VVC – Capítulo 601

0

Capítulo 601: Interrogatorio


Justo cuando estaba a punto de recostarse a dormir una pequeña siesta, vio una chispa de fuegos artificiales a la distancia la cual rápidamente desapareció. Él no llevaba la herramienta necesaria para ver los fuegos artificiales, pero era casi imposible esconderlo.

Sabía que era la señal secreta que Gu Canmo siempre usaba para contactar a su gente. Probablemente hayan descubierto algo importante.

Usualmente, el Señor no se molestaría en saber qué ocurrió. Sin embargo, cuando cerró sus ojos, pensó en la acción de Gu Xijiu en el mercado nocturno.

La pequeña se había desempeñado bastante bien y muchas personas se sorprendieron. Él creía que esas personas la mirarían diferente cuando el sol saliera a la mañana siguiente y sus prejuicios desaparecerían lentamente.

Después de todo, la gente tiende a admirar a las personas talentosas y capaces. La pequeña ahora sería una súper estrella en el Salón Tianju como si fuera un diamante. Por tanto, El Señor no se sorprendió con su acción.

Sin embargo, no esperaba que fuera capaz de sobresalir en tan poco tiempo. Tal vez, ni siquiera necesitaba su consejo o clases intensivas. Ella todavía podría hacer su gran avance incluso si él no estuviera allí. En ese caso, ¿él debería simplemente irse en ese momento?

Alzó su cabeza y miró hacia afuera, se preguntó si el fuego artificial tenía algo que ver con Gu Xijiu. Se levantó y llamó a sus cuatro mensajeros, “den un vistazo y vean lo que está haciendo Gu Canmo”.

Los cuatro mensajeros se marcharon rápidamente sin ningún retraso. El Mensajero Shangshan había regresado después de un corto tiempo y se veía un poco extraño, “reportando al Señor: el castigador del Salón Tianju ha atrapado a un ladrón que robó algunas piedras espirituales. Lo están interrogando en este momento. Sin embargo, no está en el Salón de Penalidades sino en el Tribunal Lingfeng…”

El Señor frunció su ceño y esperó a que continuara la historia. El Mensajero Shangshan agregó, “no sé por qué la Señorita Gu también fue allí. Casi me estrello contra ella”.

El Señor permaneció en silencio.

El Mensajero Shangshan continuó hablando, “extraño… ¿qué está haciendo allí? ¿Va a interrogar al ladrón? Parece poco probable ya que todos en el Salón de Penalidades tienen experiencia al investigar crímenes. ¿Por qué necesitarían una pequeña para ayudar? Mi señor…”

Bajó la barbilla cuando habló y se dio cuenta de que no había respuesta proveniente de la dirección opuesta. No pudo evitar alzar su cabeza y darse cuenta de que el Señor se había ido.

El Mensajero Shangshan estaba sin palabras.

Qian Lingtian estaba muy feliz, pero su felicidad sólo duró hasta que se levantó después de su práctica de Kung Fu. Se sintió muy energético e inmediatamente hizo una voltereta hacia atrás cuando abrió sus ojos. ¡Sin embargo, quedó completamente atónito cuando vio a las cuatro personas frente a él!

¡Habían llegado cuatro de los ancianos del Departamento de Penalidades y parecían feroces! Inconscientemente, dio un paso atrás y dijo, “Cuatro ancianos, ustedes…”

“Qian Lingtian, se sospecha que estás involucrado en un robo de piedras espirituales. ¡Vamos!”

¡El corazón de Qian Lingtian latía con fuerza en su pecho ya que temía que descubrieran que había hechizado a Qian Lingyu! Se sintió aliviado de que no fuera así e inmediatamente afirmó que había sido objeto de injusticias y juró que no había robado ninguna piedra espiritual.

El Jefe del Departamento de Penalizaciones rio fríamente y corrió hacia él para atraparlo. Retiro el colgante de Qian Lingtian que siempre llevaba al cuello y luego lo tocó. El colgante se amplió inmediatamente y se convirtió en una bolsa de almacenamiento. Sacudió la bolsa y miles de piedras espirituales cayeron al suelo