VVC – Capítulo 715

0

Capítulo 715: ¿Quién era ese hombre?


Yun Qingluo estaba completamente aturdida. Dejó que él le quitara la ropa y dejó que sus frías yemas tocaran sus heridas. Él preguntó, “Qingluo, ¿puedes quitar esta espada hechizada?”

Yun Qingluo asintió. Era una conjuradora. Esa espada hechizada fue mezclada con su propia sangre y algunos otros hechizos para que definitivamente pudiera remover la maldición y quitarla de su cuerpo.

Puso su mano detrás de su espalda para sostener la punta de la espada y tiró para sacarla rápidamente.

Desde luego, fue un proceso muy doloroso.

Se recostó en la cama y casi se desmayó.

El hombre vestido de púrpura tenía dedos flexibles y comenzó a limpiar sus heridas y le aplicó algo de medicina…

Yun Qingluo lo miró. Ese hombre lucía exactamente igual a Di Fuyi. Su altura, sus rasgos faciales, sus dedos, todo era exactamente igual al hombre de sus sueños, a quien nunca alcanzaría.

¿Qué hay del rostro detrás de la máscara?

Repentinamente alzó su mano y le quitó la máscara.

Detrás, había un rostro extraño. No había cejas o nariz; sólo ojos y boca…

Era lo mismo que había creado. No había cambios en el rostro.

Nunca había visto el rostro real de Di Fuyi, así que cuando creó la marioneta, no creó los rasgos faciales completos porque sentía que no se parecería a él basada en su propia imaginación.

Se desilusionó y volvió a colocar la máscara en el rostro de la marioneta e instantáneamente, se convirtió nuevamente en Di Fuyi.

La marioneta podía hablar con ella, celebrar el Día de San Valentín Chino con ella y dejarla hacer lo que quisiera, siempre y cuando lo dirigiera con la técnica de marionetas…

Cerró ligeramente sus ojos. Repentinamente pensó en algo y preguntó “¿cuál es la misión que acabas de mencionar? ¿Qué es?”

El hombre de púrpura tocó su rostro y suspiró, “Qingluo, ¿cómo fui hecho?”

Yun Qingluo respondió, “tú fuiste hecho por mí. Soy una creadora de títeres…”

“Si simplemente te basas en tu habilidad, ¿crees que podrías hacer una marioneta que se vea y oliera exactamente como él?”

Yun Qingluo permaneció en silencio.

Era una maestra en la creación de marionetas y definitivamente podía producir una. Sin embargo, la marioneta que produjo no era autónoma y requería el control de su creador.

Además, en comparación con los seres humanos reales, las acciones y la coordinación de la marioneta eran peores. Más importante, las marionetas normales tenían un aroma especial que las distinguía de las personas normales.

A ella le gustaba tanto el Maestro Celestial Zuo y cuando no pudo tenerlo, hizo una marioneta que se pareciera a él para matar su aburrimiento. Sin embargo, la marioneta que hizo tenía muchos puntos que los diferenciaban…

Hasta que un día, siguió las instrucciones de un hombre en sus sueños. El hombre le enseñó un método especial de producción de marionetas y también le regaló un cabello de Di Fuyi…

Recordó ese conjunto de pasos complicados después de despertar. Con el cabello de Di Fuyi, finalmente se las arregló para crear una marioneta que se veía exactamente igual a él después de dos años….

Yun Qingluo miró la marioneta que la había estado acompañándola durante dos años.

La marioneta tomó su mano y sonrió, “yo soy diferente de aquellas marionetas. Qingluo, siempre estaré contigo y nunca te dejaré. Sin embargo, le debes un favor a ese hombre, así que debes pagarle…”

Yun Qingluo no sabía por qué, pero su corazón estaba temblando, “¿quién era ese hombre?”

Esa marioneta sonrió. Levantó su mano para jugar con el cabello en su frente, “lo sabrás en un futuro”.

Yun Qingluo dijo enfadado, “¡quiero saberlo ahora!”