LOM Capítulo 74

0

Capítulo 74: Ray Bieber

¡Haa! ¡Haa! ¡Haa!

¡Pum! ¡Pum! ¡Pum!

El fuerte jadeo y los intensos golpes se alternaron antes de resonar juntos. Klein y compañía se pusieron extremadamente nerviosos, como si estuvieran escuchando un murmullo maligno.

Aprovechando el momento en que Aiur, Dunn y Lorotta tenían su atención redirigida, el payaso traje de repente sacó un largo trozo de papel de su bolsillo.

¡Pam! Lo arrojó con la mano derecha cuando el trozo de papel se encendió y se convirtió en un látigo negro de fuego. Luego, lo ató en el costado de su tobillo.

Un grito fugaz pero trágico sonó cuando el payaso del traje escapó de los grilletes invisibles e hizo un mortal hacia atrás.

¡Bang! ¡Bang! ¡Bang!

Dunn, Aiur y Lorotta dispararon, pero sus balas solo terminaron golpeando las cajas de madera.

El payaso del traje no se quedó más tiempo, presionaba su herida con la mano derecha mientras escapaba en dirección opuesta al almacén.

Fue tan rápido que en un abrir y cerrar de ojos, todo lo que quedó fue un indicio de su espalda.

Y antes de que desapareciera, su mano derecha, que presionaba su abdomen, se movió hacia su brazo izquierdo. La herida en su estómago ya había desaparecido, luciendo completamente bien.

El lugar en su brazo izquierdo que tocó con su mano derecha repentinamente quedó muy destrozado, y una bala de plata apareció en la carne desgarrada.

Dunn y el resto no lo persiguieron porque el jadeo del almacén era tan fuerte que los ponía nerviosos e inseguros.

¡Bang!

La puerta del almacén más interno de repente explotó y voló en todas direcciones.

Entonces, algo envuelto con una tela rasgada salió volando y aterrizó no lejos de Klein.

Cuando Klein miró fijamente, se dio cuenta de que era un brazo. Su carne ensangrentada había sido masticada y sus huesos blancos estaban agrietados de manera irregular a medida que sobresalían.

¡Pam! ¡Pam! ¡Pam!

Un elemento tras otro salió volando. Primero fue un chorro de sangre, seguido de un ojo dilatado y una oreja que había sido arrancada brutalmente. Finalmente, salió medio corazón palpitante e intestinos llenos de objetos de color marrón amarillento.

Si Klein no hubiera visto el cadáver gigante más espantoso en la casa de Ray Bieber, probablemente habría vomitado allí mismo.

Sus nervios estaban al borde de un colapso. Después de un gran esfuerzo por contener su impulso de disparar a la entrada oscura como la boca del lobo, expulsó los cartuchos vacíos de su revólver y recargó con nuevas balas de caza de demonios.

¡Bang!

Dunn se acercó mientras disparaba de manera estable hacia el almacén.

Sin embargo, su bala fue como un tiro al mar. No hubo respuesta audible.

¡Haa! ¡Haa! ¡Haa!

El fuerte jadeo se aceleró cuando los colores blanco grisáceo llenaron la puerta abierta.

Con otros dos golpes fuertes, las balas de Aiur Harson y Borgia atravesaron la blancura, pero no pudieron evitar que el «color» se derramara hacia afuera. No dejó heridas ni provocó que se filtrara líquido.

Klein contuvo la respiración y se abstuvo de disparar a ciegas. Observó cómo la blancura revelaba lentamente un contorno completo.

Era una criatura humanoide de más de dos metros de altura. Las articulaciones de sus extremidades estaban torcidas de forma antinatural. Era como si alguien los hubiera roto a la fuerza.

Huesos blancos asomaban por debajo de su piel mientras toda la superficie blanco grisácea se llenaba de barrancos, como un cerebro humano al que le hubieran quitado el caparazón.

El monstruo tenía un líquido blanco grisáceo, putrefacto y pegajoso que fluía por todas partes. Su cabeza parecía relativamente normal, con arrugas profundas y piel pálida.

Mientras abría y cerraba la boca, Klein pudo ver un diente postizo de porcelana que parecía a punto de caerse, algunas hebras de saliva ensangrentada y huesos y carne picados.

¿Ray Bieber seguía siendo un jodido humano? Klein soltó un grito ahogado cuando sintió que su corazón latía rápidamente.

¡Bang!

La bala de caza de demonios de Leonard golpeó la frente de Ray Bieber y la atravesó, dejando un agujero profundo.

Un líquido blanco grisáceo fluyó y goteó sobre el suelo. El líquido se retorció y se convirtió en gordos gusanos de color crema.

Pero el monstruo no parecía afectado en absoluto. No fue ni rápido ni lento cuando se abalanzó sobre Borgia, que estaba más cerca de él. Su objetivo real parecía ser el cofre negro que contenía el Artefacto Sellado 2-049.

«Pérdida de control de los poderes de Beyonder …» Dunn gritó con voz profunda. «Lorotta, parece un alma muerta, ¡busca rápidamente su debilidad!»

«Bien.» Lorotta no habló más mientras levantaba las manos para presionarse los ojos.

Sus pupilas se volvieron grises y luego incoloras, como si hubiera entrado en el mundo de los espíritus y en el reino de las almas muertas. Ella miró al enemigo desde un punto de vista más alto mientras buscaba un «nodo».

Klein vio que un disparo normal era ineficaz, por lo que no se molestó en gastar más balas. Levantó la mano para tocar su glabela para activar su Visión Espiritual. Planeaba ayudar a la Sepulturera Lorotta.

Desde su visión, a Monster Bieber solo le quedaba un tipo de brillo espiritual. Era puramente blanco grisáceo, una blancura llena de locura.

Aparte de eso, Klein no vio nada más.

En ese momento, Aiur Harson y Leonard Mitchell cantaron simultáneamente.

“¡Oh, la amenaza del horror, la esperanza de los gritos carmesí!»

“Al menos una cosa es cierta- que esta vida vuela»

“Una cosa es cierta y el resto son mentiras»

«La flor que una vez floreció para siempre muere …»

(NT: Si el poema no rima no es culpa del autor, yo hago una traducción literal a la traducción del inglés, que por cierto si rima, yo quiero mantenerme fiel a la traducción así que no va a rimar. Igualmente sigue quedando bastante poético)

El poder que permitía a uno entrar en un sueño pacífico emanaba. El retorcido monstruo blanco grisáceo se desaceleró gradualmente como si no pudiera luchar contra el encanto del poema.

Luego, abrió la boca y dejó escapar un grito estridente al que la gente común estaba sorda.

«¡Aaaaahhh!»

¡Bang! Klein sintió un dolor agudo en la cabeza cuando salió automáticamente de su estado de Visión espiritual.

Sintió un líquido tibio que fluía por su nariz, y cuando inconscientemente se lo secó con la mano, descubrió que el dorso de la mano estaba cubierto de sangre.

Aiur y Leonard cayeron al suelo al mismo tiempo. Tenían manchas de sangre en las comisuras de los labios, la nariz y los ojos.

Borgia, Dunn y Lorotta dieron un paso o dos hacia atrás, el color de su rostro desapareció.

Ese monstruo solo gritó una vez, pero pareció exceder lo que los seis Beyonders podían soportar. Al instante se volvieron extremadamente débiles.

¡Bam!

Se acercó a Borgia y de repente hizo girar su articulación retorcida.

¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang!

Borgia y Dunn dispararon dos veces cada uno, pero no causaron ningún daño a Monster Bieber.

¡Bang! Un golpe envió a Borgia a volar mientras su revólver de cañón largo cayó al suelo.

Intentó ponerse de pie unas cuantas veces, pero no lo logró.

La comisura de la boca de Monster Bieber tenía un líquido fibroso que rezumaba mientras saltaba hacia el cofre negro.

¡Bang!

En ese momento crucial, Aiur Harson disparó una bala en la caja para golpearla a cierta distancia, evitando que Monster Bieber la agarrara. Su impulso lo hizo avanzar más de diez metros.

El cofre negro crujió y, a medida que los golpes internos se volvieron más intensos, se hicieron más obvios.

«¡Lo encontré!» Lorotta, de cabello negro, finalmente habló. «Necesito que lo controles durante al menos tres segundos».

«Bien.» Dunn no se demoró más. Extendió la mano para tocar su glabela y cerró los ojos.

Pareció quedarse dormido mientras las ondas sin forma se ondulaban lentamente una tras otra.

En ese instante, Monster Bieber hizo una pausa y la locura en sus ojos desapareció rápidamente. Sus delgados párpados transparentes también comenzaron a cerrarse incontrolablemente.

El cuerpo de Dunn comenzó a temblar, y algo apareció debajo de su ropa y se retorció en el acto. Era como si escondiera serpientes resbaladizas sin escamas dentro.

Lorotta se apresuró a acercarse y, con un rollo, llegó debajo de Monster Bieber.

Se sostuvo con una mano mientras levantaba un puño cerrado, bombardeando la entrepierna de Monster Bieber como si fuera artillería.

¡Poof!

Ignoró el dolor corrosivo, pero se apoyó contra el suelo y dirigió más fuerza una vez más. Subió un poco más mientras su puño se hundía más profundamente.

¡Riph! Lorotta sacó su antebrazo mientras sacaba un intestino lleno de manchas de sangre de color amarillo parduzco.

En el intestino, había un cuaderno antiguo.

«¡Ah!»

Monster Bieber dejó escapar un grito espeluznante y su cuerpo de repente se iluminó como si se estuviera derritiendo.

«¡Agacharos!»

Justo cuando el apresurado grito de Aiur Harson terminó, Klein vio que Monster Bieber se hinchaba repentinamente.

¡Boom!

En medio de una fuerte explosión, el distante Klein fue lanzado al aire por la onda de choque y aterrizó pesadamente.

Luchó por resistir un torbellino de dolor de cabeza y vio a Monster Bieber convertirse en un montón de carne podrida y repugnante. Luego vio a Dunn y Lorotta, que estaban a una docena de metros de distancia, luciendo como si hubieran sido noqueados.

Aiur Harson, Borgia y Leonard Mitchell también estaban en el suelo. Algunos gimieron de dolor, otros lucharon por ponerse de pie pero fallaron.

Klein estaba a punto de relajarse cuando de repente vio un objeto familiar a unos dos o tres metros de él.

El cofre negro había dejado de rodar y la superficie agrietada miraba hacia el cielo.

Un brazo moreno delgado se extendió.

Artefacto sellado … 2-049 … ¡Mierda! El corazón de Klein se tensó cuando inmediatamente saltó en la dirección opuesta en un intento por escapar del alcance efectivo de 2-049.

¡La explosión de antes había arrojado el cofre negro cerca de él!

Y en ese momento, la cabeza de Klein repentinamente zumbó mientras sus pensamientos se volvían lentos.