VVC – Capítulo 843

0

Capítulo 843: Acostumbrada a su presencia


Parecía inapropiado llevar a los tres jóvenes si el tema que discutirían sólo debía ser tratado entre los discípulos celestiales.

Long Siye presentó a los tres, “son estudiantes de la clase Ziyun del Salón Tianju. Están actualmente en la clase superior”.

Antes de terminar su frase, Qian Yueran rio, “Hermano Long, ¿desde cuándo has estado tan cerca de tus estudiantes?” Luego cambió su atención a Gu Xijiu y Lan Waihu, “estas dos chicas se ven bien. Deben ser buenas estudiantes, ya que son las favoritas del Hermano Long”. Sin embargo, a Qian Lingyu se le dio un tipo de tratamiento muy diferente, “pero yo nunca esperé que mi nieto pudiera ser también tu estudiante favorito…”

Qian Lingyu quedó sin palabras. No tenía miedo de nada ni de nadie, excepto de su abuelo – Qian Yueran. ¡Si hubiera sabido antes que su abuelo estaría allí, no querría ir al segundo piso!

Cuando Qian Yueran miró la expresión de Long Siye, supo cuál era su lucha y dijo, “¡es raro para todos reunirnos, vengan y únanse a nosotros! ¡Los tres niños pueden venir también!” Desde que él lo había dicho, no era correcto que Long Siye lo rechazara. Se giró y le preguntó a Gu Xijiu, “¿nos unimos a ellos?”

Ella no tenía ninguna opinión opuesta. Cuanta más gente hubiera, mejor. Además, se había encontrado con Qian Yueran y Hua Wuyan antes. Por tanto, sólo asintió, “está bien”.

Lan Waihu siempre seguía a Gu Xijiu. Por tanto, ella tampoco tenía otra opinión. Sólo Qian Lingyu estaba preocupado. Sentía que no sería capaz de comer bien, pero no se atrevió a hablar y simplemente los seguía.

Sin embargo, al subir a la segunda planta, Gu Xijiu se llenó de pesar. ¡Di Fuyi también estaba allí! Ella no interactuó con el Maestro Celestial Zuo en esos días excepto durante sus lecciones. La mayor parte del tiempo cuando lo encontraba, era sólo un saludo ordinario como al encontrarse con un conocido. Incluso en su clase, Di Fuyi hacía preguntas a casi todos los estudiantes de la clase excepto a ella.

A los estudiantes siempre les gustaba chismear. Hablaban de cómo Gu Xijiu había estado tan cerca de Di Fuyi en el pasado. Habían estado juntos todo el tiempo como si fueran una pareja. Al final, todo era sólo una actuación. Debido a su habilidad para engañar a todos, a los estudiantes les gustaba observar las interacciones entre Di Fuyi y Gu Xijiu en esos días. Era un tema popular en la ciudad.

Gu Xijiu ya era el centro de atención de la clase Ziyun. Pero después de que Di Fuyi fue a enseñar el curso, la atención empeoró incluso más. Cada estudiante de pronto se convirtió Sherlock Holmes al analizar cada movimiento de Gu Xijiu. Eso hizo que ella se sintiera presionada cuando asistía a cada clase.

En su opinión, sentía que estaba bien que Di Fuyi la tratara así. Eso era también lo que esperaba de hecho. Había decidido estar con Long Siye así que si continuaba mezclándose con Di Fuyi crearía muchos problemas innecesarios.

Ahora ese hombre finalmente decidió dejarla ir y ya no le dio ningún problema; debería haberse sentido aliviada. Racionalmente, todo iba por un buen camino, aunque emocionalmente era una historia diferente.

Gu Xijiu se sentía incómoda cuando asistía a sus clases. En ocasiones el hábito era algo terrible. Por ejemplo, ella se había quedado con él durante dos semanas. Cada mañana cuando despertaba, Di Fuyi era la primera persona que ella miraba. Incluso si él estaba usando su cuerpo en ese momento, sabía que era él. Estaba muy acostumbrada a su presencia.