VVC – Capítulo 611

0

Capítulo 611: Cooperado con el Señor 3


“En realidad, no estoy muy interesado en tu secreto, sino más bien en el proceso de tu explosión. Es raro ver un caso como el tuyo, así que me encantaría revisarlo”.

Qian Lingtian quedó sin palabras.

Estaba empapado en sudor mientras miraba al Señor, que ahora se estaba enrollando sus mangas. De alguna manera sintió que el Señor era algo diferente que antes.

Sin embargo, ahora tenía un miedo total de la muerte y no pensaba demasiado. Siguió retrocediendo y le suplicó al Señor, “no quiero explotar…”

“Estoy aquí para que no tengas que preocuparte. No explotaras. He pensado en algunas formas de eliminar el hechizo en ti. No entres en pánico. Primero, déjame intentarlo”. El Señor trató de dar un paso al frente.

“¡Señor, no puedes arriesgar tu propia vida por mí! Ese hombre me dijo antes que mi explosión sería la más poderosa. Está bien que yo muera pero no vale la pena arriesgar tu vida”. Qian Lingtian casi lloraba.

“¿Arriesgar mi vida?” Los párpados del Señor estuvieron ligeramente doblados y sus ojos se volvieron agudos, “te has sobrestimando a ti mismo”.

También era la primera vez que estudiaba ese caso, por lo que no podía garantizar si la explosión se anularía. Sin embargo, todavía era capaz de protegerse a sí mismo. El peor caso sería la destrucción del salón si la explosión sucedía.

Cuando el Señor perdió sus estribos, Qian Lingtian no se atrevió a moverse más.

Cuando se acercó, repentinamente miró detrás del Señor.

Él también sintió algo, así que se giró y miró, para su sorpresa.

Gu Xijiu estaba de pie no muy lejos de él. Aparentemente, acababa de teletransportarse allí. Aunque ya había aterrizado, su vestido todavía estaba revoloteando.

“¿Por qué regresaste?” El Señor no sabía cómo se sentía, pero los latidos en su corazón eran rápidos. ¿Había regresado para superar las dificultades con él?

Gu Xijiu dejó escapar un suspiro. Afortunadamente, el Señor no había comenzado.

“Señor, yo podría tener una manera de hacerlo confesar sin la necesidad de que explote”. Gu Xijiu estaba preocupada de que el Señor la echaría, por lo que inmediatamente explicó su propósito.

“¿Qué podemos hacer?” El Señor dio un paso atrás para poder estar al lado de ella y establecer secretamente una pequeña barrera mágica.

Qian Lingtian ahora era como un artefacto explosivo que podía explotar en cualquier momento. El Señor, no sabía lo peligroso que era y cuándo explotaría.

No estaba preocupado por sí mismo, pero Gu Xijiu era demasiado débil. Tenía que protegerla bien para que no corriera peligro.

En realidad, Gu Xijiu tuvo esa idea desde que conocieron al hombre vestido de verde, pero nunca tuvo la oportunidad de probarla. Ahora quería probarlo.

Miró al Señor, “Señor, ¿sabes cómo bajar la temperatura y disminuir la circulación sanguínea?”

El Señor asintió, “Brisa de Agua Helada. Puede bajar la temperatura del cuerpo dos grados y la sangre disminuirá a la mitad su velocidad normal”.

Los ojos de Gu Xijiu se iluminaron, “¡eso está bien!”

Pensó que el Señor era el mejor y que realmente era capaz de hacer cualquier cosa.

El Señor miró hacia sus ojos brillantes y sus curvados labios rojos. Repentinamente sintió que valía la pena que tomara el riesgo.

“¿Qué quieres hacer?” Pregunto directamente.

Gu Xijiu caminó alrededor de Qian Lingtian hasta que él se asustó de ella.

Tenía miedo, “Tú… ¿Qué sabes tú…? ¡El Señor… El Señor debe tener su propio método!

Si él realmente quería intentarlo, mejor dejaría que el Señor lo intentara así las posibilidades de sobrevivir serían más altas.

Después de todo, el Señor era un Dios y era rico en experiencia. Nadie sabía que tan alta era su habilidad pero debía tener una mejor forma de sanarlo.

Sin embargo, esa pequeña sólo era una adolescente. ¿Qué mejor idea podría tener ella? ¡Él no quería ser su rata!