YNH – Capítulo 219

0

Capítulo 29 Volumen 06


「Bienvenidos al Templo del Viento. Bueno, no es como si yo mismo no les diera la bienvenida.」

 Quien saludo al grupo de Seira cuando llegaron al Templo del Viento fue Nefas quien puso un verdadero rostro de apariencia complicada.

 Si se tenía que describir, era una expresión que se veía como una sonrisa irónica mezclada junto con simpatía.

 El dolor de Seira de estar en una posición en que tenía que hacer cosas que ella no quería hacer debido a ser un deber como noble, era algo que Nefas entendía muy bien.

 El actual Nefas había sido liberado de las responsabilidades como un noble del Reino San Altlis, pero en esta ocasión, la cosa llamada Caballero Templario del Viento se había convertido en una cadena invisible y lo ató.

 Para acabar en una posición donde él tenía que tomar la responsabilidad por una fe completa, eso ni siquiera sería una historia divertida.

 Más bien, incluso si él era depravado, cómo Nefas había sido hasta ahora donde él mismo acabaría las cosas con sólo devolver la mordida, era suficiente para pensar que eso lo habría hecho estar tranquilo.

 Gracias a esto, incluso si él quería ir tras su amada, no sería capaz de ir libremente.

「Gracias. Estás poniendo una cara bastante divertida, ¿no es así?」

「Es eso así. ¿Y tú estás poniendo una cara de aburrimiento?」

 Nefas respondió así ante las palabras de Seira.

「Es debido a que esto verdaderamente es aburrido.」

 Contrario a Letta, quien estaba poniendo un rostro amargo, Nefas alzó las esquinas de su boca y expresó una sonrisa.

「Es eso así. Es bueno ver que eres la misma de siempre. Bueno, entren, después de todo la mirada pública aumentará si seguimos aquí.」

 Mientras seguían a Nefas quien dio la vuelta y entró al templo, Seira murmuró.

「Nefas… Tu de alguna manera cambiaste, ¿no?」

「¿Es eso así?」

「Un. ¿Cómo debería ponerlo? Es como sí… Hubieras perdido tu competitividad, ¿podría ser?」

 Mientras decía eso, Seira pensó sobre la razón de sus propias palabras.

 Muy probablemente… La causa no era Nefas, sino ella misma.

 El Nefas quien ella odiaba unilateralmente desde el fondo de su corazón y era su rival, ella sentía como si él de alguna forma se hubiera vuelto distante.

 Y luego, la causa de esto era seguramente la atmósfera en la que estaba envuelto Nefas.

「… Es como si, te hubieras convertido en un adulto por ti mismo.」

 Seira sintió que esa expresión era la que más encajaba.

 El Nefas quien sólo diría insultos donde quiera que se vieran, ahora estaba envuelto en un aire aterradoramente calmado.

 Incluso sus habilidades en artes marciales, probablemente se alzaron por varios niveles cuando se comparaba a la última vez que se encontraron.

 Ella no podía encontrar ni una sola apertura en su forma de caminar.

「Esto… no puede evitarse. No tuve opción que hacer esto y también trabajé duro para ser así.」

「Es así.」

「¿Nn?」

「El Nefas que conozco diría que trabajar duro es algo que harían esos tipos sin talento.」

 Habiendo dicho eso Seira, Nefas se detuvo en medio del camino y ladeo su cabeza como si tratara y recordara algo.

 Después de caer en el silencio por unos largos segundos, Nefas giró hacia Seira.

「Lo siento, no recuerdo eso.」

「Para empezar, desde nuestro primer saludo, si fuera el Nefas que conozco, él se debería haber molestado en el momento que dije que tenía un rostro gracioso.」

「… Nn, bueno. Por eso, es así. Entre mis conocidos hay un profesional en el lenguaje abusivo… Es probablemente un efecto de eso.」

 Viendo que Nefas recordaba algo y expresaba una sonrisa, Seira retrocedió reflexivamente.

 Esta era su primera vez viendo el rostro sonriente de Nefas sin un solo rastro de malicia.

 Cuando se hablaba del rostro sonriente que Nefas tenía y que Seira conocía, era el rostro que él ponía cuando pensaba en algo malo y el rostro que ponía cuando menospreciaba a las personas.

「Ah-… Un. Realmente cambiaste.」

「Esto podría ser cierto. Ahh, el segundo piso está fuera de los límites para cualquiera aparte de los elegidos. Lo siento, pero me gustaría que hicieras que todos tus seguidores, incluyendo a tus asistentes permanezcan en la habitación del primer piso.」

 Él comenzó a caminar una vez más y una vez que llegaron al fondo de las escaleras, Nefas dio la vuelta y dijo eso.

 En otras palabras, quien podía pasar a través de este punto era sólo Seira quien era su invitada.

 Letta, quien pretendió ser su asistente, naturalmente objeto esto.

「S, sin embargo… No me puedo separar de Ojou-sama.」

「… Letta-dono. Entiendo sus circunstancias, pero para mí, no quiero hacer ninguna distinción. Así que me gustaría que pudiera entenderlo.」

「…」

 Habiendo sido nombrada por Nefas a pesar de no haberse presentado, hizo que el cuerpo de Letta se entumeciera.

 Ella no tuvo más opción que pensar que el hecho que no era un asistente fuera expuesto.

 Pero, esta debería ser su primera reunión con Nefas.

 Incluso mientras pensaba eso, un sudor frio recorrió la espalda de Letta.

「Creo que debería saber esto, pero yo una vez fui el primogénito de una Casa del Duque. Los rostros de las personas que debería recordar han sido memorizados.」

「… He hecho algo fuera de línea.」

 Escuchando esas palabras que dieron un golpe final, Letta no tuvo más opción que rendirse.

 ¿Cómo podría ser esto?

 Ella había escuchado que Nefas, el hijo mayor de la Casa del Duque Albania, era un hijo despilfarrador quien carecía de talento y era sólo un hombre a quien el Dios del Viento por coincidencia le tuvo interés, pero esto era inesperado.

 Siendo un caballero del palacio real, no era como si el rostro de Letta fuera bien conocido como un caballero de la justicia o un guardia imperial.

 Además, habiendo estado a cargo en la habitación de la princesa, la mayoría de los nobles probablemente ni siquiera conocían su existencia.

 Incluso cuando fue elegida en esta ocasión para hacer esto, Nefas le había llamado una 「persona que debería recordar」.

 Dependiendo de cómo fuera percibido, podría escucharse como una declaración de que él intentaba mantener contacto con la princesa en el futuro.

 Y luego, mientras la Casa Albania era una Casa del Duque, está por ningún medio una historia imposible e incluso si hubiera un tiempo donde Nefas lo soñaba, no era algo extraño.

 Pero, si él había hecho una investigación para incluso descubrir a Letta, no era sólo una suposición o un sueño, esto probablemente significaba que él había calculado esto como uno de sus futuros.

「Bueno, había pensado que todo se había vuelto inútil… Pero las cosas han probado ser útiles en los lugares más inesperados.」

 Mientras escuchaba las insinuaciones de Nefas, Letta pensó.

 ‘Es peligroso convertir a Nefas en un enemigo’.

 Ella no sabía que tanto había visto, pero por lo menos, sería lo mejor pensar que los rostros públicos que estaban relacionados con el palacio real eran bien conocidos.

「… Ojou-sama, cuídese.」

 Después de que Letta dio ese recordatorio, Seira agitó su mano mientras sonreía y respondía.

「Sé eso. Nos vemos.」

 Dejando atrás a Letta, quien no tuvo más opción que verlos partir mientras sentía ansiedad por su apariencia, Nefas y Seira subieron las escaleras.

「Es algo así… ¿Lo sabes? Sobre Letta.」

「Bastante. Después de todo ella es la hija de la Casa del Barón Yunian, así que es natural que sepa de ella.」

「Eh, ¿es eso así? Para la Casa del Barón Yunian… Erm, esa es una casa famosa de algo, ¿no?」

 Subiendo las escaleras y caminando un poco, después de confirmar que ya estaban lejos de Letta y los otros, Nefas giró hacia Seira y dejó salir un suspiro exagerado.

「Cuando hablamos de la Casa del Barón Yunian, son famosos desde que tienen una Mina de Plata Santa dentro del territorio. Al parecer en el pasado, había muchas charlas sobre reuniones de matrimonio con ella que iban desde el segundo y tercer hijo quienes estaban apuntando a la Plata Santa.」

「H–n. No tengo ningún interés en esa clase de cosas.」

 Nefas sacudió su cabeza luciendo extremadamente asombrado.

 Desde que no había ningún otro niño aparte de Letta en la Casa del Barón Yunian durante esos momentos, se decía que esa charla sobre matrimonio venía una tras otra de esas casas donde estaban apuntando a las minas.

 Después de eso, desde que un hijo varón nació por primera vez en la Casa del Barón Yunian, esto se convirtió en una historia donde un hijo recién nacido heredaría la casa.

 Sin embargo, al parecer el grupo que no se daba por vencido a pesar de usar su estado social y autoridad para sacar la charla, a quien busco el Barón Yunian que se encontraba en una pérdida completa de que hacer, fue el Duque Albania quien era su amigo durante ese tiempo.

「Padre, lo hizo sonar como si Letta hubiera avanzado en sus charlas de matrimonio conmigo. Él se había entusiasmado enormemente sobre eso y parecía ser que había extendido esa información durante cada fiesta.」

「H, heeh-…」

「Gracias a esto, incluso yo lo creí. No sólo el rostro de Letta, incluso de sus intereses y comidas favoritas hasta sus recuerdos embarazosos, los conozco todos.」

 Ya veo, si es el Duque Albania quien es famoso por ser meticuloso, esa es una historia creíble.

 Seira puso una sonrisa irónica mientras pensaba esa clase de cosas… Y fue allí donde ella repentinamente se dio cuenta.

「¿Huh? Entonces, ¿qué hay de esas cosas de antes, sobre sus circunstancias, distinciones y cosas…?」

「Ahh, se escuchó de esta manera, ¿verdad?」

「Eh, pero… Huhm entonces ¿qué fue eso? ¿Un farol?」

「No digas algo tan dudoso. Sus circunstancias que conozco, son simplemente que a pesar de que se detuvo antes de ser una expectativa, ella fue una prometida para mí. Además, bueno, hubo varias cosas…」

 Estoy interesada en el rompimiento de todo esto, pero eso no significa que realmente fuera un farol, fue lo que pensó Seira.

「Yo simplemente se lo pedí y no se lo ordene. Bueno, el tener un malentendido fue su propia voluntad. No es de mi preocupación a qué clase de entendimiento llegó.」

「Tu villano… Pensé que habías cambiado un poco, pero pensándolo de nuevo, quizás no has cambiado tanto.」

「¿Eso es así? Yo mismo he pensado que he cambiado en una gran parte.」

「Uh-uh Nefas, tú realmente eres Nefas.」

 Después de que Nefas le respondió con una risa a Seira quien dijo esa clase de cosas, giró su vista a una habitación al final del corredor como si recordara algo.

「Más importante, estamos haciendo esperar al invitado.」

「Ah-, ¿es Luuty-sensei?」

「Ella y Sancreed-dono.」

 Escuchando el nombre de Sancreed, Seira gruño con un *u-n* como meditara eso.

「¡Ah! ¿El novio de Luuty-sensei?」

「Eso parece estar mal. Parecen ser amigos.」

「Eh- ¿eso es así?」

「Sí.」

 Viendo asentir a Nefas, Seira hizo un puchero luciendo insatisfecha.

 Incluso cuando ella pensó que podría escuchar sobre las antiguas historias de su maestra, esta fue una horrorosa decepción.

「Pero sabes- Luuty-sensei ha pasado los cien años de edad, ¿cierto? De nuevo ¿cuál es la edad de matrimonio para los Sylphids?」

「Ni idea. Al parecer los más rápidos se casan en la misma edad que los Humanos, pero… Bueno, no puedo decir nada aparte de que son diferencias individuales.」

「Como estaba diciendo, incluso si es sobre diferencias individuales, Luuty-sensei ha pasado los cien años de edad mientras está soltera, ¿cierto? No sería extraño si ella piensa que es tiempo para tener un novio.」

 A pesar de que él hizo un prefacio de “poniendo de lado la teoría hecha por tu cabeza llena de amor”, Nefas cruzó sus brazos como si meditara en ello.

「… Ciertamente, no es que esa persona no tenga ninguna historia romántica. El capitán de la Primera Orden de Caballería de Protección es el amigo de la infancia de esa persona, pero…」

「Eh, ¿qué pasa con eso? ¿¡Esa persona también está soltera!?」

「Si, y la razón es…」

 Al momento que Nefas trató de hablar más, la puerta al fondo del corredor se abrió con un sonido de crujido.

 Y luego, el rostro sonriente de Luuty aparecio de la apertura en la puerta.

「Fufu, parece ser que ustedes dos se han emocionado bastante, ¿no es así?」

 Al no tener todo su cuerpo, con solo la mitad de su cuerpo asomándose, incitaba algo de miedo.

 *Kotsun* se hizo el sonido de algo duro golpeando el suelo.

 Era una pisada… Era el sonido de un arco que pudo verse ligeramente tocando el piso.

「Apúrense y vengan aquí ustedes dos. Si no lo hacen, yo…」

 Diciendo eso, Luuty regreso a la habitación.

 Los dos que fueron dejados atrás en el corredor palidecieron, mirándose el uno al otro, se apuraron a correr por el pasillo.