VVC – Capítulo 641

0

Capítulo 641: Xijiu, estoy tan avergonzada…


Gu Xijiu apareció en medio del aire y aterrizó a menos de medio metro delante del estudiante. Él se sorprendió e inconscientemente dio un paso atrás. Cuando pudo ver quién era, dijo, «¡eres tú!»

Gu Xijiu ni siquiera se molestó con él y le dio la mano a Lan Waihu, «levántate, niña».

Los ojos de Lan Waihu brillaban, pero estaba avergonzada, «Xijiu, estoy tan avergonzada…»

«¿Estás aquí para ayudarla? ¡Jaja! ¿Me vas a dar una paliza en un grupo?» El estudiante estaba provocando a Gu Xijiu.

Ella no le respondió, más bien verificó el pulso de Lan Waihu. Se dio cuenta de que el pequeño zorro tenía una lesión menor dentro de su cuerpo, pero sus heridas en el exterior no eran muy graves. Gu Xijiu le dio una pastilla a Lan Waihu y le pidió que la consumiera. Entonces preguntó, «¿qué ocurrió?»

De hecho, fue claro como el cristal. Todos sabían que debía haber estudiantes malvados incluso en la clase élite. El que estaba frente a ellos era el peor estudiante de la clase Ziyun y tenía un nombre genial, Huang Tianxing. Lan Waihu fue una vez su compañera de clase. Desde entonces siempre fue el último alumno de la clase Ziyun, intimidó y golpeó a Lan Waihu, que era peor que él para lograr un equilibrio psicológico.

Él quizás no era una persona poderosa, pero era astuto. Nunca había dejado ninguna herida física en el cuerpo de Lan Waihu y aunque lo hiciera, no estaría expuesta. Típicamente, estarían en su abdomen, muslos… o en cualquier lugar que pudiera estar cubierto por su vestido.

Como no era fácil ser vista y también porque Lan Waihu era una niña terca, la mayoría de las veces no le contaba nada a Yan Chen. Por tanto, ese bastardo empeoró y fue a buscarla cada tres o cinco días. Cuando Gu Xijiu llegó al Salón Tianju, a ese pequeño zorro le gustaba seguirla a todas partes. Por tanto, él ya no tenía la oportunidad de intimidar a Lan Waihu.

Desafortunadamente, Lan Waihu fue acorralada en esa ocasión.

Probablemente había escuchado la noticia de que Lan Waihu derrotó a los estudiantes en la clase Liuyun y se destacó a sí misma. No podía creer que una persona tan débil pudiera ganar, por lo que la obligó a pelear con él.

Ella le tenía miedo y también lo odiaba mucho. No quería pelear con él, pero él simplemente no quería dejarla ir. Al final, incluso la obligó a pelear y Lan Waihu fue derrotada y recibió una fuerte paliza.

Afortunadamente, Gu Xijiu apareció. Qian Lingyu también llegó mientras Lan Waihu le contaba la serie de eventos. Él se enojó mucho y quiso golpear al estudiante cuando vio que la pequeña recibió una paliza tan fuerte.

Huang Tianxing estaba definitivamente asustado ya que incluso un gran tigre le temería a una manada de lobos. ¡Desafortunadamente, era un tigre pésimo!

Estaba asustado, pero no lo mostró en su rostro, «ah, vas a pelear conmigo en grupo ¿eh? ¡Jaja! Estábamos peleando de manera apropiada, debería soportar las consecuencias de ser derrotada…»

Qian Lingyu estaba extremadamente enojado, «¿crees que mereces nuestros esfuerzos? ¡Puedo derrotarte solo!»

Huang Tianxing dio un paso atrás, «¡acabo de terminar una batalla! ¡No serás un gran hombre, incluso si me derrotas!»

Gu Xijiu tocó el hombro de Lan Waihu y le preguntó, «¿confías en mí, Pequeño Zorro?»

Lan Waihu quedó atónita por un segundo y asintió, «¡por supuesto!»

«¡Está bien, entonces pelea! No te preocupes, puedes ganar con tus habilidades. ¡No dejes que nada te contenga!» Gu Xijiu miró a Huang Tianxing y preguntó, «¿te atreves a luchar contra ella de nuevo?”

Huang Tianxing levantó la barbilla y respondió, “¿por qué no? ¡Mientras no tengas miedo de que la vuelva a golpear!”