VVC – Capítulo 657

0

Capítulo 657: Me gusta


Lan Waihu, que estaba parada a su lado, llevaba un vestido rosa claro. Se vistió en tonos pálidos y parecía ser tan adorable como una muñeca de porcelana.

Sus apariencias eran extrañamente hermosas. Aunque había una gran multitud en la tienda, Gu Xijiu aún podía encontrarlos de inmediato.

Lan Waihu sostenía un Pendiente de Jade de Ojo de Zorro en su mano y se lo mostró a Yan Chen, “Hermano Yan Chen, ¿qué piensas de este pendiente de jade?”

Yan Chen le dio un breve vistazo y dijo despreocupadamente, “no está mal”.

Lan Waihu sonrió con sus ojos cerrados, “tomaré este, por favor envuélvamelo”.

Justo cuando Yan Chen estaba a punto de sacar su dinero, Lan Waihu lo detuvo y le dijo sonriente, “lo comprare, así que no tienes que pagarlo”.

Yan Chen pareció sorprendido, pero estuvo de acuerdo.

El jefe le entregó a Lan Waihu el pendiente de jade y la felicito, “Señorita, tiene buenos ojos, definitivamente se verá bien con el pendiente si se lo da al hombre que está a su lado”.

Mientras Lan Waihu guardaba el pendiente de jade en su bolso, miró hacia atrás con sus ojos brillantemente abiertos, “no se lo daré a él”.

El jefe quedó sin palabras por un momento.

Yan Chen quedó atónito por un tiempo. Se compuso y preguntó, “¿a quién se lo darás?”

“Qian Lingyu”, respondió Lan Waihu, sin dudarlo.

Yan Chen no sabía qué decir.

Fue una gran sorpresa para Gu Xijiu que estaba viendo esto desde lejos.

¿Ella se enamoró de Qian Lingyu? ¿Cómo podía no darse cuenta ya que había pasado tanto tiempo con ambos?

Yan Chen parecía descontento, “¿Por qué… se lo darás a él?” Si no fuera por él que siempre había tenido un buen control, habría cambiado completamente su rostro en ese momento.

Lan Waihu no era consciente del desagrado de Yan Chen y le contestó intuitivamente, “es mi amigo. Debe estar realmente aburrido en las montañas, ya que no es capaz de ver todas estas cosas. Lo estoy comprando para hacerlo feliz”.

Yan Chen estaba perdido de palabras.

Mientras hablaba, los ojos de ella atraparon otra horquilla de jade en el mostrador. Se dio la vuelta y preguntó, “Hermano Yan Chen, ¿qué hay de esta horquilla de jade?”

Yan Chen la miró inexpresivamente, “No está mal. ¿A quién se lo darás, en esta ocasión? No se lo vas a dar de nuevo a Qian Lingyu, ¿o sí?”

“Por supuesto que no, la daré a Xijiu. Mis dos amigos recibirán algo, no puedo ser imparcial con ninguno. Jefe, también quiero esto, envuélvalo, envuélvalo”.

El jefe miró a Yan Chen con simpatía mientras envolvía la horquilla de jade.

Como el jefe de la tienda de accesorios de jade, definitivamente le gustaría obtener más ventas. Ciertamente, tenía que recordarle a la dama haciéndole algunas preguntas, “Señorita, ¿le gustaría comprar algo para el joven que está a su lado? Con una apariencia tan atractiva, definitivamente se verá genial con cualquier cosa. Vamos, vamos, ¿qué pasa con este jade de cintura? El color es lindo y el material es excelente. Le queda perfecto”.

Lan Waihu le dio una mirada a Yan Chen y lo miró a los ojos. Él la estaba mirando impasible.

Lan Waihu sacudió su cabeza, “él está aquí, por lo que puede comprarlo él mismo si le gusta algo. No necesita que yo pagué por él. Además, es más rico que yo. Ya he gastado casi todo mi dinero”. Sacudió el bolso en su mano y escuchó el tintineante sonido de las platas. No quedaban muchas.

“¡Me gusta!” Dijo Yan Chen abruptamente.

Lan Waihu parpadeó hacia él, “¿ah? Si te gusta deberías comprarlo”.

“¡Quiero que lo compres para mí!”

Lan Waihu fue aturdida. Lo miró y le dio otro vistazo a su bolso, “no me queda dinero. Recuerdo claramente que tu aún tienes mucho dinero…”

“¡Puedo prestarte el dinero!” Yan Chen la interrumpió, nuevamente.