WMW – Capítulo 423

0

Capitulo 423: Derrota

 

Un pequeño pájaro blanco aterrizó y Kesha abrió los ojos cerrados. “A partir de las fluctuaciones de energía en ese extremo, tienen, como máximo, un Mago de Fase Hidro que los supervisa. ¿Qué hacemos?”

“A pesar de que han recibido alguna información relacionada con nosotros, no es demasiado arriesgado simplemente irrumpir. Todavía tenemos que obtener algún tipo de guía o mapa del área para explorarlo, aunque……”

Robin dejó escapar un profundo suspiro: “Mis subordinados solo adquirieron una parte de la información sobre la región más externa. No tienen idea de la estructura interna del castillo de arena movediza…

“Incluso si es una trampa, los equipos del oponente han quedado atrapados en la formación de hechizos. ¡Incluso si hubiera una trampa, no tendrían mucha mano de obra!” Leylin movió la barbilla mientras afirmaba esta suposición.

“¡En ese caso, no tenemos nada que temer!” Robin se rio sardónicamente.

Después de haber sido perseguido por sus oponentes durante tanto tiempo, casi hasta el punto de ser expulsado de la dimensión de bolsillo, tenía mucha ira acumulada, un sentimiento más o menos compartido por todos los demás Warlocks presentes.

*Pu!*

Una mano escamosa se extendió repentinamente desde el vacío y agarró el pecho de un Guerrero Oso Bárbaro, arrancando un corazón rojo brillante que todavía latía.

Gotas de sangre fresca que aún no habían perdido su calor gotearon sin cesar, causando que los Magos se asustaran.

“¡Ah! ¡Una hermosa y corta muerte!” Un Warlock de la Serpiente Negra Horrall vestido de negro salió de una grieta en las sombras, su rostro revelaba una expresión hipnotizada.

Los Magos podrían, más o menos, ser considerados enfermos mentales, y los Warlocks no fueron la excepción.

Anteriormente, habían sido restringidos de actuar por las líneas de sangre, pero ahora no había tal cosa. Una vez que se dieron las órdenes para un ataque, la alianza entró en un caos completo cuando seis Warlocks de la Serpiente Negra Horrall, junto con Noah, masacraron a todos los Magos a la vista, independientemente de su rango. Incluso los acólitos no se salvaron.

Esa tragedia había hecho que algunos Magos huyeran.

*¡Boom!* El edificio central explotó. Tres Magos con expresiones sombrías flotaban en el aire, sus cuerpos emanaban la energía aterradora de los Magos de Fase Hidro.

“¡Lanza los hechizos!” Gritó el del centro. Un anillo de luz fluorescente parpadeó y grandes runas formaron una jaula de acero, asegurando firmemente todo el campamento dentro.

“Sabía que tenías algunos trucos bajo la manga. ¿Pero dónde están tus Magos de Fase Hidro y Cristal? ¿Han muerto todos?”

Justo cuando los tres Magos de Fase Hidro estaban a punto de salir para detenerlos, una chispa explotó en la oscuridad. Robin, junto con Leylin y Kesha, salieron para bloquearlos con una sonrisa burlona.

No había Magos Estrella de la Mañana en la Tierra Olvidada. Incluso las principales potencias de la región, como los osos bárbaros, tenían pocos Magos de Fase de Cristal.

Desplegar un pequeño equipo para cazar al equipo de Leylin fue lo máximo que pudieron hacer sin los líderes de su tribu. Incluso por eso, tuvieron que renunciar a muchos lugares estratégicos.

Si este equipo quedara atrapado, esta alianza en la dimensión de bolsillo reduciría considerablemente su fuerza general.

Después de todo, este grupo de Magos solo estaba explorando el lugar. Nadie había esperado que invadieran.

“Uno solo en la Fase Hidro y dos en la Fase de Vapor. ¡Yo, Dominic, me aseguraré de que ninguno de ustedes salga de este lugar hoy!” El Mago humano, que vestía túnicas negras con un patrón floral en forma de cruz en su rostro, cargó hacia adelante cuando la fuerza espiritual de la Fase Hidro surgió como un tsunami.

“¿Oh enserio? ¡Pero a los ojos de los Warlocks, son como corderos a punto de ser sacrificados!” Los ojos de Robin mostraron un tinte de arrogancia y una fuerza horriblemente intimidante estalló ferozmente de su cuerpo.

Lo mismo sucedió con Leylin y Kesha.

“Hechizo innato de rango 3: ¡Mirada Intimidante!”

Este fue el hechizo formidable que los Warlocks de Rango 3 de alto nivel de podían dominar. Además, incluso la fuerza de este hechizo en las manos de los Warlocks de Rango 3 de la  Serpiente Negra Horrall no se podía comparar con cuando Leylin y el grupo lo usaron, incluso si se habían entrenado en el mismo hechizo.

Esta fuerza de disuasión se atribuyó completamente a la línea de sangre. Cuanto más concentrada sea la línea de sangre, más fuertes sean sus raíces antiguas, más poderoso será el efecto de la intimidación.

“¡Formación de hechizos de rango 3! Dominio de la unidad!”

Los cuerpos de los tres comenzaron a brillar, la luz se fusionó para formar un extraño diagrama triangular.

¡Bajo los efectos del hechizo, los campos de fuerza espantosos que los tres emitieron en realidad comenzaron a complementarse indistintamente y aumentar en intensidad, formando una fuerza similar a la del dominio de un verdadero Mago Estrella de la Mañana!

Surgieron oleadas de aullidos silbantes, propio de las antiguas Serpientes Gigantes Kemoyin. El espacio vibró sin cesar y apareció un fantasma de una serpiente gigante de más de mil metros de altura. La serpiente abrió sus ojos color ámbar y miró directamente a los 3 Magos que tenía delante, haciéndolos estallar en sudor frío.

“¡Un dominio real debe poseer tres atributos básicos: debilitar al enemigo, fortalecerse a sí mismo y doblegar las leyes fundamentales!” Leylin tenía un profundo conocimiento sobre su propio dominio, todo gracias a la gran cantidad de información oculta en la biblioteca del Clan Ouroboros.

El terror individual de una Serpiente Gigante Kemoyin puede debilitar a lo más a sus enemigos. ¡Cuando cooperamos, los campos de fuerza terroríficos que generamos se complementan y amplifican mutuamente!“

En un instante, vio que las acciones de los Magos enemigos se desaceleraron. Los acólitos se desmayaron mientras que los Magos de Rango 1 apenas podían moverse. Los Magos de Rango 2 y 3 podían moverse e incluso lanzar hechizos, pero su fuerza se había reducido considerablemente.

Por el contrario, los Warlocks de la Serpiente Negra Horrall tuvieron un aumento abrupto en su aura, en la medida en que podían compararse con la Fase de Vapor ahora. Bajo la dirección de Noah, los magos de bajo rango masacraron sin escrúpulos el campamento.

‘Después de la combinación, nuestros poderes ahora debilitan al enemigo y fortalecen a nuestros aliados. ¡Qué lástima que no podamos infringir las leyes, de lo contrario habría sido un dominio verdadero y aterrador!’ Leylin podía sentir el campo de fuerza aterrador que se sumaba a sus poderes.

Un aura indescriptible entró en su cuerpo, excitando su línea de sangre hasta el punto de ebullición y empujando su poder a la Fase Hidro.

La situación de Kesha era similar a la suya, pero lo que más sorprendió a todos fue la transformación de Robin. Como núcleo de esta combinación, había recibido la mayor amplificación de poder. Su aura aumentó sin parar y comenzó a aterrorizar incluso a Leylin. Solo Lucian había logrado inspirar tal emoción en él anteriormente.

Complementado por el don innato de tres Warlocks de la Serpiente Gigante Kemoyin, Robin ya se había acercado al umbral de la Fase de Cristal. Con la adición de la fuerza de su línea de sangre, ¡había entrado completamente en la Fase de Cristal en el poder!

¡Este campo de fuerza aterrador! ¡Todos ustedes son Warlocks Kemoyin! El Mago humano, Dominic, entrecerró los ojos y su cuerpo tembló.

Los informes solo habían mencionado que un grupo de Warlocks de Rango 3 había invadido la dimensión de bolsillo. Debido a que Leylin y los otros tres solo habían usado sus hechizos de veneno innatos cuando entraron y no este aterrador campo de fuerza, los Magos los habían subestimado.

Incluso si fueran Warlocks de Rango 3, la línea de sangre de la Serpiente Negra Horrall y la línea de sangre  de la Serpiente Gigante Kemoyin estaban en ligas completamente diferentes. Sus puntos fuertes eran polos separados.

Los Warlocks de la Serpiente Gigante Kemoyin eran muy raros, y generalmente nunca se desviaban de la sede del Clan Ouroboros donde estaban bien protegidos. El Mago humano no había esperado la presencia de tantos Warlocks de la Serpiente Gigante Kemoyin en este grupo infiltrado.

Podía sentir una porción de la fuerza espiritual en su mar de conciencia siendo bloqueada. Su incapacidad para usarla hizo que su expresión cambiara a una de amargura.

Poco más de diez minutos después, la masacre en el suelo había llegado a su fin. Las extremidades y la carne estaban esparcidas por todas partes. Noah y los nueve Warlocks de la Serpiente Negra Horrall restantes no habían sufrido ninguna herida, pero su ropa había sido teñida de rojo oscuro.

La batalla en el cielo también había alcanzado su clímax.

“¡Ophidian roe!”

Robin se había vuelto aún más aterrador, habiendo activado su defensa de escamas Kemoyin. Las intrincadas escamas negras que lo cubrían eran suaves pero elegantes, e incluso había patrones débiles en la superficie, formando una runa completa del color de la sangre.

Aulló, y numerosas corrientes de aire negro se congelaron en una gran serpiente fantasma negra que se tragó un enorme Oso Bárbaro.

Se emitió un crujiente sonido de roer. Varios segundos después, ya no había indicios de la existencia de un chamán oso bárbaro.

“¡Jaula de sombras!” Leylin, con la Espada de Meteoro en mano, barrio el área. De vez en cuando, lanzaba algunos hechizos que causaban que el Mago bárbaro de piel verde frente a él se retirara lentamente.

*¡Boom!* En ese momento, una trampa oculta estalló detrás del Mago bárbaro de piel verde, transformándose en una jaula de sombras que atrapó al bárbaro dentro.

“¡Muere!” Leylin se apresuró hacia adelante, sus rápidos pasos contenían la elegancia de un bailarín. Su espada atravesó el cuello del bárbaro de piel verde. La sangre verde brotó cuando una cabeza voló por el cielo.

“¡AAAAH!” El Mago humano dejó escapar un grito sorprendente y se distanció de Kesha, transformándose en un rayo de luz que se extendió en la distancia.

La jaula de antes se había abierto inmediatamente cuando se acercaba.

“¡Necesitas mi permiso para salir!” Justo cuando el Mago iba a salir corriendo de la jaula, una palma negra bloqueó su camino. Robin se dirigió hacia allí con una sonrisa.

Leylin y Kesha siguieron detrás de él y bloquearon su retirada. Al ver ese escenario, el Mago sonrió con ironía y levantó ambas manos en un acto de rendición.

“¿Y ahora qué?” El Mago rendido inmediatamente cayó al suelo y se desmayó. Robin miró ansiosamente a Kesha.

“¡Aunque el oponente fue muy cooperativo, es extremadamente problemático recorrer los recuerdos de un Mago de Rango 3!” Kesha abrió ambos ojos, su rostro revelaba una expresión de agotamiento.