VVC – Capítulo 709

0

Capítulo 709: Una tormenta masiva acababa de envolver las tierras


La temperatura de los alrededores subió. Mientras soplaba el viento, ella pudo oler una ligera esencia acercándose lentamente.

Intuitivamente fue cautelosa ante el peligro que se acercaba, pero ya era demasiado tarde para reaccionar. Entonces encontró sus labios sellados con un beso caliente.

Fue tomada por una gran sorpresa y una intensa angustia. Alzó sus brazos para alejarlo, pero era tan débil como un gato. Él puso su peso sobre ella, así que no podía hacer ninguna diferencia. En vez de eso, él tomó sus manos y las aseguró en la parte superior de su cabeza.

El beso fue intenso. Era diferente a su forma habitual de ser, como si una inmensa tormenta acabara de envolver las tierras. Era como un lobo que acababa de ser liberado.

Era brutal y absoluto, como un rey.

Su lengua invadió fácilmente sus apretados dientes y sus labios se entrelazaron. No pudo evitarlo, mientras su lengua era intensa y a la vez hábil, por lo que no podía evitar retorcer la suya junto con a la suya.

No sabía si estaba enojada o ansiosa. Quería morderlo, pero sus besos eran demasiado hábiles. Apenas podía lastimarlo.

En su lugar, la besó con fuerza, incluso más fuerte. Sus labios y la punta de su lengua habían sido completamente conquistados.

Él tomó el control de su cuerpo, mientras colocaba una mano en su cintura y tiraba de ella con fuerza, como si estuviera a punto de fusionar sus cuerpos en uno solo.

Había un ligero aroma en el aire. Gu Xijiu no podía recuperar su aliento y estaba un poco mareada. Finalmente, dejó de luchar.

Unos momentos más tarde, él finalmente soltó sus labios, pero aun así la abrazó con fuerza.

Afortunadamente, no tocó sus heridas mientras apretaba sus dos manos. Las heridas no fueron afectadas en absoluto.

Gu Xijiu aún tenía sus ojos vendados. No podía ver su expresión, pero sabía que él aún estaba muy cerca. Podía sentir sus ojos mirándola.

Era una posición bastante incómoda. Gu Xijiu estaba demasiado angustiada y finalmente lo atacó, “¡Di Fuyi, tienes un problema!”

“Gu Xijiu, no desafíes mis límites. Tengo incontables maneras de separarlos. ¡Ya sea que te atrapé o lo mataré!” El tono de su voz era áspero. Entonces rozó a través de sus labios con la punta de su dedo, “ya sabes que no estoy atado a ninguna limitación en lo que hago, cuando seas incapaz de hacer ningún cambio, no digas que `estás dispuesta a hacerlo’ o `te gusta’. ¡Todavía no estás calificada!”

Finalmente la soltó. Era la primera vez que fue tan duro con ella.

Gu Xijiu no le respondió. Una vez liberada, comenzó a frotarse sus labios con fiereza con su manga.

La habitación estaba bastante tranquila. Gu Xijiu siguió frotándose los labios y finalmente se detuvo cuando sus labios comenzaron a sangrar. “¡Di Fuyi, algún día estaré calificada!” Dijo desdeñosamente.

“¡Esperare y veré!” Di Fuyi respondió.

La habitación regresó a su silencio habitual. Gu Xijiu jadeó por poco de aire y se quitó la venda de los ojos. Se dio cuenta de que estaba sola en la habitación y Di Fuyi ya se había marchado.

Le dio un vistazo de cerca a la tela negra. Justo antes, no podía quitársela por mucho que lo intentara, como si hubiera capturado sus ojos. Además, había una completa oscuridad cuando fue vendada. No podía ver incluso ni la más mínima luz.

La tela negra parecía haber captado un poco su aroma. Frustrada, la tiró al suelo.

La habitación estaba serena. Había una lámpara de aroma ardiendo en la esquina de la habitación.

Cerró los ojos brevemente. Su esencia aún flotaba en la habitación. Fue desencadenada por una angustia sin voz en su corazón.

Las puertas repentinamente se abrieron. Gu Xijiu se despertó y encontró a Lan Waihu acercándose con pasos sigilosos.

Sus ojos se encontraron. Vio los ojos claros de Gu Xijiu y le dio un vistazo a la ropa manchada de sangre que tenía debajo. Entonces dejó salir un fuerte grito.