VVC – Capítulo 867

0

Capítulo 867: La historia del hombre encantador


Di Fuyi continuó, “hoy no estás rindiendo lo suficiente y creo que se debe a tu falta de sueño. Supongo que también estás agotada del entrenamiento de esta mañana, así que tu condición física probablemente no es capaz de ayudarte a iniciar la magia de Viento Volador”.

Se sacó una fruta roja de su manga como si un payaso sacará una paloma de un sombrero, “toma, esto es para ti”.

Era una Fruta Zhuxiana, que era mucho más grande que cualquier de las que ofreció como recompensa esa mañana.

Gu Xijiu no la aceptó y sacudió su cabeza, “está recompensa. No logre nada, no deberías dármela”.

Después sacó una pastilla de su bolsa de almacenamiento y la tragó. Era muy útil para restaurar la energía y Gu Xijiu la tomaba para aumentar su energía cada vez que estaba agotada.

Di Fuyi lentamente retiró su mano y la fruta. Era un experto, sabía que esa píldora era lo suficientemente grande como para restaurar su energía aunque no era tan buena como su fruta.

Di Fuyi miró su rostro pálido y suspiró, “¡hoy no te ves bien, vuelve y descansa bien! Regresa mañana”.

Gu Xijiu también sentía que no estaba en buenas condiciones. Después de todo, no había descansado por un día y tuvo un entrenamiento muy intenso. Ya que él estaba dispuesto a comprometerse, ella también podría aprovechar la oportunidad de descansar.

Estuvo de acuerdo y le agradeció, “muy bien, gracias”. Y luego se marchó.

Di Fuyi se paró allí y la miró alejarse más. Quedó de brazos cruzados.

Inicialmente, quería explicarle algo a ella, pero se rindió al final.

Miró sus manos y se dio cuenta de que Gu Xijiu era relativamente débil más allá de sus expectativas, ¿qué estaba mal?

“Mi Señor, ¿por qué estás en casa tan temprano?” Mu Yun lo recibió a su regreso. “¿La dejaste practicar sola? ‘Suspiro’, Mi Señor. Qué buena oportunidad para interactuar con ella a solas – ¡no deberías perderla!”

Di Fuyi le dio un vistazo, “¡sígueme!”

Por tanto, Mu Yun rápidamente lo siguió dentro de la casa.

Permaneció en silencio desde que entró en la casa y comenzó a juzgar a Mu Yun de pies a cabeza. Mu Yun se inclinó y preguntó, “¿en qué puedo ayudarte, Mi Señor?”

“Mu Yun, será mejor que me digas la verdad, ¿cuántas chicas has conseguido al usar esta estrategia? ¿Qué clase de chicas eran?”

“Hmmm… dos, mi Señor. Una era fría, la otra arrogante”.

“Vamos, cuéntame más sobre las dos historias en detalle, estoy aburrido”.

Como resultado, Mu Yun comenzó a contarle sus historias. De hecho, era un hombre provocativo. Antes de ser reclutado para ser el mensajero de Di Fuyi, él ya era un hombre encantador y provocador. Había cortejado a innumerables chicas y tenía un hábito muy extraño. Cuanto más fácil la chica se enamoraba de él, él más fácil la dejaba ir.

Una vez, estaba bebiendo en alguna parte y se enamoró de una camarera. Trato muy duro por conseguirla, pero ella nunca se molestó en mirarlo.

Inicialmente, sólo quería burlarse de ella y probablemente tendría una aventura de una noche si ella le ofrecía la mitad de su cama. Sin embargo, la camarera lo descuidó y eso lo hizo sentir desafiado y cautivado.

La camarera ni siquiera era una chica bonita, pero él la encontraba aún más encantadora con el paso de los días. Estaba sufriendo porque no podía conseguirla y finalmente se dio cuenta de que era la mujer más bonita del mundo para él. Ninguna de las chicas guapas que conoció podría vencer el encanto de la camarera.