VVC – Capítulo 894

0

Capítulo 894: Te lo debo


¡Long Siye ahora se veía incluso más pálido! ¡No podía negar su oración! El ataúd que ella dibujo en la pintura era precisamente el que vio en esa ocasión, se inclinó en el varias veces para mirarla.

Gu Xijiu añadió, “¡solías inclinarte en contra del ataúd y me hablabas sobre como odiabas a la pareja Ye! ¡Qué eran muy egoístas! También enfatizabas que era más lamentable que tú ya que me veían como un banco de órganos para darle órganos a su hija cuando lo necesitaban…”

Long Siye se alejó con una tristeza extrema y ni siquiera podía caminar apropiadamente. Gu Xijiu sólo podía mirar el suelo ya que sabía que tan intenso fue el shock para él. Sin embargo, se sentiría indispuesta y culpable si ella no le decía la verdad.

‘No importaba que, te lo debía…’ ella camino lentamente a la cafetería y un brazo repentinamente se colocó en su hombro, “¡hiciste lo correcto!”

Ella se dio la vuelta con sorpresa y vio a Di Fuyi, aparentemente escucho la conversación entre ella y Long Siye.

Frunció sus labios, “¿me tienes vigilada?”

Di Fuyi frunció su ceño, “te sigo abiertamente, no aparecería si te siguiera secretamente”. No dijo mucho y sostuvo su mano, “vamos por algo para comer”.

Ella no quería tener mucho contacto físico con él en público y rápidamente libero su mano, “¿vas a comer aquí?”

Di Fuyi dijo, “¿por qué no?  ¡Vamos!”

Gu Xijiu sentía que debía ser una zorra ante los ojos de sus compañeros. Había estado pasando tiempo con el Maestro Celestial Zuo antes, pero declararon que era solo un espectáculo. Luego, también tuvo una relación poco clara con Long Siye y ahora volvió a comer con el Maestro Celestial Zuo en la cafetería…

La cafetería estaba llena de gente que miraba a los dos con expresiones extrañas.

Aunque a Gu Xijiu no le importaba cómo la miraba la gente, se sentía incómoda cuando toda la cafetería lo estaba haciendo. Podía imaginarse lo que estaba en sus mentes.

A Di Fuyi no le importaba y se sentó en una mesa, “siéntate aquí, te traeré algo de comer”.

¿Cómo se atreve ella a dejarlo hacer el pedido? Ella se levantó rápidamente y dijo, “siéntate yo haré el pedido”.

Di Fuyi presionó sobre su hombro, “quédate aquí, ¿de acuerdo?” Luego camino hacia el mostrador para hacer un pedido.

Todos permanecieron en silencio. Pero tenían una idea a través de sus mentes. Aquellos que pensaban demasiado se preguntarían qué espectáculo estaban interpretando de nuevo.

Un momento después, Lan Waihu y Qian Lingyu entraron, vieron a Gu Xijiu y rápidamente se acercaron.

“¡Xijiu!”

“Xijiu…”

Qian Lingyu se sentó junto a Gu Xijiu y tocó su hombro, “Xijiu, ¿qué te gustaría comer? ¡Yo invito!”

Gu Xijiu sería transferida a otra clase mañana; por tanto, Qian Lingyu quería invitarla antes que ella se fuera, “¡siéntete libre de pedir lo que quieras!”

Los alrededores eran tranquilos una vez que terminó de hablar. Pequeño Zorro, quien estaba sentada en la dirección opuesta, saltó repentinamente con sus ojos bien abiertos y la mirada de todos estaba puesta en algo detrás de Qian Lingyu y Gu Xijiu.

Qian Lingyu estaba sudando. ¡Inconscientemente giró su cabeza y vio unos cuantos platos moviéndose hacia su rostro! ¡Dios! Rápidamente los esquivo.