VVC – Capítulo 653

0

Capítulo 653: Maldita sea, ella realmente no tiene el corazón roto


Yan Chen quedó sin palabras.

Era raro para él que no respondiera.

Muy pocas veces decía tanto de una sola vez. Parecía que realmente pensaba que ella estaba desconsolada y quería consolarla.

Ella chasqueó con su lengua. Sus palabras consoladoras no parecían funcionar bien.

Gu Xijiu le dio un vistazo y estaba decidida a obtener algo de información de él mientras se sentía blando, “por cierto, ¿conoces las tácticas más comunes que Yun Qingluo y su equipo suelen utilizar? ¿Qué clase de elementos? Ven y cuéntame sobre ello. Necesito esas cosas para distraerme de esos pensamientos”.

Yan Chen no dijo nada.

Realmente estaba sin palabras, pero finalmente podía estar tranquilo con la idea de que Gu Xijiu estaba realmente allí para estudiar sus estrategias.

“Como uno de los miembros del panel de jueces, no voy a filtrar ningún secreto con respecto a los equipos competidores”, dijo Yan Chen con toda seriedad y rectitud.

Gu Xijiu respondió con un gruñido pero no se sorprendió. Yan Chen siempre había sido justo y cuadrado en su trabajo. De lo contrario, no habrían permitido que un alumno se convirtiera en uno de los jueces de la competencia.

Yan Chen le dio un vistazo a un lado de su rostro y pensó para sí mismo. Después dijo en voz baja, “Gu Xijiu, creo que incluso sin el nombre de El Señor, todavía eres capaz de viajar alrededor del mundo por tu cuenta”.

Gu Xijiu rio un poco y dijo, “desde luego”.

En realidad, sólo usaría el nombre de El Señor cuando intentara molestar a la gente y hacer que se marcharan. Aparte de eso, confiaba completamente de su propia capacidad.

Además, desde que El Señor se marchó, no mencionó ni una palabra sobre él delante de la gente, como el Mensajero Jiangshan le había dicho que hiciera.

Yan Chen guardó silencio por un momento. Desconcertado, miró a Gu Xijiu nuevamente y dijo, “Gu Xijiu, en realidad eres bastante atractiva, con buena apariencia, grandes habilidades y una personalidad increíble. Por lo que sé, hay algunos estudiantes en el Salón Tianju que son realmente aficionados de ti”.

“¿Y?” Gu Xijiu alzó su ceja. Yan Chen rara vez decía algo bueno de ella. En esta ocasión, incluso la elogió con muchas buenas palabras.

“Así que incluso si el Maestro Celestial Zuo avanzó y se sintió atraído por alguien más, no hay necesidad de que eso te rompa el corazón. Hay muchos peces en el mar”.

¡Maldita sea, eso nunca terminaba!

Estaba absolutamente bien, pero esa gente seguía diciéndolo, eso en efecto la estaba volviendo loca.

¿Tenía la frente marcada con un cartel que decía ‘rencor’?

¡Maldición, ella realmente no estaba desconsolada!

Cuando Gu Xijiu se ponía realmente furiosa, las consecuencias serían muy graves.

Sin vacilar, no esperó a que él terminara su oración antes de patearlo por el acantilado.

Yan Chen nunca espero meterse en problemas tratando de darle a alguien más algunas palabras de consuelo. La dama lo golpeó demasiado rápido y él no estaba en absoluto preparado para la patada. Cuando finalmente entendió lo que estaba ocurriendo, ya estaba volando por el acantilado como un meteoro cayendo.

Él estaba realmente molesto. Con su Kung Fu, no caería por los acantilados. Tras cinco minutos de caída libre, se elevó y aterrizó seguro en el suelo. Vio que Gu Xijiu todavía estaba allí, de pie no muy lejos de él. Lo miraba con un rostro sonriente.

“Tú… no te teletransportaste y escapaste…” Yan Chen estaba intensamente furioso. Sin embargo, era extraño ver a Gu Xijiu allí. No parecía preocuparse de que él realmente la golpeara.

“Yan Chen, lo siento, no quise patearte por el acantilado”, dijo Gu Xijiu sonriendo.

Yan Chen no supo qué decir. Obviamente lo había hecho a propósito.

“Yan Chen, no tomes venganza en tres días debido a la patada, por favor recuerda eso. Bien, nos vemos pronto”. Ella se dio la vuelta y se teletransportó tranquilamente.

Yan Chen no pudo evitar frotar el lugar entre sus cejas. La dama realmente lo estaba haciendo quedar sin palabras.

Sin embargo, al verla tan activa y animada, realmente no parecía una chica con el corazón roto.

Era la medianoche del 7 de julio en el Palacio Changsheng.

El cumpleaños de Gu Xijiu en su vida anterior era el 7 de julio, pero nadie lo sabía.