VVC – Capítulo 684

0

Capítulo 684: Estoy aquí para ver el partido por diversión


Gu Xijiu frunció sus labios. Cuando estaba a punto de hablar, alguien gritó repentinamente, “¡el Maestro Celestial Zuo ha llegado!”

¡El ritmo cardíaco de Gu Xijiu se saltó un latido! Miró al cielo como el resto de los presentes y quedó igualmente asombrada.

Pensó que vería su fascinante nave. Sin embargo, el Maestro Celestial Zuo había cambiado su vehículo. En esa ocasión estaba sentado en un carruaje.

Desde luego, no era un carruaje de caballos ordinario. El grado más alto de cristales púrpura rodeaba todo el transporte, pero no era para nada pequeño.

Había dos jóvenes señoritas de pie frente al carruaje para instruir a sus bestias, mientras que había dos jóvenes que estaban de pie en la parte de atrás como guardianes.

Todos llevaban grandes túnicas blancas que ondeaban junto al viento. ¡La bestia que tiraba del carruaje no era el león volador estándar sino un unicornio! Su crin de color blanco plateado soplaba junto con el viento y lucía muy prestigiosa.

Cuando Gu Xijiu miró al unicornio, algunos recuerdos destellaron por su mente. Recordó la época en que el Maestro Celestial Zuo fue al clan Tianwen para llevarla de regreso al Reino Feixing. Él estaba montando en ese unicornio en esa ocasión.

Los recuerdos volaban a través de su mente. Se rió en su corazón y trató de mantener sus pensamientos profundamente dentro de su corazón ya que no quería que resurgieran nuevamente.

Esperaba presenciar la llegada del Maestro Celestial Zuo después de verle tomado de la mano con Yun Qingluo en la calle la noche anterior. Era razonable que fuera a animar a Yun Qingluo.

Cuando el carruaje de cristal se detuvo, las dos jóvenes se levantaron y soltaron una tela blanca en el camino. El Maestro Celestial Zuo bajó por la tela blanca mientras desembarcaba del carruaje.

Llevaba una túnica púrpura con su largo cabello negro suelto en la espalda. Tenía una máscara en el rostro como siempre. Sin embargo, la máscara no cubría adecuadamente su rostro. Sólo enmascaraba la parte de arriba de sus labios. La multitud todavía podía ver sus labios bellamente curvados y sus brillantes ojos negros.

Todo el mundo en el continente respetaba altamente al Maestro Celestial Zuo. Dondequiera que iba, todos se arrodillaban por él. Sólo los emperadores no tenían que arrodillarse según las reglas establecidas por el Señor.

Por tanto, cuando el Maestro Celestial Zuo llegó, todos en el Salón Tianju tuvieron que arrodillarse para darle la bienvenida excepto por Gu Canmo ya que él era el creador del Salón Tianju. Él sólo se arrodillaba ante el Señor y ante nadie más.

Gu Xijiu tampoco se arrodilló porque el Señor usualmente le decía que era su discípula. Por tanto, no necesitaba arrodillarse para recibir a los discípulos del regalo celestial. Sin embargo, bajó su cabeza y cerró sus ojos por respeto.

Parecía que Gu Canmo no esperaba que el Maestro Celestial Zuo apareciera, así que felizmente le saludó con sorpresa.

Gu Xijiu escuchó atentamente su respuesta. Su voz no había cambiado. Incluso cuando pasó junto a ella, pudo oler la misma fragancia en su cuerpo.

No camino rápido, pero tampoco demasiado lento. Cuando pasó junto a Gu Xijiu, no se detuvo. Sin embargo, mientras pasaba junto a Yun Qingluo, se detuvo y suavemente le dijo, “Levántate. Estoy aquí para ver el espectáculo por diversión. Tómalo con calma”.

Todos se pusieron de pie, pero no se atrevieron a tomárselo con calma. Nadie se atrevería a actuar tranquilamente delante de ese hombre. Regresaron a sus asientos, pero el estadio ahora estaba en un silencio aturdido.