VVC – Capítulo 871

0

Capítulo 871: Llámame papi


El Pequeño Long Xi puso rápidamente sus manos sobre el ataúd de cristal y dijo como si fuera una promesa, “¡no dejaré que sigas sufriendo así! Te salvaré, dejaré que tengas una vida mejor…”

La escena cambió nuevamente; Gu Xijiu se estaba siendo sacada del ataúd. Parecía asustada porque era la primera vez que salía del ataúd. Por ello, abrazó con fuerza al hombre que la sacó.

El científico loco le puso una bonita ropa y sonrió gentilmente, “cariño, ¿te gusto, eh? Llámame papi”.

Ella lo miró con sus grandes ojos redondos y finalmente dijo, “llámame papi”.

El científico loco quedó sin palabras.

¡Se la llevaron y la colocaron en una cama con otro bebé y después se dio cuenta de que el otro bebé era exactamente igual a ella! La única diferencia entre ellas era un jade rojo que colgaba del cuello del otro bebé.

Extendió su mano para tomar el jade pero el científico loco inmediatamente la golpeó para detenerla. Fue muy doloroso, pero retorcía sus labios con fuerza y no lloraba.

Había una pareja al lado de la pequeña cama, miraban a los bebés, “¡son exactamente iguales!”

La pareja se marchó con el científico loco después de mirarla como si estuvieran juzgando un objeto.

Un momento después, el Pequeño Long Xi entró corriendo y miró a las dos bebés apoyándose en la orilla de la cama.

Las dos bebés se arrastraban en la cama, llevaban la misma ropa, pero la única diferencia era que una llevaba un jade y la otra no.

El Pequeño Long Xi las había estado observando durante un tiempo y luego le dijo a la niñera que llevara algo. Luego rápidamente cambió el jade con el otro bebé después de que la niñera se marchó de la habitación….

Ella estaba muy feliz cuando finalmente obtuvo el jade. Mientras jugaba con el jade, el Pequeño Long Xi le dio una palmadita en su cabeza, “te he prometido que te daré la mejor vida…”

Repentinamente, el Pequeño Long Xi salió corriendo cuando pareció recordar algo.

Después de un tiempo, el científico loco regresó. Se paró al lado de la cama y miró a los bebés por un momento y de pronto sonrió. A continuación, le quitó el jade de su cuello y se lo devolvió al otro bebé. Después le dio palmaditas en la cabeza a la pequeña Gu Xijiu y le dijo suavemente, “querida mía, eres mi mejor y más perfecta criatura, tendrás un futuro brillante, ¿cómo puedes ser sólo la hija de una familia rica? Serás la mejor genio… Long Xi es estúpido, casi arruina mi plan…”

Ella no podía entender, pero sólo lo miraba porque aún era joven. Entonces la pareja de Ye entró y se llevó a su hija.

La pequeña Gu Xijiu estaba sentada allí y observó cómo la pareja se marchaba.

Gu Xijiu se despertó del sueño con una sacudida. Se sentó y se apoyó en el pilar de su cama.

Ese sueño era diferente de los que solía tener; era muy claro y todavía podía recordarlo claramente incluso después de despertarse.

Había sudor en su frente ya que no esperaba tener esa clase de sueño.

Trató de recordar y reorganizar los sueños y finalmente, llegó a una conclusión.

Se suponía que el sueño era real y debían ser sus recuerdos inconscientes del pasado. Sin embargo, era demasiado joven cuando las cosas ocurrieron y eventualmente lo olvido cuando creció. Sorprendentemente, se las arregló para recordar a través de sus sueños.

¡De hecho, era la niña clonada!

Lo que Long Xi dijo parecía real, también lo que dijo la Piedra del Firmamento.

Long Xi pensó que había cambiado a las dos bebés, pero el científico loco lo supo y se las arregló para volver a cambiarlos secretamente.

Ella adivinó que Long Xi no sabía la verdad y pensó que ella era la verdadera Ye Hongfeng.

De hecho, no lo era. Era la niña clonada con nuevos genes inyectados por ese científico loco.