VVC – Capítulo 614

0

Capítulo 614: Cooperado con el Señor 6


Gu Canmo frunció su ceño. Aparentemente, ese hombre tenía un mal motivo pero él no sabía quién era. ¿Cuál era su propósito al obtener información sobre el Salón Tianju? ¿Cuál era su relación con el hombre vestido de verde?

Había innumerables misterios en la mente de todos, pero aún permanecían sin resolver.

Ese caso parecía haberse resuelto, pero el culpable aún no había sido capturado. Se volvió más complicado y confuso en ese punto.

Sin embargo, la buena noticia era que la espina en el Salón Tianju había sido eliminada. Qian Lingyu había vuelto a la normalidad, por lo que todavía se consideraba como un evento feliz.

El cielo estaba oscuro cuando Gu Xijiu siguió al Señor a su casa.

Estaba agotada por todo el día y se sentía un poco adormilada. Sin embargo, aún deseaba preguntarle al Señor sobre los resultados después de leer la memoria de Qian Lingtian.

Pero obviamente el Señor no quería hablar sobre eso. Cuando regresaron al patio trasero, agitó su mano y le pidió a Gu Xijiu que regresara y descansara, mientras caminaba de regreso a su propia casa.

Gu Xijiu no se dio por vencida. Estaba nerviosa e inmediatamente tiró de la manga del Señor, «Señor, ¿qué viste en su memoria? ¿Quién es el culpable de todos estos eventos? ¿Cuál fue su modus operandi? ¿Hay algunos otros cómplices?”

El Señor miró su mano en su manga. Esa pequeña se estaba sintiendo más cómoda cuando estaba con él. Realmente se atrevió a tirar de su manga…

Gu Xijiu también miró su mano y quedó atónita. Inmediatamente soltó su manga.

A ella no le gustaba tener contacto físico con un hombre. Por lo general, sólo le daba una palmadita a un hombre en su hombro si él era un amigo cercano.

Siempre había respetado al Señor. Aunque no le gustaba adorarlo como otras personas, todavía lo respetaba y nunca tuvo contacto físico con él.

En esa ocasión, tiró de la manga del señor como si fuera una nieta pidiéndole dulces a un abuelo…

¡Se sintió avergonzada!

La vista del Señor era muy agresiva. Cuando miró a Gu Xijiu, su ritmo cardíaco se aceleró.

Sin embargo, no quería rendirse. Aunque había soltado su manga, todavía lo miraba y esperaba una respuesta.

«¿Realmente quieres saber?»

«¡Sí!»

«Está bien, ven conmigo». El Señor tomó su mano y entró a su casa.

Su gran mano era cálida y seca, mientras que la de ella era pequeña.

Los latidos del corazón de Gu Xijiu se aceleraron aún más. Inconscientemente, quería deshacerse de él, pero él sujeto con fuerza y no era capaz de retirar su mano de la suya.

No podía usar su fuerza interior porque parecería demasiado obvio. También dudaba si tenía la habilidad de soltarlo.

Cuando Gu Xijiu estaba luchando, había sido llevada a la casa del Señor.

Lo que era aún peor era que ahora estaba en su habitación.

Cuando vio la gran cama, su rostro estaba caliente porque recordó la escena cuando accidentalmente se cayó en su cama.

¡Especialmente cuando vio el marco de la cama vacío y pensó en el paradero de las cortinas, su rostro se sonrojó aún más!

El Señor no se detuvo y siguió caminando hacia la cama.

¡Gu Xijiu estaba en pánico!

Ella se detuvo y dijo, «Señor, ¿puedes decirme aquí?»

Estaba preocupada de que el Señor la derribara, por lo que rápidamente se sentó en una silla y no se movió nuevamente.