VVC – Capítulo 682

0

Capítulo 682: ¿Quién nunca había hecho locuras cuando era joven?


Gu Xijiu había conocido a los gemelos antes. Tenían la misma apariencia física e incluso sus acciones eran a menudo las mismas. Una vez que empezaban a atacar, su coordinación era perfecta.

Y lo que era más peligroso, es que eran muy audaces y crueles con sus ataques.

Por tanto, los tres no eran los oponentes fáciles. Gu Xijiu siempre había ajustado las tácticas de su equipo de acuerdo a las habilidades de sus oponentes, y en esa ocasión no fue diferente. Sólo tenían que ser flexibles de acuerdo a la situación durante la competencia.

Gu Xijiu no confiaba en la victoria, pero predijo que tendrían al menos la mitad de oportunidades de ganar la competición. ¡Sin embargo, para motivar a sus compañeros, tenía que decir que tenía plena confianza!

La moral era lo más importante en el campo de batalla. Si uno ni siquiera tenía la confianza en ganar, entonces sólo podía esperar por el fracaso.

Sin duda, cuando dijo que tenía la plena confianza en sí misma, sus compañeros se entusiasmaron. Sin embargo, esperaron pacientemente a que Gu Xijiu continuará su oración.

“Déjenme preguntarles, ¿quieren ganar?”

“¡Sí!”

“¡Sí!”

“¡Así es! Entonces sólo deben escucharme…” Continuó hablando palabras inspiradoras.

En el pasado, también era quien inspiraba a sus compañeros. Durante ese tiempo, todavía podía motivar a los chicos para sangrar y sacrificar sus vidas por ella. Por tanto, era algo fácil de hacer para ella.

Después de terminar su charla motivacional, sus dos compañeros estaban muy emocionados y sus rostros estaban rojos.

Gu Xijiu quería dejar un impacto duradero, así que extendió su mano. Lan Waihu rápidamente puso su mano en la palma de Gu Xijiu. Qian Lingyu también hizo lo mismo y tres vitorearon con energía, ¡tenemos que luchar para ganar!”

Los tres a menudo hacían esta acción porque Gu Xijiu siempre sintió que era un gesto muy inspirador. Por tanto, cada vez que empezaban un encuentro, lo hacían para aumentar el espíritu de equipo.

¿Quién nunca había hecho locuras cuando era joven? ¿Quién no quería tener una vida adolescente memorable? ¡Haciendo eso, incluso un gato salvaje podría ser inspirado para ser un tigre salvaje!

La arena del Salón Tianju estaba abierta al aire libre y su forma era como la del Estadio Nacional de Pekín. ¡Cada vez que Gu Xijiu veía el estadio, se sentía muy contenta, e incluso sospechaba que el diseñador del Estadio Nacional de Pekín también había llegado a esta generación!

Por supuesto, ese no era el caso. El que diseñó el escenario de batalla fue un maestro en el Salón Tianju. Gu Xijiu trató de obtener información de él y finalmente, supo que solía ser el compañero de clase de Long Siye. Antes de que comenzara la competición, el estadio estaba completamente ocupado y lleno de espectadores.

Todo el mundo en el Salón Tianju estaba allí e incluso los chefs de la cafetería dejaron sus utensilios de cocina y acudieron a ver el partido.

Cuando Gu Xijiu y su equipo entraron en el estadio, el ruidoso estadio repentinamente quedó en silencio. Había numerosos pares de ojos mirando hacia ellos. Algunas personas fueron a ver su actuación, pero algunas personas estaban allí sólo para juzgarlos. La mayoría estaban celosos de su éxito.

Lan Waihu seguía motivada por la charla de Gu Xijiu, de modo que cuando entró en el estadio ya no era tímida como antes, más bien alzó su cabeza y sacó el pecho mientras entraba.

En cuanto a Qian Lingyu, siempre había sido un hombre orgulloso, así que caminaba como si nadie lo estuviera mirando.

Gu Xijiu estaba tranquila, relajada y estable. Nadie sabía lo que estaba en su mente al mirar su expresión. ¡Aunque estaba sonriendo, le daba a la gente la sensación de que estaba lista para ganar!

En un lugar como el Salón Tianju, los fuertes eran respetados. Así que cuanto más poderosa era una persona, más respeto obtendría.