ESM Capítulo 88

Alianza y traición (2)

“Me sorprende que sepas cómo piensan los de otros mundos.”

“Ya sean los mercenarios o los extranjeros, ¿no son lo mismo?”

Iron sonrió al escuchar los elogios de Richard Burton.

De hecho, no era del todo inesperado que los de otros mundos se rebelaran y abandonaran el Centro incluso después de estar entrelazados con los nobles sólo para poder trasladarse al Este.

¡Descuentos!

¡Privilegios!

¡Oportunidades!

La gente que se volvía loca con estas palabras no era otra que los habitantes de otros mundos. Entre ellos se encontraban los que pensaban que esto era sólo un juego, o los que estaban locos por el crecimiento y la fuerza. Los beta testers se revolcaron y corrieron como perros sólo para poder obtener recompensas en aquel entonces y sólo porque vinieran aquí con sus cuerpos originales no significaba que de repente cambiaran y fueran indiferentes a estas recompensas.

Y también estaba la Familia Leonhardt.

Iron recordó la primera conversación que tuvo con Lioner después de hablar con Richard Burton.

-¿Quieres que vaya al Este?

“Sí.”

-¿Por qué debería hacerlo?

Lioner no tenía necesidad de escucharlo, ya que no estaban en una situación en la que tuvieran que apostar todo para proteger el lugar en el que viven como en las Montañas de Invierno.

Iron sonrió como si hubiera esperado esta respuesta antes de hablar.

“La grieta dimensional esta vez es enorme.”

-¿Y qué?

“¿Recuerdas que eras un triste llorón por no haber podido luchar con la bruja en aquel entonces?”

La boca de Lioner se cerró al escuchar las palabras de Iron.

La Gran Bruja mostró un gran poder, hasta el punto de que Crimson y Luna Dual, que luchaban contra ella, seguían siendo empujados hacia atrás. Y Lioner lamentó el hecho de no poder luchar contra ella en absoluto.

-¿Estás tratando de provocarme? Tu estrategia es demasiado superficial.

“Entonces, qué tal esto: ¿Hacemos una apuesta?”

-Una apuesta…

Lioner parecía confundido cuando escuchó las palabras de Iron.

“Ya es beneficioso para la Familia León participar aquí en el Este, pero parece que el líder de la familia no podría dejarse convencer sólo con eso. Así que haremos una apuesta.”

-¿Tienes siquiera algo por lo que puedas apostar?

“Si pierdo, entonces haré lo que el líder de familia quiera.”

Lioner rió como un loco tras escuchar las palabras de Iron.

-Fufufufu. ¿Es esta la segunda ronda de nuestra apuesta en las Montañas de Invierno?

“Así es.”

-¡Bien! Vamos a divertirnos en otro lugar entonces.

“¡Ah! Sólo para que lo sepas, el tablero probablemente se hará un poco más grande.”

-Eso sería lo mejor.

Iron sonrió mientras apagaba la bola de cristal tras escuchar el acuerdo de Lioner.

Una vez terminada su conversación, pensó que todo había terminado bien, tal y como pretendía. Pero el demente de su padre se unió de repente a la Torre Màgica del Este.

Iron se quedó perplejo cuando el más loco de su familia se unió inesperadamente a la Torre Màgica del Este. Sin embargo, lo único que pudo hacer fue moverse con la corriente una vez que el Norte se alió con el Oeste. Tras confirmar que la Familia León se había aliado con la Torre Màgica del Este, el Noreste forjó una alianza con la Torre Màgica Central.

Aunque el inesperado movimiento de Lioner le había hecho estar ocupado, los resultados fueron mucho mejores de lo que había esperado. Gracias a las acciones de Lioner, sus compensaciones y recompensas se extendieron por todo el Imperio, lo que acabó atrayendo a muchos más mercenarios y habitantes de otros mundos. Incluso la Familia de la Espada Divina se unió a la lucha. Lioner sólo quería disfrutar de esta entretenida situación con moderación, pero parecía que había encendido un fuego.

Y debido a esto, muchas tropas de élite se reunieron en el Este, llegando una tras otra. Su número superaba con creces sus expectativas iniciales.

“Es hora de solidificar lentamente la posición del Este.”

“Mañana, el Comando del Este tendrá que anunciar nuestra neutralidad.”

Richard Burton asintió mientras respondía a Iron.

Que el Comando del Este mantuviera su neutralidad era una buena táctica para confirmar que no se añadiría otra fuerza a la mezcla. Al mismo tiempo, toda la atención iría a las diversas fuerzas que se habían reunido aquí en el Este.

Esto aseguraría que siguieran las palabras del Ejército del Este hasta cierto punto. Por supuesto, hacer esto significaría que abandonarían el Orbe del Mar y la Isla Fantasma. Pero el Este no se arrepiente de esta decisión. Después de todo, ya habían recibido la promesa de un gran apoyo por parte de la Asociación de Comerciantes y de las demás fuerzas del Este.

Entonces, ¿qué pasa con la Asociación de Comerciantes y las otras fuerzas que apoyaron al Comando del Este? Por supuesto, lo mismo sería para ellos. De hecho, los descuentos eran una especie de juego de palabras para ellos. Ni siquiera sufrirían una gran pérdida, ya que habría innumerables fuerzas de otros mundos que se reunirían en el Este. Incluso había señales de que el anteriormente estancado Distrito Comercial del Este estaba mostrando su antigua vitalidad una vez más. Y por eso podían permitirse gestionar el riesgo, lo que resultaría beneficioso para todos.

¿El riesgo de la enorme grieta dimensional y el daño que causaría se cubriría sólo con esto? Para los comerciantes esto seguía siendo un gran negocio, pero los riesgos seguían existiendo. Entonces, ¿era Richard Burton el único que se beneficiaba de esto? Tampoco era el caso.

‘Ya tengo todo lo que puedo obtener de aquí.’

Iron se despidió de Richard Burton antes de ir al alojamiento de Crimson.

Richard Burton presentó inmediatamente un Taller de Herramientas Mágicas, una pequeña Torre Màgica y otros talleres a Iron después de hablar con la Familia León. Y actualmente estaban en proceso de trasladarse al Noreste después de firmar un contrato con Iron. Además, ya se estaba trabajando en la zona del río Baiden bajo las órdenes del Comandante del Este. En otras palabras, se había conseguido todo lo que el Comando del Noreste necesitaba.

Entonces, ¿cuál era su plan para la Isla Fantasma?

Para el Noreste, era sólo un entretenimiento adicional para ganar algo de dinero. Sería bueno para ellos ganar más, pero incluso si no lo hicieran, no estarían decepcionados en absoluto.

“Realmente fue como dijiste.”

“Mi suerte es buena.”

Crimson sonrió ampliamente cuando Iron habló con humildad.

“¡Ja, ja! Jayden ya se ha dado cuenta y ya está empezando a parlotear. Me está diciendo que sólo el Noreste se ha beneficiado.”

“Eso no es cierto. La ruta comercial también va a reformar el Norte, así que ellos también se beneficiarían a largo plazo.”

“Eso es lo que he dicho, pero ha dicho que no se beneficiará tanto como nosotros.”

Iron sonrió ante las palabras de Crimson.

“¡Bien! ¿Nos preparamos para movernos?”

“Me uniré a Fantasma a partir de ahora.”

“Adelante.”

Los Fantasmas llegaron al Este tan pronto como Crimson dio la orden. Y Iron se unió a ellos de inmediato cuando empezaron a moverse seriamente para atacar la Isla Fantasma.

Cuando las grandes fuerzas y alianzas que se reunieron en el Este comenzaron a moverse para atacar la Isla Fantasma, las pequeñas fuerzas que se habían reunido en el Este, incluyendo los mercenarios y los pequeños gremios de aventureros, también comenzaron a moverse.

Pero una de las fuerzas más llamativas apareció de repente. También era un gremio, pero sus miembros estaban compuestos por extranjeros de otros mundos. Aunque eran habitantes de otros mundos que habían sido expulsados del Centro, seguían siendo un gremio que se encargó de las grietas dimensionales antes. Seguía siendo el gremio más notable incluso después de ser comparado con los gremios de mayor rango del Centro que se habían reunido aquí en el Este con el sueño de volar alto.

“¿Quieres que esté en un gremio con Kin Jwontae?”

“¿Ese Kin Jwongtae?”

“Vaya… ¿Ese bastardo también tiene un gremio?”

“Pensé que sólo se movía solo pero… ¿realmente hay un gremio que aceptó a Kin Jwontae?”

El gremio de Kim Jungtae, cuyo nombre siempre era mal pronunciado por la gente, era…

[Ballena Blanca]

Una ballena blanca estaba dibujada en su bandera mientras que un patrón con el nombre de su gremio estaba incrustado en una cresta pegada al pecho de los miembros. Lo que era sorprendente era el hecho de que el gremio al que pertenecía Kim Jungtae, también tenía incorporados varios gremios de otros mundos. Parecía que los de otros mundos estaban usando sus cerebros para intentar luchar en el mismo terreno que las enormes fuerzas de este mundo.

Con dicho precedente, el gremio de mercenarios también comenzó a unirse. Se creó una enorme unidad mercenaria en torno a los Mercenarios de Sangre Real, un grupo mercenario creado al reunir a aquellos con líneas de sangre nobles del Centro.

Mientras las alianzas que se dirigían a la Isla Fantasma empezaban a completarse una a una, Richard Burton hizo un anuncio.

“Nuestro Ejército del Este no atacará la Isla Fantasma. Permaneceremos en una posición neutral mientras ayudamos en el ataque a la Isla Fantasma. En el futuro, cada fuerza será la encargada del asalto hacia la isla.”

Al final del discurso de Richard Burton, se publicó un anuncio oficial en la puerta principal del Comando del Este que enumeraba la coalición y las alianzas de las principales fuerzas que participaban en esta batalla.

Comando del Noreste – Torre Mágica Central

Comando Norte – Comando Oeste

Familia Leonhardt – Torre Mágica del Este

Familia de la Espada Divina – Torre Mágica del Sur

Sangre Real – Unidad Mercenaria

Ballena Blanca – Coalición de Otros Mundos

A partir de ese momento, estas seis alianzas lucharían y atacarían la Isla Fantasma. Y sólo el ganador final obtendría el fruto más dulce.

Todas estas alianzas comenzaron a reunirse en el Puerto del Este mientras se preparaban para partir hacia la Isla Fantasma. El Comando del Este también comenzó a reunir todos sus barcos disponibles para su disposición.

Habían reunido una flota cuyo objetivo principal era transportar a estas seis alianzas y era una flota que estaba compuesta sólo por las tropas de élite del Este, mientras que dejaban al resto del ejército en el puerto. Esta decisión estaba un poco fuera de lugar para la flota naval más fuerte del Imperio, pero ninguno de los soldados del Ejército del Este estaba descontento con la decisión del Comandante. Esto se debió a que notaron que los movimientos de los piratas eran inusuales. Incluso los grupos que simpatizaban con ellos se movían sospechosamente por el puerto.

La primera y principal tarea del Ejército del Este era proteger el Comando. No dudaron en abandonar su honor de luchar contra la grieta dimensional y, en su lugar, proteger el Puerto de Maricca, el mejor puerto del Imperio.

“Como era de esperar… qué comandante más quisquilloso y astuto.”

Un hombre de pelo azul se quedó mirando al comandante desde lejos.

“Las probabilidades son… ¿menos del 30%?”

El hombre de pelo azul no pudo evitar chasquear la lengua tras predecir sus posibilidades contra Richard Burton.

A pesar de todas las sirenas dedicadas a su causa, seguía siendo demasiado para ellos enfrentarse a alguien del nivel del comandante. Aun así, sentían que era un muro que nunca podrían superar en el pasado, pero ahora no había tanta diferencia.

“Qué pena. Quería romper el Comando del Este por mí mismo pero…”

Ahora que su flota principal fue enviada era su oportunidad de oro para derribar el Comando Este y llevar la confusión al Puerto Maricca, pero desafortunadamente el comandante no era un oponente fácil.

Como ya se había revelado que la raza de las sirenas era la fuerza detrás de la grieta dimensional, el comandante había decidido quedarse y proteger el puerto hasta el final.

“No tengo más remedio que confiar en él.”

El hombre pensó en el tipo que estaba al acecho para poner el puerto de Maricca en la confusión y el caos.

“Hoo… Entonces, ¿vamos a mi propio campo de batalla entonces?”

El hombre de pelo azul desapareció en un charco de agua después de dejar esas palabras.

En ese momento, los ojos del comandante se abrieron de par en par al ver algo mientras inspeccionaba a sus soldados desde lejos.

“¿Comandante?”

“¡Shh!”

El comandante se puso inmediatamente el dedo en los labios mientras se concentraba cuando uno de los oficiales ladeó la cabeza confundido y preguntó por él.

Aunque desapareció por un instante, seguía siendo la presencia que había sentido.

“¡Te encontré!”

El Comandante del Este aumentó su maná.

“¡John! ¡Cambia al sistema de guerra!”

Tan pronto como Richard Burton habló, un gigantesco círculo mágico azul apareció sobre ellos. En cuanto el círculo se completó, las olas del mar comenzaron a dirigirse hacia él como si hubieran estado esperando durante mucho tiempo.

“Eso… ¡Allí!”

“¿Es este el poder de la raza de las sirenas?”

Richard Burton observó tranquilamente cómo completaba su magia mientras el oficial que estaba a su lado hablaba sorprendido. Entonces, una enorme lanza de hielo atravesó el centro de la ola y el círculo mágico azul.

“Ho…”

“Así que un Maestro Mágico…”

Era un poder que sólo podía ser alcanzado y expresado por alguien del nivel de un Maestro Mágico.

Richard Burton gritó a todo su ejército después de congelar la enorme ola por completo con su maná.

“¡A partir de este momento, estamos en guerra contra nuestros enemigos! Todas las tropas, impidan que los enemigos entren en el Puerto de Maricca”.

“¡Sí, señor!”

Los sorprendidos oficiales saludaron inmediatamente mientras se dirigían a sus posiciones.

Al mismo tiempo, el fuerte sonido de una trompeta de cuerno sonó con fuerza mientras los barcos restantes en el puerto comenzaron a moverse.

Barcos piratas empezaron a aparecer con sus banderas piratas hechas jirones desde lejos, como si hubieran estado esperando este momento.

“¡Waaaaaaaah!”

Richard Burton miró solemnemente a los criminales mientras murmuraba para sí mismo.

“¿Una táctica de distracción?”

Miró el mar con frialdad mientras el interior y el exterior del puerto eran atacados. Pudo ver algo que competía descaradamente consigo mismo mientras extendía su intención asesina.

“¿He caído en una trampa?”

Richard Burton se elevó en el aire. Sabía que habría confusión una vez que abandonara el Comando. Pero con el poder de sus subordinados, creía que serían capaces de detener a sus enemigos. También creía en los mercenarios, los habitantes de otros mundos y los soldados que permanecían en el puerto.

“¿Es esto una especie de preludio?”

Murmuró Richard Burton para sí mismo mientras miraba el mar por el que habían viajado las tropas que partieron hacia la Isla Fantasma.

Para esta gente que partió hacia la misión más peligrosa, necesitaba ganar en este puesto de avanzada y sumarse a su victoria. Y para ello, Richard Burton juró destruir a las sirenas frente a él aunque tuviera que exprimir toda la magia de su cuerpo.