VVC – Capítulo 677

0

Capítulo 677: Ella apenas podía reconocerlo


Gu Xijiu quedo sin palabras.

¿Era el Señor que ella conocía la misma persona que Long Siye había descrito?

Vio como la linterna de Long Siye flotaba más lejos. De cierta manera, era extraño. Él colocó su linterna mucho después y hubo algo de retraso.

Unos momentos después, no esperaba que su linterna alcanzará a la de ella.

Las dos linternas se unieron y se movieron al unísono. Las de ellos se veían mucho mejor que las linternas de los enamorados.

Gu Xijiu miró durante un rato y luego paro. Sabía que era un truco de Long Siye, ya que él había estado intentando confesarse con ella esa noche, a través de diferentes métodos.

La brisa del río era ligeramente helada. Era sólo el comienzo del otoño, pero por alguna razón desconocida, el río permanecía constantemente helado durante todo el año. Por tanto, hacía frío para estar de pie junto al río.

“¿Tienes frio?” Long Siye se quitó su abrigo y la puso en sus hombros.

Gu Xijiu se congelo. El calor de su cuerpo aún permanecía en su abrigo. Incluso había un tenue indicio de su esencia única.

El aroma era diferente del de Long Xi. En comparación, Long Siye olía mejor, pero ya no era un aroma con el que estuviera familiarizada.

Se quitó el abrigo de sus hombros y se lo regreso. “Ya no soy una dama ordinaria, este nivel de frio no me hará daño”, dijo Gu Xijiu, sonriendo.

Long Siye no la presiono más. Sonrió y dijo, “en mi corazón, eres para siempre Gu Xijiu, independientemente de que seas ordinaria o extraordinaria”.

Él debía haber sido poseído.

Continuó con sus dulces palabras y las hizo sonar como debían ser.

Ella apenas podía reconocerlo.

‘Si sólo’.

Tomó una respiración profunda. Con los ojos fijos en Long Siye, preguntó, “Señor Supremo Long, ¿estás tratando de confesarme tu afecto?”

Long Siye se sintió un poco atraído por la forma en que se dirigió a él. Él suspiró, “no creo que eso fuera una pregunta. Debió ser una frase”.

Gu Xijiu mordió sus labios, “pero no necesariamente te responderé, ni siquiera puedo creer todas las cosas que has dicho en esta noche”.

Antes de que Long Siye estuviera a punto de decir algo, continuó, “sé que debería tener algo de fe, pero sé en mi corazón que no puedo hacerlo ahora, así que no quiero mentirte. Lo que más odio es que la gente intente mentirme. Una mentira es una mentira, sin importar la intención. Por tanto, no me dejes descubrir nuevamente que tus palabras son falsas. Si te encuentro con una mentira, te ignoraré completamente y ya no me asociaré contigo. ¿Puedes garantizarme eso?”

Justo cuando Long Siye estaba a punto de asentir, Gu Xijiu interrumpió repentinamente, “no te apresures en aceptar, todavía tengo más que decir. Te daré una oportunidad más. Ahora puedes hablar con la verdad. Si dices la verdad, te prometo que no te culparé por ello, incluso reconsideraré la relación entre nosotros, pero si pierdes la oportunidad esta noche, no te daré de nuevo otra oportunidad. Ahora, ¿todavía puedes garantizar eso?”

Sus ojos eran tan brillantes como las estrellas. Tenía una mirada aguda en sus ojos, esperando la respuesta de Long Siye.

Long Siye no vacilo, “¡Xijiu, te lo prometo! ¡Todo lo que te he dicho esta noche es verdad!”

Gu Xijiu cerró sus ojos ligeramente. Entonces abrió sus ojos para mirarlo, “por favor, dame unos días para considerarlo. No puedo darte la respuesta en este momento”.

“Xijiu, puedo esperar, siempre te he estado esperando”, dijo Long Siye, gentilmente.

Estaba allí con sus túnicas ondeadas por la suave brisa. Parecía más guapo con sus ojos brillantes como la luna.

Le recordaba un poema sobre una historia de amor.

Quizás fue el Día de San Valentín lo que la conmovió un poco. Podía sentir una sensación de calor en su corazón.

“¡Ah, ha confesado! ¡La pareja finalmente había confesado!”