VVC – Capítulo 858

0

Capítulo 858: Hay muchas cosas que no esperas


“Siempre has sido la mejor, lo sé desde hace mucho, mucho tiempo. Muy bien, vamos por comida”, dijo Long Siye, suavemente.

Desconcertada, Gu Xijiu preguntó, “por cierto, ¿no están enviando los platos a todos los maestros de sus respectivas residencias? ¿Por qué debes comer en la cafetería?”

Long Siye sonrió suavemente, “quiero que me trates”.

“¿Ah?”

Long Siye extendió su mano, mostrando las flores de Meiyue en sus palmas. Estas olían con su fragancia delicada. “He recogido las flores por ti; hay aproximadamente 80 piezas. ¿No deberías invitarme a comer?”

Los ojos de Gu Xijiu se abrieron ampliamente, “¡está bien! ¡Yo invito!”

El desayuno en el Salón Tianju era realmente delicioso.

Gu Xijiu no se detuvo, ya que generosamente ordenó una mesa llena de comida. Los platos eran los favoritos de Long Siye.

Long Siye dio un vistazo general alrededor de la mesa y estaba muy complacido, “Xijiu, conoces bien mis preferencias”.

Gu Xijiu no pudo contener su diversión, “No digas más. Han sido años de amistad…”

Justo cuando estaba a punto de terminar su frase, el salón cayó en un abrupto silencio. Se escuchó una voz clara que decía, “¡el Maestro Celestial Zuo está aquí!”

“¿Qué está pasando hoy? ¡El Señor Supremo Long está en el salón de comida y también el Maestro Celestial Zuo!”

Mientras las charlas continuaban, los estudiantes en el salón todos se arrodillaron para recibir su llegada, justo como lo habían hecho antes para recibir a Long Siye unos momentos antes.

El corazón de Gu Xijiu saltó un latido. Se giró para mirar en dirección a la puerta y vio la entrada de Di Fuyi. Junto con él estaba el Mensajero Mu Yun.

Una realización repentina golpeó a Gu Xijiu. No era de extrañar que la gente talentosa fuera renuente a ir a ese salón. Las llegadas a menudo causaban problemas excesivos, ya que toda la gente tenía que seguir arrodillándose para recibirlos.

Los ojos de Di Fuyi recorrieron toda la sala y se detuvieron en la mesa donde estaba sentada Gu Xijiu. Saludó a Long Siye con una sonrisa, “Señor Supremo Long, también estás aquí”.

Long Siye estaba un poco molesto. Tenía la sensación de que últimamente la presencia de Di Fuyi era como un fantasma que se mantenía ligado a él.

Con labios apretados, sonrió falsamente y dijo, “no esperaba que el Maestro Celestial Zuo estuviera aquí para compartir comidas humildes con los estudiantes”.

Di Fuyi podía ser visto sonriendo ligeramente, “hay muchas cosas que no esperabas…”

“Maestro Celestial Zuo, aquí, aquí”. No muy lejos de ellos, Le Zixing se puso de pie para recibir a Di Fuyi.

Di Fuyi se dio la vuelta y se dirigió hacia la mesa donde estaba sentada Le Zixing. Ella aparentemente estaba lista para la comida. Preparó un lujoso festín y llenó toda la mesa con una variedad de platillos.

“Maestro Celestial Zuo, ¿estás satisfecha con los platos?” Le Zixing estaba buscando su aprobación.

“¡No está mal! Todos son mi comida favorita. Debió haber sido un problema para ti, siéntate y come conmigo”. Di Fuyi sacó sus palillos de marfil personales y comenzó a disfrutar la apetitosa comida con Le Zixing.

Gu Xijiu se sentó en la mesa y sintió una repentina pérdida de apetito mientras miraba la mesa llena de comida.

Long Siye realmente estaba disfrutando la comida. A menudo felicitaba a Gu Xijiu por ser tan considerada.