VVC – Capítulo 692

0

Capítulo 692: La sonrisa sarcástica


Gu Canmo compartió entonces su juicio, “puesto que la regla es al mejor de tres desde el principio, es mejor que nos atengamos a la misma. ¿Creen que pueden cambiar las reglas tan fácilmente?”

Estaba mirando a los seis concursantes, pero finalmente, se detuvo sobre Yun Qingluo con una mirada desdeñosa. Los otros jueces también estuvieron de acuerdo con su declaración; Yan Chen también añadió, “estoy de acuerdo con lo que dijo el Director Gu”.

Yun Qingluo frunció los labios con fuerza. No quería dejar pasar la oportunidad de humillar a Gu Xijiu. Por eso miró al Maestro Celestial Zuo, “Maestro Celestial Zuo, ¿qué piensas?”

El Maestro Celestial Zuo tenía el estatus más alto en este momento, por lo que sus palabras tenían un efecto decisivo.

Di Fuyi volvió a mirar a los seis concursantes, luego miró a Long Siye, sonrió y dijo, “Señor Supremo Long, ¿qué piensas?”

Long Siye frunció su ceño. Era el entrenador de Gu Xijiu. Por tanto, sabía lo capaz que era y también sabía que podía ser muy flexible con sus estrategias. Sin embargo, la diferencia entre las habilidades de los dos equipos era demasiado grande. Basándose en sus observaciones, Yun Qingluo no había utilizado todo su esfuerzo en el primer encuentro.

Aunque las reglas de la competición no les limitaban a lastimarse o incluso a matarse unos a otros, había tantos expertos en el estadio vigilando cada movimiento. Yun Qingluo no iba a querer a matar a nadie o perdería la cara ante esa gente.

Por tanto, no quería matar a Gu Xijiu, pero quería humillarla. Long Siye no quería dejar que Yun Qingluo humillara con éxito a Gu Xijiu, así que dijo, “estoy de acuerdo con el Director Gu. Las reglas de la competencia no deberían ser cambiadas. El Maestro Celestial Zuo siempre ha cumplido con las reglas, así que supongo que también estás de acuerdo con él”.

Di Fuyi miró a las seis personas y dijo, “en ocasiones las reglas también se pueden cambiar. Ya que los seis están de acuerdo, ¿por qué no cumplimos con su deseo?”

Los ojos de Yun Qingluo se iluminaron y se inclinó ante el Maestro Celestial Zuo, “Gracias, Maestro Celestial, por preocuparse por nosotros.”

Di Fuyi rio, “de nada. Siempre me he preocupado por los demás. Ya que todos están de acuerdo, no hay razón para que los detengamos. Tenemos que darles la oportunidad de hablar, ¿estoy en lo correcto?”

Finalmente miró a Gu Xijiu. Ella sonrió pero no habló. Era una sonrisa sarcástica, pero no parecía estar celosa. Di Fuyi estaba secretamente decepcionado.

Ya que el Maestro Celestial Zuo lo había dicho, el resto no hizo ninguna objeción. Sin embargo, la decisión final debía ser hecha por Gu Canmo. No miró al Maestro Celestial Zuo, sino que dijo, “primero juguemos el segundo encuentro”.

Así que, comenzó el segundo partido. Ya que habían jugado una vez, estaban bastante familiarizados con las tácticas de los otros. Por tanto, el segundo partido fue aún más emocionante que el anterior.

Las seis personas volaban de aquí y allá por el escenario. Coloridas luces llenaban el cielo de los diferentes elementos de poderes espirituales utilizados por cada jugador. Algunas de las luces eran largas como enredaderas que podían derribar a miles de soldados. Otras eran tan altas como una ola de mar que podía engullir un gran barco. Algunas de las luces provenían del suelo y otras brillaban como un cuchillo afilado.

Los seis se movieron muy rápidamente durante la batalla. Los estudiantes de la clase Liuyun habían estado un poco mareados mirándolos.

Long Siye estaba analizando de cerca las acciones de las seis personas en el escenario. En esa ocasión, los seis se habían esforzado al máximo. Era aún más peligroso porque podían matarse accidentalmente.

Su dedo había preparado un hechizo bajo la mesa y estaba preparado para interceptar una vez que notara que algo no estaba bien.