VVC – Capítulo 851

0

Capítulo 851: Puedes tomar una siesta aquí.


La túnica blanca de Di Fuyi ondeaba suavemente en el viento.

“Xijiu, ¿te gustaría dar un paseo conmigo?”  Long Siye preguntó con un humor jovial.

Gu Xijiu intuitivamente miró al cielo nocturno, “ya es tarde…” Ya era hora de que ella se durmiera.

“¡La flor Meiyue! Siempre has querido ver la flor Meiyue, ¿no es verdad? Esta noche es el momento de completo florecimiento. Si te lo pierdes, tendrás que esperar otros tres meses”.

Ella fue convencida. De hecho, la temporada de floración de esa flor fue bastante corta. Sólo florecería una vez cada tres meses y sólo durante un día. La flor era todavía más rara que la Telosma Cordata, ya que la floración sólo ocurría durante la noche. Esa especie no era sólo para admiración; también era una hierba muy rara. Gu Xijiu lo necesitaba para producir muchas clases de píldoras.

La flor de Meiyue sólo se podía encontrarse en un valle sombrío dentro de las montañas. Era un área escondida por donde poca gente pasaría, por lo que era impresionante que Long Siye pudiera encontrar ese lugar. Él incluso había predicho la época en que florecería.

Bajo la luna creciente, había una tierra llena de flores que se mecían de izquierda a derecha. Eran tan hermosas como las estrellas parpadeando en el cielo.

La flor de Meiyue tenía un aspecto único. Su forma se asemejaba a una flor de ciruelo púrpura, pero el ápice del tallo que sostenía la flor tenía la forma de una luna creciente dorada. A primera vista, parecía como si una flor de ciruelo estuviera floreciendo en la superficie de una luna creciente.

El lugar donde Long Siye había llevado a Gu Xijiu estaba lleno con abundancia de semejante flor. Florecían magníficamente, llenando toda la tierra. El cielo también estaba lleno de una serie de estrellas parpadeantes, lo que hacía que la escena fuera bastante celestial. Ciertamente lo suficiente para dejar a alguien sin aliento.

“Xijiu, ¿te gusta aquí?” Long Siye le preguntó con una sonrisa.

“¡Me gusta! ¡Hay tantas flores hermosas!” Gu Xijiu comenzó a sacar su cesta para llenarla de flores.

“Tranquila, siempre puedes recoger las flores más tarde”. Long Siye la detuvo, “las flores seguirán floreciendo durante las próximas tres horas, así que déjalas. Ahora deberíamos admirar la belleza de las flores”.

Gu Xijiu no podía dejar de divertirse, “¿desde cuándo el Maestro Long tiene un corazón tierno para las flores hermosas?” Recordó la época en que Long Xi la llevó a recoger hierbas en sus vidas anteriores. Él siempre recogía las flores sin dudarlo, sin importar cuán hermosa o fea se viera. Cuando ella finalmente trató de detenerlo, él pensó que ella no estaba siendo lo suficientemente dura de corazón y comenzó a darle lecciones sobre los asuntos apropiados al ser una asesina.

En cualquier caso, estaba un poco cansada en ese momento. Sólo quería recoger las flores para poder regresar a la cama. Además, tendría una clase con Di Fuyi al día siguiente. Ya había saltado la clase una vez. Si se saltaba otra lección, sus compañeros no estarían muy contentos por ello. Ella dejó salir un bostezo notable.

“¿Sueño?” Long Siye estaba preocupado.

“Sí, sí”. Gu Xijiu asintió y quiso aprovechar la oportunidad para decirle que debían recoger las flores inmediatamente y regresar a casa. Sin embargo, Long Siye de alguna forma se las arregló para hacerle una tienda transparente que tenía gruesas mantas de piel. La llevó a la tienda y le dijo, “ven, puedes tomar una siesta aquí”.

Mientras hablaba, procedió a prepararle una tetera con aroma de flores y sacó unos delicados pasteles para cenar.

Gu Xijiu fue conmovida. La comida era lo que solía preparar para ella en su vida anterior cuando se quedaba despierta hasta tarde. El té que usó era de crisantemo. El que Long Siye había preparado ese día era té de flores de loto helado. Su sabor era más aromático y sabroso que el del té de crisantemo.

Para mantenerse al día con Long Xi, ella solía renunciar a sus preferencias y fingir que le gustaba el té verde. Siempre pensó que lo escondía bien, sin saber que Long Xi lo supo desde el principio. Eso se hizo evidente a partir de sus preparativos de hoy.

La flor de loto helado era rara. Una flor costaría fácilmente cien monedas de oro. La tetera que Long Siye había preparado para ella tenía un total de 20 flores, siendo cada una de la mejor calidad de su clase.