VVC – Capítulo 870

0

Capítulo 870: Vamos, chica, llámame papá.


Sin embargo, la pequeña estaba confundida sobre sus sentimientos. De hecho, le gustaba Long Siye como si quisiera su hermano…

Y lo que él necesitaba hacer era ayudarla a identificar sus sentimientos en lugar de pescarla…

¡Debió haberse vuelto loco antes cuando escucho a Mu Yun!

Se levantó y quiso hacerle una visita. Sin embargo, rápidamente negó ese pensamiento.

Ella debía de estar exhausta, era mejor dejarla descansar.

Todo podía dejarse hasta mañana.

De hecho, Gu Xijiu estaba realmente agotada. Casi se durmió al instante después de acostarse en la cama.

Tuvo un sueño y fue algo extraño.

En el sueño, se convirtió en un bebé de menos de tres meses. Era como un buzo flotando en un ataúd de cristal lleno de un líquido rosado.

Fuera del ataúd de cristal había un hombre atractivo con una gran túnica blanca.

¡Long Xi!

Espera, aunque se veía exactamente como Long Xi, tenía una cierta aura, un aura dominante.

¡Él era el científico lunático!

El hombre la miraba mientras sonreía; puso sus manos sobre el ataúd, “¡mi querida, eres tan perfecta! Tü eres aún más perfecta que Xi”.

Mientras lo miraba, sus ojos se abrieron ampliamente.

El hombre se rió suavemente, “¿estás despierta? Vamos chica, llámame papi”.

Ella frunció ligeramente su ceño, pero seguía mirándolo.

“Chica, la pareja Ye sólo quiere un banco de órganos para su hija, pero no creo que esa sea una buena idea. Yo te hice y eres mucho más fuerte y mejor que su propia hija”.

El científico loco hablaba para sí mismo mientras la miraba flotando en el ataúd de cristal. Hablaba con ella y también le inyectó solución en el ataúd.

Aparentemente, sufría en el fluido ya que nunca había dejado de rodar y girar libremente.

El científico loco todavía la observaba, intentaba observar cada una de sus reacciones y movimientos.

Finalmente, había dejado de rodar y su cuerpo lentamente se estabilizó en el fluido. Parecía haber crecido más y ahora parecía una niña de un año…

Después de una serie de observaciones, el científico se quitó la bata y se puso una barba falsa antes de marcharse.

Las escenas de su sueño cambiaron rápidamente y ella se confundió por eso.

Las escenas del científico loco hablando con ella y un jovencito guapo corriendo a mirarla se intercambiaban continuamente, de forma repetida.

¡Ese era probablemente el Long Xi en su infancia!

Al principio, el Pequeño Long Xi estaba curioso cuando la miró, pero su mirada parecía extraña después de un tiempo, como si estuviera mirando a una chica lastimosa… debe haber escuchado algo de otras personas.

Pequeño Long Xi siempre hablaba con ella, pero ella nunca respondía. Sólo lo miraba y escuchaba sus problemas.

Cuando casi termino de compartir sus pensamientos, incluso sujeto sus puños y dijo, “¡odio a la pareja Ye! ¡Son demasiado egoístas! Ambos somos clones, pero nunca nos toman como unos humanos. Tú eres incluso peor que yo, ya que sólo te tratan como a un banco de órganos – siempre listo a donar cualquier órgano a su hija cuando lo necesite…”

Ella probablemente encontró su acción de golpear interesante, ya que era la primera vez que sonreía en el ataúd.

El Pequeño Long Xi se sorprendió y corrió hacia delante, se inclinó en el ataúd de cristal, “¡hey, tú sonreíste! ¡Finalmente sonreíste! ¡Sabes, eres muy encantadora!”

Ella dio una vuelta en el fluido y su pequeña mano accidentalmente presionó en la pared del ataúd de cristal.