VVC – Capítulo 891

0

Capítulo 891: ¡Otros ni siquiera deberían pensar en ello!


Todos los lugares donde sus brazos y palmas tocaron estaban desnudos en ese momento debido a la pequeñez de su atuendo. Podía sentir que le ardían las palmas de sus manos. El calor era tan significativo que incluso podía difundirse en sus huesos a través de su piel. El calor adicional hizo que su sangre circulara aún más rápido. Involuntariamente aceleró su respiración cuando se sintió sonrojada.

Gu Xijiu luchó, “déjame. Primero debería cambiarme”. Sentía que era peligroso estar en sus brazos con ese atuendo.

Di Fuyi se negó a dejarla ir y la encerró, “Xijiu, cámbiate después”. ¡Antes de que pudiera terminar de hablar, sus labios ya habían besado los de ella! No sólo fue un beso caliente en esa ocasión. Estaba claro que Di Fuyi había estado reprimiendo sus sentimientos y deseos durante mucho tiempo. Él quería entrar en su cuerpo para que pudieran ser uno como si él quería ser parte de ella.

Gu Xijiu apenas podía respirar bajo sus constantes besos y se sentía un poco mareada. Se sintió sedienta y con calor cuando sus manos comenzaron a recorrer todo su cuerpo. Casi se sentía como una erupción volcánica; sin embargo, quería abrazarlo fuertemente.

Repentinamente, Gu Xijiu estaba preocupada. Sentía que estaba caminando en arenas movedizas y se hundiría hasta el fondo si andaba descuidadamente. Aunque no tenía experiencia, entendía lo que estaba sucediendo ya que antes había leído algunos libros.

Inmediatamente tembló y recobró su consciencia cuando sus dedos acariciaron sus puntos sensibles. ¿Él quería hacerlo aquí…?

Ella abrió sus ojos y se dio cuenta de que la camiseta y los pantalones calientes que había usado antes ya no podían cubrir gran parte de su cuerpo.

“¡Detente!” ¡Dijo en voz baja y luego lo empujó!

Él no se preparó para eso y cayó al suelo mientras ella lo empujaba. Ella saltó rápidamente y escapó de él, “¡Maestro Celestial Zuo, por favor, libera tu barrera hechicera!”

De hecho, Di Fuyi no planeaba tener sexo con ella en ese lugar. ¡Después de todo, apenas aclararon sus malentendidos y él estaba preocupado de que ella se asustara si él era demasiado agresivo! ¡Sin embargo, no esperaba perder el control!

Tomó una respiración profunda y se calmó, “Ponte… ponte primero tu ropa”. Di Fuyi no quería que se teletransportará así aunque nadie bloqueara su camino a casa. ¿Y si no hacía un cálculo preciso y se teletransportaba a un lugar lleno de gente?

¡A Di Fuyi no le importaba su pasado, pero quería ser el único que viera lo que vestía antes; otros ni siquiera deberían pensar en ello! Gu Xijiu hizo lo mejor posible por calmarse y sacó un vestido de su bolsa de almacenamiento para cambiarse.

“Terminé, libera la barrera”.

Di Fuyi se adelantó y la ayudó a ordenar su vestido.

Gu Xijiu retrocedió rápidamente, “tú…”

“No tengas miedo, no te haré nada antes de que tú me des permiso”. Di Fuyi ordenó su vestido y luego quitó la barrera de hechicería.

Gu Xijiu inmediatamente se teletransportó y desapareció.

Di Fuyi continuó allí por un tiempo. Él quería pedirle que se quedara a charlar, pero le preocupaba el no poder controlarse. No pudo evitar sonreír mientras recordaba su reacción cuando huyó nerviosa.

Se sorprendió de verla nerviosa ya que se veía adorable cuando era tímida; era tan diferente de la que se mostraba a otras personas. Suavemente tocó sus labios y se dio cuenta de que sus labios aún estaban calientes. Todavía podía sentir la fragancia y la ternura de sus suaves labios. Él miró al cielo con innumerables estrellas y se rio suavemente.

Cuando Mu Feng llegó a la escena, vio al poderoso Maestro Celestial Zuo riéndose como un chiquillo.