VVC – Capítulo 678

0

Capítulo 678: Sería mejor si nunca nos hubiéramos encontrado


“Por fin he vivido lo suficiente como para atestiguar una pareja homosexual”.

“Ambos se ven bien, qué pena que sean gay”.

Una lenta y acalorada discusión había interrumpido la contemplación de ella. Miró hacia atrás, sólo para darse cuenta de que un círculo de personas los rodeaba.

Tosió y arrastró a Long Siye mientras se marchaba.

“¿Es tímida?” Long Siye no pudo evitar reírse de ella, pero fijo sus ojos en su mano. Era la primera vez que le tomaba la mano desde que se reunieron. Cuando le tomó de la mano por primera vez, él no sintió nada en particular, pero ahora estaba lleno de alegría mientras sostenía su mano en la suya.

“¡No soy tímida en absoluto!” Gu Xijiu tampoco pudo contener sus risas. ”No quiero que la gente me rodee como si fuera un espectáculo. Afortunadamente, no soy un hombre. De lo contrario, me etiquetarían como un gay”.

“¡Entonces seré gay!” Long Siye tomó con fuerza su mano.

Gu Xijiu no dijo nada.

Tosió, “creo que mi orientación sexual seguiría siendo normal aunque naciera hombre. Me sentiría atraída por otra chica y no me volvería gay?”.

“Eso no es difícil en absoluto”, dijo Long Siye lentamente “No olvides que soy médico, puedo realizar la operación transgenero”.

“¡No quiero cambiar mi género manualmente!” Gu Xijiu lo interrumpió. Ella prefería lo natural como debía de ser.

“¡Entonces yo cambiaría!”

Gu Xijiu no sabía qué decir. La persona debía estar loca, después de haber sido hombre casi por cien años y ahora quería ser mujer.

Ella mentiría si dijera que no se sintió conmovida. Gu Xijiu no tiró de su mano y le dejó sostenerla mientras caminaban por la orilla del río.

Repentinamente tuvo un buen presentimiento durante toda una vida. Ambos ya habían experimentado la vida y la muerte, así que todo lo demás parecía importar menos.

La vida era terriblemente larga y encontrar a alguien de quien enamorarse nunca fue fácil. ¡Ya que había encontrado a quien le gustaba, quizás debía casarse!

¿Quién podía garantizar que no cometería otro error durante toda la vida? Debería estar bien siempre y cuando no fuera un gran error de principio.

En este mundo, la gente podía pasar su vida juntos aunque no estuvieran enamorados. Después de cruzar muchos de sus caminos enredados, finalmente, seguían estando juntos. ¿Quién dijo que no podrían hacerlo por toda vida?

“Long Siye, pasado mañana, celebraré mis 15 años en este pequeño cuerpo mío para alcanzar la edad adulta. ¿Vendrás a verme?” Gu Xijiu pregunto.

Long Siye tenía algunas luces en sus ojos, “¡Muy bien!” Entendió que ella le estaría dando una respuesta en ese día.

Su Xijiu siempre había sido una chica temeraria y directa.

Las estrellas centelleaban mientras se extendían a través de los vastos cielos. Cada una tenía su órbita. Cada estrella tenía su destino.

Como ninguno entendía la astrología, siempre parecía que nada había cambiado cuando él o ella buscaban en las estrellas. Lo que no sabían era que algunas de las estrellas se estaban alzando o cayendo de los cielos – donde había un nacimiento, había una muerte.

De pie en el enorme observatorio, El Señor también conocido como Huang Tu, estaba medio recostado en una silla de jade blanco. Había una mesa de jade blanco junto a él. En la mesa había algo de vino, algo de té y también algunos dibujos.

El vino era el que la había emborrachó antes. El té era el que a ella le gusto y elogio. En cuanto a los dibujos, eran retratos de ella.

La dama del retrato estaba cubierta completamente de negro con el cabello oscuro. Su temperamento era un poco impasible, ya que se le podía ver sacando algo de arrogancia de su expresión. Parecía que la estaba mirando.

Él miró de cerca los retratos y escribió casualmente un poema sobre el dibujo, “Sería mejor si nunca nos hubiéramos conocido. Sería mejor si yo nunca hubiera sentido”.

Después de eso, miró hacia el cielo durante unos momentos y se dio cuenta de que la pequeña estrella en ascenso parecía estar brillando incluso más.

Inicialmente era una estrella solitaria. Sin embargo, ahora estaba rodeada de otras estrellas. Algunas brillaban aún más que ella.