VVC – Capítulo 804

0

Capítulo 804: Déjame recompensarte


Gu Xijiu reflexionó por un segundo y asintió, “¡muy bien!” Entonces comenzó a cantar.

Canto ’Wen Shuo’ porque sentía que el tono era más adecuado para su voz actual.

‘Los pétalos del loto cayeron repentinamente,

Todavía era así de bonito en el viento y visible bajo un papel semitransparente,

Mientras miraba la pintura de Dios en la pared bajo la luz de la vela,

Una dama estaba muriendo al otro lado del mundo en el desierto cerca de la frontera,

El vino en sus bocas,

Fue insuficiente para perder los cientos de años de contribuciones…

El sonido de la flauta preguntando por la calle pero nadie lo escuchó aparte de mí,

El crecimiento del karma antes de que nos encontremos nunca desaparecerá, sin embargo, quién era el que sufría de depresión,

Incluso a pesar de que era difícil decir adiós,

Tenemos que hacerlo, ya que el tiempo vuela…’

La voz de Di Fuyi era grandiosa. Probablemente era incluso mejor que la de Gu Xijiu, se consideraba muy aguda incluso para un hombre, y sonaba especial cuando cantaba.

Di Fuyi sacó un instrumento y lo tocó junto con la melodía mientras ella cantaba. La hermosa melodía flotó a través de las plantas y flores del jardín.

Fuera de la mansión, Long Siye disfrutaba de su música mientras se escondía en un árbol. Cerró sus labios con fuerza y sus dedos estaban pálidos mientras apretaba el tronco. Su amada mujer era dulce y encantadora con otro hombre. Su música era fantástica, pero sólo podía escuchar desde lejos en lugar de unirse a su princesa.

“¡Di Fuyi, te llevaste a mi mujer! ¡No te dejaré ir! ¡Ya que decidiste ser malo primero, no me culpes por ser malvado!” Susurró.

Siguió escuchando durante un tiempo y no pudo soportarlo más. Inmediatamente saltó y desapareció.

Justo después de su desaparición, algo emergió de un árbol cercano. Un pequeño hombre verde se paró lentamente en el tronco del árbol. Era una pequeña marioneta con forma humana. Voló en el aire y desapareció.

Yun Qingluo estaba de pie en su patio. Estaba leyendo algo mientras sus labios se movían y sus dedos se movían de izquierda a derecha en el aire. Un momento después, la pequeña marioneta verde del árbol había aterrizado en su mano. La pequeña muñeca le murmuraba suavemente y ella asintió en señal de reconocimiento. Destruyó la marioneta cuando terminó de hablar y regresó a su casa. Un brazo se acercó a su cintura y se fijó sobre ella. Su muñeca llevaba ese día una túnica verde, sonrió y preguntó, “¿cómo va todo?”

Yun Qinguo contestó sin expresión, “todo va por buen camino, Long Siye tiene intención de matarlo…”

El hombre de la túnica verde asintió felizmente. La cargó y caminó hacia la cama, “Qingluo, bien hecho. Te recompensaré apropiadamente…” Y luego le arrancó la ropa.

Inicialmente, Yun Qingluo no tuvo mucha respuesta. Sin embargo, el hombre era demasiado hábil para complacerla, lo que la hizo jadear y rendirse ante él. No pudo resistirse.

Su rostro estaba sonrojado, “mañana… ¿vamos a tomar acción mañana? Sus cuatro mensajeros…”

“No te preocupes, tres de sus mensajeros se han marchado. Sólo Mu Yun está aquí con él”. El hombre de la túnica verde se hizo más intenso cuando Yun Qingluo empezó a parecer que estaba sufriendo. De hecho, lo estaba disfrutando. Él sabía que ella lo odiaba, pero también lo deseaba mucho. Por tanto, él también sintió un orgasmo. Sus ojos se pusieron rojos cuando repentinamente bajó su cabeza y mordió la oreja de Yun Qingluo. Le susurró, “cariño, ¿por qué no me diste el órgano más importante de un hombre cuando me hiciste? Si lo hubieras hecho, podría hacerte sentir mejor que esto…”

Yun Qingluo cerró sus ojos. No le dio un pene porque sólo lo tomó como un compañero para su comodidad mental. Su virginidad estaba reservada para Di Fuyi… Sin embargo, ya estaba en el infierno, ¿cómo iba a llegar al cielo otra vez?

¡Ya que había caído en el infierno, debía ser la persona más malvada!

¡Cómo no pudo atraparlo, también podría destruirlo! Sería perfecto si muriera en sus brazos.