VVC – Capítulo 634

0

Capítulo 634: Gu Xijiu aún lo ignoraba.


Yan Chen tenía una personalidad muy admirable. Aunque siempre era frio, mantenía una buena relación con sus compañeros. Él también se estaba acomodando. Cada vez que sus amigos encontraban dificultades y buscaban su ayuda, siempre daba lo mejor. Era muy capaz y también era bastante guapo. Por tanto, emergió como un ídolo entre las estudiantes e incluso algunos de los estudiantes lo admiraban.

A pesar de su excelente carácter, en esa ocasión había sido irritado por Gu Xijiu. Hubo momentos en que Yan Chen sintió que quería pelear con ella. El único problema era que Gu Xijiu era un estudiante de la clase Liuyun y todavía era una estudiante nueva. Yan Chen estaba en la clase Ziyun y era un estudiante de nivel superior. La gente indudablemente lo acusaría de acosó.

Estaba furioso con ella, pero no podía hacer nada. Las acciones de Gu Xijiu llevaron a Yan Chen hasta sus límites. A él siempre le gustaba hacer las cosas solo, pero en esa ocasión comenzó a formar un equipo. Una vez que hubo más gente, Lu Wu no podía esconderse secretamente para causarle más problemas, por tanto mejorando sus probabilidades.

Por supuesto, no dejaría ir a Gu Xijiu tan fácilmente. También quería darle problemas. Tenía elementos de poder espiritual tierra y trueno y era dominante en ambas habilidades. En ocasiones, cuando Gu Xijiu caminaba casualmente, había una piedra grande o un gran agujero que aparecía repentinamente frente a ella.

Con toda esa historia de fondo, era claro como el día que a Gu Xijiu no le gustaba Yan Chen y se había convertido en un hábito para ambos establecer trampas uno con el otro. Entonces, cuando Gu Xijiu vio a Yan Chen, su reacción fue saltar inmediatamente y establecer una barrera frente a ella.

¡Yan Chen casi se estrelló contra ella! Se sorprendió pero no contraatacó. Usó su espada para golpear la barrera y emitió una flama para demolerla. Entonces, guardó su espada y se paró junto a Gu Xijiu, “¿estás enseñándole técnicas de batalla de Waihu?”

Gu Xijiu pensó que estaba preguntando tonterías, por lo que lo ignoró

“De hecho, Waihu no es estúpida…” continuó Yan Chen.

Gu Xijiu continuó ignorándolo. Quería enfocarse en planear estrategias para su próxima batalla alrededor de las habilidades de Lan Waihu.

“Sólo no es apta para el combate. Le he enseñado antes y no pudo recordar todas sus habilidades. Ya no quiero verla sufrir por la decepción, es por eso que no la dejé unirse en las siguientes batallas. Ya no quiero que se lastime…” Yan Chen siguió hablando para sí mismo.

Gu Xijiu fue interrumpida por él y comenzó a sentirse impaciente.

“Gu Xijiu, no me importa cuál es tu propósito al entrenarla. Por favor, no la lastimes. Si no me te agrado, puedes vengarte de mí, pero por favor no la uses como una ficha”.

Gu Xijiu finalmente respondió enojada, “¿eres un monje? ¿Por qué sigues molestándome? Realmente no me agradas, pero eso no tiene nada que ver con Lan Waihu. Ambos son personas diferentes. No eres su padre, ¿por qué la lastimaría debido a ti?”

Yan Chen permaneció en silencio.

Gu Xijiu continuó, “sigues diciendo que no quieres lastimarla y no la dejas participar para protegerla… ¿Sabes por qué está aislada en la clase? ¿Sabes que no hay nadie quiere emparejarse con ella? ¡Si no la dejas intentarlo sólo porque no quieres lastimarla, entonces tú la estás lastimando! ¿Realmente quieres tratarla como un pájaro encerrado en una jaula?”

Yan Chen permaneció en silencio.

Gu Xijiu no se detuvo, “no creo que ni siquiera haya un simple conjunto de habilidades que Lan Waihu pueda dominar”.

Repentinamente, se detuvo porque una idea pasó por su mente. Era más importante dominar algunas habilidades simples que el aprender muchos trucos. Mientras Lan Waihu pueda dominar algunos trucos simples, podía ser posible que los recordara.