YNH – Capítulo 113

0

Capítulo 022 Volumen 03


En una habitación de una casa desocupada en un callejón de la capital real del Reino San Altlis, Eidus, Ein estaba merodeando.

 Esa casa abandonada originalmente era una posada, pero justo en ese momento, el letrero fue derribado.

 Ein, quien estaba observando hacia un solo punto, vio aparecer una formación mágica en medio de la habitación y puso una postura de saludo.

 Encima de la formación mágica, apareció Rokuna, envuelta de luz.

「La he estado esperando, Rokuna-sama.」

「Mu, no hay problema… Solo bromeó. Realmente no necesitas hacer esa clase de cosa conmigo.」

「No puedo permitir eso.」

「Oh, en serio. Entonces, ¿qué es lo que quieres?」

 Después de que Rokuna dijo eso sonando desinteresada, observó los alrededores.

「H-n, así que este es el 『Pez de Acero』 El propietario de este lugar se fue al Reino Canal, ¿cierto?」

「Eso es lo que he escuchado.」 ¿Debería hacer un seguimiento?」

「Nn- no pienso que eso sea realmente necesario.」

「… Eso es verdad.」

 El Reino Canal, el cual era el lugar de nacimiento del Gran Sabio Teria, era un país donde la investigación mágica era popular.

 Además, ella sabía que era una nación de múltiples razas y permitía de buena gana el nacimiento de mezclas entre razas.

 De ahora en adelante era un candidato a la negociación para el Reino Zadark… Pero eso era para después.

「Entonces, ¿qué has hecho por una base? ¿Podría ser que estás tomando prestado este sitio?」

「No, desde que no he sentido una necesidad particular de una, no he establecido una base.」

「Ah–, es así. Entonces una base será necesaria por un tiempo a partir de hoy. Desde que estarás a mi servicio de tiempo completo durante mi estadía aquí.」

 Escuchando las palabras de Rokuna, Ein asintió.

「Entendido.」

「… Ein. Trata de indicar mi perfil temporal.」

「Sí señora. Rokuna-sama, es una investigadora mágica que viaja y que resulta que me encontró y me contrató como una guardia.」

「Yo- sh. Bien, vamos a asegurar la base.」

「Sí señora. Entonces, inmediatamente limpiaré una habitación.」

 *Supa- n* Un lindo sonido fue hecho.

 Rokuna había golpeado la cabeza de Ein.

「Si nosotras simplemente estableciéramos una base en una casa deshabitada, seríamos consideradas personas sospechosas. Necesitas pensar, estúpida.」

「C… Correcto. Sin embargo, Rokuna-sama.」

「Qué.」

「Rokuna-sama, no hay registros tuyos entrando en la ciudad. 」Um, desde que te quedaras para bien o para mal, me temo que si tomas legítimamente la posada en la situación actual, se realizarían sondeos innecesarios.

 Habiendo dicho eso, Rokuna gruño con un *Muu*.

 Lo que Ein había dicho era razonable, pero el objetivo de Rokuna no podría efectuarse con acciones encubiertas.

 Para tomar acciones abiertamente y hacer contacto con la joven Maga Invocadora, había una necesidad de aplastar la posibilidad de ser sospechosa.

「No se puede evitar. Entraré por la puerta. Simplemente, ven y recíbeme cuando quieras.」

「¿Ja? Espere, ¡Qué quiere decir con cuando qu…!」

 Antes de que Ein pudiera terminar de hablar, Rokuna borró su figura con Magia de Transferencia.

  El lugar al que ella se transfirió era un camino que pasaba a través de un bosque y estaba solo un poco alejado de la puerta de la capital real.

 La capital real Edius estaba rodeada por murallas altas y había miradores en la cima de esos muros.

 Sin embargo, incluso si los vigilantes vieron el área en que Rokuna apareció, solo se vería como si ella hubiera salido del bosque en su dirección.

「Bueno, imagino que esto debería ser suficientemente bueno. Erm, sip. Yendo por esta puerta lucirá como si viniera desde el Reino Canal.」

 Mientras confirmaba cosas con un simple mapa dibujado por el Grupo de Inteligencia, ella asintió.

 El registro de entrada que Ein mencionó anteriormente no sería algo de lo cual preocuparse en tiempos de paz.

 Estaría al nivel de hacer un interrogatorio en casos donde personas sospechosas o criminales hubieran aparecido y si uno estuviera haciendo principalmente actividades de espionaje como Ein, entonces no sería necesario.

 Sin embargo, el actual Reino San Altlis estaba al borde.

 Principalmente, desde que Rokuna sobresalía en varias maneras como apariencia, forma de hablar, conducta y habilidades, se podría decir que era necesario con el fin de pasar como una 「simple viajera」.

「Ahora – supongo que debería entrar.」

「¿Y a dónde vas, Nee-chan.?」

 Al momento en que Rokuna estaba por comenzar a caminar, una voz se escuchó detrás de ella.

 Mientras ella se daba la vuelta, había figuras de varios hombres dentro del bosque. Vestían ropa de tela y armaduras de cuero, también vistiendo pieles de animales encima de todo.

 Rokuna le respondió a esos hombres.

「¿Preguntas a donde?, a la capital real.」

「Ou, es eso así.」

「Sip, nos vemos.」

 Cuando ella se dio la vuelta, el hombre habló detrás de ella una vez más.

「Bueno, ¿no piensas que es imposible irte ahora?」

 Al mismo tiempo de esas palabras, los pies de Rokuna fueron envueltos por algo que se veía como las vides de una planta y la arrastraban al bosque.

  Los hombres eran bandidos quienes hicieron del bosque su territorio.

 Ellos, quienes principalmente se centraban en atacar comerciantes que venían del Reino Canal, estaban a punto de calentar sus pechos al ir y tomar un trago en la capital real y hacer un escándalo.

 Y justo cuando estaban a punto, simplemente ocurrió que encontraron a una hermosa mujer que caminaba sola – Rokuna.

 Sería una cosa si estuvieran en un camino abierto donde pudieran llamar la atención, pero estando en el bosque, los soldados vigilantes a quienes les pagaban pretenderían que no veían sus actos vandálicos.

 Fue por eso por lo que los hombres arrastraron a Rokuna dentro del bosque.

 Los hombres estaban convencidos de que su plan había tenido éxito, así que no notaron que los ojos de Rokuna habían cambiado y se veían como si ella estuviera disfrutando de la situación.

「¡Yoossh, Onyx! ¡Átala!」

 Un hombre que parecía ser el líder le gritó al hombre que arrastró a Rokuna al bosque con Magia de Vides – el hombre llamado Onyx.

 Estaría bien si ellos sólo vendieran los bienes que robaron y la llevaran a su escondite como solían hacerlo.

 Los esclavos estaban prohibidos en las cuatro grandes naciones, pero quien deseaba cosas prohibidas podían encontrarlas en cualquier parte.

 Era debido a que había tipos así en los alrededores que el estilo de vida de los bandidos era viable.

 Después de pensar “estoy seguro de que la presa de esta ocasión se venderá por mucho” y mirando hacia Onyx que estaba recto luciendo asombrado.

「¿Onyx…?」

 Al final de la vista de Onyx.

 Notando que no había nada al final de las vides de poder mágico que se extendían desde las manos de Onyx, el líder murmuró.

「Hey, ¿A dónde fue esa mujer…?」

 No hubo nadie que pudiera responder las palabras del líder.

 Vieron que la figura de la mujer se había desvanecido junto a una luz.

 Sin embargo, no era como si ella fuera el Dios de la Luz Raidolg, así que algo así no debería ser posible.

「¡Oi! ¡Les pregunté que a donde fue esa mujer!」

「Estoy justo aquí.」

 Al momento en que el líder trató de seguir la voz que escuchó detrás de él, una descarga eléctrica corrió a través de su cuerpo y él perdió su consciencia.

「Ustedes son eso, ¿no es así? Lo que ellos llaman bandidos. Hombre-, esta es mi primera vez viendo algunos.」

 Mientras jugaba con una descarga eléctrica que estaba reunida en una esfera, Rokuna rio sonando como si se estuviera divirtiendo.

 Viendo eso, Onyx sintió un escalofrío.

 Cuando se hablaba de magia que reunía una descarga eléctrica en una esfera, la Bala Eléctrica venía a su mente.

 Era una magia que caía en el rango de dificultad bajo-medio en los hechizos, pero no era magia lo suficientemente simple para ser lanzada al omitir el hechizo… En otras palabras, sin canto.

 A pesar de eso, la mujer frente a Onyx ni siquiera dejó salir palabras para la invocación.

 Esto seguramente significaba que ella había aprendido la habilidad técnica 「Eliminación de Canto」que imaginaba y organizaba todo para un hechizo mágico en un instante.

 En otras palabras, esto removía la apertura del canto que era el punto débil de un Mago.

 Un Mago que pudiera utilizar la Eliminación del Canto era peor que ir en contra de un solo pelotón de la Orden de Caballería.

 Al momento en que pensó, “no hay otra opción más que correr”.

「Bien, parecer ser que tienes algo de mala suerte.」

 La Bala Eléctrica que Rokuna lanzó fue apuntada sobre la cabeza de Onyx y cambió a incontables ataques eléctricos.

 Mientras observaba a los despiadados rayos golpeando a sus camaradas uno tras otro, él se arrepintió de poner una mano en esta mujer y luego inmediatamente perdió su consciencia al ser golpeado por un rayo.

「… Muy bien, esta hecho.」

 Después de confirmar que todos los bandidos se habían desmayado, Rokuna aplaudió.

 La Bala Eléctrica que Rokuna uso era originalmente magia donde una descarga eléctrica comprimida donde dicha compresión se difundiría tras el impacto y paralizaría al otro grupo, pero en esta ocasión, ella había puesto una cantidad absurda de poder mágico en ella e hizo que la descarga eléctrica se extendiera en toda el área.

 Naturalmente, ella lo había hecho a propósito.

 Al demostrar la diferencia en fuerza de una forma fácil de entender con magia que todos conocían, el otro grupo perdería su espíritu de pelea y eso resolvería inmediatamente las cosas.

 Yendo más lejos, asesinarlos sería la manera más rápida de hacer las cosas y desde que el robo estaba establecido como un crimen capital, no habría razón para que ella fuera condenada incluso si lo hiciera… Pero desde que naturalmente necesitaría probar que el otro grupo eran bandidos, eso sería problemático en un sentido diferente.

 La razón por la que los bandidos en esta ocasión fueron afortunados al no ser asesinados fue debido a que Rokuna odiaba esa clase de cosas problemáticas.

「Bien por todos ustedes- desde que soy del tipo que encuentra molestas estas cosas.」

 Después de decir eso, Rokuna comenzó a caminar hacia la puerta simplemente dejando a los bandidos donde estaban.