VVC – Capítulo 902

0

Capítulo 902: ¡No te vayas! ¡Tengo Miedo!


El carruaje de cristal parecía extremadamente lujoso y se podía ver que había dos personas sentadas cara a cara dentro. Uno llevaba una túnica púrpura y se parecía un poco a Di Fuyi. Una dama estaba sentada frente a él. Era delgada y llevaba un vestido rosa pálido. Aunque Long Siye no podía ver su rostro, su ritmo cardíaco creció más rápido cuando vio su postura.

¡Era Gu Xijiu!

No, no era la actual Gu Xijiu sino la moderna. Estaba nervioso. Cuando estaba a punto de apresurarse para mirar mejor, el carruaje de cristal se precipitó repentinamente hacia el suelo.

Long Siye no quería perderlos, así que los siguió de cerca.

Pudo ver que había una jungla debajo y a lo largo de la ladera había una pista donde el carruaje decidió detenerse.

Cuando Long Siye aterrizó, la joven saltó del carruaje. Pudo ver que la joven dama no era buena en artes marciales ya que casi se caía cuando aterrizó. Por suerte, pudo agarrar el mango a tiempo.

Long Siye quedó atónito cuando lo miró. Esa dama… ¡esa dama era el cuerpo clonado que él había creado! ¡Había cobrado vida!

La joven lo miró un momento y finalmente dijo, “tú… tú eres… el Hermano Long Xi?” Su voz era clara y dulce. Era una voz que le era muy familiar.

Long Siye casi cae como si hubiera sido derribado por alguien. Su cuerpo de pronto se sintió frío.

¡Ye Hongfeng! ¡Era la voz y el tono de Ye Hongfeng! ¿Quién… quién fue el responsable de invocar su alma al cuerpo clonado?

Repentinamente, dirigió su atención hacia el carruaje y gritó molesto, “¡Di Fuyi! ¡¿Cuál es tu intención?!”

El hombre de túnica púrpura no salió del carruaje. En cambio, rio a carcajadas y Long Siye reconoció que era la voz de Di Fuyi, “Señor Supremo Long, se supone que ella es tu amante. Es tu prometida y también la dama cuyo corazón has roto dos veces. He usado un par de hechizos para invocar su alma aquí. El cuerpo clonado que tú creaste es perfecto para ella. Por favor, trátala bien y no vuelvas a romperle su corazón”.

Después de terminar su frase, el carruaje se levantó del suelo y desapareció en el cielo.

“¡Maldición, no te vayas!” Long Siye estaba abrumado por la ira. Saltó a su grulla y quiso perseguir a Di Fuyi.

“¡Hermano Long Xi!” La dama se acercó corriendo, “¡no me dejes! ¡¡Tengo miedo!!”

Había piedras por todas partes en la ladera y como resultado de su prisa por alcanzarlo, tropezó y cayó al suelo.

Long Siye se llenó de ira y no tuvo tiempo de preocuparse de ella. Tomó el cielo pero no pudo ver el carruaje porque su velocidad era demasiado rápida.

Cuando estaba a punto de continuar su persecución, de pronto, escuchó un grito agudo que venía de la dirección del suelo.

Miró hacia abajo y apretó sus dedos. Vio que un leopardo feroz había saltado de la jungla y corría hacia la dama que trataba de levantarse…

¡Maldita sea!

Long Siye rápidamente se apresuró al suelo. Antes de que incluso aterrizara, agitó su manga y una luz verde salió disparada de debajo de la manga y golpeó el cuerpo del leopardo.

Todavía estaba furioso y como resultado, había desatado un ataque que era extremadamente poderoso. No sólo había herido gravemente al leopardo también había hecho explotar la tierra, dejando un gran agujero en el suelo. La dama estaba aterrorizada y empezó a llorar a gritos mientras corría rápidamente hacia sus brazos.

Long Siye agitó sus mangas y la dama se quedó congelada a medio metro de él. No pudo acercarse más. Su rostro estaba pálido y las lágrimas en sus ojos seguían rodando, “Hermano Long Xi…”

Long Siye se calmó a sí mismo y dijo tranquilamente, “¡no soy Long Xi!”