VVC – Capítulo 619

0

Capítulo 619: No perder una ganga


Era talentosa. Pudo dominar el hechizo venenoso al apogeo de la perfección dentro de meses. No era algo que otros pudieran dominar profundamente incluso con años de práctica. Su amigo se dio cuenta de que era un verdadero talento y así se la presentó a su maestro. Su Maestro se recluyó así mismo en un pueblo remoto alrededor de las montañas y no reclutaría simplemente a un discípulo. Sin embargo, él había sido como un viejo amigo de ella desde el momento en que se encontraron e incluso le había regalado un libro de hechizos venenosos.

Gu Xijiu había aprendido una variedad de habilidades durante los tiempos modernos, pero el Kung Fu y la medicina seguían siendo su foco central.

Se dio cuenta de que los hechizos venenosos siempre requerían insectos como ingrediente principal. A ella no le gustaban mucho los insectos. Además, generalmente requería el uso de sangre del practicante. Había demasiados fundamentos y restricciones. A pesar de que había aprendido una cantidad adecuada de conocimiento, nunca lo había usado o en realidad lo había practicado.

Sin embargo, todavía estaba interesada en resolver el hechizo venenoso, ya que ver las ‘pequeñas cosas’ siendo quemadas en cenizas le daban una sensación de satisfacción.

Por tanto, estudió las soluciones en el libro para aprender cómo resolver el hechizo venenoso. El libro no sólo tenía una variedad de hechizos y aplicaciones, también proporcionaba las soluciones necesarias a cada hechizo.

Ella no tenía a nadie quien estuviera envenenado como su sujeto de prueba, así que todo lo que pudo hacer era leer el libro.

Afortunadamente, tenía muy buena memoria, por lo que pudo recordar fácilmente todos los detalles después de leerlo.

Sólo quería hablar brevemente sobre la historia de su experiencia pasada de aprendizaje, ya que sentía que lo que había aprendido en tiempos modernos no tenía mucho que ver con la era actual. Él no podría hacer su presencia allí, sin importar cuán fuerte fuera su amigo.

Sin embargo, el Señor insistió en interrogarla con detalles precisos, incluidas las apariencias externas y las características de ambos hombres.

Al final, decidió darle a Gu Xijiu una pluma y papel. “Ven, dibújalos”.

Gu Xijiu quedó sin palabras durante un tiempo, pero era lo suficientemente inteligente como para explicar más, “¿de verdad sospechas que la persona detrás de esto es uno de ellos? No puede ser. Es una coincidencia para mí incluso llegar aquí. Es imposible para ellos estar también aquí, ya que viajar en el tiempo es un fenómeno muy raro”.

“Todo es posible. Sólo dibújalo, así puedo tener una referencia”.

“Entonces, deberías dibujar el rostro de los sospechosos y también mostrarme. Por cierto, ¿puedes también por favor dibujar un retrato de la persona detrás de la escena que viste de Qian Lingtian?” preguntó Gu Xijiu, mirando intensamente al Señor.

La joven nunca permitiría sufrir ninguna pérdida en un trato.

El Señor estuvo de acuerdo al final. Ambos comenzaron a dibujar los retratos sobre la mesa.

Algún tiempo después, una vez que un palo de incienso había terminado de quemarse, finalmente terminaron con los retratos. Intercambiaron sus dibujos el uno con el otro.

El retrato del Señor era muy realista, casi fiel a la vida. La persona misteriosa en su dibujo llevaba una túnica larga y blanca como la nieve que cubría todo su cuerpo de la cabeza a los pies. No había forma de saber su silueta o su género, pero de alguna manera podía sentir que su temperamento era malvado y extraño. Parecía que sólo aparecía durante la noche cuando no había absolutamente ninguna luna ni estrellas en el cielo. Hizo que su carne se contrajera al mirar el retrato.

Gu Xijiu hizo un boceto rápido con sólo unos pocos trazos para definir las características en el retrato. Aunque no era completamente similar a la vida, logró capturar las principales características de los personajes.

Su amigo era un hombre apuesto con labios rojos y dientes blancos. Su sonrisa era radiante y brillante.

Sin embargo, el maestro quien residía en las montañas remotas parecía ser muy diferente. Llevaba una túnica larga de yute. Parecía ser alto, recto y delgado, pero sus rasgos faciales no eran claros, ya que era un hombre muy barbudo. Su vello facial era lo suficientemente largo como para cubrir su rostro, por lo que sus rasgos faciales estaban ocultos bajo este.

Gu Xijiu había dejado en claro que el maestro era alguien con una personalidad extraña. Era un hombre de pocas palabras y no siempre se mostraba. Incluso cuando estaba enseñándole, apenas mostró su rostro. Siempre le hablaba desde el interior de la casa mientras ella escuchaba desde afuera. El número de veces en sus reuniones podía contarse fácilmente con sus dedos.