VVC – Capítulo 792

0

Capítulo 792: ¡Deje de espiar!


Sin embargo, no se atrevió a acercarse más ya que había una cuchilla colocada en su cuello, “también puedo hacer que tu cuello se ponga rojo, ¿quieres intentarlo?”

Di Fuyi miró el cuchillo y luego la volvió a mirar, “cariño, tú serás la que sangrara si te cortas de verdad, ¿ya no quieres tu cuerpo?”

Gu Xijiu sonrió, “no te preocupes, sólo estoy tratando de sacar un poco de sangre para que puedas sentir el dolor. ¡No voy a lastimar mi cuerpo, puedes intentarlo!”

Di Fuyi suspiró y luego la miró, “¡no te creo!” Luego empujó su cuello hacia la cuchilla.

Gu Xijiu se retiró rápidamente, pero el cuchillo cayó al suelo, “¿estás loco?”

Di Fuyi sonrió mientras se veía muy feliz. Puso su mano en el hombro de Gu Xijiu, “Pequeña Xijiu, aún no puedes vencerme”.

Gu Xijiu estaba furiosa y de pronto tuvo una idea malvada. Repentinamente, se dio la vuelta y se recostó sobre su cuerpo. Habló con maldad, “¡Di Fuyi, pero yo vivo en el cuerpo de un hombre!”

¡Maldición! ¡Su pene se estaba poniendo más duro después de que él se burló de ella!

Di Fuyi estaba tendido allí como si le permitiera hacer lo que quisiera, “hmmm, ¿y entonces?”

¡Y luego, en tus sueños!

¡¿Pensó que usaría su cuerpo para penetrarlo?!

Aunque su propio cuerpo se veía realmente hermoso, ella se sentía extraña cuando se miraba a sí misma.

Gu Xijiu decidió no meterse más con él. Lo evitó y se bajó de la cama. Desafortunadamente, se dio cuenta de que había una “tienda” construida entre sus piernas…

¡Se dio la vuelta y se dio cuenta de que Di Fuyi aún la miraba en la cama!

Gu Xijiu alzó su mano y arrojó una prenda para cubrir su cabeza, “¡deja de espiar! ¡No hagas que se me ulceren los ojos!”

Cuando estaba pensando si verter una olla de agua fría sobre el “pequeño Di Fuyi” para calmarlo, Di Fuyi decidió no burlarse más de ella, “primero toma asiento y reúne tu energía en tu abdomen…”, él finalmente se puso serio con sus palabras.

Gu Xijiu dudó de él pero intentó seguir su guía. Un poco más tarde, el “pequeño Di Fuyi” se había vuelto “obediente”.

Gu Xijiu se sintió aliviada, “no sabía que había una solución para esto… así qué, ¿haces esto todos los días por la mañana?”

Di Fuyi permaneció en silencio por un segundo, “nunca se comporta así cuando yo usaba mi cuerpo”.

Gu Xijiu no creía en él como si fuera un pervertido, “¡grandioso! ¡Mentiras nuevamente!”

Di Fuyi sonrió y no habló más.

Era un dios, no había tenido ese tipo de respuesta antes. Él ni siquiera tenía deseos antes de conocer a Gu Xijiu.

Gu Xijiu fue la llave para abrir la caja de Pandora; le había liberado de todas sus emociones y lo había convertido en un hombre de verdad…

Habían pasado tres días, Gu Xijiu necesitaba practicar todas las mañanas antes de levantarse de la cama para que “el pequeño Di Fuyi” fuera “obediente”.

Gu Xijiu fue a clase nuevamente, pero en esta ocasión lo hizo bastante bien, ya que Di Fuyi la ayudó a preparar una conferencia más detallada con todas las posibles preguntas que recibiría de los estudiantes.

Junto con los recordatorios a lo largo de la clase, ella entregó con éxito todo el contenido relevante a la clase.

En esa ocasión, Yun Qingluo también estuvo allí. Ahora lucía más delgada y más humilde. Parecía normal dejando de lado su encantadora mirada y parecía apasionada mientras miraba a ’Di Fuyi’.

Después de la clase, Gu Xijiu esperó a Di Fuyi.

Eso era debido a que él le dijo a Gu Xijiu que si ella se negaba a esperarlo, él la perseguiría para que todo el mundo pudiera ver que Gu Xijiu estaba persiguiendo al Maestro Celestial Zuo…