VVC – Capítulo 606

0

Capítulo 606: El Mensajero Chenge fue pateado dentro


Era una droga mortal, y una vez que era tragada, la víctima moriría en cinco segundos. Gu Xijiu lo vio tragándose la droga, pero no lo detuvo.

Cinco segundos pasaron. 10 segundos pasaron. Qian Lingtian todavía estaba arrodillado allí y no murió. Sobraba decir que le sorprendió que la droga no funcionara. Se preguntó si la píldora era defectuosa, ya que se había estado escondida por mucho tiempo… o quizás era una droga falsa.

Gu Xijiu dijo perezosamente, “olvidé decirte que el incienso tiene otro efecto. Puede neutralizar todos los demás venenos que no son causados por el. Por tanto, es inútil incluso si te tragas un cuenco de tu droga letal”.

Qian Lingtian no podía creer su suerte. Todas sus alternativas se habían agotado en ese momento y habían sido cuidadosamente predichas por Gu Xijiu. No pudo hacer nada en ese momento.

Después de que Gu Xijiu emitió una señal, Gu Canmo y el resto rápidamente hicieron un hechizo con sus dedos para activar la formación. Hubo luces liberadas desde sus dedos y se disparó directamente al cuerpo de Qian Lingtian.

Él quería esconderse, pero su cuerpo era débil. Estaba más o menos inmóvil mientras miraba las coloridas luces que engulleron su cuerpo. Algo en su cuerpo comenzó a agitarse nerviosamente.

Sabía que era el veneno en el. El veneno que le dio la gloria infinita había sido desencadenado.

El salón todavía estaba silencioso. A los genios en el salón no les gustaba hacer ningún ruido a pesar de que estaban aturdidos.

Todo el mundo simplemente observó silenciosamente cómo todo se revelaba y no decía nada. Después de que las luces de colores mostraron ser efectivas, el rostro de Qian Lingtian se distorsionó y un gusano rojo salió de su cabeza.

El gusano medía medio pie de largo. Parecía una vena humana que seguía luchando. Era repugnante.

Cuando el gusano fue removido del cuerpo de Qian Lingtian, el halo espiritual que lo rodeaba se desvaneció. Estaba débil y parecía un perro abandonado.

Alguien con ojos muy agudos gritó rápidamente sorprendido, “¡su poder espiritual ahora es de nivel dos y medio!”

¡Qian Lingtian sudó profundamente y estaba desesperado! La persona que le dio el veneno le dijo antes que una vez que el veneno fuera removido de su cuerpo, su propio poder espiritual también sería degradado a la mitad. Por tanto, la fuente del veneno le aconsejó que lo considerara sabiamente antes de tomar su decisión.

Antes de robar el poder espiritual de Qian Lingyu, su poder espiritual estaba al nivel seis. Justo después de que le robó a Qian Lingyu, casi alcanzaba el nivel ocho. Eso también fue en parte debido a su práctica frecuente.

Qian Lingtian miró a Gu Xijiu como si estuviera mirando a su mayor enemigo. Sin embargo, Gu Xijiu no se molestó con él. Usaba una delgada cubierta de guantes y recogió el gusano venenoso.

Este fue atrapado de mala gana y siguió luchando en sus manos. Aunque era pequeño en tamaño, su fuerza era comparable a la de un pitón. Gu Xijiu sólo pudo sostenerlo gracias a su poder espiritual.

Caminó hacia Qian Lingyu, que estaba sentado con las piernas cruzadas en el suelo y pronunció unas pocas palabras, “quítate la camisa rápidamente”.

Qian Lingyu no conocía el proceso de eliminación del veneno, simplemente siguió lo que Gu Xijiu le pidió que hiciera.

Estaba indudablemente en estado de shock cuando le pidió que se quitara la camisa. Él miró alrededor de la multitud. Había hombres y mujeres de todas las edades rodeandolos.

Se sonrojó y dijo vacilando, “¿no puedo quitarmela…?”

“¡No, tienes que hacerlo!” Gu Xijiu lo interrumpió antes de que él pudiera terminar.