VVC – Capítulo 795

0

Capítulo 795: ¿Tienes algo que decirme?


Di Fuyi amablemente dijo, “Señor Supremo Long, es una suerte que lo digas hoy y no planees algunos trucos estúpidos. ¿Crees que aún podrías estar aquí conmigo y hablar mientras tomamos unas copas si tuvieras otros planes?”

Long Siye frunció su ceño, “¿qué quieres decir?”

Di Fuyi irradiaba con placer, “la noche anterior a la otra noche, aproximadamente a las nueve y veinte de la noche, estabas realizando los rituales en tu propio patio para llamar el alma de Xijiu. Había cinco ofrendas sobre la mesa, la secuencia era…” continuó nombrando y describiendo las formas de las cinco ofrendas. “Hiciste tres intentos, pero todos los esfuerzos fueron en vano”.

La expresión de Long Siye cambió abruptamente, “¿cómo supiste…?”

Di Fuyi no pareció preocuparse por él y continuó, “anoche a las 11 de la noche, visitaste a Yun Qingluo para espiarla. La noqueaste con el uso del Incienso Aire Crujiente y revisaste su bolso de marionetas. Encontraste dos marionetas, tres espíritus de marionetas, veinte piezas de papel ritual…” él continuó nombrando otras cosas. Eran exactamente lo que Long Siye había encontrado la otra noche.

Centrado, Long Siye permaneció estático durante unos instantes, “¡me espiaste! ¡Di Fuyi, nunca confiaste en mí!”

“Tú tampoco confías en mí, ¿no es así? De lo contrario, ¿por qué no viniste a recordármelo, cuando te diste cuenta de que había algo raro en ella y cuando la viste entrar a mi patio? Empezaste tu investigación clandestina, ¿o no? ¿No te preocupaba que el “espíritu demoníaco” que la había poseído pudiera hacerme daño mientras continuabas con tu investigación? Quizás en el fondo, deseabas que el “espíritu demoníaco” te ayudará a deshacerte de mí, ¿no?” Dijo Di Fuyi con calma.

Long Siye quedo sin palabras. Sus dedos estaban ligeramente helados. Quizás el pensamiento estaba escondido en el fondo de su corazón, en algún lugar que ni siquiera podía comprender apropiadamente.

Un sudor frío estalló. Los pensamientos del Maestro Celestial Zuo y su habilidad para razonar eran inusualmente aterradores. Long Siye quedó completamente impresionado.

Di Fuyi se inclinó hacia atrás, “ves, en realidad no confías en mí. ¿Qué te hace pensar que debería confiar en ti?”

Aunque sus pensamientos ocultos fueron bien leídos por Di Fuyi, se negó a admitirlo, “¡estás pensando demasiado! Con tu capacidad, incluso si ella estuviera realmente poseída por algún espíritu maligno, ¿qué daño podría hacer? ¡¡Si un espíritu demoníaco fuera capaz de hacerte daño tan fácilmente, no habrías vivido hasta la fecha!”

Di Fuyi sonrió mientras giraba su vaso, “pareces conocerme bien. ¡Venga, vamos a brindar!”

Long Siye no dijo nada, en su lugar procedió a chocar vasos con él.

Cuando ambos terminaron, Long Siye miró a Gu Xijiu y dijo, “Xijiu, ¿tienes algo que decirme?”

Gu Xijiu alzó ligeramente las comisuras de sus labios mientras levantaba su copa, “¡Maestro Long, me siento culpable hacia ti! ¡Hagamos un brindis!” Desde que cambió su cuerpo, había estado actuando con frialdad hacia él, ya que temía delatarse a sí misma. Para cumplir la promesa que le había hecho a Di Fuyi, tenía que esconder la verdad y no podía hacer nada, incluso cuando sabía que él estaba luchando. Al contrario, Long Siye había hecho secretamente tantas cosas por ella.

Fue su culpa por maltratar a su amigo.

Los ojos de Long Siye se iluminaron. “Xijiu, no hay necesidad de que te disculpes conmigo, ni ahora, ni nunca. Te conozco. Hay una razón para todo lo que hiciste, no preguntaré y no dudaré de ti”, dijo Long Siye, sonriendo.

Gu Xijiu sonrió, nuevamente. “¡Por lo que acabas de decir, deberíamos hacer otro brindis!” Justo cuando estaba a punto de terminar su vaso, Di Fuyi alzó la mano y detuvo su muñeca, “Xijiu, se supone que no debes beber. Sabes cuándo parar”.

Gu Xijiu sonrió nuevamente, pero no tanto como antes, “no te preocupes, lo sé. Esto no es alcohol, es sólo agua”.

Di Fuyi no dijo nada más.

La luna estaba brillando con una tenue luz, suave y no llamativa. Su luz llenó toda la casa.

En la mesa, Gu Xijiu estaba revisando las notas de la clase Ziyun.