VVC – Capítulo 700

0

Capítulo 700: Déjame ver tus heridas…


¡Su mirada era sincera y también lo dijo sinceramente! Di Fuyi quedó atónito y la miró, “¿quieres que vaya a ver cómo está?” Su voz era ronca como si estuviera escondiendo una cierta emoción.

Gu Xijiu sólo quería que se fuera y no se dio cuenta de su emoción, así que asintió con su cabeza: “Sí, aunque fue la que nos atacó en primer lugar, deberías quedarte con ella ahora que estás aquí…”

Si fuera Yun Qingluo y él su amante, definitivamente iba a querer que él se quedara con ella…

Di Fuyi continuó mirándola por un momento, “¿y si quiero quedarme contigo?”

Gu Xijiu fue aturdida. No sabía qué decir.

Su mirada era helada y luego rio, “¡pero yo no quiero que te quedes aquí!”

Ese hombre todavía estaba celebrando el Día de San Valentín chino con Yun Qingluo la otra noche y eso había lastimado sus sentimientos, ¿pero ese día estaba allí para fingir que quería estar con ella?

¿Estaba engañando a dos chicas al mismo tiempo?

O quería ser como la mayoría de los hombres de ese mundo – ¿manteniendo a todas las chicas que le gustaban a su lado y disfrutar de la vida con todas juntas?

Si todo lo que había hecho antes fue para darle una lección, ¿pensaba llevarla ahora a una dulce cita como compensación?

¡Ella no fue nada entusiasta! ¡Por no hablar de tener una dulce cita; lo lanzaría aunque le hubiera dado una bolsa llena de miel!

La llama estaba ardiendo en su pecho y su ritmo respiratorio se estaba acelerando. ¡Desafortunadamente, eso empeoró la situación ya que sentía que su poder espiritual se desvanecía aún más rápido y la intensidad del dolor se había duplicado hasta casi gritó!

“¡Suéltala!” Aparentemente, Long Siye pudo sentir la emoción fluctuante de Gu Xijiu. Rápidamente corrió hacia delante y alejó a Di Fuyi.

Di Fuyi pareció haber perdido la concentración cuando casi se cae luego de dar un paso atrás.

Long Siye no esperaba que fuera tan fácil, quedó atónito e inmediatamente abrazó a Gu Xijiu en sus brazos.

Al principio, Gu Xijiu no pudo soportar el dolor, pero finalmente se sintió mejor cuando Long Siye se hizo cargo de sostenerla. Bajo su alerta y susurró mientras se apoyaba en sus brazos, “Señor Long, ¿tienes analgésicos? Realmente los necesito… Esto es demasiado para mí, siento como si me estuvieran picando miles de avispas…”

Long Siye la abrazó con fuerza y miró su débil y sudoroso rostro, “muy bien… déjame ver tus heridas primero…”

Cambió su mirada hacia el mango de la espada y quedó aturdido. Su expresión cambió al dar un vistazo cercano, “Xijiu, ¿qué sientes aparte del dolor?”

Aunque se esforzó mucho por calmarse, su voz estaba temblando.

“Es un dolor terrible, y… débil, toda la energía viaja a través de la espada. Es… un poco irritante…”

La visión de Gu Xijiu era borrosa y ahora no podía ver las cosas con claridad.

Antes había experimentado muchas heridas diferentes, incluyendo ser perforada por una espada. ¡También había experimentado fracturas de hueso varias veces, pero todas eran diferentes del dolor que sintió en esa ocasión!

No importaba cuán severas eran las heridas que solía tener, las enfrentaba con una sonrisa y Long Xi la llamaba la Guan Yu mujer.

Sin embargo, este dolor la había paralizado y casi lloraba e incluso tenía ganas de estrellarse en contra de la pared para suicidarse…

Long Siye tocó suavemente la empuñadura de la espada. Fue realmente muy suave, pero Gu Xijiu estaba en un dolor crónico que la redujo a una miseria temblorosa. Apretó sus dientes, “no la toques…”

Long Siye inmediatamente miró a Di Fuyi quien estaba parado a un lado, “¿es ésta la Espada Negra de la Maldición de la Prostituta?”

Di Fuyi no lo negó, “Sí”.

Long Siye agarró sus puños, “¿cuán malvada puede ser ella? ¿Es realmente una discípula del regalo celestial?”