WMW – Capítulo 43

0

Capítulo 43: Árbol Gigante Demonio

 

Con el carro de caballos acercándose al peligro, Leylin tuvo por fin visual de la escena.

En medio de la carretera, había un enorme árbol antiguo.

Sus ramas verdes parecían extenderse infinitamente en todas direcciones, formando una gran cubierta con numerosas enredaderas que colgaban.

En el enorme tronco, había un par de ojos y una boca, y parecía un rostro humano. Sin embargo, tenía los ojos verdes.

Alrededor del árbol había unas pocas criaturas aladas que volaban continuamente a cortas distancias. Su piel era verde y tenían la forma de un humano. También estaban completamente desnudos.

«¡Árbol Gigante Demonio!» Leylin exclamó. Se rio con amargura: «¿Acaso la academia no limpió el área alrededor de la escuela? ¿Por qué todavía hay un enemigo tan grande aquí?»

«¿Un acólito de la Academia del Bosque de Hueso Abisal?» El enorme árbol habló, y las criaturas aladas también miraron hacia él.

«Soy simplemente un acólito humilde que se está preparando para irse. ¿Puedo preguntarle si puede ceder el paso? ¡Puedo pagar un precio por ello!»

Leylin hizo un último intento.

«¡Solo la muerte espera a cualquier organismo vivo que intente irse!»

El árbol gigante dejó escapar un ruido reverberante que incluso hizo que los oídos de Leylin dolieran. Al mismo tiempo, una vid verde fue bajada lentamente, y colgando de ella estaba un cadáver humano. Todo su cuerpo estaba marchito, y vestía las túnicas grises de un acólito de la Academia del Bosque de Hueso Abisal.

«¡Gran hermano! ¡Quédate atrás y juega con nosotros!»

En este momento, una pequeña hada que había estado revoloteando alrededor del Árbol Gigante Demonio voló sobre él. Para Leylin, sonaba como la voz muy agradable de una chica, el sonido de su voz lo embriagaba. Era como si esta voz perteneciera a su persona más importante en este mundo. Poco a poco, Leylin comenzó a sentir que quedarse aquí podría no ser una mala idea.

[¡Advertencia! ¡Advertencia! ¡El anfitrión se ve afectado por un encanto demoníaco!]  La voz del Chip I.A lo impulsó, sacando a Leylin de su alucinación.

«¡En realidad me encantaron!» La ira coloreó el rostro de Leylin.

«Chip I.A. ¿Cuáles fueron los resultados del análisis?»

[Shuger Árbol Gigante Demonio. Fuerza: 5, Agilidad: 0.5, Vitalidad: 9.8, Fuerza espiritual: 3.5. Habilidades: Sanguijuelas, Vides]

[Hada Verde del Árbol Fuerza: 0.9, Agilidad: 2.5, Vitalidad: 1.5, Fuerza espiritual: 3.1 Habilidades: Encanto]

[Los rumores dicen que el Hada verde del árbol y el Árbol Gigante Demonio tienen una relación mutua. ¡Normalmente, el hada verde  de árbol seducirá al objetivo en el área de ataque del Árbol Gigante Demonio y luego el Árbol Gigante Demonio comenzará su cacería!]

La voz del Chip I.A sonó.

«La fuerza y ​​la vitalidad del Árbol Gigante Demonio son demasiado altas, y su cuerpo también es extremadamente grande. ¡Simplemente no hay forma de rodearlo!» El rostro de Leylin estaba tranquilo, «¡Parece que solo puedo luchar!»

«¡El primero serás tú! ¡Realmente te atreviste a encantarme!»

[¡Punto crítico confirmado! ¡Calculando el viento, ajustando la trayectoria!]

Leylin de repente levantó las manos y reveló la ballesta oculta apretando el gatillo.

*¡Xiu!* Una línea negra atravesó el aire y voló directamente hacia el hada verde del árbol de antes.

La flecha perforó el lado derecho del pecho del hada verde del árbol, causando que sus ojos se rasgaran. El fluido verde,  que parecía ser sabia del árbol, fluía de su pecho mientras caía al suelo.

«¡Dyrisse! ¡Ese humano en realidad mató a la hermana Dyrisse!» Las voces enfurecidas y conmocionadas de las otras hadas verdes del árbol vinieron de las copas de los árboles.

«¡Realmente te atreviste a matar a mi hija!» El Árbol Gigante Demonio dejó escapar un furioso rugido, sus enormes enredaderas corrían hacia Leylin.

«Hyaa!» Leylin movió el carruaje de caballos hacia atrás, evitando las enredaderas.

«De acuerdo con los cálculos del Chip I.A, ¡el mayor alcance de ataque de la vid del Árbol Gigante Demonio es de solo 20 metros! ¡Sus movimientos también son extremadamente lentos, que es su mayor debilidad!»

Leylin desenvainó su espada cruzada y detuvo el carruaje antes de bajarse.

«Solo pedí que me dejaras pasar, pero como te niegas a escuchar cuando hablas muy bien, ¡parece que una pelea es la única forma de resolver esto!»

«¡En realidad mataste a mi adorable Dyrisse! ¡Te convertiré en un cadáver marchito y te colgaré de mi cuerpo durante cien años!»

Las raíces del Árbol Gigante Demonio emergieron del suelo y se levantaron antes de perseguir a Leylin.

«¡A esta velocidad! ¿Estás bromeando?» Leylin rio a carcajadas y esquivó mientras se enfrentaba con el Árbol Gigante Demonio.

Una sombra del árbol verde azotó a Leylin, pero esquivó, evadiendo fácilmente el ataque.

*¡Pa!* La vid verde era como un látigo, y rompió un gran agujero en el suelo.

Leylin con la espada cruzada cortó las enredaderas. La hoja plateada había hecho contacto con la superficie de la vid, pero terminó dejando solo una pequeña marca en ella.

Leylin sintió que una gran fuerza venía hacia él, y unas pocas sombras negras aparecieron detrás de él.

[Un ataque ha aparecido desde atrás. ¡La forma más óptima es girar a la derecha 50 grados y saltar a la derecha!]  La voz del Chip I.A sonó.

Leylin desvió una enredadera, giró a su derecha y saltó de inmediato, evitando el ataque furtivo de la sombra negra detrás de él.

«¡Gran Padre! ¡Te ayudaremos!»

Aproximadamente 7 a 8 Hadas Verdes del Árbol se abalanzaron, e incluso portaban pequeños arcos en sus manos que parecían juguetes. Sin embargo, cuando Leylin vio el líquido verde oscuro en la punta de la flecha, su expresión cambió.

«¡Hay veneno!»

Sacó una poción púrpura de la bolsa de su cintura y la arrojó con fuerza a las Hadas Verdes del Árbol.

*¡Ping pong!* El tubo de ensayo se rompió, y una ráfaga de humo púrpura brotó en forma de arpía. ¡La arpía abrió la boca y dejó escapar un grito desgarrador!

«¡La poción de la Bruja Aullante! ¡Gasté 20 cristales mágicos en ella!» Leylin se tapó los oídos. Aunque había hecho preparativos antes de tiempo, todavía se sentía incómodo. En cuanto a las Hadas Verdes del Árbol, todos habían caído al suelo hace mucho tiempo.

Usar pociones para imitar los efectos de un hechizo mágico era la técnica de lucha normal utilizada por un maestro de pociones. Con las habilidades actuales de Leylin, aún no podía preparar la poción de la Bruja Aullante, por lo que esta poción había sido comprada a Kroft.

Estas pociones no solo eran extremadamente caras, sino que solo se usaban una vez, lo que hacía que el corazón de Leylin doliera.

Aprovechando el hecho de que el Árbol Gigante Demonio y las Hadas Verdes del Árbol todavía estaban bajo los efectos de la poción de la Bruja Aulladora, Leylin dio un paso hacia adelante y se lanzó hacia ellos con la espada cruzada.

«Unas cuantas Hadas Verdes del Árbol fueron divididas fácilmente en dos de esta manera».

«Los tímpanos de estas Hadas Verdes del Árbol son extremadamente extrañas y son más sensibles a las ondas sonoras. Sin embargo, ¡la poción de la Bruja Aullante obviamente fue su perdición!»

Los ojos de Leylin brillaron, y pisó unas cuantas más de las Hadas Verde del Árbol que yacían en el suelo hasta que murieron.

«¡Oh! ¡No! Julie, Delia…»

La vitalidad del demonio del árbol gigante era extremadamente alta y se recuperó rápidamente del impacto causado por la poción de la Bruja Aullante. Mirando a Leylin torturando hasta la muerte a sus hijas, no pudo evitar aullar en voz alta. Más vides vinieron serpenteando, y las Hadas Verdes del Árbol restantes fueron cuidadosamente movidas y mantenidas entre la corona del árbol.

«Los hechizos de ese humano son extremadamente malvados, ¡no salgan!» La enorme voz del árbol zumbó.

«¡Una buena oportunidad!» Los ojos de Leylin brillaron, y él corrió apresuradamente.

«¡Disparo de agua Ácida!»

Apareció una esfera de color verde, y con el control de Leylin, evitó las enredaderas y golpeó el ojo izquierdo del gigante demonio del árbol a la perfección.

*Sssii!* La niebla blanca creció continuamente, y un fluido verde y espeso fluyó junto con los gritos del Árbol Gigante Demonio que lo acompañaba.

Después de que la niebla blanca se disipó, el ojo izquierdo del Árbol Gigante Demonio desapareció por completo, dejando solo un agujero carbonizado.

«¡Te mataré! ¡Te mataré! ¡Hancus te matará!» (Cus xd )

editor: en serio (?)

El Árbol Gigante Demonio tembló y las enredaderas a su alrededor se tejieron continuamente, formando una red.

«¿Con quién estás hablando?» En este momento, Leylin ya había llegado cerca del árbol. Su corona bloqueaba completamente la luz del sol, dejando solo una enorme sombra negra.

Mientras el gigante demonio del árbol aullaba, Leylin ya había alcanzado el tronco del árbol.

«¡muere!»

El Árbol Gigante Demonio rugió, e innumerables enredaderas se entrelazaron, formando una enorme palma verde, que sea abalanzo sobre Leylin.

«¡Adiós!» Leylin rio ligeramente y tiró la docena restante de pociones en su baúl antes de alejarse.

*¡Bang!* Una llama ardiente se levantó, envolviendo al demonio gigante del árbol entero. Lo que siguió a continuación fue una explosión aún más fuerte y humo negro.

«El efecto es realmente excelente cuando se usan diez pociones explosivas juntas. Además, ¡es aún más ventajoso contra un tipo planta como este!»

Aunque Leylin se escapó rápidamente, todavía estaba quemado por las llamas de atrás. Incluso el pelo de su cabeza estaba teñido y quemado.

«Ah!» El Árbol Gigante Demonio gritó y aulló en agonía, cayendo al suelo con un golpe, su cuerpo todavía ardiendo.

En cuanto a las Hadas Verdes del Árbol que se escondían en la copa del árbol, tampoco se salvaron y todas fueron quemadas has las cenizas.

[¡Bip! ¡El objetivo ha perdido todos los signos de vida!] La voz del Chip I.A sonó.

Leylin asintió con la cabeza y volvió a conducir el carruaje de caballos, rodeando el cuerpo del Árbol Gigante Demonio.

Al mirar las enormes ramas chamuscadas y los cadáveres de esas Hadas Verdes del Árbol, Leylin pensó repentinamente en algo y se detuvo para extraer algunas de sus células y restos.

«¡Solo una batalla y ya he usado casi la mitad de mis pociones almacenadas!» Sin embargo, el combo del Árbol Gigante Demonio y Hadas Verdes del Árbol es una amenaza para incluso un acólito de nivel 3. ¡Tener un resultado como este no es malo! »

Temeroso de la llegada de refuerzos, Leylin se apresuró a alejar el carruaje de caballos, hasta que los tres caballos fuertes espumaban por la boca. Viajando tan rápido como el viento, desapareció en el horizonte.

Media hora más tarde, una lechuza de color gris se abalanzó y aterrizó sobre una rama.

«¡Hancus está muerto!» La lechuza dejó escapar una voz humana.

«¡Ya lo sé, Ya lo sé!» De repente, un rostro humano apareció junto a la rama del árbol: «Es un acólito de nivel 2, ¿deberíamos perseguirlo?»

«¡El plan ya comenzó! ¡Este estúpido Árbol Demonio merece totalmente morir aquí!» El búho picoteaba las plumas sobre su cuerpo.

«¡Me iré primero!» Diciendo eso, el búho extendió sus alas y voló hacia el cielo.

El rostro humano se quedó en silencio por un rato y luego reveló una sonrisa parecida a la humana: «¡Aunque es solo un esclavo, uno debe pagar el precio por matar a mis subordinados!»

La rama se extendió hasta donde yacía el Árbol Gigante Demonio. En este momento, el fuego ya se había extinguido, solo dejando atrás algunos cadáveres de madera carbonizada y Hadas Verde del Árbol.

De repente, el cadáver se sacudió. En realidad, todavía estaba vivo.

Esta Hada Verde del Árbol ya estaba completamente carbonizada. Sin ningún tratamiento inmediato, definitivamente perdería su vida.

La rama del árbol llevó al Hada Verde del Árbol justo frente al rostro humano, «¿Quieres buscar venganza?»

«¡Sí! Para…, Doris… Está dispuesta a pagar cualquier precio, incluso si… ¡Significa tu alma!» El Hada Verde del Árbol luchó por hablar.

«Jaja… ¡Muy bien!» El rostro humano se rio a carcajadas, «Da la casualidad que tengo una poción de un experimento anterior que terminó en un fracaso. ¡La usaré en ti entonces!»

De repente, apareció una abertura en el árbol de color negro, y envolvió a toda el Hada Verde del Árbol…