VVC – Capítulo 710

0

Capítulo 710: Debía encontrar la manera de recuperar su lugar.


Lan Waihu saltó hacia el frente, ya que quería quitarle las mantas y ver su cuerpo.

Gu Xijiu estaba preocupada de que no se viera tan bien con su cuerpo desnudo. La detuvo rápidamente, “no te muevas, ya estoy bien”.

Sin embargo, el Pequeño Zorro fue rápido. Gu Xijiu no tenía ninguna fuerza para resistirse de perder sus coberturas.

Por suerte, vestía algo para cubrir su cuerpo. Sus pechos estaban envueltos con vendas. Lan Waihu dio un vistazo a las vendas y no pudo evitar llorar, “¿te duele? ¡Es todo por mi culpa! Tomaste la espada por mí”.

La habilidad del Pequeño Zorro para llorar era como si fuera letal. Gu Xijiu se sintió un poco intimidada por su llanto, “está bien. Sólo estoy ligeramente herida. No llores… Por favor añade un poco de fragancia a la lámpara aromática, creo que es buena para mi curación”.

Lan Waihu se apresuró a arreglar la lámpara.

La fragancia llenó toda la casa y finalmente enmascaró su esencia. Gu Xijiu suspiró aliviada y preguntó, “¿dónde está este lugar?”

“Este es un centro médico del Salón Tianju. La energía espiritual aquí es excelente, también es muy limpia. Suele ser un lugar de sanación para los ancianos. En esta ocasión, el Director Gu te ha permitido quedarte aquí por un mes para tu recuperación”. Lan Waihu respondió a su pregunta con múltiples explicaciones.

“¿Qué hay de Yun Qingluo?” Gu Xijiu recordó.

Cuando se lanzó al frente para tomar la espada por Lan Waihu, no esperaba que su oponente usara la Espada Juehu de semejante forma tan letal. Por tanto, no atacó a Yun Qingluo en sus puntos vitales. Ni siquiera usó toda su fuerza, ya que solo quería hacerla sangrar y por tanto incapaz de proceder a la siguiente batalla.

Resultó que ella fue la que sufrió una gran pérdida y estuvo a punto de convertirse en una persona discapacitada. Su piedad hacia ella fue insensata. Debía encontrar la forma de recuperar su lugar.

“Se rompió cuatro costillas, nada tan grave como lo tuyo. Los doctores del Salón Tianju la han examinado y le han colocado sus fracturas. Ahora se está recuperando en su propia casa”, dijo Lan Waihu.

Maldición, sólo se rompió cuatro costillas.

Si hubiera usado toda su fuerza en ese ataque, podría haber dañado sus órganos vitales. La oponente pudo estar armada con su poder espiritual como una coraza protectora, pero el golpe aún sería capaz de dejarla más muerta que viva, aunque no fuera del todo letal.

Ella suspiró con arrepentimiento.

“¿Ganamos o perdimos la pelea?” Gu Xijiu trató de recordar el resultado.

“El Director Gu anunció que ganamos, como el oponente se retiró primero del escenario”. Lan Waihu remplazó cuidadosamente una sábana limpia para que se cubriera mientras le explicaba.

Gu Xijiu se sintió aliviada. De cualquier manera había logrado su objetivo. Al menos no sufrió una doble pérdida.

Recién se acababa de dar cuenta de las enormes manchas de sangre en su manta.

Extrañamente, él era una persona con una preocupación obsesiva por la higiene, pero no reemplazó esas sábanas ensangrentadas por ella. Después de todo eso era simplemente una tarea fácil para él.

Ella no había pensado que él la besaría y la amenazaría bajo tales circunstancias, sólo para separarla de Long Siye.

Apretó su puño al pensar en el beso. “Me gustaría enjuagarme la boca”, le dijo al Pequeño Zorro.

Pequeño Zorro era ágil, ya que rápidamente tomó un poco de agua para ella. Gu Xijiu dio algunos turnos para hacer gárgaras y enjuagarse la boca.

“Di Fuyi, es imposible impedírmelo de por vida, me gusta quien me gusta. Algún día, tendré la habilidad de rechazarte”.

Ella había sufrido una gran herida y estuvo con dolor durante un largo período de tiempo. Agotada, cerró sus ojos brevemente.

Todavía llevaba puesta su ropa mojada y cubierta de sudor. El Pequeño Zorro tomó un juego de ropa limpia para que se cambiara, pero estaba demasiado cansada para hacerlo.