VVC – Capítulo 985

0

Capítulo 985: Desde que es urgente, llévame primero.


Aparentemente, la sangre era corrosiva ya que las piedras donde la sangre había goteado instantáneamente se derretían. Gu Xijiu fue capaz de evitar que la sangre salpicara sobre ella, ya que se había teletransportado justo a tiempo.

¡Todos estaban aturdidos!

Incluso la joven dama se sorprendió al ver lo que había ocurrido. Se quedó congelada por un momento y casi fue golpeada por la bestia que todavía la perseguía.

El sirviente de armadura dorada abrió ampliamente sus ojos y preguntó, “¡el impacto de la explosión fue tan fuerte! ¿Me pregunto qué fue lo que tiró en su boca?”

Nadie le respondió.

La bestia todavía los perseguía. Pensaron que Gu Xijiu vendría a ayudarlos pronto, pero después de mucho tiempo, todavía no podían verla. El gigante de armadura dorada miró a su alrededor y ya no pudo encontrar a la pequeña.

¿Se había marchado? ¡Hey! ¡Aún había una bestia aquí!

Gu Xijiu era muy buena al encontrar su camino de regreso a Ying Yannuo.

Aparentemente, Ying Yannuo había visto su actuación. Sus ojos estaban llenos de emoción, “Xijiu, ¿qué fue eso?”

Gu Xijiu sonrió, “mi arma secreta. ¡Bueno, vamos a ir a buscar tu tratamiento médico!” Ella lo miró y se dio cuenta de que su postura sentada no había cambiado. Estaba preocupada, “¿aún no eres capaz de caminar?”

Ying Yannuo la miró y luego miró hacia abajo, “no puedo…”

Gu Xijiu suspiró. Se agachó, sujetó su cintura y lo llevó hacia arriba, “primero vamos a buscar una montura”.

Era la primera vez que Di Fuyi era cargado. Estaba aturdido, pero al mismo tiempo sentía que era un beneficio para él. Sin embargo, como su identidad ahora era Ying Yannuo, debería actuar como él. Por tanto, se sonrojó y dijo, “¿es… está bien que me lleves así? Se supone que no debíamos estar tan cerca…”

Cuando un niño de ocho años habló así de seriamente con ella, Gu Xijiu sintió que era gracioso. Se rio y dijo deliberadamente, “¿qué puedo hacer? En su lugar, ¿debería construir una balsa para arrastrarte?”

Di Fuyi puso su mano alrededor de su cintura, “como es urgente, deberías cargarme”. Su cuerpo era blando y cuando Gu Xijiu lo cargaba, había una frase en su mente, “la fragancia persiste alrededor de su nariz”.

Gu Xijiu usó el hechizo de grabadora de voz para contactar a Yan Chen y contarle que primero tenía que retirarse con Ying Yannuo. Ella no iba a reunirse con ellos y les pidió que llevaran el coche del león volador…

Ya que todos tenían su misión, Yan Chen no dijo mucho y estuvo de acuerdo.

Aparentemente, varios de los que estaban escondidos en las sombras también habían visto la pelea entre Gu Xijiu y la bestia. Yan Chen, quien siempre estaba calmado en ese momento estaba muy emocionado. Preguntó curioso, “Xijiu, ¿cuál fue el último truco que usaste hace un momento? ¡La bestia sólo exploto!”

Gu Xijiu sonrió, “les explicaré a todos ustedes cuando lleguemos a casa. Ahora necesito marcharme”. Después de apagar el hechizo de grabadora de voz, cargó a Di Fuyi a un terreno relativamente plano mientras esperaban el coche del león volador.

Mientras estaban esperando, quiso ponerlo en el suelo, pero sus dos manitas agarraron con fuerza su ropa y su rostro parecía pálido, “demasiadas piedras allí…”

Gu Xijiu miró las rocas y luego lo miró antes de suspirar.

Estaba malherido y su piel era suave. Si Gu Xijiu lo sentara en esas rocas, podría volver a herirlo nuevamente.

Decidió cargarlo de momento. De todos modos, él se sentía ligero porque su cuerpo se había vuelto pequeño, así que ella no estaba cansada por cargarlo. Después de un tiempo, llegó el carruaje del león volador.