YNH – Capítulo 168

0

Capítulo 15 Volumen 05


 Era una interminable nada.

 No importaba qué tan lejos tratara de ir, no había nada que iniciara.

 No importaba qué tanto tratará de esperar, no había nada que encontrar más que el final.

 Este era un lugar que estaba despegado incluso del mundo.

 Un espacio vacío que continuaba un estancamiento de la vida.

 Lo que estaba suspendido en este lugar llamado Brecha Dimensional, era un solo castillo.

 Ni siquiera había una ciudad que exaltara la gloria de ese castillo.

 No había nada más que el castillo que continuaba flotando.

 En la Sala del Trono, había una sola jovencita y cuatro caballeros.

 La jovencita sentada en el trono que era un poco grande para ella.

 Ella era la maestra de este castillo- la jovencita quien era llamada Ys en la ciudad Humana.

 Ella dejó salir un suspiro que sonaba melancólico mientras observaba el escenario abundantemente colorido que se extendía fuera de la ventana.

 Quienes estaban esperando ante ella eran los cuatro caballeros coloridos.

「Entonces, fuiste incapaz de ponerte en contacto con ellos, ¿verdad?」

「… Sí. Fui incapaz de encontrar a un individuo que pudiera llegar a un entendimiento mutuo con nosotros.」

「Ya veo, gracias, Shironos. ¿Podría ser lo mismo para los demás?」

 Después de mostrar apreciación al caballero blanco, Ys observó a los otros tres caballeros.

 Entre ellos, dos… Olred y Brutus quedaron en silencio, mientras el restante, el caballero negro avanzo. El caballero, que no tenía expresiones como si sus emociones hubieran sido extraídas, se postró en silencio ante Ys.

「Claude. Al parecer tienes algo que reportar y que es un poco diferente, ¿no es así?」

「… Sí. Me puse en contacto con un individuo con el que es posible llegar a un acuerdo mutuo.」

 Escuchando esas palabras, los otros caballeros se emocionaron.

 Después de contenerlos con la mirada, ella ánimo a Claude para que continuara su historia.

「Pero desafortunadamente, parece que el otro grupo no tiene la intención de formar una alianza con nosotros.」

「Ya veo. Bueno, eso era algo que sabía desde el inicio.」

 Ys recostó su cuerpo en el trono junto a un suspiro.

 Observando su figura mientras todavía estaba postrado, Claude murmuró en silencio.

「Como pensé, ¿no sería mejor pensar que nuestro objetivo ha sido descubierto por el otro grupo?」

「Está esa posibilidad. Después de todo tenía la intención de masacrarlos si había la oportunidad.」

 El otro grupo con el que Ys trataba de ponerse en contacto – los Alva.

 Dentro de Ys, había una considerable cantidad de conocimiento referente a los Alva.

 Eran los que fueron liderados por el Rey Demonio de la Aprehensión, la Reina Alva.

 Ys sabía que actualmente estaban tomando alguna clase de acción en el territorio de la Humanidad, pero no sabía los detalles o el objetivo de sus acciones.

「Sin embargo, si ese es el caso… No podemos negar que nuestro potencial de guerra es insuficiente.」

「Pero, eso también es algo que sabíamos desde el comienzo.」

 Ys agito su mano y silencio a Brutus y Olred quienes habían comenzado a discutir.

 Era cierto, era algo que sabían.

 A pesar de llevar el mismo título de Rey Demonio, había una diferencia similar al cielo y la tierra entre sus respectivos potenciales de guerra.

 El Rey Demonio Vermudol al que Ys iba a tratar de enfrentarse a partir de ahora y que era el Rey Demonio que gobernaba en todo el Continente Oscuro. Su potencial de guerra seguramente no era inferior incluso cuando se comparaba con el gran número de tropas que empleaba la Reina Alva.

 En contraste, a quienes empleaba Ys eran solo sus cuatro caballeros.

 Por este poderío insuficiente para hacer un ataque frontal, esto también mostraba su torpeza.

 Sin embargo, Vermudol necesitaba ser derrotado. Eso por sí solo era ciertamente algo que estaba dentro de Ys como una emoción irritante.

 El Rey Demonio del Caos Vermudol, independientemente de que sus intenciones fueran buenas o malas, era alguien que llevaría al mundo al caos.

 Dentro del conocimiento que le fue dado a Ys, ese era el caso.

 Y luego, ella no tenía sospechas hacia eso. Era debido a que el mundo ciertamente estaba en medio del caos en ese momento.

 Dentro del Reino San Altlis, algo llamado el Argumento Demi Humano que rechazaba a todas las razas aparte de los Humanos estaba ganando popularidad. Dentro de la situación donde las cosas llevarían a la guerra, el Reino del Bosque Jiol formó un tratado de amistad con el Reino Zadark que era el país de los Mazoku.

 Al hacer eso, era claro ver que la ira de los seguidores del Argumento Demi Humano dentro del Reino San Altlis estaba aumentando.

『Viste eso, entonces los Demi-Humanos realmente han unido fuerzas con los Mazoku.』

『Ese voto eterno de desear la paz, fue una ilusión.』

『Deberían mostrar justicia.』

『Crear leyendas una vez más.』

『Saquen al Héroe una vez más.』

 Reclamos así eran intercambiados entre los seguidores del Argumento Demi Humano.

 Si esto se liberara, resultaría en una situación que sacudiría a todo el Continente Shutaia. El mundo seguramente sería tragado literalmente por el caos.

 Antes de que eso ocurra, el Rey Demonio Vermudol necesitaba ser destruido.

「… Qué haremos ahora, Ykslaas-sama.」

 Ys- la Reina Demonio de la Harmonía Ykslaas se hundió en el silencio.

 El silencio reinaba en el salón del trono.

 Después de un tiempo… Ys lentamente dejó salir sus palabras.

「Cierto. Ya no hay tiempo que perder.」

「… En ese caso.」

「Sí, es correcto. Nosotros seremos los que los ataquen.」

 Asintiendo hacia Brutus, Ys corrigió su postura en el trono.

 Su potencial de guerra, incluyéndose a sí misma, eran cinco personas.

 Cuando se comparaba con el poder de Vermudol que estaba consolidado en la forma de un país de Mazoku, eran muy pocos.

 Sin embargo, no tenían más opción que hacerlo.

「Honestamente, nuestras oportunidades de ganar son nulas. Incluso así, ¿me seguirán?」

 Viendo a Ys decir eso, mientras ponía una sonrisa torcida, los cuatro caballeros se pusieron de pie.

 Poniendo su voluntad en una lealtad absoluta, chocaron sus armas al unísono.

「Nuestra Reina, nuestra magnífica Reina.」

 Como si fuera para aplastar la memoria persistente que resonaba, el Caballero Rojo Olred recito su alabanza con una voz galante.

「Es quien gobierna sobre la armonía. Es la madre de toda la justicia.」

 A continuación, el Caballero Azul recito su alabanza con una voz calmada.

「Es la portadora de la armonía. Eres la reina que lleva los deseos de la paz.」

 Y luego, el Caballero Negro recito su alabanza con una voz baja.

「Es la enemiga de todo el mal. Es la protectora de todo el mundo.」

 Finalmente, el Caballero Blanco recito su alabanza con una voz refrescante.

「O Reina, nuestra Reina Demonio Ykslaas. Es quien llevará la armonía a la humanidad… La Reina Demonio -degozaimasu.」

 Mientras escuchaba eso, Ys reafirmo su propia misión.

 Arriesgándose, necesitaba llevar la armonía.

 Porque esa era la misión que le fue dada a Ys.

「¿…?」

 Pensando en ello, ella se sintió insatisfecha.

 Una misión. Una misión dada a ella.

 Eso… Le fue dado a ella, ¿por alguien?

「¿Ykslaas-sama?」

 Shironos la llamó sonando preocupado.

 Sus cuatro caballeros. Los leales caballeros que estaban junto a Ys.

 Sin embargo, ¿realmente tenían rostros así?

「Hey, ¿qué ocurre? ¿Se siente enferma?」

「… Estoy bien.」

 Después de detener a Olred quien se acercó a ella luciendo preocupado, Ys observó el área dentro del castillo.

 El castillo que continuaba existiendo junto a Ys.

 Sin embargo, ella sentía que algo estaba mal. Pero en cuanto a que estaba mal, no tenía ni la menor idea de que era.

 No, no había manera de que estuviera mal. Este castillo con el que ella se había familiarizado, no había forma en que lo confundiera con otra cosa.

「¿No sería mejor descansar un poco?」

「Estoy bien. Gracias, Brutus.」

 Deteniendo a Brytus quien parecía que se acercaría a ella en cualquier momento si ella no lo detenía, Ys se hundió en el trono, que era mucho más grande que ella.

 Y luego, levantándose como si estuviera en pánico, giró hacia el trono.

 El trono que existía solo por su bien.

 El trono que era muy grande para ella.

「… ¿Por qué?」

 Incluso cuando debería ser un trono que era sólo para ella, ¿por qué era tan grande para ella?

 Una respuesta clara referente a eso no se encontraba dentro de ella.

 Ys giró su vista hacia los cuatro caballeros que estaban en alboroto.

「… Hey, preguntaré algo trivial, pero… ¿Puedo?」

 Ys dejó salir su pregunta hacia los cuatro caballeros que pusieron rostros confundidos.

「¿Por qué, este trono… Es tan grande?」

 Escuchando esas palabras, los cuatro caballeros pusieron rostros como si hubieran notado esto por primera vez.

「Bueno… Ahora que lo menciona. ¿Por qué es así?」

「No lo sé. No, para empezar, ¿quién fue el que creó este castillo?」

 Shironos y Claude repentinamente murmuró esto.

「… ¿Qué quieres decir con eso? ¿No es obvio que el maestro de este castillo, Ykslaas-sama fue quien lo creo?」

「Es verdad. En cuanto al trono, solo pensé que era grande con el fin de demostrar la grandeza de Ykslaas-sama, pero ¿estoy equivocado?」

 Escuchando las palabras de Olred y Brutus, Shironos y Claude también dijeron “ya veo” y asintió.

 Viendo el estado de esos cuatro caballeros, Ys se calmó un poco.

「… Ese es el caso.」

 Después de haber dicho eso, ella sintió que ese debía ser el caso. Sintió que eso era correcto.

 Si recordaba correctamente… así debería de ser.

「Eso es, verdad. Ahora que lo menciona, eso es verdad.」

「Jajaja. Qué diablos, ¿se ha vuelto olvidadiza?」

「Podría ser verdad. Después de todo este lugar es bastante desolado.」

 Ys le sonrió a Olred quien dijo eso y luego brotó otra pregunta.

「Hey. Ahora que lo mencionan, ¿somos los únicos en este lugar?」

「¿Quién más podría estar?」

 Habiendo recibido una pregunta de vuelta por parte de Olred, Ys se hundió en el silencio.

 Era verdad, los que estaban allí eran sólo Ys y los cuatro caballeros.

 Así era, desde el inicio.

「… Es verdad. Oh, dios, parece que realmente me he vuelto olvidadiza」

「Como pensaba, ¿no sería mejor descansar un poco?」

 En respuesta a las palabras del Shirono preocupado, Ys asintió luciendo un poco cansada.

「Lo haré. Ustedes también descansen un poco. Después de eso, nos iremos.」

「Fufu, estoy esperándolo.」

 Ys también le sonrió a Brutus quien dijo eso.

「Cierto. También estoy deseándolo. Para mover este castillo dimensional… Esta será la primera vez que ocurra.」

 Voces alegres resonaron en la Brecha Dimensional.

 No había otras aparte de esas cinco voces que pudieran ser escuchadas y el sonido simplemente fue succionado por el espacio vació.