VVC – Capítulo 969

0

Capítulo 969: El Hada 3


Los espantosos monstruos que perseguían al grupo en los campos nevados en ese momento habían emergido desde abismo. Había dos monstruos, cada uno de los cuales poseía una forma extraña y una monstruosidad sin paralelo en tamaño.

Uno se vería similar a un dragón, pero en realidad era un caimán chino con una estatura tan imponente como la de un dinosaurio, los objetos escamosos y densos que se superponían en su cuerpo no eran escamas, sino manos humanas.

El otro se miraba como un Fénix, pero nuevamente no era realmente un Fénix y era más bien parecido a un patrón hecho por la amalgama de las partes aleatorias de cuerpos humanos.

Esas dos entidades poseían figuras extremadamente imponentes y unas extraordinarias proezas en combate; en la apertura de las mandíbulas se desprendía un olor negro de descomposición capaz de derretirlo todo; ¡con un barrido de su cola, incluso las montañas caerían!

Esas dos criaturas habían emergido del abismo después de que la multitud de zombis fue atraída; una vez que emergieron fue el comienzo de su carnicería sin sentido – ¡la caza y la matanza de todos los blancos vivientes en movimiento!

Cuando las criaturas recién acaban de emerger, el grupo de Lan Waihu no estaba cerca y en su lugar había cumplido con las órdenes de Gu Xijiu de alejarse diez li de ese lugar. Después de encontrar un lugar seguro para desembarcar, el grupo recobró su aliento y discutieron la posibilidad de conducir en busca del grupo de Gu Xijiu para ver si podían ayudarles.

Antes de llegar a una conclusión en su deliberación, escucharon un ruido extraño que venía desde el camino y vieron la tierra temblar fuertemente. Desde esa misma dirección, pudieron escuchar las tenues voces de batalla y los gritos, describían los ocasionales destellos de luz iluminando el cielo.

No sabían lo que estaba ocurriendo y no podían ver la situación desde esa distancia. Sospecharon que Gu Xijiu y su grupo nuevamente debían estar en una confrontación con el zombi… Tras una breve discusión, pronto volvieron a subir al carruaje y dejaron que el León Volador los llevará de regreso.

Planeaban proporcionar toda la ayuda posible y unirse a la lucha si Gu Xijiu y su grupo estaban allí luchando en contra del zombi.

Si Gu Xijiu no estuviera allí, entonces volarían de regreso para atrapar el viento de la situación y evaluar si su ayuda era necesaria. De todos modos el carruaje en el que cabalgaban era capaz de volar, por lo que el zombi no sería capaz de alcanzarlos sin importar si su número se elevaba desde el subsuelo.

Siendo mojados detrás de sus orejas y estando en sus años de adolescencia, eran fácilmente curiosos y valientes para tomar riesgos de sangre caliente. Su plan no era malo; sin embargo, se congelaron en su camino cuando vieron claramente la lucha frente a ellos.

La versión sombría de la combinación del dragón y fénix estaba rodeando a la mujer que cabalgaba el dragón y a su gigante con armadura dorada con una serie de ataques feroces.

La mujer que cabalgaba el dragón claramente no esperaba que las dos criaturas emergieran desde el abismo; la apariencia física de las dos monstruosidades la había repelido y le había dejado su rostro pálido.

Ella era muy hábil; rastros de relámpagos salían desde sus palmas y dejaban marcas visibles de quemaduras negras en sus pieles, desbordando el aire con el aroma de la carne asada.

El gigante con armadura dorada con su Alabarda Celestial bailaba como una rueda de viento y fuego; los rayos dorados que brillaban furiosamente desde la alabarda resplandecían sobre los cuerpos de las criaturas, dejando cicatrices que fluían con sangre tan negra como la tinta…

Pero ya fuera la mujer, su corcel o su sirviente, eran incapaces de conectar el golpe fatal a las criaturas y los llevaron a un estado más frenético en su lugar; ¡las dos criaturas la envolvieron y la asediaron en con eructo de humo y niebla!

Justo cuando estaba en una situación difícil, Lan Waihu y el carruaje del león de su grupo aparecieron desde no muy lejos.

¡Con un rápido pensamiento, la mujer hizo un gesto hacia su sirviente e hizo una finta de debilidad, después cargó hacia la dirección el carruaje del león!