WMW – Capítulo 45

0

Capítulo 45: Reconocimiento

Mirando hacia afuera, las cejas de Leylin se surcaron. Sus dos caballos parecían haber estimulado algún problema.

Sus labios se curvaron en burla mientras se giraba y dejaba la taberna.

Muchos matones locales estaban rodeando a sus caballos negros y evaluándolos. Sus miradas estaban llenas de avaricia a la vez que observaban a los fogosos caballos y los cofres en ellos. Uno de ellos actualmente estaba impacientemente en el acto de desatar las cuerdas.

“¿Estás intentando tomar mis pertenencias?” Leylin se acercó.

Él se veía bastante intimidante con su armadura de cuero y la amenazadora espada cruzada que colgaba en su cintura, pero aparentemente, aún no era suficiente.

Uno de ellos, un matón bizco, le gritó. “¡Este es indudablemente el caballo que perdí! ¿Cómo lo conseguiste? Lo robaste de mi familia, ¿¡O no!? ¡Tú maldito ladrón!”

Esta banda de delincuentes pensó que incluso a pesar que Leylin era un soldado armado, no sería capaz de encargarse de toda la banda.

“¡Es cierto! ¡Captúrenlo y tráiganlo para ver la seguridad pública!” Los otros roncamente interrumpieron.

Los habitantes de alrededor ocultamente detestaban lo que estaba sucediendo, sin embargo, no tenía las agallas para dar un paso adelante.

“¡Vamos! ¡Él está solo!” Bizco retiró una daga de sus túnicas y dirigió el ataque.

Leylin se burló. “Parece que tengo que aflojar las articulaciones de esos habladores” Esquivó, evitando el ataque perforador de la daga de Bizco. Inmediatamente agarró la muñeca derecha de Bizco y la agitó ligeramente. Bizco gritó en agonía mientras la daga caía al suelo.

“¡Argh! ¡Eso duele! ¿Qué estás haciendo? ¡Déjame ir! Mi hermano en ley es un oficial de la seguridad pública. ¡No dejará pasar esto!” Bizco gimió en dolor.

“Oh, ¿En verdad? ¿Oficial de la Seguridad Pública? ¡Estoy muy asustado!” Leylin gritó exageradamente, y luego, la torció viciosamente.

¡Crack! Un sonido penetrante de una ruptura de huesos se escuchó. Bizco se desmayó de inmediato por el insoportable dolor.

En ese momento, el poder físico de Leylin ya había alcanzado la etapa de un Caballero. Con aquellos matones, él naturalmente no tenía que ejercer mucho esfuerzo.

“¡Jefe! ¡Jefe!” El resto de los matones gritaron, pero nadie se atrevió a acercarse.

Leylin sonrió. Se convirtió en una sombra negra y se sumergió en medio de ellos.

¡Bang! ¡Crack! ¡Argh!

Los gritos lastimosos de los matones y el sonido desgarrador de huesos siendo destrozados se pudo escuchar continuamente. Leylin era como una ráfaga negra de viento. En pocos movimientos, los dejó a todos en el suelo, cada uno luciendo un brazo o una pierna rota.

Leylin les sonrió amablemente y caminó hacia el punto en donde el Bizco se había desmayado. Levantó su pie y pisó viciosamente la pierna derecha del jefe.

“¡Argh!” Muy pronto, el dolor provocado lo despertó. Sus ojos se giraron hacia atrás, y luego, se desmayó de nuevo.

“¡Llévense a su jefe! Pueden llamarme en cualquier momento si quieren venganza. Pero si lo intentar hacer, no será tan simple como conseguir un brazo o una pierna rota”

Leylin dijo eso a los matones. En los ojos de ellos, su sonrisa era como la del diablo.

Después de ver a los matones salir corriendo, Leylin regresó al bar.

“¡Mínimo, él tiene el poder físico de un Caballero en Preparatoria!” El barman gruñó internamente mientras ponía una expresión incluso más gentil y humilde.

“¡Mi más respetado señor! ¿Hay algo que pueda hacer por usted?”

Al ver el silencio mortal que surgía en la taberna, Leylin no pudo evitar sonreír internamente con amargura.

No quería no lo vieran como un monstruo. Sin embargo, había traído muchos bienes con él, así que, ¿Qué podía hacer si alguien estaba a punto de robarlos cuando estaba en la habitación? A pesar que dejó un Hechizo de Rastreo en sus pertenencias, si el hechizo fuera a desaparecer, Leylin incluso no tendría lugar para llorar.

Sin embargo, después que Leylin enseñara la fuerza de un Caballero en Preparatoria, muchos quienes tenían intenciones maliciosas contra él tranquilamente se retiraron.

“Ayúdame a llevar esos cofres a mi habitación, pon a los caballos en el establo y dales el mejor pasto que tengas” Leylin dijo eso mientras le entregaba otra moneda de plata al barman.

“Ese matón de más temprano, ¿Qué tipo de respaldo tiene?”

El barman bajó su cabeza. “Señor, no tiene que preocuparse por eso. Él talvez tiene algunos negocios turbios con un oficial de Seguridad Pública, pero nada demasiado serio”

Tener la fuerza de un Caballero en Preparatoria significa tener acceso a una técnica de entrenamiento para Caballeros.

Tales personas son de la nobleza o tienen un gran poder respaldándolos. Un oficial de Seguridad Pública de una ciudad pequeña no se atreverá a hacer algo en absoluto.

“¡Llévame a mi habitación!” Pidió casualmente Leylin.

El barman intencionalmente lo llevó a una habitación en la parte trasera del edificio, más lejos de la taberna. Sacó una llave y abrió la habitación.

Un rayo dorado de luz solar brilló a través de ventana de la habitación.

La cama estaba en el medio de la habitación, y las sábanas parecían estar muy limpias. Había un jarrón azul en la mesa al lado de la cama, con algunas flores silvestres desconocidas.

“Parece bastante limpia. ¡Este lugar estará bien!” Leylin asintió.

“Aquí está su llave, por favor, guárdela” El barman respetuosamente le entregó una llave de latón.

Leylin agarró la llave y envió al barman para que cuidara a sus caballos. Desempacó los contenidos de los cofres y ordenó que un filete se le fuera enviando a su habitación. Después de decirle al barman que no lo molestara, cerró la puerta.

Mientras cerraba la puerta de madera, descubrió que los efectos de cancelación de ruido de la habitación eran bastantes buenos. Los ruidos del exterior fueron inmensamente reducidos.

“¡Hoy, mis acciones fueron un poco demasiado llamativas! Sin embargo, no tenía opción. La Ciudad Piedra Gris es muy pequeña, las actividades de cualquier extraño definitivamente despertarán atención no deseada. No obstante, todavía es mucho más seguro estar detrás de los muros de la ciudad. Las personas, por lo menos, lo pensarán dos veces antes de castear algún hechizo con gran zona de efecto”

“Además, hay una probabilidad del 50-50 de la facción la cual envió personas para bloquear el camino mandar a alguien detrás de mí. Será mejor si no lo hacen. Si no, definitivamente debo asesinar la próxima ola de perseguidores para así poder escapar limpiamente”

Leylin estaba profundo en sus pensamientos. “Las ondas de energía de Fuerza Espiritual y el espíritu enviado para seguir el rastro parecen ser la obra de un Mago oficial. Pero parece un desperdicio de recursos. Después de todo, ¿Quién enviaría a un Mago Oficial para localizar y asesinar un Acólito Nivel 2?”

“Probablemente sea un Acólito Nivel 3 con un artefacto mágico o alguna mascota criada por un Mago”

“Debería recuperar y permanecer atento de cualquier actividad que esté sucediendo mientras me preparo para eliminar al enemigo. ¡También necesito castear el Hechizo de Transfiguración diariamente!”

Leylin pensó esto mientras llevaba una pieza de carne caliente a su boca.

El sabor del filete no era malo, y Leylin, quien estaba hambriento, lo comió todo en un abrir y cerrar de ojos. Cuando terminó, le pidió al barman que limpiara el desastre. Después que el barman se fuera, Leylin colgó un letrero de ‘No molestar’ afuera de su puerta y estableció una capa de partículas de energía para que actuaran como un sistema de alarma antes de caer en un profundo estado de meditación.

La meditación era algo que un Mago tenía que hacer regularmente. A pesar que el incremento en la Fuerza Espiritual a través de esto era bastante pequeño, Leylin aún perseveraba día tras día.

Después de trabajar por más de una hora, la cabeza de Leylin se desplomó y entró en el mundo de los sueños.

… … ……

Afuera de la Ciudad Piedra Gris, en el aire sobre la madera quemada.

¡Pss Pss! Una criatura alada color verde repentinamente se propulsó hacia abajo.

“Doris finalmente ha atrapado la esencia del enemigo” El hada de árbol verde, Doris, retrajo sus alas y pisó la madera quemada con su piel desnuda, mientras vestía una expresión compleja.

“Aquí es en donde la esencia termina” En ese momento, el hada de árbol verde ya no tenía el mismo aspecto que antes.

Anteriormente, meramente había sido del tamaño de una cabeza humana. Sin embargo, Doris ahora era tan grande como un niño de 7 u 8 años.

Además, la cara bonita original ahora tenía capa sobre capa de verrugas estropeándola, se veía extremadamente repulsivo.

Su boca estaba llena de colmillos, y su lengua constantemente se movía como la de una serpiente.

Su cuerpo ahora tenía muchas arrugas, como también algunas escamas de aspecto extraño.

Originalmente, las hadas de árbol verde eran un tipo de criatura viviente que representaba la belleza extrema. Ahora, nadie enlazaría a Doris con las hadas de árbol verde.

Doris dejó salir un grito llenó de enojo. “¡Humano, no serás capaz de escapar!” Su lengua se movió ágilmente. Repentinamente, extendió sus alas y voló hacia el caballo adicional que Leylin había liberado.

En los dos días siguientes, Leylin se quedó adentro, finalmente recuperando su fuerza y fuerza espiritual de vuelta a su pico.

“Ya han pasado dos días, y ellos todavía no me han atrapado. Parece que no es un acólito el que me está persiguiendo, ya que habría utilizado magia para olfatearme hasta aquí. Probablemente es algún esclavo o mascota criada por el Mago”

Leylin conjeturó. Sus movimientos habían estado extremadamente tranquilos aquellos dos días. El único evento significativo fue cuando el oficial de seguridad público trajo regalos para pagarle una visita a Leylin. El oficial dijo que él estaba allí para implorar por el hermano menor de su esposa. Luego, intentó preguntar sobre el pasado de Leylin, pero Leylin sólo lo engañó y no reveló información en absoluto.

Más tarde, Leylin se cambió a unas túnicas negras, y se ponía la capucha para cubrir su rostro mientras saltaba por la ventana.

En un callejón sombrío y oscuro.

“¡Señor! ¡Señor, está aquí!” Unos pocos matones, al ver las túnicas negras de Leylin, inmediatamente vinieron a recibirlo.

“¿Cómo está? ¿Ha habido acontecimientos extraños alrededor de la Ciudad Piedra Gris en los días pasados?” Dijo una voz ronca desde el interior de las túnicas negras.

“¡Hablaré primero! ¡Hablaré primero! En una aldea cercana, la vaca de la Tía Sofia dio a luz a un ternero de dos cabezas. ¡Los otros dijeron que era una maldición!”

Esto fue lo que el matón, quien alejó a los otros, dijo apresuradamente.

[El flujo de sangre del Objetivo ha incrementado en 12.4%. Sus ondas cerebrales están estables. Juicio: No es una mentira] El Chip de I.A entonó adentro de su cabeza.

Leylin asintió con su cabeza y le entregó una moneda de plata al matón.

“Ahora es mi turno. El Tío Hugo y su hijo desaparecieron en los bosques cercanos mientras viajaban, e indicios de una manada de lobos han sido descubiertas en la escena”

… … ……

Esos eran los matones que Leylin había derrotado hace dos días. Eran extremadamente convenientes para reunir noticias.

Al comienzo, ellos intentaron darle información falsa para conseguir la recompensa, pero, ¿Cómo podía Leylin ser engañado por un humano normal con el Chip de I.A ayudándolo? Leylin inmediatamente le rompió los brazos al mentiroso en el acto, aturdiendo a todos los presentes a la vez.

Bajo la coerción de ambos, el dinero y la violencia, aquellos matones muy pronto estaban reportando fielmente todas las noticias que habían sucedido adentro y afuera de la Ciudad Piedra Gris.

“¿Qué dijiste? ¿Fueron encontrados cadáveres humanos? ¿Y que también había rastros de un fluido viscoso color verde?” Leylin obviamente estaba interesado. “¡Habla claro y esta moneda de oro será tuya!”

Un joven delgado con cabello rojo tragó saliva. ”Acabé de escuchar esta noticia. En el molino al lado de la Aldea Messi, unos cadáveres fueron descubiertos. Toda la sangre había sido succionada. Todo el mundo sospecha que fue obra de un vampiro. El señor de la ciudad incluso envió a muchos Caballeros para investigar”

“¡En! ¡Muy bien!” Leylin le preguntó la ubicación una vez más y se dio cuenta que el área estaba muy cerca en donde había eliminado sus pistas. Asintió con su cabeza y le dio la moneda de oro al joven. Después de escuchar el resto de las noticias, Leylin dejó el callejón.