WMW – Capítulo 13

0

Capítulo 13: Llegada

“Las Grandes Llanuras de la Muerte de hecho no son un lugar el cual las personas ordinarias puedan cruzar”

Leylin estaba sentado en el carruaje mientras que su cuerpo constantemente se sacudía de arriba para abajo. La pequeña ventada se abrió, y los rayos dorados del sol se asomaron adentro, dándole al interior del carruaje un rastro de vivacidad.

Ya había pasado diez días desde el ataque de la manada de huargos. Durante esos diez días, el grupo de viaje se había encontrado un incremento en la cantidad de peligro mientras más se aventuraban en lo profundo de las llanuras.

Sólo ahora hizo que Leylin descubriera que los huargos de la llanura estaban meramente en el fondo de la cadena alimenticia. Aún había muchos más depredadores astutos y viciosos por encima de ellos.

En el camino, Leylin vio muchas colonias de animales las cuales sus números no eran inferiores que la manada de huargos de antes.

A parte de los huargos de las llanuras, había unas bandadas de inmensas aves negras que eran de varios metros de largo, e incluso enormes monstruos, de docenas de metros, los cuales se parecían a los tigres diente de sable, excepto que sus cuerpos eran como pequeñas montañas. Sólo el aura causaba que Leylin se sintiera sofocado.

Afortunadamente, la muerte de los aprendices al parecer había alcanzado el límite y los Magos de túnica blanca había comenzado a actuar. No sólo establecieron arreglos de defensas mágicas en los carruajes, también daban un paso adelante para dispersar el grupo de animales que atacaba. Mediante esas las medidas, se impidió un gran número de bajas.

El momento más peligroso fue cuando ellos confrontaron a un monstruo que era de varios metros de largo.

Agradecidamente, ese monstro como montaña al parecer poseía algo de inteligencia y sabía que los Magos de túnica blanca no eran de burla. Rápidamente se fue después de una breve confrontación y no desencadenó ningún ataque, causando que todos en el grupo de viaje suspiran del alivio.

“¡Es hora!” Leylin sacó su reloj de bolsillo y miró la manecilla de la hora. Ya había alcanzado la posición de las 3 en punto.

Se levantó y abrió la puerta delantera del carruaje. Una briza húmeda sopló hacia él, trayendo con ella un olor a salado. Era muy fresco y limpio, y Leylin no pudo evitar respirar profundamente un par de veces antes de sentarse al lado de Angelo.

“¡Buenas Tardes! ¡Señor Angelo!”

“¡Buenas Tardes! ¡Qué noble tan caballeroso!” Angelo no se giró mientras que directamente le entregaba el látigo y las riendas del caballo a Leylin, “Buen momento, necesito descansar un poco”

Leylin se rió mientras recibía el látigo y hábilmente maniobró el carruaje.

Angelo se inclinó a un lado mientras desabrochaba una botella en su cintura. Cuando la abrió, un fuerte olor a alcohol flotó afuera, y mientras bajaba su cabeza para tomar un sorbo, sus ojos se abrieron en diversión.

“Estamos a punto de alcanzar nuestro destino. Basado en el hecho que me has ayudado a manejar el carruaje por un mes, ¡Puedo responderte dos preguntas!”

Leylin sólo estaba disfrutando de la vista de ambos lados cuando escuchó resonar la voz de Angelo.

“¡Bien!” Leylin sonrió ligeramente. Él especialmente había intentado entrar en buenos términos con Angelo. y esta era una de las razones por las que hizo eso.

“Entonces mi primera pregunta es, ¿Qué habrá en nuestro destino?”

“Algunas tiendas temporales han sido instaladas por las varias academias de magos. Hasta allí, todos ustedes pueden libremente escoger una academia basado en sus intereses y también someterse a incluso más pruebas de aptitud precisa”

Algeno se veía un poco impaciente mientras respondía, “Esas cosas serán explicadas por el Gran Mago cuando lleguemos, ¡No desperdicies tu oportunidad!”

“¿Una prueba de aptitud precisa?” Leylin estaba aturdido. Poco después, recordó que ellos sólo se las habían manejado para identificar su talento en la magia inicialmente antes de ser enviados al carruaje por el vizconde. En cuando qué tan bueno era su talento en comparación a los otros, no tenía ni un ligero indicio de eso.

“¿Algunas tiendas temporales han sido instaladas por varias academias de magos? Es similar a los reclutamientos escolares de mi mundo previo. Me pregunto cuáles son los requerimientos” Leylin pensó para sí mismo en silencio.

“¡Bien entonces! ¡Mi segunda pregunta! ¡En tu corazón! ¿¡Qué es un mago!?” Leylin preguntó su segunda incógnita.

“¿Un Mago? Ellos controlan una enorme poder y persiguen la verdad, con un intercambio equivalente como doctrina. Mocoso, no sueñes en obtener algún beneficio gratuito de un Mago, o las llamas del deseo brotarán del abismo y castigarán tu alma”

La cara de Angelo se retorció como si hubiera recordado un evento desafortunado, mientras que su voz se volvía extremadamente inaudible.

“¿Perseguir la verdad, un intercambio equivalente?” Las esquinas de la boca de Leylin formaron una sonrisa.

Después de responder, Angelo al parecer había perdido todo el interés en la charla. Ferozmente bebió dos bocanadas del potente alcohol mientras bajaba su cabeza y cerraba sus ojos. Diez minutos después, se podía escuchar sonidos de ronquidos.

Leylin contempló debidamente el escenario en frete de él. A pesar que las llanuras eran muy hermosas, después de ver por un mes las mismas cosas, ahora sentía como si tuviera ganas de vomitar por la vista.

“Esto es……”

Mientras el carruaje continuaba avanzando, lo verde en la distancia cada vez era menos. En lugar de ello, era un vasto azul y ola tras ola de vientos fuertes.

“¡Hemos llegado, la Playa de la Muerte!”

El somnoliento Angelo abrió sus ojos y miró a Leylin, “¡Hemos alcanzado nuestro destino!”

Entre más se acercaban al mar, un pequeño lugar como un pueblo aparecía al final de su visión.

Numerosas tiendas de varios tipos y tamaños estaban allí juntas, y formaban un gran campamento. Alrededor de ellos, había docenas de carruajes similar al que Leylin estaba conduciendo.

Y lo que era más numeroso eran los acólitos de edades similares a las de ellos, alrededor de trece y catorce años, cada uno estaban llevando miradas de curiosidad en sus caras. Leylin hizo un cálculo aproximado y contó que había por lo menos cientos de ellos, llenando todo el campamento. De vez en cuando, algunos acólitos caminaban hacia las tiendas, muchas expresiones diferentes adornaban sus caras.

“¡Bien! ¡Damas y Caballeros! Bienvenidos a la parada intermedia de nuestro destino de viaje, ¡La Playa de la Muerte! ¡Todos ustedes decidirán aquí su futura academia, y entonces, regresarán a sus respectivas academias con sus profesores para practicar magia!”

El carruaje de caballos de detuvo, y los tres de túnica blanca salieron y reunieron los acólitos, luego, el líder, Crow, comenzó a hablar.

“Ahora, síganme adentro del campamento, y elijan una academia. Recuerden, pueden comprobar varias academias, pero una vez hayan asignado un contrato para unirse a una, ¡No deben incumplir su palabra! Cualquiera que desobedezca será colgado a muerte en la puerta del campamento”

Las heladas palabras de Crow hicieron que los corazones de los acólitos se congelaran.

“¡Haha! ¡Crow! ¡Ustedes chicos están bastante tarde hoy!” Una voz resonó, y un gordito caminó por el suelo del campamento. Él también estaba vistiendo una túnica blanca, y saludó: “¡No asustes a esos adorables novatos!”

“¡Había muchas dificultades a lo largo del camino!” Explicó Crow.

“¡De acuerdo! ¡Novatos! ¡Ahora síganme al campamento!” El Gordito habló con Crow y los otros por un momento, luego, giró su cabeza y le gritó a Leylin y al resto del grupo.

“Chicos, pueden llamarme Jevon, de la hermosa Ennea Ivory Ring Tower. Confíen en mí, si están escogiendo una academia, la Ennea Ivory Ring Tower definitivamente es la mejor elección” Dijo Jevon mientras llevaba a los acólitos al campamento.

Una vez entraron, varios sonidos viajaron a través de sus oídos, recordándole a Leylin las plazas de mercados de mundo previo. En cuanto para Crow y a los otros dos de túnica blanca, al parecer tenían otras cosas que hacer, y pronto dejaron el grupo.

Los alrededores estaban bulliciosos con actividad, la mayoría debido a acólitos como ellos. Algunos de ellos se habían reunido en un círculo, mientras que había otros que estaban entrando y saliendo de las tiendas.

Jevon trajo a Leylin y al resto, un total de cuarenta personas, en medio del campamento.

Aquí, estaba una gran tienda de color blanco puro, y también había algunos patrones extraños afuera de esta. Parecían ser adornos, y también fueron escritos.

Leylin no pudo evitar mirarlo de cerca, “¡Chip de I.A! ¡Comienza a escanear!”

[¡Beep! ¡Formando una imagen!] El Chip de I.A envió la información, pero en la imagen construida, no había nada sobre la tienda, como si el patrón nunca hubiera existido.

“¿Cómo puede ser?” Leylin observó la tienda una vez más con incredulidad.

Con el pasar de cada minuto y segundo, los patrones de la tienda se parecían realistas, girándose constantemente.

“¡Hehe!” “¡Haha!”  ¡Jiji!

Varias voces viajaron a los oídos de Leylin. Las luces de alrededor al parecer se estaban distorsionando, y Leylin miró sus propias manos. En este punto, su brazo parecía haber sido tirado en una forma larga, la cual se veía extremadamente delgada.

“¡Leylin! ¡Leylin! ¿Qué te pasa?” En este punto, había una palma en el hombro de Leylin.

Todo el cuerpo de Leylin repentinamente tembló, y volvió a sus sentidos. Al mirar alrededor, los acólitos aún estaban escuchando la plática del Gordito Jevon, y todo parecía haberse revertido a la normalidad.

“¿Puede ser que no fue una ilusión?” Leylin se asustó, “Chip de I.A, reproduce la situación en la que estaba”

[¡Beep!] Una visualización azul pálido apareció, y las series de imágenes de hace poco surgieron continuamente en frente de los ojos de Leylin, [Una anormalidad en el vaso cerebral, se propone una inspección inmediata] [¡Una anormalidad ha sido encontrada en la condición del Anfitrión! Manténgase alejado] [El cuerpo del Anfitrión ha regresado a la normalidad] Numerosas líneas de información siguieron emergiendo, lo cual le dejo saber a Leylin que lo de antes no fue una ilusión.

“Phew… Magos, ¿Son siempre tan misteriosos?” Leylin limpió su sudor frío, aun cargando un temor persistente de los eventos de hace poco.

“¡Leylin! ¡Tu tez está realmente mala! ¿Puede ser que caíste en enfermedad?” Le preguntó George.

“No importa quien, su expresión no sería mejor si hubieran experimentado lo de más temprano”

“Na………Nada…… ¿Dónde se detuvo Jevon?” Apresuradamente divagó Leylin.

“¡Oh! Necesitamos llenar un formulario, y luego tomar una prueba de aptitud. Después tendremos tiempo libre, y podemos escoger nuestra academia de forma autónoma”

“Ya que ustedes chicos han llegado un día tarde, sólo les queda un día de valor, y en este lapso de periodo, deben elegir la academia en donde van a practicar magia, ¡Sino, tienen que esperar hasta el próximo año!” Jevon aún estaba hablando ruidosamente hacia ellos.

“Ahora, todos ustedes deben alinearse y tomar un formulario uno por uno, y luego, entrar para la prueba”

Jevon se sentó detrás de una mesa blanca, y sacó un paquete de formularios, para luego colocarlos encima de la mesa.

La línea de movía hacia delante rápidamente, y muy pronto fue el turno de Leylin.

“Rellena tus datos en este formulario, y luego entra en la tienda. Sigue las instrucciones de la persona de adentro”

Leylin agarró el formulario y se dio cuenta que estaba hecho de piel de oveja. Los datos requeridos eran los mínimos, sólo un nombre, edad y lugar de nacimiento, como también otras cosas.

Cogiendo la pluma de ganso de la mesa, Leylin llenó el formulario muy rápido.

Los leves patrones de tinta color roja encima de la piel de oveja se veían muy hermosas.

“¡Nunca pensé que la escritura de este mocoso del continente sería tan buena!” Después de que Leylin terminara de escribir, recogió el papel de piel de oveja y entró a la tienda blanca.

“¡Ven aquí!” Sonó una voz antigua.

El interior de la tienda era muy espacioso, y sólo había una señora mayor con cabello blanco sentada en una silla negra, y una bola de cristal estaba reposando en la mesa.

“¡Bien! ¿Por qué repentinamente pensé sobres aquellas adivinadoras?”

“¡Hola!” Leylin saludó a la bruja.

“¡Trae tu formulario aquí!” Claramente, esta bruja no estaba haciéndole caso, y su voz aún era muy fría.

“Leylin ¿Huh? ¡Coloca tus manos en la bola de cristal!”