con Yaboon e hizo un gran movimiento. Y mientras lo hacía, Yaboon no perdió la oportunidad de tropezar a Vasen. Vasen luego retrocedió rápidamente, pero dejó caer su espada y se volvió vacío.

“¿Es esto todo lo que puedes hacer después de hacer tanto alboroto?”

Sin embargo, Yaboon no podía cargar hacia Vasen de inmediato. Los Hombres Lagarto se apresuraban hacia Vasen desde atrás mientras mataban a los Profundos.

“Maldita sea, mi próximo golpe sería suficiente para matarlo, pero también tendría que enfrentar a los otros Hombres Lagarto.”

Podía hacer eso, por supuesto, pero la batalla estaba yendo desfavorablemente para él. No podía decir en cuánto tiempo la batalla lo vincularía con el barco.

“No puedo hacer eso.”

Pensó que la mejor opción era irse a otro barco de inmediato y planificar para el futuro.

Vasen vio a Yaboon huyendo de la parte posterior.

“Yaboon, eres fuerte, pero…”

Y luego sacó la daga que tenía dentro de su bolsillo interior. Esta fue la ventaja que Vasen pensó que tenía sobre Yaboon. Yaboon no tenía armas secundarias.

“Eres un cobarde.”

Vasen arrojó su daga. Voló por el aire y apuñaló la parte posterior del muslo de Yaboon.

Yaboon gritó de dolor y se dio la vuelta.

“… ¡Tú vándalo! ¡Qué cobarde…!”

“Entonces no deberías haberme mostrado la espalda.”

Vasen recogió su larga espada y cargó hacia Yaboon.

El cuello de Yaboon voló al aire.

***

Cuando Vasen levantó la lanza perforando la cabeza de Yaboon, los otros barcos piratas comenzaron a huir.

Los barcos militares de Escala negra escoltaron a La Humillación de los Piratas y los otros barcos, mientras que las otras armadas aliadas comenzaron a perseguir rápidamente a los Piratas.

“¿Ganamos?”

Todavía no podría llamarse una victoria perfecta. La lucha contra los piratas en la cubierta aún estaba en curso.

En particular, los Profundos habían estado presionando sus espaldas a las barandas antes de sumergirse en el mar por temor a ser perforados por las lanzas. Y, por supuesto, Vasen sabía que los soldados Hombres Lagarto no permitirían que los Profundos se escapen.

“… ¿Qué pasó con la Magia?”

Vasen dejó la lanza con la cabeza de Yaboon a otro soldado y regresó al frente de la nave, matando a los Profundos en el camino. Allí, vio algo extraño. La serpiente de mar muerta no se encontraba en ninguna parte. Sus órganos habían sido sacados del cadáver y dispuestos en una fila en la cubierta.

“¿Estas manos también tienen inteligencia?”

Era inevitable que lo pensara. Al principio, Vasen había pensado que las manos solo destrozaban la serpiente de mar con pura fuerza, pero parecía que las manos habían arreglado las diversas piezas de carne y órganos internos de acuerdo con algunas reglas para que no se superpongan.

La extraña disposición implicó una locura organizada.

“… ¿Garuda?”

Vasen llamó cuidadosamente a Mazdari, pero Mazdari no había sido visto por ningún lado.

“Eso es extraño.”

Como si su trabajo aún no se hubiera hecho, las manos se doblaron y comenzaron a escribir algo.

“Estas cosas con inteligencia… ¿están escribiendo algo?”

Vasen se abrió paso entre los soldados y los piratas, acercándose cuidadosamente al frente de la nave.

“Mazdari, ¿dónde estás?”

Antes de buscar a Mazdari, Vasen miró lo que dibujaban las manos de Talajin y quedó conmocionado.

“¡…!”

Las manos que gotean con la sangre y los fluidos corporales de la serpiente de mar estaban dibujando algo en la parte delantera de la nave. Era un círculo compuesto por una escritura desconocida, y sobre todo, estaba emitiendo una luz tenue. Era un círculo mágico.

Luego, una de las manos de Talajin levantó su dedo índice y presionó en el centro del círculo mágico.

‘… ¿Es demasiado tarde?’

Vasen corrió hacia la mano y estaba a punto de cortar el dedo cuando alguien lo agarró del brazo.

“No necesitas hacer eso.”

Era Hwee Ravina Muel.

“Lo descubrí primero.”

“Pero estaban tratando de usar Magia y…”

“Está bien. Mira.”

Vasen miró el círculo mágico como Ravina le dijo que lo hiciera. No pasó nada.

Woooo…

Los Talajins dejaron escapar un grito decepcionado y luego golpearon el círculo mágico como si estuvieran molestos. El arco del barco se rompió junto con el círculo mágico.

Vasen luego preguntó: “¿Fallaron?”

“Sí” Respondió Ravina. “La magia se hace con Reglas. Y esas Reglas son muy específicas. Justo como dijo ese pirata, requiere técnicas muy sofisticadas y una atención a los detalles. Incluso el error más pequeño evitará que la Magia se active y colapse.”

Ravina tocó sus cuernos.

“Y puedo causar ese pequeño error.”

Capítulo 105: Proceder

0

Muchos Demonios ya habían sido derrotados por Sung-Woon y otros jugadores.

Pero aún así, Sung-Woon asumió que habría muchos más Demonios escondidos en alguna parte.

‘El desarrollo de la civilización ahora está en su etapa inicial. Se construyen más caminos para conectar ríos, ciudades y pueblos, y varias especies ven el crecimiento de la población a medida que pasan los años, pero el mundo sigue siendo joven, aún no han pasado sus doscientos años. Y hay muchas más ruinas antiguas que no se han descubierto que las que sí.’

Pero aún era difícil confirmar que existía un Dominio Único que podría controlar a los Demonios. Podría ser un poder especial que tenían Jeol Woo-Bi y Sha-Cha.

‘Y por sobre todo, Sha-Cha ni siquiera está en la isla Doltan.’

El número de piratas Profundos no era en absoluto pequeño. Aunque la especie tenía una pequeña población para empezar, la mayoría de ellos eran combatientes, y aunque era notable que la mayoría de sus recursos y mano de obra provenían del saqueo y la construcción naval, todavía eran comparables a los Elfos que vivían en la costa norte.

“Haciendo una comparación, tratar con ellos sería como tratar con Eldar.”

Eldar, que estaba al lado de Sung-Woon, se sorprendió.

“¿Qué? ¿Yo qué?”

“No te preocupes por eso. Solo estaba hablando conmigo mismo.”

Sung-Woon ignoró a Eldar, que lo miraba con una cara perpleja porque no podía entender el contexto y miró el mar en su lugar.

La serpiente marina se estaba acercando al frente de la nave de Escala Negra.

Eldar luego preguntó: “¿No vas a ayudar?”

“Si es necesario, si. Pero no creo que haga falta.”

“¿Aunque es una serpiente marina? No se movería incluso si es golpeado por un cañón…”

Como para probar el punto de Eldar, los cañones colocados en la cabecera del barco fueron despedidos. Dos tiros perdieron, y una de las pelotas de cañón rebotó en el costado de un barco Profundo, mientras que otro golpeó la serpiente marina justo en el medio de su cabeza. Sin embargo, la serpiente marina simplemente sacudió la cabeza y continuó avanzando como si no fuera nada. Solo se había ralentizado por un momento.

Eldar volvió a mirar la cubierta del barco de Escala Negra.

“¿Es que confías en Mazdari?”

“Sí” Respondió Sung-Woon. “Porque incluso un Mago a nivel de aprendiz podría lidiar con algo como un Demonio.”

Eldar preguntó cuidadosamente: “¿Pero ese no es el único problema?”

Sung-Woon sabía a qué se refería Eldar, que Mazdari pertenecía a las marinas aliadas. Sería ingenuo creer que Mazdari había abordado el barco de Escala Negra simplemente porque la serpiente marina era peligrosa. Y sobre todo, estaba claro que Mazdari no era un personaje que solo actuaba de buena Fe.

“Ya he tratado con esa parte.”

Eldar frunció el ceño, luchando por entender que significaba lo que decía Sung-Woon.

***

Rumf, quien ordenó a los cañones, gritó a Vasen: “¡Su Alteza! ¡Los cañones no tienen efecto en absoluto!”

Vasen Lak Orazen no estaba agitado en lo más mínimo. Se sintió un poco desconcertado, pero no era el trabajo de un comandante mostrar tales sentimientos.

“¿No disparamos desde la distancia máxima? ¡Prepara el cañón grande! Y apuntalo más bajo. ¡Asegúrate de que el siguiente disparo lo golpee directamente!”

Los ansiosos cañones entraron en acción, sacudiendo los pensamientos sin importancia.

Entonces Mazdari preguntó: “¿No crees que la posibilidad de éxito es baja?”

“¿Qué quieres decir?”

“No hay garantía de que el monstruo simplemente tome las pelotas de cañón, e incluso si es golpeado con una más grande, no es una garantía de que será herido.”

Vasen sonrió.

“Es bueno que no hables lo suficientemente fuerte como para que otros lo escuchen. Según la ley militar de Escala Negra, aquellos que dicen palabras desmoralizantes tienen que renunciar a su vida.”

A Mazdari no parecía importarle.

“Ayudaré.”

“¿Vas a usar Magia?”

“Sí, porque por eso me subí a este barco.”

Vasen juzgó que no había otra alternativa que confiar en Mazdari por ahora. Había una posibilidad de que Cielo Nocturno pudiera ayudar, pero de acuerdo con las doctrinas de la orden religiosa de Cielo Nocturno, la ayuda de Dios no debería buscarse a menos que se haya puesto el esfuerzo primero.

‘Si Dios fuera a hacer todo por nosotros, ¿por qué nos permitiría movernos por nosotros mismos? Si iba a hacer todo, Cielo Nocturno no nos daría la capacidad de respirar y mover nuestros brazos y piernas por nosotros.’

Vasen luego preguntó: “¿Qué vas a hacer?”

“Primero, necesito tocar el cuerpo de ese monstruo. Y tendríamos que atarlo para que permanezca inmóvil por el tiempo para que una taza de té se emborrache.”

“¿Es así?”

“No.” Mazdari sacudió la cabeza. “Voy a dar la vuelta al monstruo y dibujar un círculo mágico en cada mazo. Pero este círculo mágico no puede dañarse, por lo que alguien tiene que protegerlo. Si los enemigos no conocen Magia, no le prestarían atención, pero si conocen Magia…”

“Está bien.¿Qué otra cosa?”

“La Magia requiere un período de concentración al final. Estaría indefenso entonces, por lo que alguien necesita protegerme también.”

Vasen miró a Mazdari y le preguntó: “¿Solo eso?”

“¿Es así?” En mi opinión, no creo que las condiciones que dije sean fáciles de hacer.”

“Necesito una respuesta definitiva sobre si puedes matar o no a ese monstruo.”

Mazdari miró al monstruo que ya se estaba acercando.

“Es posible. Si se cumplen todas las condiciones, ese monstruo morirá.”

Ante esas palabras, Vasen tomó la bandera que su subordinado estaba sosteniendo y envió una señal a los barcos en ambos lados.

Mazdari no sabía qué indicaba la señal, pero Theone Itimo entendió y gritó de inmediato: “¡Líder de equipo! ¿Estás loco?”

Vasen se volvió hacia él y dijo: “No, en lo más mínimo”.

“¿Entonces por qué…? No, tenemos que reducir la velocidad primero. Nos estrellaremos si seguimos a este ritmo.”

Cuando Theone se dio la vuelta para ordenar a la tripulación que doblara las velas, Vasen agarró su brazo.

“Capitán Theone, no hay necesidad de eso…”

“¡…!”

Montando las violentas olas, dos barcos militares se habían quedado cerca de La Humillación de los Piratas. Y ambos enviaron señales a Vasen con banderas.

– Naval Ram. ¿Proceder?

Vasen respondió con la bandera.

– Proceder.

Theone miró fijamente a Vasen.

“Q… ¿Qué?”

“También vamos a chocar con ellos.”

Mientras escuchaba, Mazdari envolvió una cuerda alrededor de su muñeca una vez antes de decir con una sonrisa: “Estás loco”.

“Vasen luego gritó: «¡Hwae-Sa!”

“¡Primer oficial, escuchando!” Respondió Hwae-Sa.

“¡Dile a todos que se preparen para el impacto!”

Hwae-Sa asintió y gritó lo más fuerte posible a todo el barco, “¡Preparense! ¡Para! ¡Impacto!”

Vasen se agarró y se agachó tanto como sea posible.

Luego llamó a Rumf, que estaba al frente del barco.

“¡Rumf!”

“¡Lo entiendo…! ¡Todos ustedes, fuego!”

Justo antes del choque, Vasen podía ver claramente la serpiente del mar cargando en el barco con sus fauces abiertas, así como la mirada sorprendida en las caras de los Profundos.

Los tres barcos se metieron en la serpiente del mar.

¡Boom!

Hubo un fuerte boom. No se sabía si provenía de los arcos del barco que se estrellaban contra la serpiente marina o los grandes cañones que se disparaban.

El humo blanco se elevó de los grandes cañones y oscureció el sol. Vasen vio algo retorciéndose más allá del humo.

“¡Cañones, todos huyan!”

El comando de Vasen no llegó tarde, pero la serpiente del mar era demasiado rápida. Se retrasó solo por un momento a pesar de haber emergido del humo que tosía sangre.

La serpiente marina bajó la cabeza y se comió el cañón más cercano a ella.

“Oh no … ¡todos agarren su arco! ¡Evite el monstruo y apunta primero a los Piratas! ¡El monstruo está atascado entre los barcos y no puede moverse correctamente!”

Los soldados y marineros Hombres Lagarto se movieron rápidamente.

“Príncipe Vasen.”

Vasen se volvió para ver a Mazdari parado allí con un aspecto algo demacrado.

“¿Qué es?”

“Terminé de dibujar en este barco.”

Vasen miró el mazo y vio el círculo mágico que ya estaba dibujado.

“Eso fue rápido.”

A pesar del cumplido de Vasen, Mazdari respondió sin rodeos como si no estuviera satisfecho.

“Necesito dibujar tres más en diferentes lugares. Afortunadamente, debería poder dibujar dos de ellos en tus otros barcos.”

“Busque protección mencionando mi nombre. Hasta entonces, me pondré en el barco principal del enemigo y haré un camino.”

Mazdari asintió y corrió hacia uno de los barcos militares junto a La Humillación de los Piratas.

Vasen ordenó a los soldados que protegieran el círculo mágico y luego le dijo a Theone: “Lo siento”.

Mientras masajeaba el hombro que había sido golpeado por la nave antes debido al impacto del accidente, Theone respondió: “¿Sobre qué?”

“Acordé obedecer sus órdenes a bordo.”

“Está bien. Ni siquiera me importa. El barco no está desempeñando el papel de un barco, sino más bien una piedra en una tabla de Go.”

“Gracias por entender.”

“Ve a hacer lo que tienes que hacer, antes de que el Garuda se queje.”

Vasen se puso de pie.

El resto de los barcos de Escala Negra mantuvieron su distancia y abrieron fuego. Pero eso fue solo para evitar que los otros barcos piratas se acercaran. Debido al bloqueo, los otros barcos piratas aún no podían acercarse, pero el barco que la serpiente marina había estado tirando era tan grande que los Profundos a bordo pudieron saltar sobre las barandillas para llegar a su barco.

Vasen mató a dos Profundos con su espada en el camino y señaló a los soldados, ordenándoles que lo siguieran.

“Hwae-Sa debería ser suficiente para proteger este lugar.”

Vasen pasó por la serpiente marina atascada y dejó inmóvil entre los cuatro barcos y subió al siguiente barco.

“Jefe de equipo.”

Hwee Ravina Muel lo llamó.

A juzgar por la sangre que goteaba de su espada, parecía haber matado a uno o dos Profundos como Vasen.

“¿Alquimista? ¿No eres tú la persona que valora Su Majestad? Es peligroso aquí. Vuelve a La Humillación de los Piratas.”

Ravina se rió y respondió: “Su Majestad te valoraría más que a mí. Y, sobre todo, llegué todo este camino hacia el extremo sur para este momento exacto.”

“… ¿No te envió Su Majestad?”

“No” Respondió Ravina.

“¿Entonces…?”

La conversación fue cortada por un hacha afilada que giraba a través del aire hacia ellos. Sin embargo, estaba ligeramente apagado y terminó aterrizando entre los pies de Ravina y Vasen.

Vasen miró al que arrojó el hacha.

“¡Ja! Tuviste suerte, Lagarto.”

Era la cabeza de los piratas Yaboon y el mayor sacerdote de la orden religiosa de Luz Profunda, Yaboon.

Vasen no respondió. Por lo que Vasen sabía, Yaboon era un simple pirata. Existía una diferencia en el estado entre ellos de que una conversación no estaba justificada.

Vasen saltó sobre la barandilla y subió a la nave del enemigo. Los Profundos llegaron corriendo hacia él, pero los soldados Lagarto y Ravina lo siguieron y trataron con ellos.

Después de que Vasen balanceó su espada varias veces, pensó para sí mismo: ‘No es fácil’.

Yaboon dio un paso atrás, relajado.

Cuando apareció una sonrisa en la cara de Yaboon, se revelaron sus dientes afilados.

“¿Estás tratando de comprar tiempo?”

“¿Por qué piensas eso?”

“Porque querrás usar Magia.”

Vasen chasqueó internamente.

“¿Sabes sobre la Magia?”

Entonces Yaboon respondió: “Los Magos siempre son así. Hacen que otros les compren tiempo con espadas y arcos, mientras se toman su tiempo dibujando círculos. ¿No es injusto?”

“No estamos tan cerca emocionalmente, por lo que no me importa.”

“¿En serio? Bueno, es desafortunado. Dígale al Mago que ya es demasiado tarde.”

“¿…?”

Yaboon levantó la mano y escuchó un tintineo. Vasen se volvió para ver que la cadena que ataba a la serpiente del mar se había caído.

La expresión de Vasen se volvió preocupada.

‘¡Mierda, la serpiente marina saldrá de allí!’

Entonces Yaboon de repente miró por encima del hombro de Vasen y dijo: “C… ¿Cuándo se subió a bordo?”

Vasen se dio la vuelta. Mazdari caminaba hacia ellos desde detrás del mástil.

“No te preocupes, Príncipe Vasen. No es demasiado tarde.”

Un círculo mágico surgió en uno de los ojos de Mazdari. El hechizo había comenzado.

Capítulo 104: Serpiente Marina

0

La cabeza del Profundo explotó cuando fue golpeado por el brazo de Hwae-Sa, que era más grueso que su cabeza.

El pez volador gigante se separó de su dueño y se deslizó sobre la barandilla antes de sumergirse en el mar, y el caballero fue arrojado y dejado en la cubierta.

Hwae-Sa pisó la cabeza del Profundo y la aplastó.

“¡Destruir!””

Ante esas palabras, los caballeros de pescados voladores gigantes volaron sobre La Humillación de los Piratas. Pero esta vez, Hwae-Sa no tuvo la oportunidad de atacar.

“Ellos vienen.”

Vasen Lak Orazen también sostenía una lanza. Incluso cuando un pez volador gigante cargó hacia él con la boca abierta, se mantuvo firme.

‘Eso solo está destinado a asustarme. Si bien los dientes del pez son una amenaza, el verdadero peligro proviene del tridente que sigue.’

Vasen no se movió, y el pez volador gigante fue perforado directamente por la lanza de Vasen en un ángulo de 45 grados.

¡Crackk!

En el momento en que la lanza de madera se rompió bajo el peso del pez volador gigante, Vasen dio un paso atrás y vio que los peces cayeron sobre la cubierta. Entonces el Caballero Profundo en la parte superior también cayó. El caballero tenía una mirada sorprendida en su rostro.

“Hmph.”

Con un resoplido, Vasen desestimó su espada y cargó hacia el caballero. Ni siquiera le tomó más de un corte para cortar la cabeza del Profundo.

Vasen luego gritó a los soldados: “¡No seas codicioso! ¡No hay necesidad de moverse! Si te evitan, ¡deja que se apresuren a la próxima punta de lanza!”

Justo cuando Vasen ordenó, los soldados permanecieron quietos y bloquearon los ataques de los Caballeros que viajaban sobre los peces voladores gigantes.

El general Ian Tata repitió el mando de Vasen para sí mismo y pensó: ‘Por supuesto. Cuando lo piensas, incluso lo que parece una nueva forma de ataque no es más que una variación de una táctica existente. Están montando en algo más fuerte que ellos y usando esa fuerza para atacar, por lo que en realidad no son diferentes a la caballería normal.’

Ian pensó que en realidad podrían ser más fáciles de enfrentar que la caballería en la tierra. El uso de lanzas era un mostrador básico para la caballería, pero las Cuorcas a menudo evitaban las puntas de lanza, ya que eran delgadas y tenían plumas gruesas, y la intensa presión de los caballos sacudiendo la tierra a menudo hacía que los cuadrados de infantería rompieran la formación.

‘Pero cuando estos caballeros se deslizan lo suficientemente bajo en el aire, podemos perforar y matar al pez volador gigante antes de que sus tridentes nos alcancen. Y a diferencia de la caballería en tierra, los Profundos arrojados no están protegidos por otra caballería, sino que caen en nuestra formación impotentes.’

A medida que los barcos militares de Escala Negra se defendieron efectivamente contra los caballeros de pescados voladores gigantes, los otros barcos militares siguieron de manera tardía.

Vasen miró alrededor del campo de batalla.

‘Pero entre los barcos que fueron atacados primero, los que sufrieron daños severos están ocupados luchando contra los Piratas que han subido a sus barcos. Y no hay forma de que los Piratas dejen de pelear ahora.’

Era justo como esperaba Vasen. Los barcos piratas comenzaron a aparecer desde la Isla Doltan.

“¡Piratas! ¡Alrededor de 120 barcos!”

Si la situación no hubiera descarrilado hasta este punto, Vasen hubiera pensado que valdría la pena luchar contra los Piratas a pesar de que su número fue excelente y podría conducir a una batalla a bordo. Pero en este momento, los barcos militares en el frente ya estaban luchando con los caballeros gigantes de los peces voladores y los profundos del mar.

‘También hay barcos que no pueden moverse. Si los dejamos, existe el peligro de que los otros barcos se enreden con ellos.’

Si eso sucediera, los piratas atacarían entre los barcos, y sería difícil para Escala Negra, que había sufrido relativamente menos daño, apuntar a los piratas; Los cañones actuales no eran el arma más precisa.

‘No hay otra opción,’

En el grito del observador, Vasen le dijo a Theone Itimo: “Capitán, deberíamos seguir adelante”.

“Pensé que dirías eso” Respondió Theone.

“Necesitamos dar la vuelta a los barcos militares de las marinas aliadas y tomar la delantera.”

“¿Solo nosotros?”

“Tomó un poco de tiempo, pero logramos perseguir a los caballeros de pescados voladores gigantes, y aunque hay una pelea a bordo de sus barcos, los piratas Profundos por sí solos no son tan amenazantes. Con el tiempo, las armadas aliadas recuperarán sus capacidades de combate.”

“… Entonces estás diciendo que solo seremos nosotros hasta entonces.”

Vasen se encogió de hombros.

“¿Qué más puedo decir?”

Los barcos militares de Escala Negra comenzaron su avance.

Como se esperaba, Vasen vio a las marinas aliadas colocando sus barcos entre sí para luchar contra los Profundos a bordo y perseguirlos.

“Puede tomar un poco más de lo que esperaba.”

Cuando La Humillación de los Piratas estaba pasando una de las naves de la Armada, una gran sombra saltó de la parte superior del mástil de Hueso de Ballena. El Garuda tenía sus alas extendidas y aterrizadas suavemente, lo que parecía estar en desacuerdo con su tamaño. Era Mazdari.

Al señalar que los soldados se habían puesto nerviosos, Vasen levantó la mano para detenerlos.

“¿Qué pasa, Garuda?”

Mazdari no respondió la pregunta de inmediato y, en cambio, dijo algo irrelevante.

“Eso es inesperado.”

“¿Qué quieres decir?”

Mazdari sonrió.

“Esos cientos de barcos piratas chocarán primero con las marinas aliadas. Sería más fácil para Escala Negra destruir los barcos piratas si les disparara mientras tanto.”

“¿Estás sugiriendo que ataquemos a nuestros aliados?”

“¿Aliados? ¿Es eso lo que realmente piensas? Escala Negra y los otros países deberían ser enemigos, ¿no?”

Vasen realmente no pudo negar eso.

Mazadari continuó diciendo: “Y, sobre todo, podrías destruir los barcos piratas y las marinas aliadas haciendo eso. Incluso tienes la justificación perfecta.”

Vasen sonrió y respondió: “Parece que esperabas que hiciera eso”.

“¿Tenías miedo de mi poder?”

“No, habría tomado la misma decisión incluso si no tuvieras poder. Mientras somos enemigos, una pelea está estallando. No estoy tratando con la próxima pelea cuando ni siquiera hemos ganado la actual, Garuda.”

“Hm.”

“Además, no hay garantía de que los 120 barcos piratas sean toda su fuerza restante. Es de sentido común conservar las tropas, si las tropas no se consideran prescindibles, es decir.”

Mazdari parecía bastante insatisfecho, pero también parecía que no podía encontrar una contraportada.

Vasen luego continuó diciendo: “De todos modos, deberías subirte al otro barco si quieres volver. Eres una figura bastante importante, así que te daré la oportunidad de regresar.”

“No, no hay necesidad de eso. Porque me necesitarás.”

“¿Te necesitamos?¿Por qué crees eso?”

El Garuda apuntó al barco pirata en el frente.

“Porque viene un hombre peligroso.”

Vasen se volvió hacia donde apuntaba Mazdari. Ese algo ahora era visible para Vasen también.

“Eso es…”

***

Liderando la flota pirata estaba el barco pirata más grande. Un barco tan grande generalmente sería más lento, pero el barco en particular era mucho más rápido que el otro.

Yaboon, que estaba parado en la parte delantera del barco, gritó: “¡Carguen! ¡Destruyan sus barcos!”

Era Yaboon quien estaba gritando. Estaba gritando a una gran serpiente marina atada al frente de la nave y tirando de ella. Hubo un dicho que, si bien los Dracos eran superiores en tierra, las serpientes marinas eran el equivalente en agua debido a su gran tamaño. La serpiente del mar tenía unos cuarenta metros de largo, y su cabeza era lo suficientemente grande como para que se tragara a algunas personas a la vez. Sin extremidades, parecía una serpiente de agua gigante, pero además de su enorme tamaño, los picos a lo largo de su columna vertebral y las escamas ásperas que cubrían su cuerpo dejaron en claro que era una existencia en un nivel diferente. Y la serpiente marina encadenada a la nave pirata ni siquiera parecía ordinaria.

– Los mataré … ¡yo también los mataré!

En la amenaza de la serpiente del mar, Yaboon gruñó con los dientes mostrando.

“¡Pruébalo si quieres! ¿Crees que algo como tú puedes ir contra Luz Profunda?”

La serpiente del mar rodó los ojos hacia atrás y miró a Yaboon, pero eso fue todo lo que hizo.

Mientras tanto, varios Dioses estaban parados sobre el mar donde se llevaba a cabo la batalla. Sin embargo, ahora mantenían su distancia el uno del otro para que no pudieran escucharse, y Eldar era el único al lado de Sung-Woon.

Sung-Woon miró la serpiente del mar.

[Serpiente Marina de Cola Brillante Antigua]

Sung-Woon murmuró: “Es un Demonio”.

“¿Un Demonio?” Eldar murmuró hacia atrás. “Entonces, los Profundos domesticaron… ¿un Demonio?”

Sung-Woon también se sorprendió.

“Supongo que sí. ¿Cómo hicieron eso?”

Las Abominaciones y los Demonios eran generalmente enemigos para derrotar. Las personas particularmente inteligentes pudieron hablar, y si la civilización hubiera progresado a un nivel mayor, un Demonio podría decidir jugar a las cosas seguras y, por lo tanto, habría la posibilidad de negociación. En ese caso, un Demonio podría terminar convirtiéndose en el Guardián de una aldea o una ciudad en particular, beneficiando así a un jugador.

“Pero después de escuchar la conversación en este momento, no parece ser un trato voluntario.”

Sung-Woon pensó para sí mismo.

‘¿Quizás tiene que ver con los dominios?’

Como pensaba, revisó el dominio que había obtenido después de matar a otro Dios malvado, Jeol Woo-Bi.

***

[Dominio: Cadáver]

**

No era un Área Pequeña, sino un Dominio.

‘No es un Dominio de especie o un Gran Dominio, si no Dominio. Eso significa que debe ser un Dominio Único…’

Había 32 Áreas Pequeñas principales que los jugadores podían obtener al principio, y 32 Áreas Pequeñas que los jugadores podían obtener a través de cosas como Demonios o ruinas antiguas, por lo que había 64 Áreas Pequeñas. La característica de estas Áreas Pequeñas era que incluían tecnología o conocimiento que naturalmente podría descubrirse en el proceso de desarrollo de la naturaleza y la civilización. Como resultado, hubo un conjunto de Áreas Pequeñas que los jugadores a menudo adquirían con el tiempo.

‘No habría un jugador que no tenga un Área Pequeña: Ganado o Área Pequeña: Cultivo a estas alturas. Por supuesto, habría diferencias en los niveles dependiendo de cuándo cada jugador adquirió el Área Pequeña en particular.’

Y los Dominios de especies también se compartían comúnmente entre los jugadores. Después de obtener la primera y segunda especie, un jugador podría continuar obteniendo otras especies.

“Los Humanos y los Elfos son especies populares, por lo que probablemente haya muchos jugadores con Dominio: Humanos y Dominio: Elfos.”

Excluyendo a los Gran Dominio, que aún no eran posibles, había una categoría llamada Dominios Únicos. Estos Dominios Únicos se generaron al azar durante todo el juego, e incluso los números de ellos variaron. Lo más importante, no era posible que varios jugadores obtuvieran el mismo dominio único. Solo uno por juego.

‘Se sabe que hay ciertas condiciones para cumplir antes de que uno pueda obtener un Dominio Único, pero no es algo que pueda obtener solo porque uno lo desea.’

Además de los niveles de las Áreas Pequeñas y Dominios de especies que poseía un jugador, su Dominio Único fue lo que determinó su identidad. Por lo tanto, Sung-Woon estaba feliz cuando obtuvo un Dominio Único después de matar al Dios malvado. En particular, Dominio: Cadáver era un Dominio Único que nunca había visto antes. Había una gran posibilidad de que fuera algo recién introducido en este juego, al igual que los Vampiros, los Hombres Lobo y los Profundos.

‘Pero es basura.’

Pensando en segundo lugar, solo tenía sentido que el Dominio Único particular fuera inútil. Los cadáveres eran cadáveres. Los cadáveres no podían moverse, y solo se pudrían.

De hecho, Jeol Woo-Bi nunca tuvo la oportunidad de usar el poder del Dominio, y el misterio solo se resolvió ahora. Sung-Woon había revisado lo que Dominio: Cadáver era capaz de hacer, pero juzgó que no había nada inmediatamente útil para él. Eso había sido hace cien años.

‘Todos los seres vivos mueren, por lo que el nivel del Dominio continúa aumentando. Aun así, todavía es inútil.’

Sin embargo, las cosas podrían ser diferentes ahora.

‘Jeol Woo-Bi tenía un Dominio Único. Hay una gran posibilidad de que Sha-Cha también tenga un Dominio Único.’

Sung-Woon miró a Yaboon y la serpiente del mar con interés.

‘¿Y si ese Dominio Único tiene el poder de controlar a los Demonios?’

Capítulo 103: No es Diferente a la Tierra

0

El hierro se oxida, pero el oro no.

Las puntas de los tentáculos en la parte superior de las cabezas de los Profundos brillaban bajo el agua, y el oro también brillaba en la oscuridad. Por lo tanto, los Profundos valoraron mucho la artesanía de oro una vez que habían establecido una civilización. Los piratas que tomaron lo que querían por la fuerza se decoraron con oro, y cuanto más fuertes eran, más oro usaban. Lo mismo era cierto para el capitán de los piratas Yaboon, Yaboon.

Yaboon llevaba varios collares y tenía anillos en cada dedo, todos de diferentes espesores, y también llevaba pulseras, tobilleras y piercings de labios.

“¿Qué dijiste?”

Las joyas en el cuerpo de Yaboon se sacudieron.

El subordinado Profundo se encogió.

“Están saliendo del rango del Kraken.”

“¿Están saliendo de rango?” Yaboon enfatizó bruscamente la elección particular de las palabras del subordinado. “¿No corriendo?”

“Sí. Así es. Se están moviendo fuera del rango. No sufrieron mucho daño por el Kraken.”

“¡No hay forma! ¡Ni siquiera tienen la gracia de Dios!”

El subordinado dijo vacilante: “Hay alguien que usó poderes extraños”.

“… Explica con detalle.”

El subordinado explicó: “El Kraken los atacó en el momento perfecto. Pero justo antes de que el primer barco estuviera a punto de ser destruido, el mar alrededor del barco se congeló en un instante.”

“¿Se congeló?”

“Sí. No solo el mar, sino que los tentáculos también se congelaron. Luego llegaron ondas poderosas, e incluso nuestros hombres que estaban esperando para atacar fueron arrastrados. La parte congelada del mar se rompió bajo el impacto. Era como… El poder que Manda usó.”

“¿Manda?”

Yaboon se estrelló contra la mesa,

“Es poco probable que el poder pertenezca a un Dios. No es fácil para los Dioses interferir en el mundo mortal con un poder como ese. Y no usarían tal poder para salvar una flota de un Kraken… Por lo que debe haber un mago como Manda.”

Como el subordinado sabía, Manda era el rival de Yaboon. Ambos eran sumos sacerdotes que tenían la autoridad para asistir al mejor consejo. Debido a sus territorios superpuestos, no pudieron evitar tirar las cabezas en todos los casos posibles, lo que resultó en la derrota de Yaboon.

En términos de mano de obra, Yaboon tenía muchos más parientes de sangre, pero Manda era un Mago. No se sabía qué podía hacer un Mago, y ningún sacerdote quería ser derrotado por un Mago.

Yaboon no lo llamaría un premio de consolación por su pérdida, pero después de eso obtuvo autoridad sobre los Piratas. Y a través de esa autoridad, pudo ir al otro continente, que había sido un tabú para ellos. Yaboon inicialmente planeó conquistar una parte del otro continente, construir una nueva fuerza y volver a su continente original para atacar a Manda, pero… Según el subordinado, parecía que sería difícil seguir ese plan.

‘Me puse del lado equivocado, pero parece demasiado tarde para cortar los lazos ahora. ¿Cómo debo hacer esto?’

Con la esperanza de que Yaboon se intimidara a regresar al continente, el subordinado dijo: “Capitán, ¿qué debemos hacer ahora? A este ritmo, tendríamos que luchar contra ellos aquí en la costa de Doltan. Tienen un arma extraña y un Mago como Manda.”

“Hmph, no seas tan cobarde” Yaboon reprendió a su subordinado. “¿De qué tienes tanto miedo cuando Dios está con nosotros? Son larvas que ni siquiera pueden respirar bajo el agua.”

“Pero aún…”

“Tenemos que enfrentar a Manda algún día de todos modos. Podría usar un Mago como práctica.”

“¿Cómo los enfrentaremos?”

Yaboon dijo con una sonrisa: “Los Caballeros del Rey Gyo que llamé en secreto han llegado.”

“Por los Caballeros del Rey Gyo, quieres decir…”

“Sí. Son ellos. El hecho de que el Rey Gyo nos prestó a sus caballeros significa que Luz Profunda también nos está cuidando. Llevaré mis barcos con ellos a la victoria.”

El subordinado luego juzgó que podría ser demasiado pronto para cortar los lazos con Yaboon.

***

“El interrogatorio está hecho” dijo el general Ian Tata mientras caminaba hacia la cubierta.

El Hombre Lagarto tenía sangre en sus manos, pero nada en su rostro.

Vasen Lak Orazen pensó que era un alivio que este Hombre Lagarto fuera un aliado. “¿No le sacaste nada nuevo?”

“Sí. Es más o menos lo mismo que la información que ya conocíamos.”

El proceso de alejarse del Kraken no fue de ninguna manera fácil. En particular, dado que los Profundos juzgaron que los principales barcos militares de Danyum y Mangul serían eliminados por el Kraken, la mayoría de sus ataques se dirigieron a los barcos de la parte posterior, que resultó ser los barcos militares de Escala Negra. Los barcos de Escala Negra se alinearon rápidamente y dispararon con dos filas de cañones, pero solo pudieron golpear una pequeña porción de los setenta barcos de la flota enemiga.

Afortunadamente, antes de que una batalla real pudiera estallar entre ellos y los piratas, los barcos militares de Danyum y Mangul pudieron escapar del rango de Kraken, y regresaron para apoyar los barcos de Escala Negra, lo que llevó a los barcos piratas a huir.

“Si ese Garuda no hubiera usado Magia, habría sido una batalla realmente dura.”

Escala Negra y las marinas aliadas enviaron barcos de reconocimiento a una gran área del mar y reunieron a los capitanes de cada barco para una reunión. Era importante compartir la información de la Isla Doltan que habían salido de los cautivos Profundos a través del interrogatorio, por supuesto, pero el tema principal que iban a discutir era el Mago que había estado oculto en Asbestos hasta ahora. En este caso, también hubo un problema diplomático.

Como la Magia del Garuda no distinguió entre amigos y enemigos, algunos de los marineros de Mangul que habían caído al mar también habían sido golpeados por la Magia. Esa era otra cosa sobre la que Oldor no había informado adecuadamente a Mazdari. Sin embargo, Mangul no pudo protestar activamente porque la manifestación había dejado en claro cuán poderoso era el Mago. Con ese poder, si el Mago fuera escoltado por Caballeros Troll, podría lidiar con todos los barcos allí. Y el general de Asbestos, Oldor, ni siquiera trató de ocultar el hecho. Como se habían visto obligados a revelar su tarjeta oculta, parecía que estaba tratando de aprovecharla para ganar autoridad.

“De ahora en adelante, estaré al mando de todas las armadas aliadas.”

Pero Escala Negra fue una excepción. Para ser exactos, con el poder de Mazdari revelado, los dos grupos mantuvieron una paz incómoda donde se podría activar un conflicto en cualquier momento.

Después de que Vasen regresó a su barco, le dijo a Theone Itimo e Ian Tata: “Después de que termine la pelea con los Piratas, podrían tratar de comenzar una pelea con nosotros eligiendo una disputa o una falla. Supervisa firmemente a los marineros y soldados.”

Pero afortunadamente o desafortunadamente, los piratas Yaboon no fueron un grupo fácil de tratar.

***

“¡Es la isla Doltan!”

Al grito del observador, Vasen miró hacia la parte delantera del barco. La forma de la isla ya era claramente visible.

Entonces el general Ian le dijo a Vasen: “Iré a revisar a los soldados y cañones por última vez.”

“Está bien. Asegurate de que nada salga mal durante la batalla.”

“Bueno.”

“No, espera.”

Ian siguió la mirada de Vasen a lo que estaban mirando sus ojos entrecerrados.

Entonces el observador gritó: “¡Algo se acerca a una velocidad rápida! ¡Está medio sumergido en el agua!”

Vasen podría haberlo ignorado. Si estuviera medio sumergido, ciertamente no sería un barco, ni sería un Profundo que viene debajo del agua. Sin embargo, ya se habían enfrentado a un enemigo impredecible, por lo que no venía mal ser cauteloso.

“¡Profundos! ¡Deten el barco! ¡Ian, suponga que es un enemigo y apunta a él con los cañones!”

Comenzando con La Humillación de los Piratas, la flota de Escala Negra se detuvo. Luego, la flota de la armada aliada delante de ellos se dio cuenta y siguió su ejemplo. El general Oldor Mayen, que estaba a bordo de Hueso de Ballena, también dio la vuelta y disminuyó la velocidad.

“… ¿Qué es eso?”

Mirando desde arriba, Sung-Woon suspiró. Él ya sabía lo que venía, pero era demasiado complicado para darles una advertencia.

“Escala Negra está en la parte posterior de todos modos, por lo que solo puedo esperar que observen la situación y encuentren una manera de lidiar con ella.”

Las cosas repetidamente se sumergieron y emergieron del agua hasta que llegaron a la superficie, pero las burbujas ocultaron su forma.

Oldor preparó su espada y su escudo y tomó precaución.

Algo brillante se elevó a través de las burbujas.

‘… ¿Un pez?’

Era un pez grande de alrededor de tres metros de largo. Sus escamas brillaban mientras reflejaban la luz solar, y los Caballeros Troll no pudieron abrir adecuadamente los ojos. Es por eso que muchos no habían notado que el par de aletas de alas se extendió desde ambos lados del pez, o el Profundo que conduce detrás de las aletas mientras bajaba su cuerpo.El Profundo también tenía un tridente en la mano.

“¡Aack!”

Cuando el pez volador gigante saltó y rodó sobre uno de los barcos militares, el Profundo atravesó a un caballero troll con su tridente y desapareció sobre la barandilla al otro lado.

Solo entonces Oldor descubrió que las cosas debajo de las burbujas eran caballeros.

Oldor luego gritó: “¡Hay Profundos en el pescado volador gigante! ¡Aléjate de las barandas! ¡Inclinense!”

Sin embargo, el grito de Oldor se perdió en los ruidos de peces voladores gigantes que saltan a través de las corrientes y golpeaban la superficie del agua.

Algunos de los Caballeros Troll fueron cegados por la luz intermitente y fueron arrastrados al mar.

‘¡Maldita sea!… No. Deberían poder nadar y volver a la nave si se quitan la armadura.’

Oldor se inclinó y miró debajo de la barandilla, pero algo inesperado estaba sucediendo en el mar. Los Caballeros que se habían caído fuera de borda estaban siendo asesinados en perfecto orden por grupos de Profundos. Oldor rápidamente disparó una flecha, pero no fue suficiente para atravesar el agua y golpear a los Profundos.

‘¡Mierda!’

Oldor corrió hacia el barco para buscar a Mazdari, manteniendo su cuerpo tan bajo que casi parecía que estaba gateando.

Mientras tanto, Vasen estaba observando lo que le estaba sucediendo a los barcos por delante. Parecía ridículo, pero era una táctica amenazante, y el ataque continuó devastando el siguiente barco que no estaba adecuadamente preparado para defenderse.

“¿Están los Caballeros de esos peces voladores gigantes rápidamente arrebatando a los que están en la cubierta en el mar? ¿Y la infantería los mata una vez que caen al agua? Es una táctica inusual que hace un buen uso de sus rasgos como especie.”

El general Ian respondió: “Entonces, ¿y si todos los soldados se esconden debajo de la cubierta?”

“Esa es una opción… Pero mira eso.”

Vasen señaló el barco delante de ellos. Los que estaban a bordo parecían haber tenido la misma idea que el general Ian. Mientras todos los soldados corrían debajo de la cubierta, los Profundos subieron por los lados del barco. Incapaces de usar sus nuevas armas, los cañones, los soldados llegaron a una batalla de corta distancia.

“Podríamos ganar en una batalla de combate cuerpo a cuerpo, pero si aumenta el número de enemigos, la batalla durará más. Entonces no podríamos mover el barco cuando lleguen las unidades principales del enemigo.”

“… ¿Y qué hacemos?”

“Ian, no compliques demasiado las cosas. Si bien esto no es tierra, y no montan Cuorcas o Caballos, todavía son claramente soldados. No hay necesidad de un cambio temporal en la estrategia. Solo necesitamos enfrentarlos como lo hemos hecho hasta ahora.”

En palabras de Vasen, las expresiones faciales de Ian se iluminaron.

“Está bien. Prepararé a todos los soldados.”

***

Los caballeros gigantes de los peces voladores fueron el buque insignia de los Profundos. Especialmente cuando se trata de barcos, el pez volador gigante podría saltar y deslizarse diez metros de altura, y hasta cuarenta metros horizontalmente en su mejor momento, incluso con uno Profundo en su espalda. No había muchas especies que pudieran tomar el peso de cientos de kilogramos del enorme cuerpo del pez, por lo que un soldado no capacitado perdería la conciencia y moriría fácilmente una vez que un tridente los atacara y empujara al mar.

Por lo tanto, por lo general, los Caballeros del Rey Gyo consistían en sólo los Profundos que viajaban en peces gigantes, pero los sacerdotes también podrían desplegarse como apoyo si Dios lo quisiera.

“Ese barco es el siguiente.”

Los caballeros de pescados voladores gigantes ya habían tratado con varios barcos. Vieron que sus enemigos no estaban preparados para nada, por lo que estaban llenos de confianza.

No había nada en la cubierta de su próximo objetivo, pero los caballeros de pescados voladores gigantes no se detuvieron.

‘Todos parecen estar escondidos debajo de la cubierta. Siempre hay cobardes. Puedo señalar a la infantería que se haga cargo del barco.’

Un caballero de pescado volador gigante se elevó al aire.

“¡Ataquen!”

Sin embargo, el Profundo se dio cuenta pronto de que había cometido un error. Cuando el pescado volador gigante subió sobre la cubierta, los soldados agachados bajaron sus lanzas en un ángulo de 45 grados.

‘… ¡Mierda!’

El caballero tiró de las riendas y cambió de dirección.

“¡Eso estaba cerca, pero lo evité!”

Eso fue una falsa esperanza.

Una sombra circular bloqueó la vista del caballero.

“¡Primer oficial!”

El Ogro, Hwae-Sa, levantó el brazo antes de cargar al caballero, haciendo un movimiento de tendedero.

“¡No perderé contra el mar!”

Capítulo 102: Tiempo Congelado

0

Se podría decir que el peor evento que podría suceder en un juego de Lost World era la aparición de un Dragón, pero cuando se trataba del mar, un Kraken era comparable a un Dragón.

Un Kraken fue una especie de desastre natural.

Al comienzo del juego, los Kraken ocasionalmente aparecían como eventos cuando los personajes navegaban, pero comenzando desde la etapa media del juego, cuando la navegación se convirtió en un método importante de transporte, los Kraken surgieron con más frecuencia y se convirtieron en una fuente de problemas ya que a menudo causan daños a los barcos.

Ya sean barcos de pesca que pescan peces en aguas costeras, barcos mercantes que transportaban mucha carga o el gran barco de vela que aún no se había desarrollado, no eran nada cuando se trataba de los tentáculos de un Kraken. Una vez que se inventaron los buques de hierro, sería posible enfrentar un Kraken sin la ayuda de Dios, pero a menudo se requería suerte.

El factor fundamental que hizo de un Kraken una gran amenaza fue que no era posible atacar su cuerpo principal. Con sus muchos tentáculos largos, los Kraken disfrutaban tirando de barcos sobre el agua y recogiendo gente para comer. Mientras lo hacían, sus cuerpos principales permanecieron en el mar.

“El tamaño aproximado de su cuerpo principal sería… Alrededor de quinientos metros.”

Sung-Woon no estaba en el cielo, sino bajo el mar. La observación de aguas profundas fue algo que muchos jugadores ignoraron porque en general, la mayoría de las cosas se podían observar desde la vista de un pájaro. Sin embargo, al enfrentar una criatura marina, los jugadores tendrían que pasar por debajo del mar para verla.

Un jugador podría moverse bajo el agua sin resistencia. E incluso donde no había absolutamente ninguna luz, su vista se ajustó para que pudieran distinguir claramente los contornos de las cosas vidas y no vivientes. Pero independientemente, muchos jugadores ignoraron el reconocimiento de aguas profundas por hábito, y ese era ocasionalmente el caso de Sung-Woon también. Como la mayoría del juego se realizó en tierra, había una tendencia de los jugadores a descartar pérdidas ocasionales en el mar como nada más que mala suerte.

“Afortunadamente, esta vez lo busqué en el momento adecuado.”

Los tentáculos gigantes del Kraken se movieron hacia el barco sobre el agua, pasando por Sung-Woon. Esto sucedió porque el cuerpo de un jugador estaba separado del mundo. Pero aún así, el hecho de que algo pasara a través de él era desagradable, por lo que Sung-Woon volvió a retroceder y miró la dirección en la que disparaban los tentáculos.

Afortunadamente, la advertencia de Sung-Woon se entregó a tiempo, por lo que los barcos de Escala Negra no habían entrado en el rango de ataque de Kraken.

‘Pero…’

Sung-Woon sintió que había algo más por venir.

Una ventana de chat de video apareció junto a Sung-Woon. Era Crampus, el jugador con los ojos de cabra.

“¡Nebula! ¿Ya lo sabías?”

“Oh, me acabo de enterar. Lamento no haberte dicho de antemano. Pensé que todos lo habrían descubierto también.”

Crampus miró a Sung-Woon.

“No me digas que esto es algo que orquestaste…”

“¿Por qué haría tal cosa? No había forma de controlar un Kraken en Lost World.”

“… ¿Entonces?”

“Probablemente fue atraído.”

Sung-Woon vio a otros seres acercándose a los barcos desde el fondo del océano bajo el agua, donde estaba atascado el Kraken. Estaban en un grupo, así que de un vistazo, parecían una camada de peces. Sin embargo, una inspección más cercana reveló que eran una línea de individuos que nadaban bajo el agua.

Crampus siguió la mirada de Sung-Woon y notó las figuras nadando.

“¿¡Son Profundos!?”

Sung-Woon podría decir que los Profundos no tenían miedo del Kraken en absoluto.

La razón por la que los Kraken eran una amenaza no era simplemente porque eran enormes. Fue porque comieron personas. Asaltarían barcos y los voltearían para que los pasajeros cayeran al agua, luego atraerían a las víctimas al mar y se las metería en la boca, y si hubiera personas escondidas en los barcos, llegaría con sus tentáculos y agarraría.

“Ahora que lo pienso, ¿los Krakens tienen algo que ver con el mal antiguo o algo así?”

A través de las observaciones de Sung-Woon, pudo ver que el Kraken no extendió sus tentáculos a los Profundos. Parecía que el Kraken sabía cómo distinguir entre los Profundos y otras especies, o que los Profundas sabían una forma de evitar ser atacado por el Kraken.

‘Es interesante.’

Entonces Sung-Woon dijo: “No pude advertirte sobre el primer ataque, pero puedo advertirte sobre el segundo. Los Profundos atacarán entre los tentáculos de Kraken”.

“¿En serio? Entonces supongo que puedo contarte sobre el tercer ataque, ya que estamos por debajo del mar.”

Sung-Woon miró hacia dónde apuntaba Crampus a través de la ventana de chat de video.

Los barcos de los piratas Yaboon aparecían desde el horizonte.

“Están tratando de mantenernos dentro del rango de ataques de Kraken.”

Crampus suspiró y respondió: “¿Qué vas a hacer?”

Sung-Woon se volvió poco cooperativo ante esas palabras.

“No vas a pedir mi ayuda para un problema tan insignificante, ¿verdad? En los barcos de tu gente, incluso tienes…”

Crampus bufó como si no esperara nada de todos modos, y el chat de video terminó antes de que Sung-Woon pudiera terminar de hablar.

***

“¡Corta los tentáculos! ¡Golpealos con un hacha!”

“¡Aaack”

“¡Tontos! ¡Renuncien a los que ya han sido capturados!”

“¡Capitán! ¡El mástil es…!”

La primera nave militar en ser capturada por los tentáculos fue la Hueso de Ballena de Danyum. Su mástil se entrelazó con el tentáculo gigante, y cuando éste tiró, el barco se inclinó. En algún momento, el mástil comenzó a doblarse con el tentáculo tirando de él en un extremo, y la flotabilidad de todo el barco empujando hacia arriba en el otro.

¡Crackk!

El denso y resistente mástil se rompió, esparciendo fragmentos de madera en todas partes como una explosión, y el mástil cayó sobre la barandilla del lado derecho de la nave, siguiendo el tentáculo.

Mazdari todavía estaba a bordo.

“Que desastre.”

<¿No tienes miedo?<

“Por supuesto que tengo miedo. Pero el miedo no ayuda al hacer las cosas.”

Mazdari estaba dibujando algo en el piso con un cepillo. El cepillo torpemente grande adecuado para un Garuda fue llamativo, pero lo que Mazdari estaba dibujando fue aún más impresionante. Había un círculo dentro de otro círculo con una antigua escritura a lo largo. No era difícil para alguien que ni siquiera sabía leer la escritura antigua decir que Mazdari tenía una buena caligrafía debido a la belleza que las diferentes formas retratadas.

Mazdari había clavado las garras de sus pies en el piso para seguir dibujando mientras el barco temblaba, y también tenía la otra mano en el techo como si lo estuviera apoyando para mantenerse en su lugar.

Era seguro que estaba dibujando con una tinta negra, pero cada vez que completaba un círculo, emitía una luz tenue.

“¡Mazdari! ¿Dónde está Mazdari? Maz…”

La conmoción afuera se detuvo cuando se abrió la puerta de la habitación de Mazdari. Mazdari miró al visitante no invitado que atraviesa la puerta.

“Oldor Mayen. Justo a tiempo.”

“¿Qué estás haciendo?”

“La razón por la cual Delmardin, Rey de Asbestos, me contrató, me envió a este lejano mar sur, y la razón por la que me estabas buscando.”

Mazdari fue más inquieto que el coro amenazante de gritos, gritos y sonidos del barco que se rompió.

“¿Es Magia?”

“Sí.”

“Necesitamos su ayuda de inmediato. Nosotros, así como los barcos de Cueva de Piedra, estamos todos bajo el ataque de los tentáculos de un Kraken…”

Mazdari de repente sacó una daga. Desconcertado, Oldor levantó instintivamente su espada cuando Mazdari le arrojó la daga, solo para que la daga pasara más allá de él tan rápido que no tuvo tiempo de defenderse o evitarla. Cuando Oldor se dio la vuelta, vio que la daga había fijado un tentáculo en el barco. El tentáculo sacó la daga solo y regresó apresuradamente a la cubierta.

“G… Gracias.”

Mazdari se encogió de hombros.

Luego, en ese momento, Oldor vio un destello de los dos ojos de Mazdari.

‘… ¿Qué fue eso?’

Pero no había tiempo para prestar atención a cosas tan triviales.

A pesar de que Mazdari aún no había demostrado ninguna Magia frente a Olor, Mazdari era un mago reconocido por Delmardin.

“¿Qué ayuda necesitas?” Preguntó Oldor.

“¿Eres muy consciente de la situación exterior?”

“Por supuesto.”

“¿Cuántos barcos están dentro de un radio de trescientos pasos de nuestro barco?”

“¿Trescientos pasos? Estábamos a la cabeza, así que alrededor de una cuarta parte de los barcos que tomamos prestado de Danyum. Eso sería alrededor de diez barcos.

“Alrededor de las diez, dices…”

Mazdari murmuró mientras escribía caligrafía antigua encima del dibujo.

“¿Qué especies hay?”

“La mayoría son Trolls, pero también hay Elfos, Renards y Hobgoblins. Ah, y una gran parte de los hombres de la tripulación son Satyrs.”

“¿Ya no hay más? Creo que también he visto Humanos.”

“Ah, también hay Humanos. No sé demasiado sobre las especies de los esclavos, ya que no son importantes.”

Mazdari se señaló en silencio a sí mismo.

“Oh, Garuda. También hay un Garuda.”

Mazdari rápidamente escribió más cosas.

Luego dijo: “Eres el que está a cargo, así que asumes la responsabilidad.”

“¿Qué? ¿Qué quieres decir?”

“Vete fuera ahora. Es hora de concentrarse.”

“Lo siento, pero ¿llevará mucho tiempo?”

“No. Se hará cuando vuelvas a la cubierta.”

Oldor decidió confiar en Mazdari. En este momento, no había otra alternativa más que orar a Dios.

Cuando Oldor subió, la mano podrida habló.

<¿Empezamos?>

‘Sí.’

La mano podrida murmuró el lenguaje antiguo desconocido desde el interior de Mazdari. Y al mismo tiempo, Mazdari también comenzó a recitar un encantamiento. Fue un hechizo mágico. Cuando el hechizo interno recitado por la mano podrida coincidió con el encantamiento con la voz recitada por Mazdari, el círculo mágico concéntrico dibujado por Mazdari comenzó a reaccionar, girando un rojo negruzco mientras crepitaba como algo quemado.

Esta fue la razón por la que fue difícil descubrir el secreto de la Magia, así como la razón por la que solo aquellos que estaban malditos podían usar Magia. La Magia solo podría ser operada por un hechizo si los pensamientos internos y las acciones externas se coordinaran entre sí. Desde el descubrimiento de las ruinas antiguas, se tardó 150 años en acumular suficientes datos para llegar a este descubrimiento.

Además del conocimiento que Mazdari había aprendido de su maestro, recopiló el conocimiento perdido de otros alquimistas y pudo completar algunos hechizos mágicos. Según la antigua historia que Mazdari desenterró, un Mago con menos de diez hechizos mágicos no era más que un aprendiz. Sin embargo, Mazdari sabía que incluso un asistente de aprendices tendría un gran poder que nadie más podría comparar.

‘Yo te mostraré…’

Cuando Mazdari puso su mano sobre el círculo mágico, el círculo se dividió, separó y vibró. La distorsión y la luz se extendieron repetidamente y se estrechó nuevamente. Luego, otro círculo mágico se elevó sobre los ojos de Mazdari.

‘… Magia.’

Era un tatuaje de Mago utilizado para activar la magia. Podría estar grabado en cualquier lugar, por lo que Mazdari lo atrajo sobre sus ojos. Y poco después, la palma de Mazdari tocó el círculo mágico.

***

Mientras Oldor corría hacia la cubierta, sintió algo que no era el viento ni nada táctil que pasara por su cuerpo detrás de su espalda antes de extenderse a lo lejos. Luego, el barco lleno de gritos de repente se calmó, y confundidos, los murmullos reemplazaron a los ruidos de las cosas que se estrellaron y se rompieron en la batalla.

Oldor rápidamente caminó y golpeó a un soldado aturdido en el hombro.

“Oye, ¿qué es?”

“¡General…! ¡Mira eso!”

Un tentáculo se subió al cielo en preparación para otra huelga a los tripulantes y soldados a bordo, pero había dejado de moverse. No solo se quedó quieto, sino que incluso brillaba bajo la luz solar del Mar del Sur.

¡Boom!

Cuando el barco inclinado se balanceó de un lado a otro para encontrar el equilibrio, el tentáculo se derrumbó y se rompió en fragmentos afilados. Afortunadamente, nadie fue aplastado, pero uno de los fragmentos pasó por la mejilla de Oldor. Sin embargo, Oldor ni siquiera sentía dolor.

“¿Está… Congelado?”

Oldor entendió por qué los soldados en la cubierta estaban mirando fijamente.

“No es solo nuestro barco. Mira allá.”

Oldor miró hacia dónde señalaba el soldado. Los tentáculos no eran las únicas cosas congeladas, sino también la superficie del mar y unos diez barcos. El rango de efecto fue de unos trescientos pasos.

“… Asombroso. Ya veo por qué Su Majestad dependía tanto de él.”

Pero de nuevo, esas no fueron las únicas cosas golpeadas por el hechizo.

Oldor se dio la vuelta y vio a un hombre sosteniendo un hacha en alto en el aire, congelado. Era un esclavo Orco.

“No…”

Mazdari se le acercó desde atrás.

“Afortunadamente, la magia se ha llevado a cabo correctamente. Hubiera sido mejor si me dijeras que había un Orco entre los esclavos también.”

Dejando a Oldor desconcertado y sin palabras, Mazdari miró el cielo como si estuviera buscando a alguien.

***

“¿Es ‘tiempo congelado’?”

Era un hechizo mágico que controlaba la temperatura. El efecto y el rango del hechizo fueron geniales, pero siguió siendo un hechizo mágico de nivel elemental porque tardó demasiado en prepararse. Además, era necesario especificar los objetivos, por lo que también fue uno de los hechizos mágicos que a menudo causaba accidentes.

“Habría habido un mejor hechizo mágico para usar en esta situación. ¿Va por el espectáculo?”

Ese podría ser el caso, ya que el aluvión de ataques que vienen hacia los barcos militares se habían detenido de una vez. Todo con tiempo congelado.

El mar congelado comenzó a romperse debido al aire más cálido.

Sung-Woon miró a Mazdari y sonrió.

“Debe haber algo a lo que apunte.”

Capítulo 101: Una Alianza Incómoda

0

“¿Quién eres?”

En la pregunta de Vasen Lark Orazen, el Garuda abrió su pico para hablar, pero Hwee Ravina Muel fue más rápida.

“¿Mazdari?”

“Ah, ha pasado un tiempo, Ravina.”

Vasen volvió a mirar a Ravina.

“¿Cómo se conocen?”

“Sí. Este hombre es…”

Ravina no sabía cómo había llegado Mazdari allí, por lo que no pudo pensar de inmediato en cómo presentarlo. Una no creyente como ella solo pudo caminar junto a Vasen ya que había dedicado su conocimiento y sabiduría a Escala Negra, y también porque Kyle lo aprobó. Para un alquimista errante como Mazdari, sería mejor mentir sobre su identidad.

Mientras Ravina dudaba, Mazdari se sentó frente a Vasen.

“Soy un alquimista, príncipe Vasen.”

“¿Un alquimista? ¿Me conoces, Garuda Mazdari?”

“No lo hice hasta hace poco.”

“Debes estar en el mismo grupo que esos compañeros de allí.”

Vasen señaló la línea de Trolls caminando a lo largo de la costa con la barbilla. Todos estaban armados, pero no habían atacado ni dibujado sus armas.

Las ruidosas Astacideas se dieron cuenta y no sabían qué hacer. Luego, el Señor de la Isla Astacidea llegó corriendo desde la distancia.

“¡Lo siento, Su Alteza! Tengo algo que decirte…”

“Es demasiado tarde si estás hablando de los Trolls que llegaron a la costa.”

“Oh.” El Señor de la Isla se inclinó y continuó diciendo: “Pensé que era un barco mercante de Danyum y no vi la necesidad de hacerle saber al principio. Pero luego del barco llegaron Trolls armados, así que…”

“¿Informaste al general?”

Vasen estaba hablando del general Ian Tata, quien había recibido algunos de los cañones y la pólvora que Theone Itimo había transportado. Había ayudado a Vasen a perseguir a los Piratas en el Archipiélago del Sur.

Después de anunciar su eventual victoria, el general había ido al barco a descansar en lugar de ir a la celebración.

“No aún no…”

“Entonces ve a decirle al general Ian. Dígale que venga aquí con sus tropas, y que debe prepararse para la batalla.”

“Sí, señor. Déjamelo a mí.”

Mazdari luego dijo: “No hay necesidad de ser tan cauteloso”.

“Hm, cauteloso. No es eso.”

“¿Entonces?”

“Es una preparación razonable ya que usted y sus Trolls habían venido por la noche, disfrazados de grupo comercial. Era natural asumir que eres nuestro enemigo.”

Mazdari se rascó el hombro y dijo: “Hm, no quise sorprenderte. Llegamos por la noche solo para alejar a los piratas en el archipiélago del sur lo antes posible, y tomamos prestado un barco mercante de Danyum porque no había barcos que salieran al Mar del Sur desde nuestro país.”

“Debes haber conocido a Ravina en la Torre Alquimista como compañero Alquimista. Eso significa que eres de Asbestos.”

“Así es.”

“¿Qué te trae al archipiélago del sur desde Asbestos?”

Justo cuando Vasen terminó de preguntar, un Troll llegó a Mazdari desde atrás.

El Troll, que parecía ser un general, dijo: “Mazdari, aquí estás”.

Mazdari se puso de pie y dijo con gestos exagerados: “General, no te acerques demasiado. El Príncipe de Escala Negra está aquí, y somos un invitado no invitado.”

“¿Vasen? ¿Eres el Príncipe Vasen? Encantado de conocerlo. Soy el general de Asbestos, Oldor Mayen.”

“Oldor, ¿eres tú el que está a cargo?”

Oldor Mayen y Mazdari se miraron. Una atmósfera extraña permaneció entre ellos por un momento, y Vasen no se lo perdió.

‘No parecen tener la relación regular de un superior y su subordinado. ¿Es Mazdari alguien similar a Ravina? Si de hecho es un Alquimista elegido por el Rey, tendría un estatus alto, pero no creo que lideraría una batalla.’

Era justo como había pensado Vasen.

“Sí. Lamento haberte preocupado. Espero que entiendas que no tenemos intención de combatir con Escala Negra. En primer lugar…”

“Mazdari ya me ha dicho la razón por la que viniste en un barco mercante por la noche.”

“¿Es eso así?”

“Pero tengo que preguntarte por qué has llegado hasta el archipiélago del sur desde Asbestos.”

Oldor respondió: “¿Sabías que Danyum había estado sufriendo a manos de un grupo pirata llamado Yaboon?”

“Sí. Recientemente llegamos a ayudar.”

Vasen todavía tuvo dificultades para creer que estas personas realmente vinieron de Asbestos, pero decidió seguirles el juego. Y si fueran quienes dijeron que eran, esta sería una forma de diplomacia.

Vasen decidió comenzar diciéndoles que el archipiélago del sur estaba claramente registrado como parte del territorio de Escala Negra.

Oldor entrecerró los ojos.

“Hasta donde yo sé, Escala Negra no interfiere con el archipiélago del sur.”

“Porque los Astacideas tienen su cultura nativa. Sin embargo, hemos seguido recibiendo tributos.”

“Hm. Asbestos también recolecta tributos de las tribus vagas del desierto, pero no los reclamamos como parte de Asbestos.”

“Probablemente porque creen en una religión diferente. Sin embargo, estas Astacideas también creen en Cielo Nocturno.”

Oldor, que iba a hacer un contraargumento, preguntó: “¿Es eso cierto? Por lo que sé, cada isla del archipiélago del sur cree en Dioses con diferentes nombres.”

“Tienen diferentes nombres para el Dios que adoran, pero es cierto. La situación se está aclarando recientemente. El sacerdote de Bondan viene.”

Si el archipiélago del sur pertenecía a Escala Negra o no era el asunto importante en este momento. Sin embargo, habría sido un asunto más serio si Escala Negra hubiera llegado tarde y Asbestos hubiera llegado aquí más rápido, antes de que Escala Negra expulsara a los Piratas en el Archipiélago del Sur.

Vasen miró al Troll General frente a él.

‘Si ese fuera el caso, definitivamente habrían expulsado a los Piratas y afirmar que las islas que liberaron eran suyas. Y también habrían dicho que las Astacideas eran simples bárbaros en primer lugar.’

Pero el reclamo asertivo de Vasen dejó a Oldor sin espacio para discutir. Oldor dio un paso atrás.

“… Está bien. Bueno, Asbestos ha decidido enviar a nuestras tropas a Danyum para ayudarlos, ya que son nuestros aliados. Es por eso que montamos aquí en la nave de Danyum.”

Originalmente, Asbestos había tenido una relación hostil con Danyum y Fruta Roja. Pero eso fue hace décadas. Después de que Lakrak derrotó al Dios malvado, la influencia de Escala Negra solo continuó creciendo, y esa influencia comenzó a afectar otras tierras y otras especies, así como a los gobernantes de los otros países. A los amables aristócratas y funcionarios Hombres Lagarto de Escala Negra se les había permitido cierta libertad en el pasado, pero cuando comenzaron a surgir los que creían en Cielo Nocturno, los cinco países en el centro del continente no tuvieron más remedio que cuidarse. Como resultado, Asbestos se convirtió en aliados con Danyum y Fruta Roja, así como con Ojo Dorado y Mangul, y esas alianzas habían continuado hasta el día de hoy.

Vasen sacudió la cabeza y dijo: “Pero todavía no estoy fácilmente convencido. ¿No es como si Danyum no tuviera su ejército, y no están más cerca de Fruta Roja y Mangul que de Danyum?”

“Eso es…”

Mazdari abrió su pico y dijo: “¿Qué obtendríamos al ocultar nuestra intención? Lo sabrías, Príncipe Vasen. Vinimos por la existencia del continente sur.”

Vasen había asumido que ese era el caso.

Los piratas Yaboon fueron considerados enemigos, pero todavía era casi desconocido cómo estaban relacionados con el continente sur. Se suponía que los piratas Yaboon tenían algo que ver con el antiguo mal dentro de las leyendas, pero no se sabía si representaron a todo el continente, o solo una parte de él.

E incluso en el peor de los casos en el que todo el continente era su enemigo, lo que el desarrollo de la pólvora los trajo en términos de militares podría hacer que cada país sea más seguro en la batalla.

‘Porque si ganamos, podemos tomar la tierra.’

Vasen no creía que los Reyes pensaran tan diferente a Kyle. Los intercambios con el continente occidental aún no se habían establecido completamente, pero Danly ya se había apoderado de las rutas del mar. Y era un hecho conocido que Danly estaba obteniendo buenos beneficios de eso solo. Por lo tanto, si los intercambios con el continente sur se volvían activos, también habría grandes ganancias.

‘No, entonces puede haber cometido un error.’

Vasen pensó que era inusual que Asbestos cooperara con Danyum, ya que no había razón para que Danyum solicitara ayuda de Asbestos cuando Fruta Roja y Mangul estaban cerca. Sin embargo, si lo pensara desde una perspectiva diferente, se podría suponer que los cinco países, Danyum, Fruta Roja, Mangul, Ojo Dorado y Asbestos, habían entrado juntos en la lucha.

‘Sería eficiente para Danyum y Mangul proporcionar los barcos y tripulantes, ya que podrían tener barcos atracados en el Mar del Sur, y los otros países pueden proporcionar las tropas y los recursos. ¿Eso significa que Escala Negra tendría que enfrentar a los cinco países?’

Vasen pensó que era algo positivo que la guerra no fuera directa.

Oldor luego dijo: “Por eso llegamos al archipiélago del sur lo antes posible, después de conducir a los piratas en la isla Olmur. Vinimos a ayudar la Escala Negra”.

Vasen quería decir que acababan de argumentar si el archipiélago del sur pertenecía a Escala Negra hace un momento, pero decidieron no hacerlo. Era un desperdicio de energía.

“Gracias. ¿Entonces también estabas pensando en ir hasta la isla Doltan también?”

“Si es necesario, tenemos la intención de ir aún más lejos.”

“… Bueno. Eso es bueno. Lamento no haber reconocido a las fuerzas amigas que alejarían a los Piratas. El general Ian estará aquí pronto, pero hasta entonces, disfrutemos de la carne y el vino aquí. Los Piratas en la Isla Olmur también fueron una amenaza para el archipiélago del sur, por lo que tú también lo mereces.”

La fiesta continuó con una atmósfera incómoda.

***

La isla de Dalton no fue tan fácil de tratar como el archipiélago del sur.

Los piratas Yaboon habían seguido fallando en defenderse porque su gama de actividades era demasiado grande. Como resultado, sus fuerzas se extendieron, y fueron destruidas por las flotas de Escala Negra y otros países. Una vez que los piratas Yaboon ya no se dispersaron a lo largo del tercer continente, pero se reunieron en la pequeña isla Doltan, se convirtieron en una amenaza que no era fácil de abordar.

Sung-Woon murmuró en el mar del archipiélago del sur.

“¿Cómo produjeron tantos barcos?”

La amenaza de los piratas Yaboon provino de su número. Solo en el archipiélago del sur, había un total de 25 barcos militares de escala negra y 40 barcos militares de Danyum, que de ninguna manera era una pequeña flota. Sin embargo, los piratas Yaboon habían seguido enviando más barcos cada vez que su número disminuía incluso después de desplegar más de cien al archipiélago del sur.

Entonces, incluso si diez barcos fueran destruidos por cañones en la batalla, si los noventa barcos restantes llegaron a los barcos de escala negra y los otros países, serían derrotados.

Los barcos militares del tercer continente continuaron ganando de manera constante y frecuente, pero finalmente, fueron los barcos militares los que tuvieron que retirarse al archipiélago del sur, y no los piratas. El agotamiento de los soldados se acumuló, y sobre todo, el suministro continuo para los cañones se estaba desacelerando.

Sung-Woon consideró ir al continente sur. Había dos formas en que un jugador podía moverse. Uno era teletransportarse a la parte deseada de su tierra o de su aliado, o a donde estaban sus sacerdotes; El otro era volar, lo cual fue bastante rápido. En general, se prefería la teletransportación, pero los jugadores no tenían otra opción que volar a áreas que no eran suyas. Y a pesar de que la velocidad de vuelo era objetivamente bastante rápida, se sintió lento para los jugadores.

Sung-Woon también tenía la opción de reconocimiento usando sus aves migratorias, pero eso se limitaba al nivel de Divinidad de un jugador, y su visión compartida con las aves se cortó cuando el continente apenas era visible.

“O podría haber sido un bloque de Divinidad.”

Un bloque de divinidad era una habilidad que bloqueaba las opiniones de otro jugador, y la habilidad solo estaba disponible para los jugadores que habían alcanzado un nivel de Divinidad de 19. Sung-Woon estaba en el nivel 21, y asumió que Sabiduría y Hegemonía, que estaban en el mismo continente que él, estaban sobre el nivel 19 también. Sin embargo, cuanto mayor sea el rango y cuanto más tiempo sea el uso, más puntos de Fe se consumieron, y ese hecho de que estaban bloqueando la visión de otros jugadores con la habilidad indicaban que tenían algo que ocultar. No era una habilidad utilizada sin un propósito particular.

“Sobre todo, los piratas son una sociedad saqueadora.”

Hubo una razón por la cual los condados del tercer continente pudieron tomar las cosas con calma sin ser apresurados cuando estaban perdiendo ante los piratas en primer lugar: habían asumido todas las áreas donde los piratas habían estado activos.

No era posible cultivar en el mar. Doltan era bastante grande, pero no había forma de que proporcionara suficientes recursos para alimentar a todos los piratas en más de cien barcos. Y la isla estaba demasiado lejos del continente sur para ser suministrada. Como resultado, los Piratas literalmente habían comenzado a morir de hambre.

La fuerza naval de Escala Negra y las marinas aliadas pudieron obtener una victoria en dos meses en el mar alrededor del archipiélago del sur, y luego fueron directamente a la isla de Doltan.

Sin embargo, Sung-Woon notó que la ruta del mar a la isla Doltan estaba vacía. Los Piratas podrían haberse estado preparando para su última posición en la isla, pero los piratas deberían haber sido enviados para retrasar los barcos militares.

“Es un movimiento extraño. Algo está pasando. Tal vez…”

Los sacerdotes militares estaban estacionados en La Humillación de los Piratas y los barcos militares de Escala Negra para recibir bendiciones de Cielo Nocturno. Sung-Woon encontró a un sacerdote a bordo de La Humillación de los Piratas y le dio una revelación divina. La revelación fue lo suficientemente simple como para que pudiera interpretarse fácilmente. El sacerdote corrió hacia la cubierta y encontró a Vasen.

“¿Qué es?”

“Cielo Nocturno nos ha dado una revelación.”

“¿Qué dijo?”

“Me atrevo a hablar las palabras de Cielo Nocturno desde mi boca. Cielo Nocturno nos advirtió que ‘tengamos cuidado’.

Las armadas de la alianza que avanzaban con los acorazados de Escala Negra se desaceleraron al mando del barco principal, La Humillación de los Piratas. Los otros barcos también hicieron lo mismo, y las tropas se preguntaron qué estaba pasando. Sin embargo, después de una breve reunión, continuaron adelante.

Luego, una enorme sombra golpeó uno de los barcos en el frente. Un tentáculo gigante se balanceó y se estrelló contra la cubierta, rompiendo las barandas y enviando fragmentos volando por todas partes. Mientras innumerables retoños se pegaban en el barco, la madera comenzó a crecer y desmoronarse.

Alguien se dio cuenta de cuál era la cosa que agarraba el barco.

“¡K-Kraken! ¡Es un Kraken!”

Capítulo 100: Recuperación del Archipielago del Sur

0

‘Como pensaba’ Vasen Lak Orazen pensó para sí mismo, ‘apuntar a la plataforma era la elección correcta.’

Los Piratas habían estado esperando para saltar a su barco en la cubierta, y gracias a eso, se convirtieron en objetivos fáciles para el cañón.

Uno de los piratas gritó: “A… ¡Aléjate!”

El segundo y tercer cañón se dispararon en orden. Una roca redonda y tallada voló por el aire. Incluso después de que la roca se estrelló en la barandilla, su energía cinética apenas disminuyó. Golpeó en el hombro, un Profundo cayó por la barandilla al mismo tiempo que su hombro se rompió. La roca dibujó una parábola en el aire antes de caer sobre la nave, pero aún tenía suficiente impulso para que rodara por la cubierta y golpeó la espinilla de otro pirata. Con un crujido, el Profundo cayó al piso, y la roca cayó de entre la barandilla al otro lado. Estalló una cacofonía de gritos.

“¡Aaack!”

Los Piratas no pudieron escapar de las balas de cañón. Solo podían rezar para que los cañones no les apuntaran.

A medida que estallaban los gritos agonizantes de los seis barcos en el frente, los otros cuatro barcos se llenaron de energía nerviosa.

En ese momento, un gigante Profundo que era claramente el segundo al mando después del capitán ordenó: “¡No se asuste por las armas extrañas! No hay forma de que puedan usarlas nuevamente de inmediato. ¡Pon nuestros barcos al lado de ellos, ahora!”

Vasen quedó impresionado.

‘¿Es una suposición afortunada?’

Vasen no tuvo más remedio que gritar: “¡Prepárense para cargar nuevamente de inmediato!”

Más allá del mástil de la nave pirata, Vasen pudo ver al gigante Profundo sonreír.

‘No, no lo hizo. En lugar de una suposición afortunada, los Piratas simplemente no tuvieron más remedio que luchar contra nosotros de frente, y el Profundo dijo lo que fuera necesario para calmar el caos y alentar a su tripulación.’

El hecho de que el enemigo no fuera un tonto simple era información importante para Vasen, que estaba al mando durante la batalla. Aunque eran feos, su inteligencia significaba que deberían ser considerados personas.

Vasen miró alrededor de la cubierta y gritó: “¡No tengas miedo! ¡No se asusten! Estamos ganando, ¿no?”

A esas palabras, los marineros y soldados desanimados respondieron gritando.

Los cuatro barcos piratas pasaron a través de los espacios entre los seis barcos piratas en el frente y navegaron hacia ellos. Los barcos se frotaron entre sí; La fricción sonaba como el grito de una ballena.

El gigante profundo gritó: “¡Acércate a los barcos! ¡Ganaremos si peleamos en cubierta!”

‘No sé de dónde viene esa confianza’ Pensó Vasen.

Levantó la bandera.

“¡Segunda fila, objetivo!”

El gigante Profundo murmuró: “¿Segunda fila?»

Al comando de Vasen, los cañones en la primera fila dejaron de cargarse y retrocedieron, y los cañones en la segunda fila empujaron sus cañones hacia adelante. El primer bombardeo de disparos había venido de solo la mitad de sus cañones.

‘Los cañones tienen la desventaja de tardar mucho tiempo en cargarse, pero podemos disparar en intervalos.’

Vasen bajó la bandera.

“¡Fuego!”

Los fusibles cortos que sobresalen de la parte trasera de los cañones estaban encendidos a la vez. Durante el breve retraso cuando los fusibles ardían, todos los Profundos gritaron a la vez.

“… ¡No!”

¡Boom!

Otro torrente de disparos devastó la cubierta de los barcos piratas. A medida que las esferas volaban a través de los barcos piratas, los fragmentos de madera y los cadáveres se dispersaron, y los huesos y la carne de los que todavía estaban vivos volaron por todo el lugar.

Vasen no dejó que el momento de la victoria lo alcanzara.

“Solo…”

“Ah, sí.”

“Pongamos cierta distancia entre nosotros ahora. Creo que podríamos cargar la segunda fila mientras tanto, así como hacer otras preparaciones.”

“Está bien. Señalaré a los otros barcos con las banderas.”

Mientras los Piratas todavía se estaban tambaleando de los ataques de cañones, La Humillación de los Piratas y los barcos militares ampliaron la distancia entre ellos y los piratas.

Vasen pensó para sí mismo: ‘Nuestro objetivo es entregar con seguridad los cañones y la pólvora. A menos que los Piratas nos ataquen a propósito, no hay necesidad de destruirlos a todos.’

En primer lugar, había más piratas y barcos piratas que soldados y barcos bajo el mando de Vasen. Sería un plan irrazonable luchar contra los Piratas en la cubierta para ocupar sus barcos.

‘Pero, por supuesto, si no somos nosotros los que los persiguen, y en su lugar son ellos…’

Como si el gigante Profundo hubiera leído la mente de Vasen, presionaron a los Piratas diciendo: “¡Los que todavía estén vivos, arreglen la dirección de la vela rota! ¡Atalo correctamente y tira! Y aquellos que no son necesarios de inmediato para esa tarea, escondanse debajo de la cubierta. ¡Muevanse!”

‘Veo que no son irreflexivos’ Pensó Vasen.

El mástil era el objetivo más resistente en la cubierta. Sin embargo, los lados de los barcos fueron diseñados para soportar olas y arrecifes ásperos.

Dado el tamaño de los cañones actuales que tenían, Vasen dudaba que pudieran romper el costado de los barcos piratas incluso si se acercaban.

‘No tenemos otra opción.’

Vasen luego dijo: “Prepara el gran cañón”.

Vasen se refería a los cañones más grandes a bordo. Solo había dos en cada barco, y eran tan pesados que tomarían seis marineros entrenados para mover uno. Y su poder destructivo era mucho más fuerte.

El gran cañón disparó a los barcos que los perseguían, y la bola de cañón se rompió por el costado de uno de los barcos piratas, saliendo del otro lado con éxito.

Los gritos estallaron de los agujeros en el barco pirata. Sin siquiera la necesidad de verificarlo, uno podría asumir cuánto desorden el interior del barco debe ser.

Los Piratas volvieron a cubrir.

‘Simple.’

Una vez más, los cañones fueron disparados en la cubierta. Cuando se disparó la segunda fila, aquellos en los cuatro barcos piratas ya estaban abandonando sus barcos y saltando al mar, y luego uno de los cuatro barcos comenzó a hundirse.

Vasen dijo: “Hm, no creo que haya sido lo suficientemente largo como para que el agua entre por los agujeros”.

“Creo que la quilla puede haberse roto debido a la pelota de cañón.”

Theone aprovechó el cañón del gran cañón y dijo: “Es difícil apuntar y disparar con esto, pero ciertamente es eficiente. Huirían ahora, ¿no?”

“No. Por como lo veo, todavía tienen un truco más bajo la manga.”

“¿Un truco?”

Vasen gritó: “Todos los barcos, tengan cuidado con los Profundos que suben el casco! ¡También pueden respirar bajo el agua!”

Vasen hizo la advertencia de manera concluyente a pesar de que no estaba seguro de eso. Aún así, era común que incluso los piratas que no eran Profundos subieran los cascos. No hubo daño en tomar precauciones adicionales.

Ante esas palabras, los marineros y soldados que no estaban desempeñando los roles de los cañones levantaron sus lanzas y arcos, manteniendo un ojo cauteloso en las barandas en la cubierta. Vasen también tomó un arco y cargó una flecha. Luego disparó al fondo del barco militar al lado de ellos. La flecha golpeó una mano y la fijó en el barco.

“¡Kaack!”

Fue un pirata Profundo. Tan pronto como el profundo intentó sacar la flecha, la segunda flecha de Vasen atravesó el torso del profundo.

‘Por supuesto.’

Desde el principio, Vasen tenía en mente la posibilidad de que los Piratas pudieran sobrevivir incluso después de abandonar sus barcos. Dado lo similares a los peces que eran, asumió que también tendrían las habilidades de uno. Pero eso no importaría mientras estuvieran atentos. Un barco en el mar era como una fortaleza en tierra. Los Piratas tendrían que emboscarlos, o no habría sentido atacar.

‘Probablemente también habría algunos que sobrevivirían escondiéndose bajo el agua, pero no hay nada que hacer al respecto. Son rezagados que han perdido su moral de todos modos. Esa también es una situación común en tierra.’

Parecía que los piratas Yaboon habían juzgado que no había nada más que pudieran hacer. Después de todo, habían lanzado un ataque por la noche, pero fueron destruidos por completo.

“¡Mierda! ¡Retirada!”

Vasen chasqueó.

Si iban a terminar retirándose, habría sido mejor para ellos retirarse justo después de que los golpearan los cañones, cuando los diez sus barcos aún estaban intactos. Ahora tenían seis, y el número de piratas había disminuido significativamente debido a la serie de disparos de cañones. Ahora valdría la pena intentar luchar contra ellos en la cubierta.

“¡Siganlos! ¡Apunten!”

La Humillación de los Piratas y los barcos militares atacaron la parte trasera de los cuatro barcos piratas.

“… ¡Fuego!”

¡Boom!

Solo dos barcos piratas sobrevivieron hasta el final y escaparon.

***

“Bien.”

La batalla a bordo de La Humillación de los Piratas fue bastante entretenida para Sung-Woon. Mostró lo que una tropa con cañones podría hacerle a los enemigos que no lo tenían en el mar.

Pero, por supuesto, Sung-Woon no entró en esta batalla solo porque tuvo suerte. Había tirado algunas cuerdas detrás de escena para hacer que los Piratas apuntaran a La Humillación de los Piratas y los tres barcos militares.

No fue una tarea difícil para Sung-Woon. Envió a la araña blanca, Hillove, para perseguir a los Piratas estacionados en el archipiélago del sur, e hizo que Sratis apareciera en el pueblo que apuntaban los Piratas. Las rutas marítimas fueron determinadas por el viento que soplaba regularmente en áreas particulares, por lo que era natural que los piratas que buscaban objetivos se acercaran a los cuatro barcos que encontraron. Por supuesto, Sung-Woon no había hecho que todo eso sucediera solo porque quería ver una batalla en el mar.

“Necesitaban un ejercicio.”

Los Piratas Yaboon eran un grupo grande. Y dado que había algunos puestos piratas en el archipiélago del sur, podría surgir un problema si simplemente permitiera que estalle una batalla a gran escala. Teniendo en cuenta eso, Sung-Woon guió a sus personajes a la victoria paso a paso, comenzando con batallas más pequeñas.

“Ravina estaba a bordo de todos modos, por lo que había pocas posibilidades de que sufrieran daños importantes. Y podría haber interferido si fuera necesario. Pero no esperaba que Vasen mostrara una mayor competencia de lo que esperaba y adquiriera una habilidad.”

La habilidad que Vasen obtuvo fue mando. Era una habilidad que involucraba carisma que obligó a sus subordinados a entenderlo y seguir sus órdenes en guerras y otras situaciones similares. Además, su liderazgo también había visto una mejora notable.

“También se necesitaban estrategia y tácticas durante el tiempo de Lakrak, pero la capacidad de combate de cada guerrero era más importante. Sin embargo, con la aparición de armas de fuego, el campo de juego se vuelve más nivelado. Por lo tanto, tener la capacidad de hacer que los subordinados se muevan a medida que uno desea se vuelve más importante. Es una buena habilidad.”

Y Vasen produjo buenos resultados al igual que Sung-Woon había predicho.

Una vez que llegó a Managen y se encontró con la fuerza naval de Escala Negra, Vasen enseñó a los generales y soldados los principios de utilizar cañones durante las batallas. Y mientras estaba allí, recibió una orden secreta de Kyle para eliminar a los Piratas en el Archipiélago del Sur. Lideró su equipo de expedición allí según la orden.

Vasen solo tardó un mes en reclamar el archipiélago del sur.

***

“Pero… No podemos irnos así.”

Después de que Escala Negra recapturó el archipiélago del sur, se celebró una gran fiesta.

Todavía había pequeños grupos de piratas Profundos en las islas, pero los Astacideas pudieron derrotarlos con su propia fuerza. Esto se debió a que los Profundos no podían dominar a los Astacideas cuando sus números eran los mismos, no, incluso si hubiera un poco más de Profundos.

Pero Vasen decidió que no podía irse a pesar de que había cumplido la orden de Kyle.

Theone preguntó sin rodeos: “¿Por qué no?”

Entonces Ravina respondió: “El archipiélago del sur era el territorio más grande que los Piratas habían reclamado, pero no es su base principal.”

Vasen asintió.

Aunque no podrían ir hasta el continente sur de donde vinieron los Piratas, había otras islas que los piratas usaban como sus bases.

“Escuché que hay dos islas más cercanas al archipiélago del sur. Una de ellas se llama Olmur.”

Luego, Theone dijo: “Estás hablando de la isla al oeste de la isla más septentrional del archipiélago del sur, ¿verdad? Teniendo en cuenta que está cerca de Danyum, los Piratas se observaron por primera vez en las costas de Bavrin, Danyum probablemente lo estaría usando como su base.”

Vasen asintió.

“Y la otra es la isla Doltan.”

Esta vez, Ravina dijo: “Está mucho más allá de la isla más meridional del archipiélago del sur. Al ver que los Astacideas descubrieron recientemente la isla, es probable que esté muy lejos. Y sobre todo, sería el más cercano al continente del sur, por lo que existe una gran posibilidad de que sea la base principal de los piratas Yaboon.”

Vasen respondió: “Tuvimos éxito en reclamar el archipiélago del sur sin sufrir muchas pérdidas, pero si hay el mismo número de piratas en las dos islas, sería difícil dividir nuestras tropas en dos. Tenemos que tomar una de las islas primero.”

En opinión de Vasen, atacar cualquiera de las islas primero tenía sus respectivos pros y contras.

En ese momento, una sombra negra se abrió paso a través del caos de la fiesta y apareció desde detrás de Vasen.

“No te preocupes, hemos ocupado Olmur.”

Vasen se dio la vuelta.

Allí estaba un Garuda alto, con lo que parecía ser una mano izquierda podrida negra.

WMW – Capítulo 814

0
no pos esta pto

Capítulo 814: Pensamientos

“No podrás hacer cosas así fácilmente por tu cuenta.” Leylin se rió entre dientes mientras se sentaba junto a Isabel, tirando de su brazo.

“No…” Isabel comenzó a luchar.

“¡Siéntate bien!” La estruendosa expresión de Leylin hizo que Isabel vacilara. Incluso la fuerza que poseía parecía debilitarse enormemente.

Leylin arremangó las mangas de Isabel. Lo que vio no fue la piel pálida y exquisita que pertenecía a una chica, sino un extraño brazo lleno de escamas. En la parte superior del brazo, había una lesión curva causada por Steve.

“¿Demonificación? Y parece ser un ritual de conversión de alto nivel…” Leylin levantó los hombros y luego usó hábilmente la energía mágica para curar sus heridas. Luego lo ató.

“Es feo, ¿no es así?” En algún momento, Isabel se dio la vuelta, con la voz ahogada por los sollozos.

“No, de hecho todavía está bien.” Respondió Leylin con seriedad. No se veía mucho mejor cuando se transformó en un Warlock y se convirtió en una existencia que prácticamente había abandonado su forma humana.

“Una cosa más…” Leylin parecía estar enfocado en curarla, y él habló en voz baja: “Quiero establecer una flota privada. Espero tu ayuda.”

“¿Convertirse en pirata? ¿Por qué?” Isabel quedó aturdida por un momento. Una flota privada era solo una forma elegante de referirse a una tripulación pirata.

Leylin sonrió ante la pregunta. “Han venido y nos han acosado, es lógico que le devolvamos el favor.”

“En cuanto a las personas que se utilizarán… estaba planeando usar mi estado como el dueño del territorio aquí para colgar a los piratas de los Tigres Negros. ¡Solo consideremos reciclar nuestra basura!”

“Además, he encontrado un muy buen primer compañero para ti. Robin Hood se desempeñó bien hoy y, lo que es más importante, está acostumbrado a los caminos de los piratas. Con nuestra gente como la columna vertebral y los piratas en nuestro nivel base, podemos usar el barco pirata que capturamos y la riqueza de Steve para reunir rápidamente una tripulación. Necesitaré que los controles estrechamente…”

Leylin rápidamente ató sus heridas con una gasa, e Isabel se secó las lágrimas de su rostro, recuperando su imagen robusta y saludable. Sin embargo, Leylin sintió que la chica llorando de antes se adaptaba mejor al recuerdo de su joven prima.

“¿Por qué crees que voy a estar de acuerdo?” Isabel miró a Leylin.

“¡Porque es una petición de tu querido primo!” Leylin se rió entre dientes, lo que provocó un sonrojo en la cara de Isabel.

“Consideraré este asunto. ¡Sal primero!” Evidentemente, Isabel se sentía apretada en el estrecho casco sola en una habitación con Leylin.

“¡Espero tu respuesta favorable!” Leylin salió y cerró la puerta cortésmente. En realidad, él sabía que ella estaría de acuerdo; Esto también fue bueno para ella.

‘¿Un demonio de alto rango? Dios…” Leylin se acarició la barbilla, con los ojos brillantes.

Controlar una tripulación pirata puede parecer un poco inmoral en la superficie; después de todo, era deshonroso para un noble hacer algo tan pecaminoso. Sin embargo, Leylin sabía que al amparo de la gloria, la sofisticación y la grandeza, los nobles de este mundo ocultaban algún tipo de maldad dentro de ellos. Cada moneda de oro que usaban estaba manchada de sangre y lágrimas de inocentes.

Incluso su padre, el barón Jonas, siempre había querido obtener el apoyo de algunos piratas, o crear una flota de asalto para atacar a otros. Había estado trabajando duro en esto, pero había sido un noble durante demasiado tiempo. Ya era bastante difícil organizar su propio territorio, por lo que aún tenía que cumplir sus deseos.

¿En cuanto a ofender a los piratas? ¡Je, ningún noble se preocuparía por eso!

‘Este mar exterior fue descubierto recientemente, por lo que no hay muchas grandes potencias operando aquí. Todavía es un pedazo de papel en blanco. ¿Cómo podría el marqués Louis solo obtener todos los beneficios en el mar?’ Leylin se rió por lo bajo. Ya sea para comprar materiales de hechizos de alto grado o para crear una torre de magos, todo requería una gran cantidad de recursos y monedas de oro. ¿Cómo podría entregar las ganancias que podría obtener en el mar exterior?

Además de eso, no era de los que recibían palizas sin tomar represalias. Definitivamente pagaría sin piedad al Marqués por su “favor”. Era simplemente alguien con control sobre el archipiélago báltico, una flota comercial y algunos grupos de piratas, entonces, ¿era tan increíble? Si no fuera por tener aprensiones sobre las familias en la isla Faulen, Leylin solo podría enfrentarlo en una guerra y causarle un gran dolor de cabeza.

‘Después de establecer un grupo pirata, mi prima tendrá un lugar para refugiarse. Después de todo, los dioses no se centran mucho en un lugar como el mar exterior donde los ladrones se mezclan con gente honesta. El sacrificio ocasional se puede ocultar tanto como sea posible…”

Si Isabel podía entender las razones detrás de los minuciosos esfuerzos de Leylin era otro asunto. Leylin estaba seguro de que mientras él fuera quien hiciera la solicitud, ella no lo rechazaría.

Las olas seguían chocando contra el cuerpo de la nave, sacudiéndola ligeramente. Algunas aves parecidas a gaviotas volaban en el cielo, produciendo gritos desde la distancia.

“Esto no está muy lejos de la isla Faulen. Es un viaje corto, así que esto no debería ser un problema…” Leylin se aferró a la barandilla, mirando el mar oscuro debajo de él. El mar nunca fue un lugar tranquilo. Tsunamis, tormentas o incluso numerosas criaturas de aguas profundas podrían destruir toda una flota en un instante.

Por lo tanto, para los marineros en el mar exterior, era como pisar hielo delgado todos los días con la posibilidad de entrar en el abrazo de la muerte en cualquier momento.

“Parece que hay innumerables dioses con dominio sobre el mar, como la Diosa de la Tormenta que Steve adora.” Leylin comenzó a verse serio.

Steve sorprendentemente tenía algunas habilidades como clérigo. Si bien solo podía lanzar hechizos divinos de bajo rango, eso fue suficiente para que Leylin estuviera en guardia.

Afortunadamente, la Diosa de la Tormenta era conocida por ser temperamental. Ella regularmente causaba tsunamis y tormentas, destruyendo numerosos barcos. Su fe surgió del terror que ella indujo.

Como resultado, Steve debe haber hecho que la Diosa de la Tormenta se sintiera encantada durante una determinada ceremonia o mientras rezaba, por lo que ella hizo una excepción y le otorgó una fuerza divina menor. De lo contrario, no importaba cómo lo mirara Leylin, no podría vincular a Steve con un clérigo.

Aun así, eso todavía era muy problemático. No importaba cuán bastardo fuera Steve, era clérigo y Leylin no podía deshacerse de él fácilmente.

Si estubiera solo, podría eliminarlo fácilmente. Mientras las noticias no salieran, todo estaba bien. Sin embargo, había demasiada gente aquí y tantos prisioneros. También estaban los que lograron huir. No había forma de disputar el hecho de que Steve estaba en sus manos. Si muriera, las cosas serían difíciles de manejar.

Leylin no quería atraer ni siquiera la atención de la iglesia de un dios real, mucho menos hostilidad.

‘Qué pena. Él es un guerrero de rango 10, y un clérigo…’ Un indicio de luz roja apareció en las manos de Leylin. La Daga de Sangre de Demonio voló entre sus dedos, ondulando con un brillo peligroso que rápidamente se apagó.

Si bien ahora podía transformar la carne devorada en energía espiritual y acelerar su avance como Mago, no fue sin ningún requisito.

Necesitaba digerir completamente la energía que absorbía entre ‘comidas’ sucesivas. Además, este aumento repentino de poder sería una gran prueba en su control como Mago.

Si un Mago de rango 1 se convirtiera rápidamente en una Leyenda, primero sería destruido por la magia incontrolable de su propio cuerpo. Afortunadamente, Leylin tenía una gran ventaja en esta área. Su cuerpo principal ya era mitad dios, y su control de la energía era exquisito. La magia era similar aquí y en el Mundo Magus, su fuerza como Mago solo era equivalente a la de un Warlock de rango 1 o 2.

Este conjunto de preocupaciones era la razón por la cual Steve había tenido la suerte de sobrevivir hasta aquí. De lo contrario, Leylin lo habría reducido hace mucho tiempo a un montón de huesos.

Leylin tenía requisitos específicos cuando se trataba de carne ahora. Solo los profesionales o las poderosas bestias demoníacas cumplían con sus requisitos de fuerza vital. ¿En cuanto a esos piratas? No eran nada para Leylin, e incluso si los devorara a todos, no podían ser comparados con Steve. Esto incluso ignoraba las impurezas en su energía.

“La clasificación de la energía en este mundo está muy estrictamente regulada…” Leylin echó un vistazo a sus estadísticas. Como no había usado la Daga de Sangre de Demonio, las estadísticas eran las mismas que antes.

“¡Para un adulto, 1, 10 y 20 son todos umbrales!” Leylin tenía una mayor comprensión de estos números.

Era difícil para un humano normal superar el valor de 1 en cualquier estadística, convirtiéndose en un profesional. Y estas dificultades en el futuro se hicieron más fuertes.

10 puntos fue un gran umbral para romper. La mayor estadística de Leylin era su espíritu en 7. Según sus cálculos, fue solo después de que se convirtió en un Mago de rango 10 que pudo romper esta barrera.

‘Los Magos por encima del rango 10 son considerados expertos en el Mundo de los Dioses… Entonces, ¿es esta la línea divisoria que nos divide? Solo una estadística que supere los 10 puntos hace que uno sea un experto…” Leylin tenía la sensación de que aumentar sus puntos de estadística en este mundo sería muy difícil, aumentando la dificultad a medida que avanzara. Una vez que su espíritu llegó a 10, y especialmente después de que se convirtiera en un gran mago, tal vez incluso la Daga de Sangre de Demonio solo pueda darle un ligero apoyo.

‘Un mundo estricto que suprime el poder que está fuera de lo común. Incluso los dioses tienen que cumplir con las reglas del mundo… “Los ojos de Leylin ardieron con fervor, ansiosos por probarlo.

En este momento, escuchó vítores en otra parte: “¡Estamos aquí! ¡Veo el faro en el puerto!”

Leylin levantó los ojos y miró a lo lejos. Como se esperaba, había una luz amarilla vista desde dentro de la niebla. Representaba el calor del puerto Faulen, y Leylin no pudo evitar revelar una pequeña sonrisa.

Capítulo 99: Cambio de Escenario

0

‘El poder destructivo es grande. Pero, ¿cuánto podría cambiar una batalla?’

Vasen Lak Orazen se perdió en sus pensamientos por un tiempo.

‘Tarda demasiado tiempo en poner la pólvora y la cáscara, colocar un palo de madera para compactar la pólvora y encender el fusible. Y lleva aún más tiempo cambiar el cañón. Sería suficiente para matar a algunos enemigos en un campo de batalla caótico, pero mientras lo preparas, los enemigos ya nos alcanzarían. Pero…’

Vasen evaluó altamente el poder del cañón.

‘Si no hay un solo cañón, sino muchos de ellos, eso sería suficiente para derrotar a un enemigo desde la distancia. No importa cuán buenos guerreros sean, incluso un Astacidea o un Ogro, parece que nadie podría sobrevivir al ser golpeado por una bola de cañón. ¿Y la caballería? Poder derribar la caballería antes de llegar a la infantería sería una gran hazaña por sí misma.’

Y había otra ventaja.

‘¿Qué pasa en un asedio? Un cañón de este tamaño sería suficiente para romper una pared de fortaleza débil, pero su peso dificultará moverlo. Por lo tanto, la clave sería si podríamos o no llevar los cañones a la ubicación deseada más rápido que los enemigos.’

Pero según lo que dijo Hwee Ravina Muel, el arma primero se realizaría una prueba en otro lugar.

‘¿En el mar? No hace falta decir que no podemos rivalizar con los Piratas en disparar flechas, por lo que tendríamos que subir a la nave del enemigo. Pero si tenemos un cañón, podríamos hundir su barco disparándole y haciendo un agujero.’

Vasen no sabía demasiado sobre la estructura y las fortalezas de un barco, por lo que tuvo cuidado con su evaluación, pero tenía más razón de la que pensaba. En tierra, los enemigos podrían cargar el cañón, mientras que eso no era posible en el mar.

Vasen sintió el cambio que provocaría el cañón.

‘La escena de la batalla cambiará.’

***

En el Arsenal Secreto en Sashian, alguien estaba sentado en la cima del techo, escuchando los pensamientos de Vasen.

“Así es. Pero todavía hay un largo camino por recorrer.”

Fue Sung-Woon.

Eldar dijo desde al lado de él: “Un cañón con pólvora negra es impresionante, pero… No es tan bueno en comparación con las armas que aparecerán más tarde, ¿verdad?”

“La velocidad de carga es demasiado lenta, y el orificio debe ser limpiado después de cada lanzamiento. Sobre todo, el cañón es demasiado pesado. Varias personas tendrían que ser asignadas para un solo cañón. Y también necesitarían capacitación oficial.”

“¿No sería más difícil usarlo si llueve y se pone húmedo?”

“La pólvora negra es altamente absorbente y se endurece una vez que absorbe el agua. Tratar de separar la pólvora endurecida podría conducir a un accidente.”

“Hm, pero Kyle es un genio, y ese Enano llamado Rumf también es muy talentoso. Podrían crear un arma de pólvora de siguiente nivel, ¿no crees?” Preguntó Eldar.

Sung-Woon sacudió la cabeza.

“No, no lo harán.”

“¿Eh? ¿Por qué piensas eso?”

“Porque estarán satisfechos con lo que tienen por ahora.”

“Ah.”

La aparición del cañón en sí les otorgó una ventaja tecnológica sobre aquellos que no tenían la invención. Por lo tanto, en lugar de desarrollar la tecnología en una nueva dirección, pensarían en ideas para usar la tecnología existente de manera más amplia y segura.

“El hecho de que una invención en particular esté optimizada no significa que la siguiente etapa de repente vendrá por sí misma, ¿verdad?” Dijo Sung-Woon.

“Eso es correcto.”

“Pero tampoco creo que tarde demasiado en desarrollar una nueva tecnología. En todo el continente, ya hay puntos de apoyo para la próxima etapa de desarrollo.”

“¿Puntos de apoyo?”

Sung-Woon hizo clic en la ventana de su sistema.

“Cosas como esta.”

La ventana abierta de Sung-Woon mostró varios prototipos de cañones.

“Ya veo. Si un enemigo tiene la misma arma que nosotros, entonces…”

“Intentarían crear nuevas armas más allá de la versión optimizada actual.”

“¿Estás seguro de que van a ir a la guerra con nosotros?”

“Casi seguro.”

Escala Negra estaba relativamente lejos de la Torre Alquimista, por lo que su reciente desarrollo de cañones solo permitía que no se quedaran demasiado atrás dado que el arma ya estaba surgiendo en otros países del tercer continente.

“Pero, por supuesto, hay mucho azufre en el área al sur del desierto en Escala Negra, y en el norte hay árboles de alta calidad. También han comprado Niter. Si Hwee Ravina Muel puede ajustar la fórmula de la pólvora y aumentar la eficiencia, serían mejores que los otros cuatro países.”

Los otros cuatro países de los que Sung-Woon estaba hablando eran Fruta Roja de Lunda, Danyum de Crampus, Ojo Dorado de AR y Mangul de Jang-Wan. Sung-Woon no pensó en el Asbestos de Sabiduría como una competencia fácil.

“Parece que está muy decidido.”

Sabiduría había estado produciendo recursos recientemente presionando a las especies menores dentro de Asbestos. No era la mejor estrategia ya que las quejas se acumularían a largo plazo, pero fue muy efectivo a corto plazo. Lo hizo para aumentar rápidamente los suministros de guerra.

“Ahora está bien decir que el juego ha entrado en la etapa media. Y si bien mantener el bloque actual es viable, podríamos terminar quedando atrás en la guerra intercontinental.”

Sung-Woon pensó que Sabiduría estaba tratando de hacer un movimiento ganador.

‘También he tomado mis medidas.’

Pero el problema más urgente en este momento era el archipiélago del sur.

‘Esperemos y veamos por ahora.’

***

Unos días después, en la cubierta de La Humillación de los Piratas.

Theone Itimo miró a Ravina desde atrás mientras la mujer se inclinaba sobre la barandilla. Ella murmuró: “Líder de equipo, ese humano de allí con cuernos en la cabeza no será peligroso, ¿verdad?”

“Antes de eso, tengo una pregunta. ¿Puedo preguntar primero?”

“Adelante.”

“Me parece que no hay mucha diferencia entre los Elfos y los Humanos, entonces, ¿por qué los llamas Humanos?”

“¿Estás bromeando?”

“¿Hm?”

“También me parece que no hay mucha diferencia entre los Hombres Lagarto y los Hombres Rana.”

“No, eso no es verdad. Incluso nos vemos diferentes.”

“Eso es lo que quiero decir.” Theone apuntó a sus oídos puntiagudos. “También somos muy diferentes.”

“… No, en realidad no.”

“Y sobre todo…”

“¿Sobre todo?”

“No pueden nacer niños entre las dos especies. En ese sentido, los Humanos y los Elfos son tan diferentes como lo son los Hombres Lagarto y los Hombres Rana.”

Vasen quería argumentar que los Hombres Lagarto y los Hombres Rana eran tan diferentes como los lagartos y las ranas, mientras que los Humanos no serían diferentes de los Elfos por simplemente las orejas puntiagudas. Sin embargo, era demasiado trabajo para explicar, y realmente no quería comparar su especie con los Hombres Rana.

Entonces él simplemente dijo: “… Muy bien”.

“¿Y qué hay de la Sra. Ravina?”

“Ella es una persona normal. Ella está maldita, pero no está loca.”

“No, me gusta el hecho de que ella tenga cuernos en la cabeza. Pero hay un hecho más importante.”

“¿Qué es?”

“Ella no es creyente, ¿no?”

Vasen preguntó sin rodeos: “¿Qué tiene de malo ser un no creyente?”

“… ¿No es uno de tus hermanos sacerdote?”

Vasen asintió y sintió que esta parte necesitaba alguna explicación.

Sobre La Humillación de los Piratas y los barcos militares, ya había cañones y pólvora, así como oficiales del departamento de tecnología que podían enseñar a los soldados a bordo sobre la tecnología. Kyle le había dado a Vasen y a Theone una orden secreta para unirse a los soldados en la costa sur de Escala Negra. Y el que había entregado la orden secreta era Ravina. Por lo tanto, aunque Vasen podría acomodar el descontento de Theone sobre Ravina hasta cierto punto, sintió la necesidad de corregirla cuando estaba equivocada.

“Capitán Theone Itimo.”

“¿Sí?”

“Creo que todos pasan por un momento de duda.”

“¿Un momento de duda?”

“Déjame compartir contigo una historia real. Una vez le pagué a un herrero para que me haga una espada. Y después de unos días, me trajo una espada de hierro bonita.

“¿No hay alguien que pueda hacer espadas en el palacio también?”

“Era muy joven en ese momento. Y no podía sostener una espada real porque eso sería demasiado peligroso. Por lo tanto, le pedí a un ministro de la izquierda un favor y lo envié allí.”

“¿Entonces?”

“Pero la espada que trajo de vuelta era realmente mala. Solo golpeé un árbol varias veces, pero la cuchilla rápidamente se rompió, y poco después, se agrietó. Ya no podía usarla. De todos modos, fue un asunto insignificante, pero el incidente me hizo preguntarme si no había Dios, y sentí un gran arrepentimiento.”

“¿Cuántos años tenías?”

“¿Alrededor de nueve años?”

“…”

“Lamenté pedirle al ministro que dejara la tarea a un mal herrero, así que después de eso, decidí no pedirle a otros que hicieran algo por mí siempre que pudiera hacerlo yo. Pero de todos modos, ese fue un momento de duda. Puede encontrarse cuestionando la existencia de Dios por un asunto insignificante, pero solo sería por un corto tiempo.”

Asintiendo mientras escuchaba, respondió: “Pero, ¿qué tiene que ver esa historia con Ravina?”

“Solo digo que Ravina tiene bastante que cuestionar.”

“Qué tipo de tonterías…”

Vasen se sintió algo humillado de que Theone no estuviera de acuerdo con su razonamiento, pero afortunadamente, el silencio no duró mucho.

Uno de los marineros sobre el mástil miró el horizonte y gritó: “¡Capitán! ¡Se acercan los barcos no identificados!”

“¡Mira cuidadosamente la forma de su vela! ¿No es un barco militar?”

“No. ¡Es muy rápido! Deberías verlo desde abajo ahora.”

Como dijo el marinero, los barcos estaban emergiendo de los horizontes lejanos, y había más de un par de ellos.

“¿Seis? ¿Siete? No, parece más que eso.”

Uno de los pasajeros se petrificó.

“Yo… ¡Son los piratas Yaboon!”

Theone y Vasen se volvieron hacia la persona que dijo eso. Era el Astacidea, Godan.

Desde cometer piratería hasta ir tan lejos como para retener a un rehén, Godan debería haber sido castigado con la muerte de acuerdo con las leyes, pero como esperaba Vasen, Godan tenía mucha información sobre los piratas Yaboon. Por lo tanto, Vasen persuadió al prefecto para que lo dejara llevarse a Godan al archipiélago del sur. El prefecto con gusto acordó hacer eso a cambio de que Vasen permaneciera en silencio sobre su mala gestión del criminal. Sin embargo, sin que el prefecto lo supiera, Vasen había enviado una carta al palacio más tarde esa noche diciendo que el prefecto debería ser castigado por la ley.

Vasen luego le preguntó a Godan: “¿Qué estás viendo que te hace pensar que son los piratas de Yaboon? Podrían ser piratas ordinarios, ¿no?”

“He visto la forma de sus barcos. Es muy diferente de los barcos en los que viajamos. ¡No son un grupo pirata subordinado de Escala Negra o Danyum, sino piratas reales Yaboon del otro continente!”

Theone examinó cuidadosamente los barcos en el horizonte y les preguntó a los tripulantes si incluso habían visto los barcos antes. Fiel a las palabras de Godan, la respuesta fue negativa.

Luego Theone dijo: “Creo que tiene razón. Deberíamos prepararnos para la batalla.”

“Hm, esto es bueno.”

“¿Perdón?”

“No, solo estaba hablando conmigo mismo. Me gustaría que usemos los cañones durante la batalla, ¿qué piensas?”

Theone miró a los cañones a bordo con duda .Ella lo había visto antes, pero no pudo evitar tener reservas ya que era una nueva arma.

“Creo que tendríamos que confiar en ello ya que el enemigo tiene diez barcos, que es más del doble de nuestro número.”

Godan estaba terriblemente asustado y se hundió de rodillas frente a la barandilla.

“Oh, Dios mío, estoy condenado. Debería haberme apegado a ser un pirata.”

Theone golpeó la parte posterior de la cabeza de Godan.

“Habrías muerto hace mucho tiempo si te quedaras como pirata.”

“Oh, sí.”

“Ve y ayuda a mover el cañón allí.”

“Si, hermana.”

Vasen estaba preocupado por el escándalo que Godan había hecho. Los Piratas vinieron de otro continente y se veían especialmente grotescos. Parecía que eran similares a las especies llamadas Profundos de las que se hablaba en las zonas costeras.

‘Pero no hay necesidad de tener miedo antes de que comience la pelea. Necesitamos enfrentarlos primero.’

En lugar de huir, La Humillación de los Piratas y los barcos militares se dieron la vuelta, y la tripulación organizó varios cañones para que apuntaran a los barcos piratas como sea posible. Con el primer grupo cargado, el nerviosismo se extendió por el barco.

Cuando los barcos piratas se acercaron, se escucharon sus emocionados gritos sobre el saqueo.

“¡Qué suerte! ¡Hay cuatro barcos!”

“¡Yaboon nos felicitará esta noche! ¡Ja ja!”

“No se están moviendo. ¿Tienes miedo, comida?”

Los miembros del grupo pirata se veían exactamente como Godan había descrito. Tenían caras hinchadas como si vivieran en aguas oscuras profundas, escamas de color oscuro y dientes agudos y aterradores que se sobresalían de la boca.

“¡Apunten!”

Como los soldados formaban parte del equipo de expedición, Vasen sería el comandante en esta batalla como líder del equipo.

Un Profundo que parecía ser el capitán del barco con un pañuelo rojo atado en la cabeza gritó desde la cubierta: “¡Aquellos que se rinden serán asesinados sin dolor!”

Vasen pensó para sí mismo.

‘Está lo suficientemente cerca.’

Bajó la bandera que estaba sosteniendo.

“¡Fuego!”

¡Boom!

Cuando el primer caparazón disparó, el Profundo que parecía ser el capitán terminó con la cabeza aplastada.

Capítulo 98: Un Rugido de Trueno

0

“N… ¡No te muevas! ¡Humano!”

“Estoy quieta.”

“N… ¡No respondas!”

Hwee Ravina Muel notó que el Astacidea que la sostenía estaba temblando. Ella lo sabía porque mientras las grandes garras del Astacidea se agarraban sobre su cuello, sus antenas estaban temblorosas. Y él también estaba tartamudeando.

‘¿Cómo pasó esto?’

Ravina, Rumf y los otros oficiales del departamento de tecnología se bajaron del barco una vez que llegaron a Sashian. Rumf, los oficiales y los otros trabajadores estaban ocupados descargando mercancías, por lo que Ravina pensó en echar un vistazo a la aldea mientras tanto.

A pesar de su corta edad, Ravina había viajado a muchas ciudades y pueblos en el tercer continente, pero en realidad nunca había visitado la aldea ordinaria de Escala Negra. Sin embargo, no se trataba de su curiosidad.

Los asentamientos a menudo se formaron según la topografía, y era muy probable que surgieran lugares como las aldeas y las ciudades donde los asentamientos habían estado en la antigüedad. De hecho, hubo casos en los que el asentamiento en sí era una ruina antigua o una reliquia antigua, como Automation. Como había académicos en Escala Negra, Ravina no esperaba que se descubriera mucho, pero pensó que sería bueno si le quedara al menos un monumento antiguo.

Pero lo que Ravina encontró no era un monumento antiguo, sino un pirata que había escapado de la prisión.

“¿Godan? ¿Dijiste que tu nombre era Godan? De todos modos, cálmate!”

El que gritaba esto parecía ser un policía que había perdido a Godan. Cuatro policías rodearon a Godan para que pudieran atraparlo una vez que hubiera una apertura, pero los Astacidea pudieron ver en todas las direcciones con los ojos que se extendían de su cabeza.

“¿Calmarme? ¡Fui engañado por Vasen! Dijo que consideraría mostrarnos misericordia, ¡pero de repente iban a cortarnos la garganta!”

Godan sacudió a Ravina por su cuello.

“Kugh.”

Los policías dieron un paso atrás.

Godan se volvió un poco más agitado y gritó: “¡Trae a Vasen aquí, ahora! ¡No dejaré ir a esta mujer hasta que pueda hablar con él!”

Ravina tenía una idea de por qué el Astacidea estaba tan enojado. Alguien le había prometido al pirata que los cuidaría, pero la promesa se rompió.

Sin embargo…

“¡Ey! ¿Con qué dignidad un pirata que se dedica a robar y aterrorizar a otros justifica el preocuparse tanto por una promesa?”

Después de decirlo, pensó que el prefecto era el mayor culpable por encarcelar al Astacidea sin tomar ninguna otra acción.

Sin embargo, como la lógica de Godan no funcionó, dejó escapar su ira.

“Pero, una promesa … ¡es una promesa!… ¡Humano! ¿No te dije que te quedaras quieto?”

“Yo…”

Cuando su voz estaba ronca, se aclaró la garganta.

“No me moví, me agarraste el cuello y me sacudiste.”

«… ¿Lo hice? Lo lamento. De todos modos, ustedes, no se muevan a menos que deseen ver que el cuello de esta mujer se corte!”

Ravina pensó que la peor situación podría pasar si Godan se puso más nervioso y apretara su garra con un poco más de fuerza, pero ella creía que la posibilidad era baja. Godan estaba nervioso y agitado, pero no la estaba ahogando, sino simplemente sosteniéndole su cuello. Y a juzgar por la forma en que miró a Ravina de vez en cuando, parecía que estaba prestando mucha atención a la seguridad del rehén. Si realmente estuviera listo para matarla, habría ignorado los sentimientos del rehén. Y había otra razón.

<Te estás divirtiendo.>

‘De ninguna manera.’

<¿Por qué no solo pones fin a esto y sales? El Enano llamado Rumf ya estaría terminando con su trabajo.>

Ravina tenía cuernos como su madre, sus otros antepasados y Hwee-Kyung. Y dentro del cuerno, había un espíritu de Magia Demoníaca que podría manipular la probabilidad.

‘Aunque eres un espíritu de Magia Demoníaca, sería difícil para ti salvarme de esta situación.’

Los cuernos de Ravina podían manipular la probabilidad. Sin embargo, para que eso suceda, tenía que haber una serie de variables que el espíritu de Magia Demoníaca podría manipular. En opinión de Ravina, la situación actual parecía involucrar sólo dos posibilidades: Godan apretando su agarre o no apretando su agarre.

<Te equivocas.>

‘Entonces, ¿cómo me vas a salvar?’

<Solo necesitas salir.>

‘Pero este cangrejo de río me rompería el cuello.’

<Pero él ha estado poniendo demasiada fuerza en sus manos. Un calambre muscular podría ocurrir en cualquier momento. Luego gritaría y abriría su garra derecha y ni siquiera te prestaría atención.>

Ravina siempre pensó que el poder del espíritu era increíble. Su vida había sido salvada en numerosas ocasiones debido a ese poder.

‘Eso significa que puedes salvarme en cualquier momento. Entonces quiero quedarme un poco más.’

<¿Por qué?>

‘No es común ser tomado como rehén, ¿verdad?’

<No es algo por lo que uno debe pasar alguna vez en su vida.>

‘Toda experiencia es útil para la próxima. Nunca se sabe cuándo será útil.’

<Me recuerdas a Hwee-Kyung.>

Eso despertó el interés de Ravina. Iba a preguntar más, pero era difícil seguir hablando con su ser interior. Había habido un cambio en la situación.

“Me estabas llamando desde lejos, Godan.”

Era un Hombre Lagarto con escamas negras.

Debido a la reacción de Godan, Ravina pudo reconocer de inmediato que el Hombre Lagarto era Vasen Lak Orazen.

“¡Vasen! Tú… Rompiste tu promesa.”

Vasen frunció las cejas y reflexionó. Sabía de qué promesa estaba hablando Godan, pero nunca consideró que fuera importante. De todos modos, Vasen no se había olvidado por completo.

Vasen ciertamente le había dicho al prefecto que Godan era del grupo Pirata recientemente en ascenso, por lo que debería mantenerse vivo para que pudieran obtener más información de él. Sin embargo, el prefecto parecía haber dejado que las palabras de Vasen pasen por un oído y se derramen del otro. Vasen tuvo la culpa en parte por no cumplir la promesa que hizo, pero fue un accidente que habían llegado a la situación en la que Godan gritó sobre las cosas injustas.

‘¿Entendería él si digo esto?’

Pero Vasen estaba cansado de hablar durante mucho tiempo, por lo que dijo de manera concisa: “Godan, rompiste las leyes”.

“…”

“Si matas a ese humano, te mataré en el acto. Haré espacio para conversar si te rindes fácilmente.”

Vasen lo decía en serio. A pesar de que Godan había escapado de la prisión, parecía que no había causado ningún daño a ninguna otra persona aparte de retener a un rehén.

Godan dudó y dijo: “¿Dónde está la garantía de que sobreviviré después de dejar ir a este humano?”

“No hay tal cosa. Pero juro por Cielo Nocturno que seguramente te mataré si matas a ese humano.”

A pesar de que había bebido, Vasen habló más solemnemente que nadie allí.

Ravina sintió que el agarre alrededor del cuello se debilitaba.

“P… ¿Puedes ayudarme a no morir?”

“Como habíamos hablado antes, Cielo Nocturno y el Dios Araña Blanca son el mismo Dios. Cielo Nocturno ama a los que son útiles en sus planes. Si quieres vivir, demuestra que eres útil.”

“… ¿Cómo?”

“Puedes empezar escuchándome.”

Ravina no creía que Godan fuera persuadido por tópicos vacíos, pero para su sorpresa, Godan dejó ir a Ravina y la empujó.

“Ve, Humano. Me rendiré.”

Mientras él lo dijo, los policías se apresuraron hacia Godan, lo ataron con fuerza y lo escoltaron de regreso a prisión. Parecían haber recuperado tardíamente su coraje.

Al ver a Ravina frotando su cuello, Vasen se acercó a ella.

“¿Estás bien?”

“Eso es inesperado.”

“¿Qué quieres decir?”

“Pensé que un Hombre Lagarto confiaría en su fuerza y lo golpearía.”

Vasen miró a Ravina con interés. Ella no tenía la actitud de una persona que acababa de ser rehén.

“Es la sabiduría de Lakrak, el fundador de nuestra nación.”

“¿Para tratar de lidiar con las cosas a través de la conversación cuando sea posible?”

“¿Cuando sea posible? No. Tratar de hablar primero, y luego usar el puño si eso no funciona.”

Ravina se dio cuenta de que Vasen no estaba simplemente tratando de resolver la situación a través de la negociación; Se refería a las palabras que dijo. Sería bueno si Godan dejara ir al rehén, pero realmente haría que Godan sufriera el mismo destino si el rehén muriera.

“No consideraste la seguridad del rehén, ¿verdad?”

“Entonces las cosas se volverían complicadas.”

“¿Complicadas?”

“¿Qué más habría podido hacer por ti en esa situación? Me sentiría inquieto si me preocupara por ti. Así que simplemente ignoro las cosas innecesarias.”

Los cuernos hablaron.

<¿Plano y simple?>

Entonces alguien sosteniendo un trozo negro de hierro salió corriendo desde el callejón. Era Rumf.

***

“¡Gracias a Dios! ¡Qué suerte tuviste de tener al Príncipe cerca!”

“… ¿Tuve suerte?”

“¿Cómo no podrías haber estado?”

Cuando Rumf llegó corriendo, él y Vasen se habían reconocido.

No eran cercanos de ninguna manera, pero su relación no era simplemente la de un ministro y alguien de la realeza. Esto fue porque se habían conocido a través de Kyle.

Ravina y Vasen fueron llevados por Rumf a una gran casa en las afueras del pueblo. En el exterior, parecía una mansión noble en lugar de una oficina del gobierno, pero por dentro había ingenieros que iban y venían con la cara y las manos manchadas de negro.

Vasen luego dijo: “De todos modos, ¿qué es el trozo negro de hierro que trajiste contigo?”

“Ah, esta es el arma que traje para salvar a Ravina.”

“¿Un arma? ¿Puedo ver?”

A pedido de Vasen, Rumf con gusto se lo entregó.

Vasen tuvo que controlar sus expresiones porque era mucho más pesado de lo que parecía. Le dio una buena mirada al bulto de hierro.

“Es muy pesado. Y también es demasiado grande. ¿Este agujero está hecho para reducir el peso? Hm. Bueno, esto definitivamente aplastará la cabeza de un Astacidea si lo dejas caer sobre ella, pero…”

“En realidad no se supone que se use de esa manera.”

“¿Entonces?”

Ravina respondió: “Rumf, ¿no sería mejor mostrarle?”

“Oh, por supuesto. Vamos al patio trasero.”

En el patio trasero, se podían ver fragmentos de madera desordenados dispersándose en el suelo.

Rumf dijo algo a uno de los ingenieros, y el ingeniero desapareció detrás del edificio antes de reaparecer con una amplia tabla de madera.

“Ese será el objetivo.”

“¿Objetivo? ¿Estás diciendo que es un arma que se usa a la distancia?”

“Sí.”

“No se ve así en absoluto.”

Un arco era el arma representativa de largo alcance en la mente de Vasen, y aparte de eso, podía pensar en una herramienta de lanzamiento de piedra con una correa de cuero que lanzó y giró una roca, así como un Atlatl utilizado para lanzar lanzas cortas.

“Es un arma de pólvora.”

“¿Pólvora?”

“Fue hecho por los alquimistas.”

Aparentemente, llegando a una realización tardía, Vasen le dijo a Ravina: “Acabo de pensar en ello, tienes cuernos en tu cabeza. Los humanos generalmente no tienen cuernos, ¿verdad?”

“Te diste cuenta.”

Rumf colocó el trozo de hierro sobre una mesa de madera y dijo: “La pólvora explota cuando se prende fuego. Primero tratamos de hacer el arma con madera o bambú, pero era demasiado débil y no aguantamos. E incluso la arcilla se rompía rápidamente.”

“¿Qué pasa si reduces la cantidad de pólvora?”

“Entonces sería difícil usarlo como arma. Es por eso que hemos llegado a usar el acero, que es duro y tenaz… Esta es la pólvora.”

Después de que Rumf sacó polvo negro de su bolsillo interior y se lo mostró a Vasen, vertió cuidadosamente el polvo en el agujero en el trozo de hierro. Luego recogió una piedra que había sido tallada en forma redonda.

“Este es el caparazón. Esto rebota hacia adelante y se dispara.”

“Hm. ¿No es eso demasiado pequeño para lastimar a alguien?”

“Si una persona lo arroja, sí. Y este es el cañón más pequeño que hemos hecho hasta ahora.”

“Entonces lo llamas cañón. Sigue adelante.”

Rumf le hizo algo al cañón antes de encender el fusible en el otro extremo del cañón.

El orificio estaba dirigido al objetivo.

“Deberíamos retroceder ahora. Una vez que el fusible arde hasta el final, disparará.”

“¿Es peligroso?”

“Hemos hecho que sea lo más seguro posible… Pero será ruidoso.”

Vasen no parecía dispuesto a retroceder, pero cuando vio a Ravina, que sabía mucho más sobre el cañón que él, había escapado a la parte posterior del patio trasero, retrocedió mansamente.

En el momento en que el fusible se quemó por todo el camino, la concha fue disparada desde el cañón.

¡Boom!

El ruido era lo suficientemente fuerte como para que la atmósfera se estremeciera, y el caparazón rompió no solo el objetivo, sino también la cerca rodeando el patio trasero.

Un humo grueso luego salió del orificio. Y a través del humo, Rumf regresó a Vasen.

“¿Qué opinas?”

Estado quieto con asombro, Vasen expresó su admiración.

“¡Es asombroso! ¿No suena como el rayo de Cielo Nocturno?”

Ravina dejó caer las manos cubriéndose las orejas y se acercó a ellas.

“Es genial. Sería una gran arma para la guerra.”

“¿Un arma para la guerra?” Preguntó Vasen.

Ravina respondió: “Viniste aquí en La Humillación de los Piratas, ¿verdad? ¿Y terminaste teniendo que anclar aquí para unas cosas a bordo de tu barco, el cual no era parte de tus planes?”

“¿Cómo sabes eso?”

“Es por esto.”

Ravina luego continuó mientras avanzaba el humo con su mano, “Este cañón. Es un arma que se utilizará para tratar con los piratas.”