VVC – Capítulo 916

0

Capítulo 916: Matrimonio predestinado 3


Incluso con una capa de sus gruesas túnicas, ella podía decir claramente que su temperatura corporal estaba subiendo.

Gu Xijiu estaba desesperada por verlo tímido y avergonzado. No lo pensó dos veces y continuó llevando a cabo seriamente su esfuerzo. Cuando casi había terminado, alzó su vista y le acercó el rostro, mejilla con mejilla. Se sorprendió al darse cuenta de que su rostro se estaba sonrojando aún más que ella.

Alzó su cabeza victoriosa, “por fin te estás sonrojando…” sin embargo, tan pronto como captó sus ojos, se detuvo.

Había una calma inusual en sus ojos, como si un tranquilo mar con rugientes corrientes girara debajo. “Bebé, ahora es mi turno”.

Con sus brazos, tiró de ella hacia abajo y se aferró muy de cerca.

Gu Xijiu se había deslizado perfectamente a su abrazo. Su cuerpo estaba ardiendo, rodeándola completamente. Luego dio una vuelta y ella pudo sentir cómo su cuerpo se tambaleaba. Su cuerpo terminó completamente debajo de él.

Ella parecía haber empujado demasiado los límites.

El rostro de Gu Xijiu fue inmediatamente coloreado con un tenue rubor rosado. Intuitivamente, quería liberarse de su abrazo, pero él ya estaba presionando sus labios en contra de su piel.

No cerró sus labios con los de ella inmediatamente. En su lugar, se dio la vuelta para besarle sus orejas como ella lo había besado a él. Gentilmente, le mordió el lóbulo de su oreja y jugó con él en su boca.

Esa era su área sensible. Se sintió como si hubiera sido golpeada por una corriente de electricidad y su mente se quedó completamente en blanco. Las zonas donde sus labios estaban más cerca se habían vuelto de pronto aún más sensibles. La sensación caliente y cosquillosa envió ondas de emoción a través de su columna vertebral.

“No…” ella quería alejarlo, pero sólo podía murmurarlo suavemente. No paraba de morder sus labios y su rostro se había puesto completamente rojo.

Él continuó besando sus mejillas, su barbilla, su cuello y finalmente, sus clavículas.

Sus besos eran muy vigorosos, a diferencia de los de ella, que sólo eran breves y suaves. Parecía ser gentil y elegante en el exterior, pero en el interior él en realidad era muy dominante y abrumador. Lentamente, la apartó de su última guardia y no dejó espacio para que pensara más.

La temperatura en el ambiente seguía subiendo. Gu Xijiu estaba totalmente confundida, pero claramente podía sentir su respiración y temperatura. Ambos estaban igualmente sin aliento.

El lugar era un palacio de cristal que fue construido por él. No había nadie más alrededor a excepción de ellos.

La brillante luna estaba iluminando en el cielo. Las estrellas parpadeaban cada una con su propio encanto. Las nubes flotaban boyantemente en la orilla del cielo, como si fueran bolas de algodón.

Las flores a su alrededor florecieron completamente. La dulce esencia escapó y permaneció en el aire mientras el viento agitaba las flores.

Era una noche tan hermosa en un magnífico palacio de cristal. Bajo tales circunstancias, podían hacer lo que quisieran sin llamar la atención.

Ella le tenía cariño. No sabía cuándo su afecto por él comenzó a crecer. O no estaba dispuesta o lo evitaba instintivamente debido a que no estaba segura de sus sentimientos. Cuando finalmente se dio cuenta de su afecto por ella, ya era demasiado tarde para que ella lo evitara, ya que se sentía aún más atraída por él.

Cuanto más tiempo pasaban juntos cada día, más desarrollaba sus sentimientos por él. No le gustaba el sentimiento que encontró cuando supo que se estaba enamorando de él, ya que sus sentimientos estaban completamente fuera de control. Estaba un poco insegura, así que intentó escapar e incluso dejarlo ir.

Sin embargo, no pudo hacer eso. Cuanto más quería escapar de él, más se enamoraba. Cuanto más quería escapar de él, más pensaba en él.

Fue justo hasta este día.

Sabía exactamente lo que podría pasar si ambos continuaban haciendo lo que querían. Incluso podía decir la diferencia en su cuerpo, que algo duro y húmedo estaba presionando en contra de su cuerpo. Profundamente, podía sentir su inmenso deseo. Su cuerpo estaba ardiendo, pidiendo desesperadamente la unión de sus cuerpos.

Su mente estaba totalmente en blanco. Perdió todos sus sentidos, excepto su ardiente deseo.