VVC – Capítulo 946

0

Capítulo 946: ¿Cuál era el punto de correr?


“No quiero ser como ellos, déjame ir y pelear. Prefiero que me despedacen antes que convertirme en un monstruo…”

Antes de que pudiera terminar su oración, Gu Xijiu ya había metido una pastilla en su boca, “¡trágala!”

Qian Lingyu se asfixió un poco, pero confiaba completamente en ella, así que tragó la píldora sin siquiera pensarlo dos veces. Aunque estaba comenzando a perder su voz, se las arregló para tragar la píldora. Podía sentir que empezaba a perder su conciencia.

“Qian Lingyu, escúchame. ¡No te dejaré morir! Esa píldora ayudará a suprimir la transformación. ¡Necesitas aguantar! ¡Te salvaré una vez que salgamos! ¿Lo entiendes?” Gu Xijiu gritó en sus oídos.

Qian Lingyu repentinamente se llenó de espíritu mientras luchaba por mantener sus ojos abiertos. Asintió y se mordió sus labios para mantenerse despierto.

“Xijiu, sólo fuimos capaces de entrar, pero no podemos encontrar una forma de salir de este maldito lugar. No hay salida”, Yan Chen explicó rápidamente la situación.

Gu Xijiu miró al cielo, “¿qué hay de allá arriba?”

Yan Chen sacudió su cabeza, “hay una barrera de Hechicería…” comenzó a relatar el incidente en el que chocó en contra de la barrera.

Gu Xijiu miró hacia abajo desde el poste que estaba sosteniendo. El poste no estaba hecho ni de oro ni de acero, pero era de cierta forma brillante y liso. Podía sentir el calor que venía desde el poste.

“¡Los zombis pueden ser asesinados! ¡Podemos romperles el cuello con nuestra Hacha Dorada!” Gu Xijiu finalmente rompió el silencio. Todos sus ojos se abrieron.

Ellos sólo escaparon patéticamente porque no pudieron encontrar la forma de matar a los zombis. ¿Qué sentido tenía escapar ahora que tenían una forma de matarlos?

“Necesitan realizar la técnica del Hacha Dorada en un cierto ángulo y necesitas…” cuando Gu Xijiu estaba a punto de explicar más sobre su plan, Ying Yannuo saltó desde el poste, “¡déjame demostrarlo!”

Sus movimientos eran rápidos. En un parpadeo, aterrizó detrás uno de los zombis, alzó su mano e instantáneamente retorció su cabeza en un extraño ángulo. Su cuello estaba completamente roto y el cadáver cayó al suelo.

Ahora todos estaban emocionados y llenos de espíritu de lucha. Zhang Chuchu dio el salto, “¿qué estamos esperando? ¡Matemos a estos monstruos!”

Ella detestaba a esos zombis al máximo grado. Ahora que sabía cómo matarlos, ya no necesitaba contener sus fuerzas. Aterrizó como un halcón sobre uno de los zombis y rompió su cuello con precisión. Debido a su inmensa fuerza, su cabeza estaba totalmente torcida en un ángulo de 360 grados. Se encorvó y cayó en el suelo.

“¡Ja ja ja! ¡Eso fue genial!” Zhang Chuchu soltó una fuerte carcajada y procedió a atacar al siguiente zombi.

Le Zixing y Le Qingxing también hicieron sus movimientos. Ambos estaban llenos con una ira reprimida y necesitaban luchar para liberar su disgusto.

Lan Waihu invoco su coraje para unirse a ellos en la lucha. “Pequeño Zorro, espéranos junto con Qian Lingyu. Yan Chen guialos en la lucha para matar a los zombis y asegura un área para que Pequeño Zorro aterrice en el suelo de forma segura. ¡Iré allí para revisar la barrera de hechicería!”

Gu Xijiu dio instrucciones en una rápida sucesión. Después, asignó a Lan Waihu para que cuidara de Qian Lingyu antes de teletransportarse al cielo.

La llegada de Gu Xijiu y Ying Yannuo les había levantado el espíritu. Lan Waihu estaba con el espíritu alto. Sostuvo a Qian Lingyu firmemente sobre el poste y le gritó, ya que estaba preocupada de que pudiera perder su conciencia, “Qian Lingyu, Xijiu está aquí. ¡Vamos a estar a salvo! ¡No te rindas! Todavía no te has disculpado y le has pedido perdón…”