VVC – Capítulo 925

0

Capítulo 925: ¿Estás herido?


Jin Yunhao tenía 15 años y todavía era un adolescente en ese momento. Inicialmente, su poder espiritual estaba sólo en el nivel seis pasado el seis, pero había sido capaz de fortalecerlo hasta el nivel dos pasado el siete cuando entró por primera vez en al Salón Tianju. Los otros dos que se presentaron eran un chico y una chica menores de 15 años.

Había más hombres que mujeres en el Salón Tianju. Por tanto, a las mujeres se les dio alguna forma de protección especial por parte de todos. Sin embargo, ningún chico tenía ningún deseo de proteger a la novata, ya que era arrogante y su risa podía sacudir el suelo. Era tan fuerte como los hombres y fácilmente podía golpear a alguien hasta matarlo.

La chica era una practicante del poder espiritual de fuego. Su poder estaba en el nivel ocho pasado el seis cuando entró por primera vez al Salón Tianju. Poseía un nombre que tenía un significado, que era totalmente opuesto a sus características – Zhang Chuchu.

Mientras tanto, el último adolescente que había llegado hacía seis meses había recibido la mayor atención. Era encantador y era el más popular entre los tres novatos. Se movía tan elegantemente como un seto de sauces de bambú balanceándose con el viento y su sonrisa era tan fresca como la brisa de la primavera.

¡La gente a menudo decía que una sonrisa con tanta belleza era lo suficientemente poderosa como para destruir una ciudad entera! El guapo novato tenía una sonrisa tan encantadora que era incluso era capaz de hacer que el corazón de un hombre saltara un latido cuando él sonreía.

Era como si poseyera una cierta aura que le permitía influenciar fácilmente a otros. Aquellos que podían ser groseros se comportaban automáticamente con cortesía y delicadeza cuando estaban a su alrededor…

Cuando el maestro lo llevó a la clase por primera vez, todos los otros estudiantes inconscientemente disminuyeron su respiración ya que tenían miedo de hacerlo sentir incómodo.

Cada uno pensó que él debería haber sido un erudito en vez de practicar artes marciales pues sentían que él quizás no sería capaz de acoplarse al entrenamiento intensivo allí. Además de eso, los resultados del entrenamiento probablemente también afectarían su piel lisa y después de pasar por una serie de entrenamientos, ya no sería tan suave y dulce como antes…

Zhang Chuchu era una persona arrogante y por eso sentía como una superior ya que había llegado medio año antes que el guapo chico. Además de eso, había adquirido mucha experiencia en la lucha, por tanto, el chico guapo fue bloqueado por ella una vez que él terminó su discurso. Zhang Chuchu empujó en contra de su hombro, “¡hey! Mira tú débil cuerpo…”

Antes de que pudiera terminar de hablar, el guapo chico se giró para esquivar su mano e incluso aprovechó la oportunidad para patearla lejos…

Zhang Chuchu pego sobre dos mesas antes de caer al suelo. Rápidamente se levantó y miró enojada hacia chico guapo. Ahora sabía que él no era débil en absoluto…

El chico guapo sonrió y le preguntó suavemente, “una chica no debería ser tan ruda, ¿estás herida?”

Zhang Chuchu quedó sin palabras. ¡La rabia y el odio llenaron su corazón! Le envió un desafío oficial al chico guapo solicitando tener una batalla pública con él.

El muchacho no dijo ni una palabra, en cambio sacudió su cabeza como una forma de aceptar el desafío. Así, todos corrieron al campo de batalla para presenciar el encuentro…

Al final, Zhang Chuchu fue severamente golpeada. Finalmente se rindió cuando la tiraron al suelo por enésima octava vez y su rostro estaba tan hinchado que ni siquiera su madre habría podido reconocerla.

¡Sus compañeros de clase miraban la batalla con nerviosismo! El guapo chico se veía débil y su poder espiritual estaba sólo en el nivel dos después del seis. ¡Sin embargo, todo el mundo se sorprendió de que fuera tan bueno peleando! ¡Probablemente podría enfrentarse con Gu Xijiu!

El chico guapo tenía un nombre exquisito – Ying Yannuo.

Los chicos de la clase primaria Ziyun eran todos jóvenes e imprudentes y siempre se peleaban cuando discutían…