VVC – Capítulo 642

0

Capítulo 642: ¡Te animare!


Gu Xijiu asintió y sacó un pedazo de papel y escribió algunas palabras en él. Luego los llamó para que se acercaran, «¡este es un acuerdo de consentimiento, pueden luchar como quieran una vez que lo firmen!»

Huang Tianxing estaba atónito y miró a Gu Xijiu, «¿hablas en serio?» ¿No tomarás venganza incluso si la mato? De ninguna manera, Yan Chen no me dejaría ir…”

«Después de que firmes el acuerdo de consentimiento todo depende de Dios y nadie más pueda interferir. Yan Chen entiende eso y no irá tras de ti. Firmarlo o no, es tu decisión». Gu Xijiu dijo casualmente.

Huang Tianxing se decidió, «¡Bien! ¡Ustedes dos son testigos! ¡Firmen también con sus nombres!»

«¡Por supuesto!» Gu Xijiu firmó también con su nombre en el acuerdo.

Qian Lingyu confiaba en Gu Xijiu. Por tanto, también firmó su nombre.

Lan Waihu se veía pálida, pero se mordió sus labios y firmó con su nombre. La mano de Huang Tianxing en ese momento fue forzada. Estaría muy avergonzado si no firmara. Por tanto, también firmó.

Gu Xijiu agitó el acuerdo de consentimiento y sopló para secar la tinta. Sonrió fríamente y eso hizo temblar a Huang Tianxing.

Gu Xijiu miró a Lan Waihu, «Pequeño zorro, tu Kung Fu es definitivamente más fuerte que el suyo, pero eres blanda de corazón y no quieres herir a otras personas. Si puedes ser firme y estable, será una basura para ti. ¡Ahora es el momento de demostrar tu valor! Recuerda esto, la gente valiente siempre gana. ¡Ahora debes hacerlo lo mejor posible!”

Nadie podía vivir bajo las alas de otra persona por siempre. Lan Waihu necesitaba encontrar el valor para luchar. Siempre había tenido miedo de lastimar a alguien más ya que no era buena al controlar sus habilidades. Eso era muy común si fuera criada en una familia rica.

Sin embargo, ahora estaba en el Salón Tianju, donde sólo se respetarían a las élites. Sería intimidada todo el tiempo si no se alzara por sí misma. Por tanto, Gu Xijiu quería obligarla a superar sus miedos.

Lan Waihu la miró con un par de ojos brillantes. Aparentemente, Gu Xijiu la había inspirado y encontró su confianza.

Gu Xijiu sonrió y dijo, “¡te animare!» Luego dio un paso atrás, «¡Muy bien comencemos!»

Qian Lingyu todavía estaba preocupado y le preguntó suavemente a Gu Xijiu, «¿de verdad crees que puede hacerlo? Si es asesinada por ese idiota, Yan Chen vendrá detrás de nosotros en lugar de ir por Huang Tianxing…»

Gu Xijiu respondió, «¡no te preocupes! ¡Cuando no hay a dónde ir, un pequeño zorro puede convertirse en un lobo! Y, estoy aquí, ¿verdad?»

Lan Waihu y Huang Tianxing finalmente habían comenzado su batalla y el viento comenzó a arremolinarse junto con el polvo alrededor de ellos.

Inicialmente, Lan Waihu todavía estaba en desventaja debido a la fuerte historia con Huang Tianxing. Todavía estaba restringida por su pasado.

Qian Lingyu se estaba poniendo ansioso y siguió gritando, «¡Pequeño zorro! ¡Golpéalo! ¡Golpéalo! ¡No retrocedas!»

Gu Xijiu miró el campo de batalla y comenzó a contar, «2, 8.5, 4.3…»

Nadie sabía por qué estaba contando, pero Lan Waihu lo sabía. Gu Xijiu había numerado anteriormente los conjuntos de habilidades para poder recordarle a Lan Waihu. ¡Inicialmente, sólo se usaba durante su práctica, pero sorprendentemente, ahora podían usarlos!

Lan Waihu era bastante hábil en su Kung Fu, simplemente no sabía cuál debía aplicar cuando peleaba.