YNH – Capítulo 127

0

Capítulo 03 Volumen 04


「Rokuna. El hecho de que hayas regresado… ¿Eso significa que has descubierto algo?」

 Este era el Bosque Lulugal localizado en la parte este del Continente Oscuro.

 En este lugar que se había convertido en el sitio de pruebas de Rokuna para la magia, Vermudol le hizo esa pregunta.

 Con el fin de obtener una pista de la Invocación del Dios Demonio, Rokuna fue al territorio de la humanidad – al Reino San Altlis.

 Y luego, el hecho de que hubiera regresado significaba que ella había logrado alguna clase de pista.

 Ella respondió a la pregunta de Vermudol, que estaba lleno de alguna clase de expectativa, con un todo tranquilo.

「… No hay error de que la Magia de Invocación es algo que invoca alguna clase de existencia divina, o quizás sus retenedores o un fragmento de sus poderes… En cualquier caso, esta invoca esta clase de cosas. La condición necesaria, muy probablemente es la Protección Divina del Dios… La conexión con el poder que es el objetivo de la invocación se convierte en la clave.」

 De la investigación hecha al tomar como muestra a la Maga Invocadora Sharon, se podía decir que esta era la conclusión más apropiada.

 Ella hizo la hipótesis de que la clave para conectarse con la existencia divina era la Protección Divina del Dios.

 Como un hecho, esto era algo que se comentaba entre una parte de los investigadores de la humanidad.

 Después de todo, justo al tener una Protección Divina, su aptitud con el elemento se elevaría con una diferencia remarcable. Era natural pensar que esto era una prueba de que eran amados por un Dios.

 Era por esta razón que aquellos que poseían una Protección Divina servirían en los templos y alcanzarían altas posiciones entre más fuerte fuera la Protección Divina que tuvieran.

 Por ejemplo, en el Gran Templo Altlis del Reino San Altlis que dirigía su fe a la Diosa de la Vida, Philia, aquellos que poseían la Protección Divina de la Diosa de la Vida serían empleados como sacerdotes.

 Era lo mismo incluso en los templos de otras ciudades y aquellos que poseían la Protección Divina de un Dios como el Dios del Viento o el Dios del Fuego estos serían empleados en el templo del país respectivo que reverenciaba al Dios de su Protección Divina.

 Para la humanidad, una Protección Divina era algo que demostraba sus conexiones con un Dios.

 Sin embargo, entre los Mazoku, todavía no había alguien que alcanzara esa hipótesis.

 El hecho de que no hubiera un Mazoku que se sometiera a ser investigadores fue una causa de esto, pero antes que eso, no había nadie que tuviera una Protección Divina entre ellos.

 Debido a esto, el concepto mismo de Protecciones Divinas no existía.

「Y entonces estoy yo, huh.」

 Vermudol poseía algo llamado Protección Divina del Dios Demonio.

 Si fueran a seguir la hipótesis, él tenía la clave para conectarse con el Dios Demonio y consecuentemente la posibilidad de hacer la Invocación del Dios Demonio, así es como debería resultar.

 Rokuna pensó que esta hipótesis era correcta.

 Desde que Vermudol en realidad se había encontrado con el Dios Demonio cuando fue creado, el Dios Demonio definitivamente existía.

 Con ese siendo el caso, debería ser posible hacer que fuera el objetivo de la Invocación Mágica.

「Así es. Pero, Ver-cchi, no puedo permitirte que la invoques simplemente así.」

 Era cierto, era aquí donde florecerían los problemas referentes a los riesgos.

 Justo como Sharon había invocado al Espíritu de la Espada y al Espíritu del Arco con su poder mágico como compensación, existía la posibilidad de que la Invocación del Dios Demonio fuera a requerir alguna clase de compensación.

 En el evento de que pudiera dañar enormemente las habilidades de Vermudol… Ella posiblemente no permitiría que él fuera la compensación para llamar algo de lo que no tenía idea de que traería.

 En el caso improbable de que fuera algo relacionado a la vida, entonces sería un problema incluso mayor.

 Que el potencial de vida fuera la compensación para invocar a un Dios mismo era muy posible. Si fueran a perder a Vermudol debido a esto, entonces todo lo que vendría sería para nada. Sería una situación cercana a la desesperación para todos los Mazoku.

 En este caso, ¿qué debería hacerse?

 Estaba la opción de tener al General del Oeste, Sancreed, el Héroe Mazoku quien poseía similarmente la Protección Divina del Dios Demonio, para invocarla, pero Vermudol probablemente no permitiría que su subordinado fuera cargado con esa clase de riesgo.

 Ahora bien, si fueran a preguntar si estaban en un punto muerto, entonces también estarían equivocados.

 La pista estaba dentro del canto para la Magia de Invocación de Sharon.

 Imploro una espada.

 Imploro un agente.

 Aunque mi cuerpo es frágil, mi corazón es firme.

 Mi corazón se ha convertido en una espada, y desea su momento de ser blandido.

 Por lo tanto, oh agente, sal.

 Te imploro que estés aquí para ejecutar mi voluntad.

 ¡Sal, Espíritu de la Espada!

 Este canto parecía como si estuviera invocando una cosa que era el Espíritu de la Espada, pero en realidad estaba llevando a cabo dos invocaciones.

 Primero estaba la invocación del Espíritu de la Espada.

 Al definir que al Espíritu de la Espada como el「agente invocado」, era invocado.

 A continuación, el Espíritu de la Espada como el agente invocado invocaría la espada desde el interior del invocador.

 Este era el proceso de la Magia de Invocación para el Espíritu de la Espada.

 Lo que era importante aquí era la posición del Espíritu de la Espada. Este era puramente un agente para el propio poder del invocador… Pero aquí era donde estaba la pista.

「Quien ejecuté la invocación debería ser yo, Ver-cchi. Como tu agente, yo invocaré al Dios Demonio.」

 Era correcto, este era el método elegido por Rokuna.

 Ella compuso un canto donde Vermudol era el núcleo de la invocación y la misma Rokuna tomaba el lugar del agente.

 Originalmente, ella debía tomar y utilizar el poder mágico requerido para la Invocación del Dios Demonio de Vermudol, pero ella también tomaría su lugar para esta parte.

 Lo que extraería de Vermudol era puramente el poder de la Protección Divina del Dios Demonio.

 Al hacer a Rokuna la realizadora de la Invocación del Dios Demonio, el riesgo hacia Vermudol se mantendría bajo y ella asumiría la responsabilidad por ellos.

 Desde luego, si ella fuera a hablar honestamente de estos mecanismos, Vermudol seguramente no aprobaría este método.

 Era por esta razón que ella no disminuía su habitual actitud altanera.

「No te importa quien realice la invocación, ¿cierto? En ese caso, eso significa que no te importa que me convierta en la primer Mazoku realizando la Magia de Invocación.」

「Nn… Bueno, supongo.」

「¡Hoi, está decidido! ¡Bueno, vamos a componer la magia!」

 Mientras giraba su sonrisa habitual hacia la sonrisa torcida de Vermudol, Rokuna se sintió aliviada de que los mecanismos para la Invocación del Dios Demonio no fueron notados por él.

「Bueno, Ver-cchi. ¿Puedes venir frente a mí?」

「Correcto.」

 Estando cara a cara con Vermudol, Rokuna apretó fuertemente sus manos.

 Mientras sentía una ligera intranquilidad en Vermudol, ella comenzó a concentrarse.

 Su imagen mental era la circulación de poder mágico.

 Desde Rokuna hacia Vermudol y desde Vermudol hacia Rokuna. Una imagen diferente de la relación unilateral entre Sharon y el Espíritu de la Espada, una donde ellos podían acceder uno con el otro.

 Siguiendo esta imagen, cuando el poder mágico era vertido en Vermudol, el poder mágico luego era vertido desde él, quien alcanzaba esa intención, hacia Rokuna.

「… Como esperaba de ti, Ver-cchi. Y aquí yo pensando en explicarte sobre la circulación que iba a ocurrir de ahora en adelante.」

「No hay problema, en serio.」

 Regresando una sonrisa hacia Vermudol quien asintió, ella conectó la circulación y el flujo de poder mágico hacia el exterior.

 Una formación mágica que tenía un diseño complejo fue extendida con Vermudol y Rokuna como el centro.

 Sobrepasaba el tamaño típico de una formación mágica y se volvió todavía más grande… Volviéndose incluso más compleja.

「Te lo imploro. Soy el agente. Aunque mi cuerpo es diminuto, mi corazón sueña por un lugar inalcanzable. Por lo tanto, concede mi oración.」

 La formación mágica repentinamente emitió un fuerte brillo.

 No había errores en esta. Ellos estaban conectados a algo.

 Algo que había reconocido a Rokuna como el agente.

 Muy probablemente, era el Dios Demonio.

 Pero, todavía no era suficiente.

 Desde aquí en adelante sería la parte principal.

「… Alguien vestido con ropas negras. Alguien que posee ojos rojos. La madre así como el padre de todos los Mazoku. Quien nos observa desde su habitación negra. Es decir, tú eres el Dios de los Mazoku. 」

 El poder mágico de Rokuna se reducía con una fuerza aterradora y estaba a punto de ser drenada.

 El poder mágico de Rokuna, que debería ser especialmente grande incluso entre los Mazoku, estaba siendo drenado.

 Desde que no había siquiera un signo del poder mágico de Vermudol, que estuviera circulando o reducido, parecía que la substitución de consumo de poder mágico fue un éxito, fue lo que Rokuna pensó mientras se sentía aliviada.

 Sin embargo, la fuerza estaba dejando rápidamente el cuerpo de Rokuna debido a la enorme cantidad de poder mágico consumida, ella sentía que estaba perdiendo su consciencia.

 Todavía no.

 Rokuna hizo que su cuerpo que se sentía como si fuera a colapsar resistiera.

 Sin ningún error se habían conectado.

 No había forma en que ella dejara que se interrumpiera en ese punto.

 Dentro de su consciencia que se sentía como si fuera a desvanecerse, Rokuna cantó las palabras finales.

「¡… Avanza, Dios Demonio!」

 Al mismo tiempo de esas palabras, todo cambió.

 El viento que soplaba a través del mundo se olvidó de cómo fluía y se detuvo.

 El agua que se desbordaba en el mundo dudo de su propia naturaleza y se endureció.

 El fuego que calentaba el mundo quemó su propia existencia y se desvaneció.

 La tierra que soportaba al mundo perdió el sentido de su propia razón de ser y se quebró.

 La luz que iluminaba el mundo no pudo encontrar el significado de su brillo y se desvaneció.

 La oscuridad que envolvía al mundo fue detrás de la luz y se extinguió.

 Todo, había visto un sueño de destrucción.

 Después de ese instante, todo cambió una vez más.

 El viento que soplaba a través del mundo continuó fluyendo con normalidad.

 El agua que se desbordaba en el mundo círculo habitualmente.

 El fuego que calentaba el mundo ardía con normalidad.

 La tierra que soportaba al mundo era el cimiento del mundo como siempre.

 La luz que iluminaba el mundo daba luz al día con normalidad.

 La oscuridad que envolvía al mundo daba la noche con normalidad.

 Todo, era lo mismo.

 Sin tener una posible oportunidad de destrucción, el mundo existía sin ningún cambio como era habitual.

 Incluso el Bosque Lulugal tenía su escenario habitual.

 El profundo bosque en el Continente Oscuro.

 Un pequeño sopló, en este lugar que no tenía ni una sola persona.