YNH – Capítulo 128

0

Capítulo 04 Volumen 04


Había, una oscuridad infinita.

 No importa lo lejos que uno fuera, no tenía fin.

 No importa cuánto uno esperará, no había amanecer.

 Había un lugar, donde había luz.

 Un trono que flotaba dentro de la oscuridad – Solo ahí.

 Quien estaba sobre el trono, era una jovencita de cabello negro.

 Sus brillantes ojos rojos, estos afirmaban que no era simplemente alguna clase de oscuridad o silueta.

 Por otra parte, no era como si esa fuera su verdadera forma.

 Pero, no era como si eso tuviera una forma verdadera.

 Después de todo, se había convertido en esto después de cambiar a la forma que correspondía con los gustos de una persona.

 Esa cosa que había abdicado incluso a su nombre… Era algo llamado el 「Dios Demonio」.

 Dios Demonio.

 El origen de todos los demonios.

 La cima de todos los demonios.

 El enemigo de todo el bien.

 El enemigo de todo el mal.

 El entendedor de todo el bien.

 El entendedor de todo el mal.

 La causa de todas las contradicciones.

 La evidencia de toda la lógica.

 En este lugar donde todo adquiría significado, el Dios Demonio estaba sonriendo.

 Lo que estaba frente a los ojos del Dios Demonio eran dos figuras de un hombre y una mujer.

 Uno era el Rey Demonio Vermudol.

 La otra era la Majin Rokuna.

「Hey, bienvenidos. Era Rokuna, ¿cierto? Tu magia fue un fallo si hablamos con base a los resultados… Pero fue un resultado bastante bueno.」

 Lo que el Dios Demonio dio fueron palabras similares al aprecio.

 Sin embargo, Rokuna no respondió -no, ella no podía responder.

 Miedo.

 Una emoción que no podía llamarse nada aparte de eso había llenado el interior de Rokuna.

 La jovencita de negro, frente a sus ojos.

 Con solo estar allí, con ella simplemente soltando esas palabras, Rokuna sentía que su propia energía se agotaba.

「Bien, si fuera a darte una puntuación de 100, sería un 30. No voy a decirte donde te equivocaste… Pero incluso así, fue algo que después de todo me dio algo de anticipación luego de tanto tiempo. Y así te invité especialmente aquí. Pero hombre, ¿sabes?, para que yo haga esta clase de capricho, no ocurre muy a menudo. Bueno, no negaré que esto significa que estaba así de aburrida.」

 Aterrada.

 Ese era el único sentimiento que estaba dentro de Rokuna.

 Este lugar era un espacio vacío que estaba lleno con un denso poder mágico que ella era incapaz de describir con palabras.

 Ella era incapaz de entender algo aparte de eso.

「… ¿Fumu?」

 Viendo a Rokuna en este estado, el Dios Demonio puso un rostro confundido.

 Y luego, alzó ligeramente su mano derecha, chasqueo sus dedos con un *pachin*.

 Con sólo eso, el miedo que había llenado el interior de la Majin acabó desvaneciéndose.

「¿Eh?」

「Oh hombre, lo siento, lo siento. Cierto, verás ha pasado mucho tiempo desde que recibí invitados. Estás bien con esto, ¿verdad?」

「Rokuna… ¿Estás bien?」

「Eh… ¿huh? ¿Ver-cchi…?」

 Fue allí que Rokuna notó por primera vez que estaba siendo sostenida en los brazos de Vermudol.

 Sus pensamientos no funcionaban hasta el punto que ni siquiera sabía eso.

 Y luego, al mismo tiempo, sintió que se sacudía por el hecho de que había recuperado sus sentidos.

 ¿Qué demonios acababa de ocurrirle?

 Sin embargo, estaba bien dejar de lado la investigación hasta después.

「¿Tú eres… El Dios Demonio?」

 Escuchando las palabras de Rokuna, el Dios Demonio, mientras estaba sentada en su silla, dio un bostezo con un rostro de apariencia aburrida.

「También haces algunas preguntas aburridas, ¿no es así? La respuesta es, bueno… Si, eso creo. Es verdad que me llaman así. Así que de nuevo, no tengo recuerdos de clamar serlo.」

「Entonces…」

「Espera, es todo por las preguntas. No es como si te hubiera traído aquí con el fin de tomar tus preguntas.」

 Cuando el Dios Demonio dijo eso, agito su mano.

 Rokuna se hundió completamente en el silencio.

 A cambio, Vermudol hizo una pregunta.

「… En ese caso, ¿para qué nos trajiste aquí?」

「Es uno de esos, premios al esfuerzo. Vermudol, incluso tú no sabes nada sobre mí con excepción de los fragmentos de recuerdos que tenías antes de convertirte en ti, ¿cierto? Para fomentar esta reunión, nuevamente da lo mejor… Eso es bastante, creo. 」

 Así era, eso era todo lo que había para esta reunión.

 En ese instante, nadie había notado que Vermudol y Rokuna se habían desvanecido del Bosque Lulugal.

 Era como si fuera un evento dentro de un sueño, eso es todo lo que había en la historia.

「Es eso así.」

「Bien, es así como es. Vermudol, ¿estás satisfecho con esta clase de respuesta?」

 Él asintió silenciosamente ante la respuesta del Dios Demonio y continuó con “en ese caso”.

「¿Podemos pensar en ti como una aliada?」

「¿¡Ver-cchi…!?」

 Rokuna se estremeció ante el comentario de Vermudol.

 Quien estaba frente a ellos en ese momento era algo que se encontraba fuera del rango de la comprensión normal. Cualquier cosa que pudiera ofenderla no debería decirse tanto como fuera posible.

 Mientras estaba siendo cargada en sus brazos, Rokuna apresuradamente tiró de los bordes de las ropas de Vermudol.

 Después de girar sus gentiles ojos hacia ella, él regresó con el Dios Demonio.

「… ¿Hnn? Esa es una pregunta algo interesante, ¿no es así?」

 Fue allí que el Dios Demonio expresó una sonrisa en su rostro.

 Como si ella fuera una chiquilla traviesa, era una adorable sonrisa apropiada para su rostro.

「Si, desde luego. Como soy ahora, soy una aliada suya.」

「En ese caso… Me gustaria recibir alguna clase de consejo o algo así, ¿podrías darme uno?」

「Hou, ¿así que estás bien sólo con palabras? ¿Estás seguro de que no quieres pedirme que te preste mi fuerza?」

 En respuesta a las palabras del Dios Demonio quien encontraba esto sorprendente, Vermudol respondió con una burla.

「Qué. ¿Planeas prestárnosla?」

「Nah… No en este momento. Por lo menos, necesitas ser capaz de entenderme.」

「¿Lo harás una vez que lo haga?」

 Escuchando la línea de Vermudol, el Dios Demonio comenzó a temblar un poco.

 Su rostro, que pasaba por un *buru buru* mientras este temblaba, eventualmente dio una sonrisa amplia y luego comenzó a reír con una apariencia que decía que lo encontraba tan divertido que no podía contenerse, el Dios Demonio se dejó caer de su silla y continuó sosteniendo sus costados por la risa.

 Después de rodar y llegar a los pies de Vermudol, el Dios Demonio repentinamente detuvo su risa.

「Eso depende de que los que quieras que haga.」

 Sin esperar la respuesta de Vermudol, el Dios Demonio continuó sus palabras.

 Una intensa aura coercitiva, suficientemente fuerte como para traer de nuevo el miedo dentro de Rokuna que se había dispersado, fue emitida desde el Dios Demonio.

「Pero sabes, Vermudol… Es mejor que recuerdes esto. Yo originalmente no soy aliada de nadie. Si tratas de llamarme para asuntos aburridos… Me enojaré, ¿entiendes?」

 El Dios Demonio se puso de pie y observó a Vermudol con ojos girados.

 Eso, que debería lucir como un gesto adorable, era una advertencia.

 Estaba diciendo que en esa ocasión, no permitiría que Rokuna la invocara como un experimento.

 Y luego, si la siguiente vez era llamada para 「asuntos aburridos」… Se podría decir que ella llevaría sus colmillos hacia el grupo de Vermudol.

 Entendiendo eso, Rokuna no se detuvo al tener un sudor frio.

「Si, eres la carta de triunfo. No te llamaré para asuntos aburridos.」

「Alto allí, me hace feliz que digas eso, pero no necesito ningún spoiler. No te lleves mi anticipación.」

 El Dios Demonio colocó su dedo índice frente a su boca y dijo *shh-*.

 Solo el gesto que decía “no digas nada más que eso…” era lindo, pero era una orden absoluta que no dejaba consentimiento o posibilidad de rehusarse.

「Entonces, de nuevo ¿qué es lo que quieres? ¿Algún consejo?」

 Cuando el Dios Demonio dijo eso, hizo girar su dedo índice luciendo como si estuviera pensando en ello.

「Consejo, consejo huh. U-n, ¿qué clase de consejo debería darte?」

 Ella gimió, se cruzó de brazos y caminó sin descanso alrededor del grupo de Vermudol.

 Después de hacer un poco de tiempo… Expresó una sonrisa que parecía como si hubiera llegado a algo.

「Dios, Vermudol. Préstame tu oreja por un rato.」

「¿Nn? Seguro.」

 Mientras todavía sostenía a Rokuna en sus brazos, él se postró lentamente.

 Para Vermudol, que había hecho eso y bajó a la altura de sus ojos, el Dios Demonio le dio un pequeño beso.

[Illustration]

 Después de separarse ágilmente de Vermudol que estaba poniendo un rostro sorprendido, el Dios Demonio expresó una sonrisa maligna.

「Yah-. Hay un montón de cosas sobre las que puedo darte un consejo. Pero pensándolo nuevamente, hacer esa clase de cosas no es bueno. Sobre todo, ¡no será divertido para mí! Es por eso que, bueno, ¿podrías dejarlo con que solamente fortalezca la Protección Divina que te di?」

「¿Fortalecer mi Protección Divina…?」

「Bueno, simplemente piensa en esto como un presente. Más importante, da lo mejor de ti, Vermudol. Yo, después de todo yo tengo expectativas en ti, ¿sabes eso?」

 Después de que el Dios Demonio dijo eso y agitó su mano, las figuras de Vermudol y Rokuna se desvanecieron del lugar.

 「U-n… Ser una niñera es bastante difícil.」

 El Dios Demonio dijo eso y rodó alrededor del piso negro.

 *Goro goro* rodando alrededor y golpeando la silla, se detuvo y luego, *fuu*, dejo salir un suspiro.

「Ah-ah, tan aburrido.」

 Después de decir esto y frotar el suelo con sus manos, fue allí donde el espectáculo dentro del bosque en alguna parte se proyectó.

 Quienes estaban en el bosque donde Vermudol y Rokuna quienes estuvieron allí no hace mucho.

 El Dios Demonio simplemente los observó en silencio.