VVC – Capítulo 654

0

Capítulo 654: ¡No me engañes!


En cambio, el cumpleaños de Gu Xijiu en esta vida era el 10 de julio. Había una diferencia de tres días.

En este mundo, el siete de julio también se conocía como el Día de San Valentín.

En este día, los hombres y las mujeres jóvenes se juntaban y se divertían juntos, especialmente para aquellos que se amaban el uno al otro. Saldrían juntos en una cita, tomados de la mano.

Como los estudiantes en el Salón Tianju ya eran élites con su poder espiritual en el nivel seis y superior, tenían la edad adecuada para casarse. Sin embargo, no se les permitía descuidar sus estudios. Por tanto, no podían casarse antes de que terminaran oficialmente la escuela.

Sin embargo, se les permitía ir a citas, siempre y cuando no quedarán embarazadas.

Por la noche, Yan Chen fue a recoger a Lan Waihu, diciendo que estaba a punto de llevarla a un lugar para pasar el rato.

Lan Waihu había estado practicando duro recientemente, por lo que estaba encantada cuando llegó el momento de salir a divertirse. Sin embargo, estaba un poco preocupada de que Gu Xijiu estuviera sola. Con los ojos bien abiertos, preguntó, “Xijiu, ¿puedes venir con nosotros?”

Gu Xijiu era muy consciente de su demostración pública de afecto, por lo que no deseaba convertirse en la ‘tercera rueda’ en su cita. Agitó su mano con un suspiro para que la dejaran en paz. No se olvidó de recordarles, “¡Coman bien! ¡Diviértanse!”

Qian Lingyu agito su mano hacia Lan Waihu, “¡sólo relájate y diviértete! Esta noche estaré con Xijiu y prometo no dejarla sola”.

Él había hecho semejante promesa.

Gu Xijiu quedo sin palabras. Dijo mientras lo pateaba a un lado, “¡tú también me vas a dejar en paz!”

Qian Lingyu fue impactado por la fuerza de su patada y dio una vuelta en el aire. Después aterrizó en el suelo. “Una dama tan grosera, realmente deseo estar a tu lado esta noche”.

“Innecesario”, dijo Gu Xijiu mientras se daba la vuelta para irse.

“Suspiro, Xijiu, Xijiu, está prohibido salir del Salón Tianju esta noche. ¿Deberíamos ir a la ciudad bajo de las montañas? Allí hay actividad”, dijo Qian Lingyu, mientras saltaba en reversa para alcanzar su paso.

“No estoy interesada”.

“Será realmente divertido. Vamos. Vamos. Es patético para mí también pasar la noche solo”.

“Entonces, encuentra a alguien más que pase la tarde contigo”.

“No pude. Nadie quería estar conmigo”.

“No me engañes, ¿realmente crees que no lo sé? El número de todas las chicas a quienes les gustas puede formar fácilmente una clase”. Gu Xijiu no tomó sus palabras en serio y vio a través de sus mentiras.

Desde que el joven recuperó su poder y ganó grandes batallas, todas las chicas estaban realmente interesadas en él. Él incluso hizo crecer algunas admiradoras.

No eran sólo de la clase Liuyun. Algunas incluso eran de la clase Ziyun.

Cada vez que su equipo iba a las batallas, algunas de sus fanáticas definitivamente estarían allí para animarlo.

Si él decía que sí, las damas definitivamente estarían dispuestas a pasar el Día de San Valentín con él.

“¡Pero ellas no son tú!” Las palabras escaparon de sus labios.

Gu Xijiu alzó sus cejas. Rápidamente, Qian Lingyu cambió sus palabras. “Estoy más familiarizado contigo, así que será más divertido pasar el tiempo con alguien que yo conozco. Sería aburrido estar con ellas”.

Gu Xijiu le dio unas palmaditas en el hombro mientras le ofrecía un consejo importante, “jovencito, deberías pasar el día con tu amante o contigo mismo. Si estás realmente aburrido, puedes reunirte con tu hermano y volverte loco”.

Era reacia a discutir más con él, por lo que se giró y se teletransportó lejos.

Gu Xijiu no tenía la intención de pasar la noche en su casa sin hacer nada  Ella fue a visitar la ciudad ella misma con el Llamador del Viento.

Este fue excepcionalmente rápido. Fueron capaces de llegar allí en una hora.

Era casi de noche, así que la ciudad ya estaba bastante viva con su actividad.

Probablemente era debido a su proximidad con el Salón Tianju, pero la ciudad estaba muy tranquila bajo su protección.

Las guerras ocasionales de los últimos años no afectaban fácilmente a la ciudad. Además, toda clase de malhechores no se atrevería a provocar a la ciudad o crear disturbios.